domingo, 31 de diciembre de 2017

EL TENERIFE UN ENGAÑO

EL TENERIFE UN ENGAÑO
ANGHEL MORALES
Seguimos un año mas y el Tenerife no levanta cabeza, doce años con la Dictadura de Concepción, puesto a dedo por el nefasto Paulino y que Gobierna con el permiso de Coalición Canaria, PP y PSOE, pero con el dinero del pueblo de Tenerife y del pueblo canario.
Se termina el año y en el Tenerife todos quieren sacar pecho, Sesé Rivero de su política de cantera, que debe ser Suso, Vitolo y el venezolano, que han sido repescados después de dejarlos marchar, caso de Suso, pasando por equipos como el Pájara, para terminar en Escocia. Cantera lo que se dice cantera, nos tenemos que remitir a Jorge y poco mas, por lo tanto que no saque pecho este señor, porque si dependieramos de la cantera y de la forma que ellos tienen de tratarla, estaríamos en tercera División, muchos jugadores valiosos se van fuera directamente sin ni siquiera pasar por el representativo, como los casos de Pedrito y Omar Maxcarel. La política de cantera, pésima y mal gestionada a los hechos me remito.
En cuanto a la gestión del Tenerife, las cuentas nunca están claras, lo que si sabemos es que en el Tenerife no hay transparencia, que el Estadio es del pueblo y que el pueblo es quien corre con el mantenimiento y además, las instituciones inyectan muchisimo dinero al Club, creo que Paulino antes de marcharse inyectó tres millones y medios de euros de una sentada. Todos los años Concepción nos vende una bajada considerable de la deuda, si esto fuera cierto y las rabajas que dice que se han hecho en estos doce años fueran ciertas, el Tenerife estaría con números azules. Es decir, en positivo.
Se creó una Fundación que fue el timo de la estampita y que se utilizó como testaferro para realizar ciertas operaciones que el Club no podía hacer. Lo cierto es que miles de socios compraron acciones a 120 euros, de los cuales 60 eran para el Club y 60 para la Fundación, aquello se cerró de una forma extraña, con un déficit enorme que fue asumido por el Club y Concepción nos vendió que la suma de las dos deudas la del Club y la Fundación no incrementaban la deuda del Tenerife, caso extraño en las matemáticas modernas, pero ahí quedó eso y de la Fundación nunca mas se volvió a hablar y ahora dice que quieren crear otra Fundación para no se sabe que operaciones.
Vamos a ver, Concepción es un empresario (¿), cuyas empresas se han ido a la quiebra y están en los tribunales por su mala gestión, nos podemos creer que su gestión al frente del Tenerife haya sido buena, yo creo sinceramente que no y que sin el dinero publico el Tenerife no se mantendría donde está. Concepción y sus aliados no reunen el 50% de las acciones del Club, por eso la Junta Anual desde que está Concepción, se tiene que celebrar en segunda convocatoria, porque a la primera no llegan, ni han llegado nunca al 50% del accionariado. Queda claro que Concepción no tiene la mayoría, que la mayoría está muy repartida pero el mangonea a su antojo. Resulta curioso que el presidente de la Unión Deportiva Las Palmas tenga un paquete muy grande de acciones del Tenerife, ¿ustedes lo ven normal? ¿Se imaginan al presidente del Madrid con un paquete importante de acciones del Atlético de Madrid? sería algo totalmente imposible. Estas cosas solo pasan en la colonia canaria, con una afición y una prensa que se lo tragan todo y que viven castrados.
Todos los años el mismo programa, Serrano contrata en verano y en invierno y sus fichajes son un fracaso, lleva años en el cargo, ha fichado decenas de jugadores y casi todos han sido un fracaso. ¿Se imaginan esto en una empresa? Bueno seguro que en las de Concepción y Ramírez si por eso se han ido todas al fracaso y están en los Tribunales. Tremendo esperpento.
En definitiva, cerramos una año con total normalidad, es decir, con un fracaso mas, aunque para ellos los fracasos son la normalidad pura y dura. Un amigo de San Andrés siempre me dice: "Estoy tan acostumbrado a perder que cuando gano me enfado". Eso mismo nos va a pasar con el Tenerife, con tantos años de fracasos y derrotas, el día que gane y ascienda, seguro que muchos se enfadaran. Manada de rebenques.

RÍE..poema de DUNIA SÁNCHEZ

RÍE..
DUNIA SÁNCHEZ
Ríe.
Salta.
Combatir la monotonía de las horas.
¡Ay¡ las horas
Gigantescas olas de resecadas emociones.
Salones aterciopelados de pies desnudos.
Danza.
Canta.
Belleza de las manos
Al unísono evocando
Danzas sobre hogueras.
Vientre con vientre.
Estallido de un tiempo que se alarga
En la memoria de momentos perpetuos.
Ríe.
Salta.
Vencer las guerras sonoras en el todavía,
En el ahora, en el instante alojado de ojos blancos.

POLIAMOR: ¿AMOR LIBRE O NEOLIBERAL?

POLIAMOR: ¿AMOR LIBRE
 O NEOLIBERAL?
JOSÉ SATURNINO MARTÍNEZ GARCÍA
Desde hace unos pocos años, cada vez es más frecuente oír hablar del amor como un mercado más, bajo el nombre de poliamor. La libertad con sabor neoliberal se basa en que dos personas con su forma particular de entender el mundo llegan a acuerdos mutuamente beneficiosos, siendo el mercado la institución por antonomasia en la que cristaliza esta relación contractual basada en el libre consentimiento. Por lo menos desde Marx sabemos que este intercambio formalmente igual en condiciones de desigualdad genera explotación, pues quien tiene más poder se queda con una mayor parte del producto del trabajo colectivo.

