martes, 10 de julio de 2018

CARTA AL MAKO


CARTA AL MAKO
GORKA.
Casi cumplidos los 62, gravemente enfermo, con la vida realizada y amortizada, sin ninguna necesidad y por tanto fuera del escaparate de los “comprables”, solamente me mueve el ánimo de escribir, para que encontréis una versión distinta a la que los adversarios os transmiten y a la  que los allegados os remiten.
Esta versión os llega del “inguru” puesto que yo comienzo a mis 15 años en la lucha antifranquista y milito con Ezkerra y Shanti Potros ya desde aquellos primeros “Komandos EGI”. Una vez quemado para la ekintza, paso a la resistencia anti-franquista en ANV y me nombran Consejero en el Gobierno Vasco en el Exilio, cargo que el Lendakari Leizaola no acepta, por que no le prometo “obediencia personal” al margen del partido. Me llega la Transición con la responsabilidad de la Secretaría General de ANV y desde allí lucho tenazmente con Telesforo y Ziluaga para que HB sea una realidad. Elegido Parlamentario vascongado en la primera legislatura, en el año 1980 abandono todos mis cargos y la política definitivamente.
Nunca cobré de la política, y mis pagos parlamentarios pasaban directamente a HB para su mejor uso.
Mi visión política, (el cambio de la lucha armada por la lucha civil), ha sido oficialmente transmitida e invariable, desde Argala hasta hoy, cada vez que ha sido solicitada y los buruzagiak tienen conocimiento de ello.
Lo que ya no estoy seguro es que, vosotros los presos, tengáis noticia de que existen otras posturas, no traidoras, pero alejadas del militarismo. Por ello os envío estas pinceladas para consumo interno, que os pido no divulguéis, ni deis mayor importancia que la de una lectura tras la siesta, que espero por lo menos os entretenga.

MI DIMISIÓN
Mi visión de la política fue formada por  instructores militares del Eusko Gudarostea, cuando formaban unos grupos de oficiales  del futuro Ejercito Vasco de Euzkadi, para una vez caído el franquismo. Luego, esa visión militarista se fue enriqueciendo con el aporte político que tanto Telesforo como otros históricos de ANV-EAE, me fueron aportando.
Llegado el momento, aquello que preveíamos (Ruptura) no sirvió para nada, pues se produjo (Reforma) otra cosa distinta, que cogió a un sector de nuestra dirigencia despistado y del que hoy todavía no se ha repuesto, continuando en misión avestruz.
Por ello, creí y creo en la reconversión, y HB debió ser el cauce de expresión de la izquierda abertzale desde el 80, potenciando la autodisolución de la vanguardia armada.
Lo conseguido en la Transición, fue el resultado de una correlación de fuerzas, estatal y vasca, y toda la parafernalia estatutista, en gran medida, fue el fruto de la lucha abertzale de la que el PNV se apropió, desnaturalizó y mangoneó, por las ausencias de nuestra izquierda.
En un movimiento de liberación nacional, patriótico, de izquierdas o derechas, la parte militar debe siempre supeditarse a la civil, donde deben estar los líderes carismáticos con poder de convocatoria. Tuvimos el mayor y quizás irrepetible líder vasco de masas, Telesforo, y un infantil izquierdismo de concretos buruzagiak, le impidió realizar una tarea adecuada, supeditándolo a un seguidismo militarista.
Ello tuvo la consecuencia que el estatutismo vascongado fue asentándose y haciéndose mayoritario mientras  nuestra izquierda perdía sus miembros, de uno en uno, desde aquellos 250.000 vascongados que nos seguían ciegos, hasta los escasos 80.000 que hoy día siguen las consignas.
¿Os cuentan que las antaño manifestaciones multitudinarias que se hubieran convocado por la colocación de banderas españolas en Donosti y Bilbao, hoy son minoritarias y a veces ridículas?
Yo en el año 80 intuí que las posturas cerriles de ETA&HASI nos iban a traer estas consecuencias, y por ello dimití.
Y no por falta de ganas de luchar, si no por que al ser minoritarias mis posiciones, militar al fin y al cabo, disciplinadamente me plegué a la mayoría, pero no quise ser copartícipe de aquel desastre que intuía.
Tuvimos 300.000 mil partidarios dispuestos a todo, los presos en la calle, un partido legalizado, un gran periódico, y mucha ilusión. Hoy no tenemos nada.
¿Por qué nadie dimite y confiesa  el error?
Idígoras, en las reuniones interminables de la Mesa Nacional, cuando el que nosotros llamábamos “sector adokin” imponía una de sus tesis delirantes, solía decir: “Bien; de derrota en derrota hasta la victoria final”.
Cuanto recuerdo a Jon y sus juicios “cachondos” pero de gran profundidad e inteligencia, propios de un gran líder también desaprovechado.
Hoy, para mi desgracia, el tiempo me ha dado, nos ha dado a varios, la razón.

¿QUE HACER?
Como no soy Lenin, no tengo ni la menor idea, pero si ayer acerté, tengo credibilidad para echar otra intuición al aire.
Creo que cuanto antes, mejor ayer que hoy, debe producirse la autodisolución de la vanguardia militar ETA.
·        Perdido el contexto mundial de los 70 (guerrilla), y en fase derechizada, el entorno internacional nos es hostil e incluso los países de gobiernos populares recomiendan el abandono de las armas.
·        Perdido el tufo fascista de España, su actual democracia es homologable con la europea e incluso más profunda que otras del entorno.
·        Perdido el apoyo popular vasco y el respeto de la mayoría.
·        Perdidas todas las batallas emprendidas.
¿Qué otra alternativa se presenta?
La negociación será peor y sólo se hará si beneficia a la otra parte, pues hoy puede, por mucho ruido que se meta, aguantar cualquier tirón sin sufrir la mas mínima tensión, que de producirse, se produce entre la izquierda abertzale y masas simpatizantes. La lucha armada hoy refuerza y justifica al poder centralista.

UN FUTURO
Nunca hubo peor futuro para la causa vasca que aquellos años de posguerra y sin embargo la voluntad de unos pocos patriotas consiguió que, si no Euskalherria-Euzkadi, si al menos un “Euskadi”, siga vivo en el concierto internacional de los pueblos.
Sin vosotros trabajando por este nuestro pueblo, no habrá esperanza.
La trainera vasca necesita de todos sus remeros bogando juntos, aunque el timonel no sea el adecuado, y haciendo méritos para que el timón caiga en manos abertzales.
Vosotros hoy ya no sois rehenes, si no carnaza para el neofascismo vengativo. Ni las autoridades vascas ni españolas moverán un dedo por vuestra causa y el destino es negro para vosotros y estéril para la causa vasca.
Cuanto antes, por vosotros y por nosotros, debéis liberar a los activos de sus ekintzak, y detener un sinsentido, dando paso a una nueva etapa sin ETA, buscando a jóvenes que sepan subir a las poltronas sin mancharse y trabajar para adquirir la potencia que pueda cambiar el maldito rumbo de vuestras vidas encarcelados.
Hay que pedir mus urgentemente, pues con estas cartas, irremediablemente perdemos la partida. Ahora es cuando se necesita de vuestro valor y entrega. Morir de una vez es sencillo, lo difícil es morir día a día. Todos sabemos que metidos en ekintza, la energía se gasta en sobrevivir y el juicio no está claro. Vosotros, desde la distancia, podéis analizar mejor la situación e imponer a los activos la línea mas adecuada para que la causa vasca pueda mantenerse con futuro. Que Aitor os ilumine.
Agur bero bat.
Gorka.
En tierra vasca a Julio 2008.
 


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Seguidores