jueves, 30 de abril de 2015

MEJOR CUANDO IMPROVISAS, UNA NOVELA DE JUAN IGNACIO ROYO

MEJOR CUANDO IMPROVISAS, UNA NOVELA DE JUAN IGNACIO ROYO

EL ESCOBILLON

“A pesar de que siento deseos de volver con ella, me resisto. Intento convencerme de que alejarla es lo correcto. Debo ser fuerte para razonar lo que me conviene. A ningún ser humano se le permite hacer lo que le venga en gana.

Las apariencias son importantes. Y una relación con ella dañaría mi reputación. Carezco de la fortuna necesaria para que se me perdone la extravagancia de emparejarme con una adolescente, casi una niña llegada de otro planeta. Para sobrevivir necesito ser aceptado en mi entorno profesional. Me conviene parecer serio y razonable. Ya tengo sesenta años. No puedo correr riesgos, se acercan los últimos capítulos de mi vida. Tal vez no pueda ser feliz, pero sí, al menos, digno.”

Mejor cuando improvisas es la tercera novela de Juan Ignacio Royo, un escritor que deja tras de sí un interesante e irónico díptico sobre Canarias en títulos como El fulgor del barranco, que se desarrolla en la capital tinerfeña días antes del alzamiento militar de julio de 1936, y Puerto Santo, donde recrea una geografía paralela en la que narra en clave de sainete, más próximo al universo de don Luis García Berlanga que al de don Ramón María del Valle Inclán, cómo afecta a los protagonistas de esa localidad el anuncio de una invasión norteamericana a finales del siglo XIX.

En estas dos novelas se podía entrever por donde iban las preocupaciones literarias de su autor, aunque con Mejor cuando improvisas rompe literalmente con lo anterior  para presentarnos a un escritor más seguro de sí mismo, pese a que siga necesitando observar con cristales cóncavos y convexos sus relatos.

Con su última novela, Juan Ignacio Royo se nos revela como un escritor que sin perder como norte su sentido del humor, un humor un tanto cáustico y distanciado, bastardamente británico en el mejor sentido del término, habla de cosas tan serias como la soledad, más que amor, el sexo, y los prejuicios que nos definen y al mismo tiempo nos delatan como personas digamos sensatas.

La historia de Mejor cuando improvisas, que se abre como una bellísima y entiendo que profética cita del músico y compositor estadounidense George Gershwin: “En cierto modo la vida es como el jazz, es mejor cuando improvisas”, cuenta cómo un abogado sesentón, divorciado y que ha superado un cáncer mantiene una relación con una boliviana a la que le triplica la edad en una capital de provincias, que no es otra que Santa Cruz de Tenerife, en la que conviven realidades tan distantes y opuestas que dibujan dentro de esa misma urbe otras muchas ciudades.

Narrada en primera persona por el protagonista de esta salvaje aunque breve –lo bueno, si breve, dos veces bueno– historia de amor, Mejor cuando improvisas es una gozosa pero también políticamente incorrecta historia sobre un hombre solitario y aburrido, aficionado al jazz y noctámbulo vocacional en el que prende la chispa de la aventura, más que amorosa, sexual, cuando la casualidad le presenta a una boliviana de 19 años que no parece tener esa edad, sino la de una menor.

Esta novela pasará a la historia de las letras que en la actualidad se escriben en este archipiélago –y que si por algo se caracterizan es por su contenida cautela– por la descripción tragicómica del primer escarceo sexual que mantiene su protagonista con esa mujer a la que además de triplicar en edad, triplica también en estatura. Un gigante que de pronto descubre que no quiere estar solo y una inmigrante ingenua que solo quiere vivir en España.

He aquí solo un ejemplo de tan entusiasta como frustrante unión de esos dos, presuntamente, antagónicos personajes:

“Mi cuerpo es demasiado grande, demasiado blanco, el vello afea el tono lechoso de mi piel. La cicatriz morada de la operación que extirpó el cáncer refulge con aspecto mórbido, como si me hubiesen asestado una cuchillada mafiosa. Me avergüenzo de mi aspecto físico envejecido, de mis muchos años. Ya no hay vuelta atrás. Ella se arrima a la pared para dejarme sitio. Apenas hay espacio. Me acomodo con la sensación del oso que irrumpe con torpeza en la madriguera ajena. La litera cruje como si fuera a estallar en mil pedazos.”