Tras la educación, la sanidad, el agua, la energía, el ejército… para mi sorpresa, un nuevo espacio social está siendo colonizado por la lógica mercantil: el amor. Por supuesto, no se le denomina amor neoliberal, o amor mercantil. Se le llama poliamor. Pero no es más que la colonización de la vida afectiva y del deseo por la lógica del contrato mercantil. El poliamor, como otros derivados del pensamiento posmoderno, es acertado en la crítica, pero errado en la solución. Es una crítica necesaria a instituciones opresoras de la libertad, como el modelo patriarcal y capitalista de pareja. Una pareja posesiva, jerarquizada en torno a la voluntad del hombre, y organizada como unidad de producción y reproducción de trabajo no remunerado realizado por las mujeres.


Pero esto ya se criticó también por el feminismo, el comunismo o el anarquismo. Entonces hablaron de amor libre, que no debemos confundir con el neoliberalismo del poliamor. En el poliamor hay un yo con sus propias necesidades y deseos, que negocia con otros yoes similares, como en cualquier mercado. Posmodernos y neoliberales coinciden en que los deseos deben ser derechos a realizar en el mercado, dejando fuera el autocontrol sobre las pasiones, necesario para un orden social justo. El vocabulario de austeridad y virtud, sostenido por cristianos o comunistas, ha desaparecido ante el embate hedonista posmoderno-neoliberal.

Las “externalidades negativas” del poliamor, como celos e inseguridades, se trabajan en talleres especializados, en un negocio que se crece en torno a esta nueva forma de entender la vida afectiva y sexual. El poliamor no hace más que aceptar los mantras del capitalismo, podemos consumir parte del otro, sin sentirnos responsables, y de la posmodernidad, todo deseo está bien. Consumamos afectividad y deseo, sin más compromiso que firmar un contrato.

El amor libre es otra cosa. El amor libre es un compromiso entre iguales, basado en el respeto, el deseo y en el cuidado, aceptando al otro como otro al que no se puede entender por completo, ni se puede someter, pero en el que la entrega es total. En una sociedad patriarcal y capitalista no se dan las condiciones materiales para esta forma de amor, pues estructuralmente la posición de las mujeres es más débil que la de los hombres, por no decir la de las opciones no heterosexuales, que siguen viviendo en el estigma.

Lo que propone el poliamor no es amor libre, sino neoliberal. El otro no me interesa como una persona integral, como en el amor libre, sino solo aquello que pueda poner en un contrato. El contrato es resultado de la voluntad de un yo sin más empatía ni responsabilidades que las que quede reflejada en las cláusulas de dicho contrato. Lo que queda fuera, no es responsabilidad de las partes. Ya no hace falta sentir empatía por el otro, sino solo por el cachito del otro que está en el papel firmado. Esta es la base de la explotación capitalista, del fetichismo de las relaciones sociales, de la cosificación de las personas. Entender a las personas no como una totalidad en el respeto y el cuidado que merecen, sino por su poder de negociación en un contrato. Al igual que en el resto de mercados, el nuevo mercado de lo afectivo/sexual lleva a que quienes más tienen (capital económico, relaciones sociales, capital erótico…) explotan a los que menos tienen. Como ocurre en el resto del orden capitalista, los perdedores ni siquiera pueden quejarse, pues han suscrito libremente el acuerdo. Y como los otros malestares que genera el capitalismo, los dejamos en manos de terapeutas que nos enseñen que la explotación, si es querida, es justa, y con ella nos debemos reconciliar.

Si el poliamor avanza, no es raro que termine como el resto de la economía colaborativa. Se adorna de libertad, realización personal y otras buenas palabras, pero en cuanto se deja operar, la solidaridad y la autonomía individual se transforman en la dominación de quienes tienen más poder de negociación. Frente a esta visión fragmentada y caprichosa de las personas, solo cabe recuperar el amor libre, con su visión de la persona como un todo.

sábado, 30 de diciembre de 2017

APOROFOBIA

APOROFOBIA
ANGHEL MORALES
Todos los años nos eligen una nueva palabra y este año nos han elegido APOROFOBIA, que es el miedo que parece extenderse a la pobreza, algo que en Canarias parece muy normal cuando el 44% de la población está en el umbral de la pobreza. APOROFOBIA es algo que se han convertido en una lacra, un instinto de rechazo hacia los pobres, asco de ellos, temor a que se te acerquen. Mucho hablar de solidaridad, de colaboración, de ayuda, pero la realidad es que gran parte de la población tiene instinto de rechazo hacia los pobres, como si ellos fueran culpables de sus miserias y no de una sociedad que los crea, pero que luego les rechaza, porque tienen miedo de que puedan joderle sus putos privilegios. Se llaman cristianos y rechazan a los pobres. La verdad es una vergüenza.
Ves a la gente, que pasa ante un pobre pidiendo y no solo que no les ayuda, sino que miran para otro lado con asco, como en otros tiempos se huía de los leprosos o de los apestados. Estás en una terraza tomando algo con unos amigos y cuando se acerca un pobre pidiendo, no tan solo son incapaces de darle una misera moneda, sino que te reprochan el que tu se la des. ¡Es un borracho! ¡es un drogadicto! No es ni lo uno ni lo otro, simplemente es un pobre. Alguien que se quedó sin trabajo, que no tuvo oportunidades en la vida y ha caído en picado. APOROFOBIA es una enfermedad grave que deshumaniza a los seres humanos y los hace sentir rechazo por sus semejantes.
Hablando con lideres de ONGs como Cruz Roja o Caritas me dicen que la situación es caótica, que el número de pobres aumenta de forma alarmante, por lo tanto, la APOROFOBIA aumenta al mismo ritmo. Me cuenta que gente que hace unos años colaboraban con estas organizaciones, porque su situación social se lo permitía, en pocos años se han venido abajo y hoy son usuarios de estas ONGs, porque necesitan ayudas ya sea de ropa, de alimentos o de medicinas.
Son muchos los que mueren en lugares inhóspitos, porque no gozan de una vivienda digna, ni de alimentación, ni de medicación, hubo una racha de diez o doce de golpe, otra vez fueron dieciséis, lo mas reciente en los últimos días han sido tres de golpe, no eran alcohólicos, no eran drogados, solamente uno era mayor, dos eran relativamente jóvenes, por lo tanto, no podemos hablar de muerte natural, ni que les ha llegado su hora. El concejal de la ciudad que se ocupa de temas sociales también creo que padece una clara APOROFOBIA dicen que han muerto en su habita, claro si son pobres, si la sociedad no les brinda una vivienda digna, pues tienen que irse a chabolas, casa abandonadas o lugares que no están preparados para que vivan personas. Nos intentan vender que estás personas están ahí porque quieren, pero eso no es cierto. Están ahí, porque la sociedad no les ofrece nada mejor

