martes, 30 de junio de 2015

LAS MENTIRAS DEL PP SOBRE EL DINERO PRESTADO A GRECIA

LAS MENTIRAS DEL PP SOBRE EL DINERO PRESTADO A GRECIA

POR ERNEST URTASUN
Por Ernest Urtasun  “España tiene dos opciones: tender la mano a Grecia, y darle oxígeno para no perder el dinero, o empujarla como hace estos días De Guindos hacia la bancarrota y perderlo todo”, afirma el autor. Estos días hemos asistido a un bochornoso espectáculo de declaraciones sobre el dinero que España ha prestado a […]


“España tiene dos opciones: tender la mano a Grecia, y darle oxígeno para no perder el dinero, o empujarla como hace estos días De Guindos hacia la bancarrota y perderlo todo”, afirma el autor.

Estos días hemos asistido a un bochornoso espectáculo de declaraciones sobre el dinero que España ha prestado a Grecia y la supuesta firmeza que Rajoy y los suyos aplicarán para recuperar hasta el último céntimo de los “26.000 millones de euros”. Ello alcanzó su cénit con las declaraciones de Margallo afirmando que sin ese préstamo las prestaciones de empleo en España habrían subido un 50% o las pensiones un 38%.

Este artículo pretende dos cosas. La primera, explicar la verdad sobre las modalidades del crédito dado a Grecia y la cifra real, escondidas tras las mentiras del Gobierno. Y la segunda, explicar por qué la estrategia de Rajoy y de De Guindos estos días en el Eurogrupo es la carretera más recta para que España pierda todo el dinero.

En el año 2010 se concluyó el primer paquete de rescate a Grecia, por un valor de 110.000 millones de euros de los que 80 correspondían a créditos bilaterales concedidos por los Estados Miembros y 30 al FMI.

Eran créditos otorgados a través de un acuerdo firmado entre Grecia, el FMI, y los estados miembros acreedores, entre ellos España. De los 80.000 millones, a 1 de enero de 2015 se han desembolsado 52.900. En el esquema, España aporta el equivalente a su suscripción en el capital del Banco Central Europeo, es decir el 8,3%. Por lo tanto, de los 52.900 millones de euros, España ha desembolsado hasta ahora 6.650.

El tipo de interés aplicado a Grecia para estos créditos fue de entre el 5% y el 7%, un tipo muchísimo más alto que lo que pagaban entonces los Gobiernos por financiarse en los mercados.  Este tipo fue posteriormente reducido en una de las reestructuraciones de la deuda griega, pero los Estados Miembros ganaban y siguen ganando dinero con la operación. Vale la pena recordar la valoración de la misma que hizo Zapatero en abril de 2010 en el Congreso, usando como base de cálculo la última subasta de bonos a 3 años realizada entonces:

“Grecia pagaría por el préstamo alrededor de un 5 por ciento anual; la parte que correspondería en principio a España serían 183 millones de euros anuales, que nos pagaría Grecia, frente a los 73 millones que nos generaría de gasto a nosotros. El impacto global sobre las cuentas públicas sería positivo por valor de 110 millones de euros cada uno de los tres años que se espera se mantenga vivo el préstamo”.

No parece que podamos hablar de un esquema muy solidario. Además es importante señalar que la gran parte de este dinero no fue a parar a los griegos. La mitad del dinero prestado fue destinado a pagar vencimientos de deuda griega con las principales instituciones financieras  europeas (principalmente bancos franceses y alemanes). Es decir, el dinero que salió de nuestros bolsillos no terminó en manos de los griegos, terminó en los balances de la gran banca europea. Eso sí, ahora nos los deben los griegos. El programa de rescate del 2010 no fue un programa de rescate para los griegos. Fue un programa de rescate encubierto al sistema financiero europeo. No lo olvidemos.

Estos 6.650 millones de euros, por lo tanto, es todo lo que ha pagado España hasta ahora a Grecia, con los tipos de interés usureros señalados. ¿Por qué el Gobierno habla entonces de 26.000 millones?

El 14 de marzo de 2012 se decidió un segundo rescate para Grecia, se añadieron 130.000 millones al programa. Esta vez sin embargo el esquema no fueron créditos bilaterales, sino que se utilizó un mecanismo, el EFSF (European Financial Stability Facility) creado en 2010. En este caso, el EFSF toma prestado dinero en los mercados financieros con garantías de los Estados Miembros, y presta a su vez el dinero, hasta hoy a Grecia, Portugal e Irlanda. En el caso Griego, a 1 de enero de 2015 se han desembolsado 141.800 millones de euros de este segundo paquete. Las garantías españolas que le corresponden al mecanismo son un 12,8%. Eso significa que España ha aportado garantías a este segundo rescate a Grecia por valor de 18.150 millones de euro. Pero ojo, son garantías, ¡España no ha pagado de esta cantidad ni un sólo céntimo! Además, es importante señalar que las garantías se aportan a inversores privados que una vez más harán negocio a costa de los griegos, asumiendo el riesgo el resto de haciendas nacionales.