Orbitan en torno al protagonista otros personajes, como las primas de la chiquilla, las compañeras de trabajo del abogado y una ciudad, Santa Cruz de Tenerife, que brilla en mi imaginación con un esplendoroso blanco y negro, pero ese blanco y negro que ocupan más los grises que las sombras. Al fondo, y como metáfora, la estatua de José Murphy y Meade situada en la plaza de San Francisco. Un gigante de bronce que inclina la cabeza mientras lleva las manos escondidas en los bolsillos de su chaquetón de bronce.

Mejor cuando improvisas se lee de un tirón, apenas llega a las noventa páginas, y se trata de una de esas novelas que te permiten seguirlas sin que se borre la sonrisa en los labios. Sonrisa que en algunos casos puede cambiar en mueca ya que a veces se convierte, y se agradece, en un relato incómodo y tremendamente amargo a pesar del barniz de ironía que lo cubre.

Es probable que quien repare en esta novela la interprete como una nueva vuelta de tuerca de la Lolita de Nabokov, también como un cuento de gigantes y enanos, asegura al menos el escritor Jesús Castellano en la contraportada del libro, pero presumo que los objetivos de Juan Ignacio Royo no iban, y si iban funcionan de manera involuntaria, por esos lados.

En todo caso, y como ya anuncia su título, esta pequeña y para nada sutil bomba de relojería la entiendo como una reivindicación del déjate llevar, de improvisar para no terminar varados en la misma rutina que genera los miedos de todos los días.

Del vive hoy que mañana los dioses dirán.

Del manda a paseo lo que pienses de ti y lo que piensen los demás.

De que las cosas suelen salir mejor cuando, precisamente, improvisas.

Saludos, a leer que son dos días, desde este lado del ordenador.

ALEGORIA A LA CARNE Y AL ESPÍRITU, Angel Gustavo

ALEGORIA A LA CARNE Y AL ESPÍRITU, Angel Gustavo
 Concilia el pintor Ángel Gustavo lo espiritual y lo carnal, el amor entre la castidad y la lascivia entre lo físico y lo espiritual. El placer del espíritu y de nuestra carne.
Y para ello se desviste de lo preconcebido y nos presenta veintidós obras que son como pequeños murales al óleo sobre madera, donde invoca a las deidades de la sensualidad, el sentimiento del mundo de la pareja, lo romántico. La poesía disfrazada en su propia creación y en las imágenes simbólicas de sus propios personajes.
La magia de la mujer y el canto pastoril, la “Sensualidad al abrigo de margaritas” la Naturaleza en tonos amarillo verdoso representando la luz del día, donde parece que las flores tiemblan entre la intimidad de una pareja. Flores como símbolo erótico. Los estados emocionales. La alegoría a la atracción sexual. Y la virginidad y el beso y el abrazo pleno en figuras tan enroscadas que forman una única forma, un único cuerpo.
Nos transmite el sueño erótico, la atracción entre los sexos, el fuego sobre el fuego y la nobleza y el valor representado en el caballo blanco. Junto con seres que se deshacen de sus cuerpos mortales en posturas insólitas resaltando el movimiento, el volumen y la perspectiva. Seres que flotan en un salto cuántico, atraídos por una dimensión de energía o por la unión de una fuerza poderosa, irresistible.
Reflexiona Ángel Gustavo sobre el sentido de la vida y el misterio de la humanidad y lo relaciona con lo espiritual, con la Naturaleza y Dios como manifestación divina. Y nos presenta una faceta fantástica de la Pasión. Un Cristo que tiende sus brazos hacia su padre. La Muerte y Resurrección y la corona de espinas transformada en una corona de flores. La visión del alma.
Representaciones pictóricas de la eterna lucha de la tentación simbolizada en las alas de un ángel. Y una Anunciación y un boceto de mural que representa el Nacimiento del Niño Dios, con su cortejo sagrado, festivo, y el Misterio representado de una forma delicada. Una obra que es toda una sinfonía de color.  
Y quiero resaltar también el espléndido retrato de su mujer, titulado “Mi musa” en la que la poeta Mariló Álvarez posa a lo lejos, mira al pintor, en una imagen serena. Una obra que ganó el premio Liberty en Florencia.    
 “Alegoría a la carne y al espíritu” es una exposición basada en lo físico, en la carne, en la religiosidad, el misticismo y la espiritualidad. Representaciones pictóricas envueltas en sentimientos y símbolos que derivan hacia lo sensual y lo místico, no solo en los temas sino también en la forma estética: las líneas expresivas, las perspectivas, los cuerpos alargados, las cabelleras envolventes que pueblan las imágenes de nuestro pintor.
Una exposición alegórica que estremece por la poderosa sensación de un espacio ilusorio, tridimensional, en la que Ángel Gustavo, gran dibujante y maestro en el uso de la perspectiva y la profundidad consigue con una paleta rica en transparencias, en color y luz.
Una exposición que estará abierta desde el día 23 a las 20.00 horas hasta el día 10 de mayo en el Centro Comercial el Muelle. La Galería de arte dirigida por Diego Casimiro y Enmarcaciones Vidal, se encuentra en la segunda planta.