y lo peor es que la miseria va en aumento, por mas que la clase política nos quiera seguir vendiendo humo. Las políticas sociales son muy malas. Estamos recogiendo cadáveres de la calle y no estamos en guerra. Bueno, algunos si lo están: en guerra continua por la supervivencia. La APOROFOBIA crece como una lacra en nuestra sociedad, sobre todo en una clase política insensible ante los pobres, que ellos mismos fabrican, con el paro, trabajos precarios, desahucios y demás tropelías que se cometen diariamente.
Los albergues no son suficientes, los que existen funcionan muy mal. Es cierto que la mayoría de los municipios no tienen una política social adecuada y la capital es la que recibe a la mayoría de los pobres, pero ya vemos en todos los pueblos de la isla, la gente acude a los Ayuntamientos a buscar ayudas, porque no tienen para sobrevivir. La APOROFOBIA también se da en el funcionariado que trata muchas veces con desprecio a este tipo de personas. Me cuenta una señora que recibe ayuda en un Ayuntamiento del Norte, que le dice a la funcionaria que ciertas cosas no se las de, porque es diabética y no las puede comer. Las respuesta de la funcionaria es que si creía que estaba en un supermercado.
Una noche después de ir al auditorio, contamos camino de casa a 17 personas durmiendo en portales, bancos... en la calle y eso solo en la ruta que yo seguía. Es normal que la gente muera en las calles, porque la sociedad, los organismos competentes no les buscan lugares mas dignos, no solo para morir, sino para vivir. APOROFOBIA, instinto de rechazo, asco, hacia la pobreza y los pobres. Mierda de sociedad. Vamos de puto culo.

AL BRINDAR POR UN NUEVO AÑO

AL BRINDAR POR UN  NUEVO AÑO
RAFAEL ZAMORA MÉNDEZ
¡Y... ya, aquí, en plenas efervescencias navideñas, estamos de nuevo con todos ustedes, para seguir dándoles la paciente consabida cantinela-literaria, con mis cargados comentarios y ripiosos versos!

No, precisamente por prescripción facultativa de algún benévolo doctor, este típico personaje que hoy quiero darles a conocer en “NACIÓN CANARIA”, subsistió, se mantuvo y existió, exclusivamente a base de consumir puro alcohol, en superior grado etílico, ya que es rara la vez que andaba sereno, en posición vertical, procurando conservar el sencillo equilibrio con la natural estabilidad que normalmente se acostumbra.

Le veía, casi a diario, deambulando por todas nuestras más céntricas calles, con la real parsimonia de un triste y desterrado príncipe gitano, tras la afanosa búsqueda de un hogar fijo.
Su clásica figura de despreocupado aventurero, con sonados aíres de melancólico bohemio y acusados rasgos de traviesa marioneta, era algo tan llamativo y particular que continuamente, tuvo la insuperable virtud de hacerme fijar en él, con esa inquietante curiosidad, invariablemente, recargada de particular atención.

Unas veces, iba cubierto de harapos; otras, con azulado uniforme de engrasado mecánico, bravo militar o versado cocinero.
También solía procurar vestirse de marinero, con la chata gorra en ancla, calada hasta las mismísimas orejas, dejando para las solemnes fechas festivas, el llamativo atuendo de safari, con un corto pantalón, sucia bandolera y olímpicas alpargatas de rudo esparto, de las que ya, ni por asomo, se compran, se ven o, simplemente, se regalan.
Algunos despiadados chicos, se burlaban risueñamente de él, haciéndole crueles mofas y, hasta le formaban su buen corro en sonadas cantinelas que, en nada, tendrían que causarles envidias a las alegres murgas del alborozado carnaval.

