domingo, 8 de julio de 2018

VÍCTIMAS DE DERECHAS


VÍCTIMAS DE DERECHAS
ANÍBAL MALVAR
La portada de ABC de esta mañana es más que elocuente. Aparece en ella un Pedro Sánchez desvalido, con lo grande que es, la mirada baja y rostro de martirio, postura copro-sedente y una nada abierta entre las manos como un periódico invisible. Normal que se haya quedado así, el hombre, si hacemos caso del titular: “El Gobierno contra el golpismo, solo por imperativo legal”.

Y es que Bieito Rubido tiene razones que el corazón no entiende. En su billete de la página dos, no solo alerta de la alianza del PSOE “con la extrema izquierda y los independentistas”, sino, lo que es más grave, que acusa al bello Pedro de pecado menos venial: “Lleva un mes en el poder y todavía no ha dado ni la primera rueda de prensa”.

Héte aquí la primera marca del hijo de Satán. Que no da ruedas de prensa. Ni en persona ni en plasma. Pero Rubido es el Van Helsing de la malhadada prensa española. Nos lo relata así: “Solo dos o tres medios alertamos acerca del desmontaje antidemocrático que se está perpetrando en la España actual”.

Esto de mirar al ABC como un hatajo de milicianos de la libertad de expresión es perspectiva que no había apreciado hasta la fecha.


El Alcázar tampoco se rinde en la redacción de El Mundo. La brillante y saltimbanqui columnista Emilia Landaluce nos explica así las razones por las que la familia Franco no va a querer hacerse cargo de los píos restos del dictador: “Por la imposibilidad de garantizar la seguridad (la dignidad) de esos huesos. Sobre todo, considerando el afán morboso de la izquierda por profanar tumbas. [Recuerden que durante la Guerra Civil, un miliciano se hizo una foto con el cuerpo incorrupto del emperador Carlos V]. ¿Quién sabe si algún pirado no sería capaz de robar el osario del caudillo y vandalizarlo vía You Tube? ¿O de machacar los huesos y venderlo como crecepelo?”.

Nada dice mi carissima amica de lo poco que profanan las derechas las tumbas de los enterrados en las cunetas, lo que daría más peso a su sesudo argumentario. Pero no se puede albergar todo el saber humano en una sola columna.

Nuestra derecha mediática se victimiza. Se siente acosada cual político neoliberal millonario abandonado en los arrabales de Caracas.

Por una senda van los hortelanos,
que es la sagrada hora del regreso,
con la sangre injuriada por el peso
de inviernos, primaveras y veranos.

Vienen de los esfuerzos sobrehumanos
y van a la canción, y van al beso,
y van dejando por el aire impreso
un olor de herramientas y de manos.

A mí me da muchísima ternura hernandeziana este desasosiego de la derecha cada vez que gobierna el PSOE. Sobre todo porque ya no está de moda recurrir a “una intervención militar inevitable”, como en otros tiempos de desórdenes y ratones coloraos.

En La Razón, nuestra derecha se siente incluso abandonada por el PP. ¿A quién se le ha ocurrido eso de democratizar el partido? El columnista Julio Valdeón está que se sube por las paredes: “Que las primarias son sinónimo de insolvencia intelectual, y a la postre de un férreo régimen de ocurrencias, puede constatarse con el fenómeno Podemos”.

Tenemos una derecha tan inteligente que se podría llamar bicéfala: cuando no gobierna da pena y, cuando gobierna, miedo. Me voy a profanar una tumba, como gustamos los rojos.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Seguidores