Blog-rosariovalcarcel.blogspot.com

LA MEDIOCRIDAD REINANTE

LA MEDIOCRIDAD REINANTE

Por Eduardo Sanguinetti
 Es evidente que los pueblos se niegan a modificar las reglas de juego de este sistema de castas donde los ricachones manipulan a gobernantes del planeta. ¿Qué ocurre? ¿Tienen temor a la represalia de estas lacras?, ¿les agrada la esclavitud a la que están sometidos?, ¿aceptan al dios dinero como deidad suprema?

Nada por encima de nuestra libertad, nada por encima de la verdad que debe imponerse a cualquier costo. Basta de farsa, basta de elecciones fraguadas en los hornos de las redacciones de los medios, basta de exclusión promocionando a cobardes, mezquinos, parásitos, incapaces, bocones…

La libertad se eleva por encima de todos los pactos celebrados en secreto, a espaldas del pueblo por presidentes traidores, estafadores, mentirosos, en desmedro de nuestra autonomía. Aun a riesgo de nuestras vidas, debemos elevarnos más allá del común denominador del yo y ser libres; el resto para cobardes, no hay espacio para tibios, ¡ya no!

Un ejemplo, que creo sintetiza mi pensar acerca de que todo lo que deba ser hecho se hará: ¿Quién hubiera pensado o intentado soñar que un tal Miguel del Sel se convierta en gobernador de la provincia de Santa Fe, Argentina?

Y bien, parece que lo será; sí, estimados lectores y lectoras, un perfecto Don Nadie fue votado por los habitantes de la “vanguardista” provincia de Santa Fe, tierra de Carlitos Monzón, Alberto Olmedo, el “Negro” Fontanarrosa, Eduardo Gudiño Kieffer y tantos talentos. ¿Adónde iremos a parar, argentinos, con estos candidatos y con el pueblo que los ha votado?

Parece broma, pero no; no sé si felicitar al pueblo santafecino o darle mi más sentido pésame… Y anuncio desde esta columna, que dentro de un tiempo, no lejano, Marcelo Tinelli puede sin lugar a dudas ser un candidato a la primera magistratura de la Argentina.

Basta todo un aparato de publicidad montado, apuntalado por las corporaciones económico mediáticas, para que estos casuales Don Nadie lleguen a puestos en el pasado considerados de trascendencia… y remitirse a ser un Selfie o una gigantografía al borde de alguna autopista, mostrando sus sonrientes y espantosos rostros, con frase asimilada, breve, vacua y un tanto estúpida, como: “pienso en tu futuro”, “puedo y quiero”, para desatar el clamor de un pueblo que los votará; no tienen idea por qué, pero no tienen dudas de que ven coronada su mediocridad en estos “mononeuronales” con fecha de vencimiento.

Un producto conformado por personajes sin trayectoria, sin discurso, sin memoria de lo que fue y sigue siendo: una Suramérica balcanizada; y no hay historia como la que soportamos, que no se modifique, a lo largo del acontecer de la civilización, que no llegue a un genocidio, ante este estado de cosas. Sutilmente ya estamos instalados en él.

Aún mantengo algún ideal y un par de ideas peregrinas que insisten en seguir permaneciendo en mí; no puedo ir contra mis limitaciones.

Solo el “derecho colectivo a soñar” puede equipararse en importancia con los derechos humanos en su concepción más amplia: económicos, sociales, culturales y de la persona.

El derecho a soñar es sinónimo de búsqueda de alternativas, en una construcción social cotidiana o en la elaboración de conceptos y teorías que promueven el bien común. Una apuesta a comprender de otra manera el planeta, la solidaridad internacional y las múltiples y variadas relaciones entre los seres humanos.