Toda Santa Cruz entera, parecía pertenecerle. Dueño y señor de vías, plazas y avenidas, dirigiendo el tráfico, encarándose a grito pelado con los sorprendidos conductores o transeúntes; sentado en plena carretera, rasgando las torcidas cuerdas de un desgarrado timple, sin temor al peligro y lanzando melancólicas serenatas a cualquier hora del día con su enronquecida voz de incorregible beodo, importándole tres cominos cualquier llamada de atención por parte de las autoridades públicas, ni el sensato parecer de las gentes y, muchísimo menos, el aluvión de los tan temidos... “¿qué dirán?”Lo más indagador del caso, amables lectores de GOMERA VERDE, resultaba ser la canina reata de fieles amigos que, por doquier, continuamente le acompañaban, pues fueron muchos, incontables, los callejeros perros de la capital que le seguían en largas caravanas, totalmente apiñados, magnetizados quizá, por el llamativo apego que les demostraba y la rebuscada ración de comida que cariñosamente, solía proporcionarles.
Hablaba con ellos, los acariciaba, abrazaba y... ¡hasta les dedicaba algunas exaltadas rancheras mejicanas con despreocupado tono de falsete, emitiendo en sus ejecuciones, más gallos de los que pudieran existir en todos los contornos de Morón y sus alrededores.
Por lo ya expuesto, habrán observado claramente que, de ninguna manera, nunca llegó a encontrarse solo nuestro hombre y, sinceramente, me ha parecido un singular hecho digno de haberlo referido ya que, a la larga, viene a resultar ser todo un hecho, reflejado sin paliativos, en la más creyente estampa de nuestra época.
Si procuramos meditar un poco, asimilando tan práctica lección, podríamos llegar a la afirmativa conclusión de que siempre puede surgir algo bueno, limpio y elevado, de todo lo malo, sucio y degradante, que a manos llenas nos rodea.
Algo de mejor provecho obtendríamos porque, el respeto, la dulzura y la bondad, son raras cualidades que en la actualidad, por desdicha, no resaltan demasiado por su resplandeciente brillo.
Si el egoísmo ladrara, la jauría humana, nos dejaría completamente sordos.
A medida que avanzamos en el progreso, nos vamos distanciando más y más de la genuina fuente cristiana, en donde la CARIDAD, es el fuerte centro vital de la existencia y la única que podría lograr ese fantaseado mundo mejor, con el que todos soñamos.
Probablemente, en la lápida, de este infortunado ser, si no ha ido a la fosa común, no figure ningún epitafio, ni siquiera la humildad de su, para mí, desconocido nombre, pero... tengo la certeza de que serán bastantes los ambulantes perros de la creciente urbe que le echarán de menos, llorando su obligada ausencia, con lastimeros ayes de angustia, por el buen amigo que a la fuerza tuvo que abandonarles para siempre y, así, durante mucho tiempo, sufrirán la denodada furia de los terribles huracanes del hambre, porque solamente él , y nadie más que él, supo brindarles una franca amistad que los propios dueños, rotunda y cruelmente, sin piedad, todavía, le siguen negando.
¡CON ESTA CURIOSA REFLEXIÓN, CON TODA EL ALMA, DE CORAZÓN, A CUANTOS NOS HONRAN CON SU LECTURA EN “NACIÓN CANARIA”, LES DESEO, EL MÁS FECUNDO Y SALUDABLE NUEVO AÑO, 2.018!




MANUEL VERDUGO EN TENERIFE

MANUEL VERDUGO EN TENERIFE
La popularidad de un poeta
(Del libro: El Parnasianismo y Manuel Verdugo.
 El Vigía Editora)
A pesar de haber nacido Verdugo en Filipinas, no hace nunca alusión en sus obras al lugar donde viera la luz por vez primera. Es probable que no encontrara nada de extraordinario en el hecho de su nacimiento accidental en un país que es por enton­ces la prolongación de España. Los constantes viajes que emprendió en su niñez y su juventud, su espíritu viajero, curioso y cosmopolita, eran lo menos indicado para hacerle amar un lugar deter­minado; pero no cabe duda que siempre se consi­deró un hijo de Tenerife, y de ello ha dado pruebas fehacientes. Había, además, razones para ello. Aquí nacieron sus padres, estaba unido por lazos familia­res y poseía su patrimonio. Y de Tenerife ha sido La Laguna su lugar predilecto. En esta ciudad silen­ciosa, monacal, injerto de Castilla en el corazón de Canarias, ha encontrado su alma grato refugio y será ella la que vele su sueño eterno cuando la hoz de la Parca siegue el hilo de su existencia.
Ha sido Verdugo un gran poeta y nadie le ha regateado nunca esta condición pero no ha poseído, entre los que pudiéramos llamar sus paisanos, gran popularidad. Su poesía demasiado culta no es popular y además no podía serlo. Su figura no coincidía tampoco con la idea vulgar que el pueblo se forma de un poeta. No era un poeta melenudo y bohemio que pasaba hambre. El pueblo ama a las figuras que conviven con él y que halaga sus pasio­nes; siente pasión por lo regional y este señor de tres continentes, como lo llamó el historiador real, no sentía gran entusiasmo por ello. La multitud ama la metáfora brillante, la arenga, la política, la pasión. Verdugo no es político, aparenta no interesarse por cosa alguna y para todos los entusiasmos tiene la mirada fría e incolora de su monóculo. Se conocen sí, sus dichos y sus hechos, y se declaman algunas poesías que excitan más la sensibilidad del pueblo; pero no podía sentir gran entusiasmo por el poeta que en una fiesta del libro había comenzado así una poesía: «Salud, analfabetos».
Su misma figura contribuía a acentuar más la extrañeza, y a los labios de alguno acude el nombre de Oscar Wilde. Alto, frío, ceremonioso, de modales aristocráticos. Un rostro de líneas duras, cuya frial­dad contribuiría a acentuar más aún el monóculo, ese aparato óptico que parece simbolizar lo imper­sonal, lo que no tiene alma. Sus respuestas áticas, secas, repletas de glacial ironía. Desengaña con franqueza brutal, quizá piadosa en el fondo, a los jóvenes poetas que vienen a ofrecerle tímidamente el holocausto de sus primeras cuartillas. Pero tenia, en cambio, el prestigio de su cuna y de su vida andariega. Nacido en Filipinas y de familia muy arrai­gada en el país. Había estado en Italia. En los canales de Venecia había paseado en góndola con Odette Valery, la bellísima y gran bailarina. Bajo las frondas de los bulevares parisinos había paseado su tedio con Rubén Darío, íntimo amigo suyo, entonces en el pináculo de la fama. Exagerados, tal vez, se hablaba de sus amores. ¿Cómo no habiendo estado en París? con damas ilustres y de los caudales derrochados en locas correrías por el Montmartre. En Madrid alter­naba con las figuras más destacadas del mundo de las letras y de las artes. Le unía íntima amistad con los hermanos Machado. Conocía a Benavente; a Gómez Carrillo, espíritu frívolo, parisiense y temible duelista; a Valle Inclán, el de las barbas de patriarca, que ya por entonces había difundido envuelto en la magia de una prosa bellísima el aire misterioso, de «meiga», de Galicia su tierra natal; a Felipe Sassone, el poeta trotamundos; a Carrere, que cantaba los viejos rincones de la villa madrileña y las excelencias de una bohemia, tal vez más literaria que real, y de la cual fue él el último superviviente.