Espero que este “derecho colectivo a soñar” sea asimilado por todos los habitantes del planeta, sobre todo los que pretenden administrar los estados, tan mezquinos, ávidos, desenfocados, incapaces y sobre todo viviendo en una pesadilla que proyectan en sus actos de gobierno, divorciados de las realidades de los pueblos.

La esclavitud, sutilmente, suavemente, cruelmente, se está instalando en este planeta. Nunca dejó de estar presente, pero bajo simulaciones de inútiles democracias. El desparpajo tomó perfiles atroces…

Bien, ¿qué hacemos?

miércoles, 29 de abril de 2015

POR UN CAMINO PERDIDO

POR UN CAMINO PERDIDO

ANGHEL MORALES
 Dijo el Sabio Salomón
a quien lo quiso escuchar,
que a la gente del PP
no la debemos votar.

xxxx

Tiene Felipe González
una pinta de cabrón,
vendido al capitalismo
como todo dictador.

xxxx

Al alcalde de Valverde
lo han vuelto a condenar
y ni siquiera el supremo
lo ha querido perdonar.

xxxx

Madre, no quiero pagar
los impuestos este año,
pues no gano pa comer
¡esta vida es un engaño!
 Se ha vendido por parcelas
el Teide de mis amores,
ya nada nos pertenece
vaya partida mamones.

xxxx

El equipo del Tenerife
le va de mal en peor,
por culpa de un presidente
que se llama Concepción.

xxxx

Los muchachos del PP
han perdido los estribos,
por culpa de los corruptos
que hay en ese partido.

xxxx

No quiero amor con casada
porque esto no es buen querer,
ni tampoco con solteras
no me deja mi mujer.
Yo no quiero ser poeta
me cuesta el ritmo encontrar,
esta cosa de escribir
la hago por necesidad.

xxxx

Te quiero porque te quiero
es bonita la contienda,
espero que tanto amor
sea desgravado en Hacienda.

xxxx

Las calles de Santa Cruz
se encuentran llenas de rayas
y un guindilla que te multa
salga el sol por donde salga.

xxxx

Yo sigo siendo del campo
y quiero un mundo mejor,
no trabajar como un burro
en beneficio el patrón.

EL DESAHUCIO DEL AMOR

EL DESAHUCIO DEL
 AMOR

Por Francisco González Tejera
Ayoze entró taciturno, se equivocó de habitación varias veces, hasta que una enfermera lo guió hasta la camilla. La niña estaba consciente con un muñequito de Mickey abrazado, la madre con la cara desencajada: “Parece que está mejor, fue el jarabe”, dijo. Los ojos de la niña hablaban…

A la chiquilla no se le quitaba la tos desde que vino el agente judicial con la notificación de desahucio, se le había cronificado, una tos que no paraba en toda la noche, que la hacía llorar, que la asfixiaba, teniendo Julia que tenerla en los brazos, abrazarla suave, tranquilizarla en las madrugadas del dolor y la desesperación.

Guacimara solo tenía cuatro años, apenas había tenido contacto con su padre cuando lo ingresaron en prisión por varias causas pendientes, Ayoze estaba en el centro penitenciario de Juan Grande en Gran Canaria con una condena indefinida, pendiente de más juicios por agresiones y peleas, trapicheos de drogas en el barrio de Jinámar.

La tos no se quitaba, era imposible pararla, la casa no se podía pagar, a la joven madre la habían parado de aquel trabajo de cajera en el Hiperdino. En el Centro de Salud le habían mandado ya dos veces en un mes antibióticos pero era imposible, no sanaba y aquella noche que Ayoze estaba de permiso de fin de semana salieron hacia el Materno Infantil, antes en el consultorio del barrio un médico cubano le había mandado un nuevo jarabe que le hizo mal efecto, no paraba de vomitar, de gemir y casi había perdido el conocimiento en el taxi en plena autopista del sur de la isla.

Nada más llegar los enfermeros la metieron en la sala, solo pudo entrar su madre, allí le hicieron un lavado de estomago para después entubarla, dejarla en una camilla en un espacio recóndito de aquel espacio repleto de enfermitos

A las tres horas llamaron al padre por megafonía, el hombre estaba sentado con la cabeza entre las rodillas, desesperado, sin saber que pasaba dentro, la información era nula, no le daban datos en ventanilla, su aspecto carcelario generaba rechazo en parte del personal sanitario que esa noche estaba de turno.