Entre el elemento literario de las Islas, su prestigio es enorme. En torno suyo se congrega una pléyade de jóvenes poetas que siguen ciegamente sus consejos. Entre los consagrados ocupa mereci­damente un primer puesto que nadie osa disputarle. Desde su retiro de La Laguna da a la publicidad en el año 1918 una obra dramática en prosa titulada Lo que Estaba Escrito, que estrena la compañía de Luis de Llano; y más adelante, en el año 1922, su obra poética fundamental: Estelas que edita en Madrid la editorial Renacimiento. Colabora en prosa y en verso en los periódicos locales, y es la figura indis­pensable de toda velada o festival poético que se celebre en las Islas. Pero el lazo que le unía a la me­trópoli, a Madrid, se ha ido desatando poco a poco. De cuando en cuando envía una poesía a La Esfera; después, un largo, profundo silencio. Cuando La Esfera interrumpe su publicación, el poeta muera también para España. Cuando vemos tantos artistas llegar a los más serviles menesteres para conseguir una migaja del banquete de la gloria, ha de parecer­nos extraña la actitud de Verdugo mostrándose indi­ferente a sus encantos. Pero esto nos define su carácter. La gloria, mientras el se halla­ba en plenitud de su vigor poético, le tendió sus brazos amorosos, esos brazos que ahogan en ocasiones, supo salu­darla, con exquisita urbanidad, con esa cortesía levemente irónica de los que conocen a fondo el mundo, y luego le volvió desdeñosamente las espaldas. Quien en «El Laurel de Apolo» una de sus mejores poesías nos habló en emocionadas estro­fas de la efimeridad de la fama, supo demostrarnos con sus hechos cuando llegó el momento, que no había hablado por hablar. «A ti que desertaste del palenque literario», le dice Benavente en la dedica­toria de una fotografía donde vemos la letra irregu­lar del gran dramaturgo y su rostro irónico de Mefis­tófeles. Y Eduardo Zamacois en la dedicatoria de un libro le lanza este reproche algo infantil: «A Manuel Verdugo, que no me escribe nunca».
Pero en la oscuridad de su retiro, sin lanzar un reproche, sin una queja, continuará siempre y si la amargura anida en su corazón no lo sabremos nunca, al menos por sus labios.

(Del libro: El Parnasianismo y Manuel Verdugo. El Vigía Editora)



QUIEN NOS PROTEGE NOS PEGA Y CALLA

QUIEN NOS PROTEGE NOS
PEGA Y CALLA
DAVID BOLLERO
Escribía ayer por qué a veces parece que una croqueta importa más que una mujer. Cuando escribía esas líneas, todavía no se había conocido el último asesinato machista en Azuqueca de Henares (Guadalajara), cuando un hombre, en presencia de sus hijos, clavaba un cuchillo en el cuello de su pareja.

Podría llenar páginas y páginas escribiendo sobre todo lo que se está haciendo mal, pero son ellas, las mujeres, las que mejor lo vienen denunciando, en solitario o a través de asociaciones que se han visto obligadas a fundar ante el desamparo de un Estado que no está a la altura de lo que se espera.

Me centraré hoy en el papel de la Policía. Sin menospreciar a quienes cumplen con lo que se espera de su trabajo -tampoco vayamos a convertir en extraordinario lo que debería ser normal-, los Cuerpos de Seguridad del Estado tienen un serio problema que no parecen querer resolver: en sus filas continúan trabajando indeseables que, no sólo empañan el buen hacer del Cuerpo, sino que lo ponen en riesgo ante reacciones impredecibles del pueblo.

Uno de los últimos ejemplos son las imágenes difundidas en redes sociales (ver tuit inferior) en las que se puede ver cómo un agente en Valencia sacude tal bofetón a una mujer sin muestras de ningún gesto agresivo que termina por tirarla al suelo. Testigo impasible de la escena, otro agente.

Y que hombre se debe sentir dándole una hostia a una mujer desarmada y la que saca cabeza y media.
¿Tenemos policía o matones de barrio con uniformes? pic.twitter.com/89YyGoGfsJ

— ¿Mala Yo Maluskaya Yokovznova? (@bsy_ladasa) 23 de diciembre de 2017

Ya es grave que dos policías tengan este comportamiento, pero todavía es peor el corporativismo y opacidad a que nos tienen acostumbradas las Fuerzas del Orden en este tipo de asuntos. Identificados los agentes, la Policía Nacional no concreta si abrirá expediente disciplinario/sancionador, tan sólo que las investigaciones y sus conclusiones van para largo.

Hechos como éste ni ayudan a mejorar la imagen de los Cuerpos de Seguridad del Estado ni a concienciar al puñado de cavernícolas que todavía habitan este país y que consideran que agredir a una mujer los convierte en superiores. ¿Tan complicado resulta depurar de una vez por todas a esos Cuerpos que tienen en su haber indeseables que siembran la semilla del odio contra quienes nos deberían proteger?

Parece ser que sí y quizás por eso cada vez que se acerca un Guardia Civil o un Policía, uno cambia de acera o se pasa a otro carril. Cada vez que ustedes, agentes, sufran algún desprecio aún teniendo una conducta intachable, acuérdense de los dos compañeros de Valencia y recuerden qué condena y qué responsabilidades públicas se realizaron por parte del Cuerpo. Y avergüéncense, claro.

viernes, 29 de diciembre de 2017

UNA FABRICA DE POBRES

UNA FABRICA DE POBRES
ANGHEL MORALES
Una fabrica de pobres
Canarias se ha convertido,
la culpa de quien gobierna
que al pueblo tiene jodido.

xxxxxxxxx

Hoy tres mendigos han muerto
no es cosa de bromear,
van aumentando los pobres
en esta triste ciudad.

xxxxxxxxx

Va creciendo la miseria
viven de la caridad,
la gente pasando hambre
esta es la triste verdad.

xxxxxxxxx

En cubos de la basura
vemos la gente comiendo,
a mi me duele en el alma
viendo la gente sufriendo.

xxxxxxxxx

Las casas de caridad
mantienen gente con vida,
mas sigue la corrupción
en esta cochina vida.

xxxxxxxx

En estas jodidas fechas
celebran la Navidad,
utilizan a los pobres
para su falsa bondad.
Las cosas están muy mal
en estas islas Canarias,
no somos un pueblo libre
somos colonia de España.

xxxxxxxxx

Siguen llegando turistas
a gozar de nuestra tierra,
pero aumenta la miseria
de los que viven en ella.

xxxxxxxxx

Ya con esta me despido
los pobres siguen creciendo,
los políticos corruptos
de lujo están presumiendo.

CABRAS, GALLOS E HIPOCRESÍA

CABRAS, GALLOS E HIPOCRESÍA
Movimiento por la Unidad
del Pueblo Canario
El pseudogobierno canario, de bajísimo, por no decir nulo, perfil político e intelectual, ha decidido tramitar un nuevo anteproyecto de Ley de protección y tenencia de animales de compañía en lo que ellos denominan la comunidad autónoma canaria que prohíbe tanto las peleas de gallos, protegidas por su anterior legislación, como los espectáculos con animales en los circos.

La normativa a la que esta ley pretende sustituir, que data de 1991, reconocía en su preámbulo que las peleas de   gallos  "son tradiciones cruentas e impropias de una sociedad moderna y evolucionada" y que era necesario avanzar hacia su erradicación.

Sin embargo, en un acto sin precedentes, ausente de toda ética y carente de cualidades morales, vacas, cerdos, cabras, camellos... Incluso caballos y burros asilvestrados podrán ser abatidos en Canarias conforme al proyecto de decreto con que la Viceconsejería de Medio Ambiente del pseudoejecutivo  pretende incluir los animales de producción que vivan en condiciones salvajes entre las piezas de caza mayor.

El futuro decreto prevé como métodos de caza la batida, el rececho y la apañada. Como armas permitidas estarán el rifle y el arco. Los arcos tendrán que ser de potencia de 45 libras o superior y se permitirán perros en la caza, todo ello, obviamente, característico de “una sociedad moderna y evolucionada”, como no.

El diccionario define la hipocresía como el fingimiento de cualidades o sentimientos, especialmente de virtud o devoción.

Nuestras cabras constituyen un patrimonio de incalculable valor, que pastan en nuestro territorio desde hace más de cinco mil años, sin que hasta la actualidad y durante este larguísimo periodo de tiempo hayan originado problema alguno en nuestros ecosistemas, muy al contrario, se han integrado perfectamente en los mismos, contribuyendo a su mantenimiento.

Traídas por los primeros pobladores de nuestra patria, de los que nosotros somos sus orgullosos descendientes, nuestras cabras son sanísimas donde las haya, pues ni siquiera se detectan casos de brucelosis, lo que ha dado lugar a que hayan sido llevadas a Sudáfrica, Cabo Verde, Chile, etc., constituyendo el principal sustento de las mismas las leguminosas denominadas gacias y tagasastes (¿Qué bien suena el Wanche, verdad?) que actualmente, y dada su reconocida calidad nutritiva, están introduciendo el gobierno australiano como plantas forrajeras,

Son emblemáticos los quesos obtenidos de la leche de estos animalitos, reconocidos en el mundo entero: un total de 36 quesos canarios han resultado premiados en el World Cheese Awards 2017, el último celebrado, según los datos facilitados por Guild of Fine Food, el comité organizador del certamen, publicados en su página web. Los galardones obtenidos por las producciones del archipiélago en este concurso internacional, celebrado en Londres, se reparten en cuatro super-oros, siete oros, nueve platas y 16 bronces.

El premio internacional de Oncología (2986), Henri Jojeux, sostiene que los productos lácteos de vaca  están relacionados con el cáncer, lo que no ocurre con la leche de cabra.

El Movimiento por la Unidad del Pueblo Canario, nuestra pacífica y pacifista organización, subvencionará con un euro cada litro de leche producido por estos ejemplares animales, independientemente del precio al que los ganaderos y ganaderas vendan en el mercado la leche y sus derivados, quesos, yogures, etc., que también serán subvencionados.

En la República Democrática Federal Canaria los atentados contra nuestro patrimonio natural y arqueológico, incluso contra el Homo sapiens belicosus, constituyen un delito y se castigan con la pena de seis meses a cuatro años y suspensión de profesión u oficio de hasta tres años.