Ayoze entró taciturno, se equivocó de habitación varias veces, hasta que una enfermera lo guió hasta la camilla. La niña estaba consciente con un muñequito de Mickey abrazado, la madre con la cara desencajada: “Parece que está mejor, fue el jarabe”, dijo. Los ojos de la niña hablaban, sus labios resecos se abrieron: “¿Papi te vas a quedar conmigo, no te vas a marchar?”.

El hombre llorando la abrazó: “¡Mi niña, mi amor, mi tesoro!”, con las lagrimas cayéndole por aquel rostro moreno y curtido en mil tristezas.

La chiquilla sonreía: “¿Jugamos un poco a los animales?” “Tú haces con tu mano el perrito, yo soy la ratita del cuento”.

La felicidad inundaba el corazón de aquella pareja destruida, la vida se llenaba de esperanza, los tres se quedaron tranquilos, jugando entre risas silenciosas, los ojos de Julia brillaban más que nunca, el resto no importaba, estaban juntos, se amaban como siempre, la lluvia caía fuera en San Cristóbal, cantaros de agua corrían por el asfalto, barranqueras hacia el cercano mar, ganas de desaparecer, de huir, no tener que entrar en la cárcel el lunes a primera hora de la mañana, que el desahucio anunciado del martes no se produjera, que la fantasía los enredara para siempre, los hiciera volar entre nubes de algodón hacia la ansiada libertad.

http://viajandoentrelatormenta.blogspot.com.es/

Imagen: Desahucio de Rufina en Cáceres sin ingresos y con seis hijos, el menor de un mes.

OTRO PRIMERO DE MAYO NEGRO

OTRO PRIMERO DE MAYO
 NEGRO

 Por Juan Henríquez
Razones para que la clase trabajadora salga a la calle las hay a miles, y cada día. Pero la celebración del 1º de Mayo tiene un componente singular que obliga a los sindicatos a convocar manifestaciones y la obligación de la clase trabajadora de acudir a la llamada sindical. Hablamos del 125 aniversario (1890/2015) desde que se celebrara por primera vez aquel 1º de Mayo.

Por supuesto que los sindicatos y sus dirigentes no atraviesan un buen momento, digámoslo con galantería: pasan por un momento de escasa credibilidad, por supuesto, por las políticas conservadoras que intentan aniquilarlos, pero también por comportamientos propios de dudosa gestión.

En Canarias, por supuesto, están todos metidos en el mismo chiquero. Y no diré más para no ensombrecer lo realmente importante: acudir masivamente a las manifestaciones convocadas para celebrar el 1º de Mayo.

Es un tópico, lo siento, pero en Canarias se multiplican las razones para salir a la calle el 1º de Mayo, que por cierto, es el próximo viernes. Más de 360.000 personas están en paro, y más del 50% no perciben ninguna ayuda; peor aún, si me lo permiten, el 60% de los afectados son jóvenes; pero tenemos que añadir que el hambre y la miseria retumban en los estómagos desnutridos de nuestros hombres y mujeres, destacando, que produce horror social, las carencias de una infancia a la que hemos abandonado a su suerte. Añadamos que para los trabajadores canarios/as, la crisis se ha impuesto con mayor virulencia, por ejemplo, en la pérdida de salarios; la reestructuración de las empresas, reduciendo las plantillas a la mínima expresión, ejemplo, las derivadas del turismo; la desorientación de los jóvenes en cuanto a su futuro profesional y laboral, es absoluta; y en otro orden de cosas, los derechos laborales y sociales han sido mutilados de raíz; y además, la educación, sanidad y dependencia, al borde del caos y muerte súbita.

Desde aquí los animo a gritar conmigo, con un par de cojones: ¡Viva el 1º de Mayo!

RÁPIDO...

RÁPIDO...

DUNIA SÁNCHEZ
Rápido.
Mareas negras que se nutren
De la esencia de la vida.
Y el llanto
De delfines abandonados
En los riscos del silencio.
Las lágrimas de las pardelas, de las gaviotas,
De aves que en su paso buscan la armonía de sus rutas.
Rápido, rápido.
Un halito maléfico viene
Insuflando las mareas oscuras
Sobre las rocas.
Un error.
El desconocimiento
De una esfera que rompe en agonía.
Rápido, rápido.
Qué débil somos
Envueltos en barca a la sombra
De una negritud
Embargándonos el aliento
De seguir adelante.
Solo el tiempo…
El tiempo volverá a ser eco
De la fecundación de la belleza.
Rápido. Rápido.
La muerte viene.
Muerte que con celeridad
Desorienta nuestras alas
En el hundimiento de los sentidos.