Movimiento por la Unidad
del Pueblo Canario


JOAQUÍN RIVERO

JOAQUÍN RIVERO
ROBERTO CABRERA
Joaquín Rivero, pertenece a esa generación de los cuarenta que tanto aportó a la literatura insular. Su vocación literaria se había despertado a muy temprana edad, aunque las circunstancias hicieran que estos creadores  tuvieran que recorrer un largo y tortuoso camino. Joaquín Rivero, hermano de la también escritora Olga Rivero, y de Alberto Rivero, cuyo padre: Don Luis Rivero ocupaba una tenencia de alcaldía en el Ayuntamiento de La Laguna al estallar el golpe militar, no fue una excepción pues tuvo que salir a flote gracias a su profesión de maestro nacional, que ejerció con fruición en La Palma, Taco, San Andrés, Las Mercedes etc, dejando una huella imborrable aunque como escritor debió conformarse con  esporádicas apariciones en prensa, eso sí con un estilo de altura , y abordando asimismo los más disímiles temas de actualidad, donde destaca el desparpajo y el manejo a veces de un léxico extranjerizante que nos recuerda al también imborrable Francisco Pimentel. Amigo personal de Emeterio Gutiérrez Albelo, realizó un profundo estudio acerca del parnasianismo frente al romanticismo en la literatura insular y universal,  analizando  la confluencia y desencuentros de estos movimientos con las vanguardias históricas surgidas desde aquel entonces de la mano de Agustín Espinosa y la generación de Gaceta de Arte.


Joaquín Rivero nació en Santa Cruz de Tenerife en el año veinte del pasado siglo, murió en enero del año dos mil en La Laguna, donde residió buena parte de su vida. Debido a la persistencia de nuestros lectores mostramos en esta página algunos de sus textos desconocidos para el gran público, en los que analiza con una incomparable maestría la vida y obra del genial poeta Verdugo

Roberto Cabrera

CASPA NAVIDAD

CASPA NAVIDAD
ELISA BENI
Cuando pensamos en unas navidades blancas no solemos tener en la cabeza que estén cuajadas de caspa, pero, cada vez más, se extiende un discurso conservador, inmovilista y ranciamente convencional que pretende ser la única versión posible de estas fiestas de invierno. La caspa se derrama sobre la imagen fija de una navidad tradicionalmente anticuada, inamovible, religiosa y rígida que se quiere mantener como única opción por los sectores más conservadores y que estos llevan al campo del ataque político con total naturalidad. Tiempo de paz, tiempo de amor. Es un síntoma más de la regresión de libertades y de tolerancia que estamos viviendo. La carcundia vuelve a casa también por Navidad.

El PP catalán, altamente representativo del sentir de aquellas gentes como sabemos, ha puesto el grito en el cielo por el “esperpéntico pesebre” moderno instalado en la Plaza San Jaume y diseñado por el arquitecto Jordi Darder. Ese “intento de descristianización” llevado a cabo por la bruja Colau según otro de los Fernández Díaz podría incluso deberse a su deseo de no “molestar a los musulmanes”. Obvia que, muy cerca, el ayuntamiento ha instalado otro gran belén tradicional montado por la Asociación de Belenistas. Ignora que a los musulmanes no les molestan los belenes. Caspa. Cae blandamente sobre los hombros del hermanísimo mientras habla. Aún es peor cuando se refiere al mercadillo navideño, “el mercadillo del adoctrinamiento antisistema”, criticando así la Feria del Comercio Responsable que se ha instalado en la ciudad en el que, ¡no miren, por favor, van a pecar!, se venden libros como ¡¡¡¡ El Manifiesto comunista!!!! ¡¡¡Por favor!!! y otro que se titula ¡¡¡¡ Los soviets!!!! El edil popular no debe pasar mucho por las librerías barcelonesas en las que, no me cabe duda, puede conseguirse en diversas ediciones y calidades. Un discurso casposo y esperpéntico si no fuera porque esconde debajo un mensaje no demasiado críptico que supone la instauración de un discurso y una estética únicas: la del conservadurismo de derechas y que estigmatiza cualquier otro planteamiento. La Navidad es un buen momento para ello. Esa Navidad exclusivamente cristiana en la que todo asomo lúdico y laico del festejo supone un agravio. Como si los cristianos no hubieran fagocitado, con un gran sentido de la oportunidad, las fiestas paganas de las Saturnalias romanas para incorporarlas a su propia cultura.


No es algo aislado. En Alicante, el PP se ha quejado de que las estrellas de la iluminación fueran inscritas dentro de un hexágono “que parece un ataúd”. En La Oliva han presentado una moción para que se devuelva el importe de la iluminación sostenible encargada por el municipio. En Córdoba y Zaragoza se han quejado de lo exiguo y pobre de la iluminación y en otros municipios han criticado su “modernidad”. Un espíritu cristiano reivindicado como único, pero que no deja de estar salpicado por la importancia comercial que para el incremento de las ventas parece tener la decoración navideña. Los populares chiclaneros lo han tenido claro a la hora de criticar a Podemos “las luces han llegado cuando la campaña de compras más importante de ventas ya había concluido”. Dulce y capitalista navidad.


Las razones por las que ser socio de eldiario.es
La crisis del periodismo no se va a solucionar sola. La prensa en nuestro país necesita referentes de independencia y honestidad. Es fácil...

Leer más Abrir en una pestaña nueva
La extensión del pensamiento único e intolerante tampoco se deja atrás a los cachorros de Ciudadanos. Eso los lleva a no respetar que cada formación política decida felicitar con lo que más le plazca. Podrá gustar o no que se elija una fotografía de un árbol de Navidad ardiendo en la Plaza Sintagma durante las protestas por los recortes, pero es una muestra de intolerancia estigmatizar tal decisión afirmando que “así felicita la Navidad IU, un partido que gobierna en el ayuntamiento de Madrid. Madrid no se merece un gobierno de ese calado”, dicen. ¿De qué calado? ¿Del de los ciudadanos que no ven la vida como los señores de Ciudadanos y el PP y que además los llevan a gobernar con sus votos? Los cristianos adoptaron los árboles engalanados de Navidad del norte de Europa, que los adornaban en sus cultos al Sol comunes en muchos pueblos. La tradición es tan tardía en España que fue traída por una aristócrata rusa y no pudo verse en público hasta 1870. Ya ven. No llega a siglo y medio y ya quieren ver en ello una fuente de respeto reverencial que en caso de ser tocada constituye una agresión a todas sus creencias.

Con todo, la caspa de la Navidad no es sino un símbolo, un adorno destellante y vistoso que nos señala como un faro la tendencia general de una sociedad que mantiene como discurso predominante el de la regresión de la tolerancia y la libertad y el de la imposición de esa España única que murió con Franco o que debería haberlo hecho. Escandalizarse en público de que se venda un libro de incontestable relevancia en la historia de la humanidad, como El Manifiesto Comunista; pretender que a estas alturas en un país de costumbres laicas la Navidad sólo es aceptable si se basa en el sentimiento religioso o considerar aberrante cualquier expresión ornamental que no sea la realista tradicional, es el adorno de la punta de un árbol de represión, de limitación de la libertad de expresión, de la criminalización de la disensión y todas esas terribles cosas de las que hemos hablado muchas veces.

Caspa, caspa Navidad, pero no lo repitan no sea que acabemos en un juzgado como Netflix.

jueves, 28 de diciembre de 2017

LA CANTERA DEL TENERIFE

LA CANTERA DEL TENERIFE
ANGHEL MORALES
Hemos escuchado estos días a Sesé Rivero sacar pecho de la cantera del Tenerife y contarnos que goza de buena salud, pero nosotros pensamos totalmente lo contrario, la cantera del Tenerife no es ni mejor ni peor que cualquier otra cantera del mundo, pero ha sido y es pesimamente gestionada, esto lo ha sido desde siempre, pero se ha visto agudizado con la Dictadura de Miguel Concepción, la pesima gestión de Alfonso Serrano, que ficha una media de 10 á 12 jugadores por temporada, que no se cuenta para nada con la cantera, no se le da continuidad en el equipo y cuando alguien destaca un poco hay que ingresar dinero y se traspasa. El Tenerife es un proyecto fallido y como dijo el sabio, cuando se hacen las mismas cosas se recogen los mismos resultados.
Es normal que el Tenerife se lleve a los mejores jugadores de la isla, es el representativo y loa mayoría de los jugadores se sienten atraídos por esta idea, pero es un amor que en la mayoría de las veces no es correspondido. Vemos como la mayoría de los jugadores ven cortada su proyección cuando llegan al Tenerife y esto es simple y llanamente porque se gestiona muy mal su progresión y al final terminan frustrados retrocediendo a los equipos canarios para terminar en ellos su carrera. Que su cadena de filiales encabece y lidere las categorías en la isla es de lo mas normal, pero cuando tienen que competir con la isla de enfrente casi siempre terminan derrotados y desde luego, la cantera de la Unión Deportiva Las Palmas siempre ha estado mejor gestionada que la del Tenerife, se ha confiado en los jugadores de la casa, se les ha dado oportunidades y se les ha apoyado incluso desde la afición, que en la mayoría de las veces no tiene paciencia con el jugador de la cantera.
El Tenerife C desapareció porque según los gestores no era viable, ahora que lo han vuelto a crear nos sale el señor Rivero sacando pecho y hablando de lo oportuno que es ¿por qué desapareció entonces? ¿Antes no era valido y ahora si? La verdad que hay cosas que no se entienden y en el Tenerife hace tiempo que se deja todo a la improvisación. La última vez que el filial subió a segunda B, dirigido precisamente por el hermano de Rivero resulta que se le despide y se trae a un entrenador foráneo que nos bajo a la temporada siguiente, pues resulta que a este recomendado se le renovó y poco después se le tiene que echar por inepto. Esa es la política de cantera del Tenerife, al que asciende un equipo se le despide y al que lo baja de categoría se le renueva. Eso no es lo correcto señor Rivero y usted lo sabe, pero tiene que contentar al amo que le paga.
Se sube a los jugadores del filial como golpe de efecto para la galería, pero en el fondo no se confía en ellos, por ejemplo, la temporada pasada era Giovania el que tenía oportunidades en el primer equipo, pero este año se olvidaron de el. Esta temporada le toco el turno para Brain Martín, pero tampoco tiene continuidad y si un milagro no lo remedia terminará por el mismo camino.
Por el Tenerife tuvimos a jugadores como Aday o Edgar y apenas les dieron minutos, ni la afición los quería, pues juegan a mas alto nivel que el representativo. Los jugadores que salen del equipo, en su mayoría salen contrariados y ha disgusto, la cadena es larga en los últimos años, los Ayoze, Angel, Omar, Airam, Bruno, Cristo, Nano, etc. etc. Otros perdieron sus días esperando oportunidades que nunca llegaron y terminaron en equipos de Segunda B, como Germán, Cristo Martín, Yeray, etc.etc. Creo que el Tenerife no debe sacar pecho por su política de cantera y el señor Rivero tampoco. Por sus obras se les conocen. Su falta de colaboración con equipos de la tierra en segunda B, como Marino y Mensajero, que con un poco de ayuda del representativo se hubieran salvado, pero siempre se les negó. El Tenerife no quiere competencia, por eso nunca ha colaborado con otros equipos de la isla y a muchos de ellos les ha declarado la guerra como el histórico Toscal. Señor Rivero, lo que nos quiere colar el Gobierno es el Gas, pero usted se adelanta y vende humo.

Seguidores