ANAGA, AL FONDO A LA IZQUIERDa


ANAGA, AL FONDO A LA IZQUIERDa

Rafael González Talavera*
Ahora que el Comité Científico de la UNESCO ha aceptado la propuesta del Macizo de Anaga como Reserva de la Biosfera y solo queda la decisión que tome dicho comité en la reunión que se celebrará en París a principios de Junio, me viene a la memoria el año 2003 y el radar de Taborno, donde la Consejería de Medio Ambiente del Cabildo de Tenerife que es la responsable del Parque Rural de Anaga, hizo dejación de sus obligaciones al haber permitido a Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea (AENA) una Licencia de Instalación para la sustitución de equipos VOR/DME por otros VOR DOPPLER/DME en pleno corazón del macizo de Anaga.

La licencia que fue concedida por el “poco impacto”, supuso la deforestación de más de 7000 m2 de laurisilva, el levantamiento de un muro de hormigón de 25 metros de largo por 3 de alto, un pasillo subterráneo de 50 metros de largo con habitación de 4 x 6  metros con salida de emergencia, en la zona conocida como Cruz de Taborno (Anaga), con catalogación LIC (Lugar de Importancia Comunitaria) Y ZEPA (Zona de Especial Protección para las Aves) “ANAGA” y código ES 7020095 de la RED NATURA 2000.

Las obras realizadas no se ajustaron a la licencia concedida y para terminar de completar el despropósito y la falta de sensibilidad los trabajos no se pararon durante  los meses de Abril y Julio, que es la época de anidamiento de la paloma turque y la paloma rabiche, aves protegidas por la Comunidad Europea.

El Ayuntamiento de Santa Cruz, el Cabildo y el Gobierno de Canarias que son las Administraciones Públicas que deben de adoptar las medidas necesarias para garantizar la conservación de las especies, de la flora y la fauna que viven en estado silvestre en nuestra Comunidad, con especial atención a las especies autóctonas, no supieron apreciar en el año 2003 los valores y la riqueza medioambiental de Anaga.

Soy optimista y deseo que los vecinos de Santa Cruz y de Tenerife en las elecciones del próximo 24 de mayo respalden el cambio que haga posible que entren a las administraciones públicas nuevos equipos que sepan defender y preservar la variedad, singularidad y belleza de nuestros ecosistemas y del paisaje, porque de lo contrario tengo dudas sobre el futuro de nuestro medioambiente y de Anaga.

* Candidato número cinco al Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife por SxTF Verdes

martes, 28 de abril de 2015

MAS TONTO QUE UN OBRERO DE DERECHAS

MAS TONTO QUE UN OBRERO DE DERECHAS

Anghel morales
 Dicen que votar, votar,
pero  yo no votaré,
ni a la casta del PSOE,
ni a la casta del PP.

xxxx

No votaré a Coalición
que es un grupo empresarial,
creado en tierra canaria
con la intención de mamar.

xxxx

Equipo del Tenerife
monotonía de jugar
y el cara de Concepción
que no se manda a mudar.

xxxx

No quiero amor con doncella,
que las casadas me dan,
todo lo que necesito,
me dicen si quiero mas.
 No existe un amor sincero
y sin un velo de cuernos,
por eso que el matrimonio
es purgatorio e infierno.

xxxx

Cuando me pongo a cantar
me sale la mala uva,
con las criticas a un mundo
que se convierte en basura.

xxxx

Nunca llores por amores,
porque es llorar en mojado,
que si un amor se marchó
otro nuevo está en el tajo.

xxxx

Por falta de fantasía
se miente mas de la cuenta,
pero todo es creación
también la verdad se inventa.

Iba la noche cerrando
muerta la lumbre solar
y dos borrachos cantando
sus penas de cara al mar.

xxxx

¡Ay! campesino canario
que emigras a tierra extraña,
mientras cada día nos llegan
extranjeros a Canarias.

xxxx

En la orilla de la fuente
las aves mojan su pico
y del sudor de los pobres
están viviendo los ricos.

xxxx

Ya con esta me despido,
sin ganas de molestar,
pero tengo muy clarito
por quien no debo votar

Seguidores