Resumiendo, España ha aportado al rescate griego 6.650 millones de un crédito bilateral a un tipo de interés del 5% (lo único desembolsado hasta ahora), con el que ganará dinero. Y ha aportado garantías a través del EFSF por valor de 18.150 millones, del que no se ha tenido que hacer de momento ni un solo pago. ¿Le debe Grecia 26.000 millones de euros a España? Falso.

Ahora bien (y este es el segundo punto del artículo), el rescate griego sí puede acabar costándole más de 20.000 millones de euros a España. Sucederá si el Eurogrupo continúa, como está haciendo estos días liderado por Alemania y apoyado por España, empujando a Grecia hacia la bancarrota y la salida del euro. Si ello sucede, Grecia impagaría sus obligaciones financieras al declararse en bancarrota, España perdería gran parte de los 6.650 millones prestados y se ejecutarían las garantías dadas al EFSF y entonces sí debería España desembolsar los 18.150 millones.

Grecia ya ha dicho que quiere devolver la deuda, que quiere tiempo. Ante ello España tiene dos opciones: tenderle la mano, y darle oxígeno para no perder el dinero, o empujarla como hace estos días De Guindos hacia la bancarrota y perderlo todo.

Conclusión: el PP miente con las cifras, y además hace con Grecia lo contrario de lo que predica. Defiende estos días sus intereses políticos, no el dinero prestado. Su principal objetivo es evitar que otro Estado miembro endeudado realice con éxito una política económica distinta a la suicida y socialmente depredadora seguida en España. Nada más. Y al perseguir este objetivo, poniendo a Grecia contra las cuerdas, están también poniendo en riesgo el dinero prestado y las garantías españolas en el EFSF, y de paso haciendo saltar por los aires cualquier concepción de lo que debería ser la solidaridad europea.

IMAGEN DE PORTADA: El ministro español de Economía, Luis de Guindos (2ºizda), conversa con el ministro griego de Finanzas, Yanis Varoufakis (izda). / Efe

http://www.eldiario.es/euroblog/mentiras-PP-dinero-prestado-Grecia_6_357724256.html

INFORMACIÓN Y DEMOCRACIA

INFORMACIÓN Y DEMOCRACIA

POR EDUARDO SANGUINETTI
Se manifiesta de manera rotunda y permanente que la democracia es un sistema político en el que los ciudadanos tienen una voz importante en los asuntos públicos; entonces, la ciudadanía no puede permanecer desinformada respecto de esos asuntos públicos… Sin embargo, en la realidad no se ve cristalizado lo manifestado, pues pocas veces en la historia de la humanidad, los pueblos han vivido en el estado de incertidumbre respecto al devenir de sus existencias, como en este presente difuso por el que transitamos.

Parecería, como lo demuestra de manera magnífica y elocuente nuestra imagen de la realidad, que la democracia no requiere de sabios, de un pueblo cultivado o ilustrado, sino de una comunidad suficientemente informada, que tenga alguna idea y una imagen de lo que sucede.

Ahora bien, ¿qué significa una comunidad “suficientemente informada”? Reconozco que no sé cómo definir este interrogante, pero sí puedo asegurar cuándo una comunidad está “suficientemente desinformada”.

La eficacia escatológica de las imágenes que día a día presentan los medios audiovisuales, de accidentes ‘anunciados’, homicidios a repetición, violaciones en serie, genocidios amparados por organismos disfuncionales, aniquilan las palabras, torpes y simuladas, de funcionarios y periodistas, intentando decir “algo”, acerca de los luctuosos sucesos que se proyectan sin cesar, de las imágenes del desastre del día. Puedo decir que la televisión es la agencia más grande de formación de opinión pública, puesto que la información es la piedra angular de la formación de la opinión pública.

A mi entender, la información debe ejercerse desde la dialéctica, acompañada de la imagen de quien la ejerce en discurso, en contenido, y esta debe estar sujeta a un monitoreo que pueda ser clasificable en términos de veracidad, falsedad, credibilidad, precisión etc., pero debe evaluarse. Al informar, no lo dudo, debemos decir algo y a la vez evaluar lo que decimos.

Demasiada información que aparece y desaparece de la pantalla, sin conocer los desenlaces de lo que disparan, llámese crisis global, instalación de armas nucleares en Europa del Este, vicepresidente investigado hace años, Intendente Macri procesado, pero en carrera electoral a la presidencia, asesinato de hombre a manos de su mujer, prostitución vip o atroz ¿accidente?, el pulgar en alto para un candidato como Scioli, sin trayectoria militante, ex-funcionario del ultraliberal Menem, hoy avalado por la presidente Cristina Fernández… Nada por debajo del delirio; demasiado para el ciudadano, que permanece absorto ante la avalancha de información sin finalidad aparente, salvo confundirlo más de lo que estaba al comenzar su día.

Frente a esta situación de bajas defensas, para pueblos enajenados en lo referente a “lo político” a “lo social”, a “lo cultural”, hago responsables a los medios de comunicación y a quienes los dirigen desde la esfera privada y pública de sub-informar a sus espectadores incautos, con información patéticamente idéntica en su tratamiento, caminando el sendero de discriminación aberrante al conocimiento y a la inteligencia, ocultando información de cables de noticias que no son ofrecidas a una platea anestesiada. Por supuesto, deviene de lo manifestado que dicha discriminación recae sobre quienes están dotados de estas cualidades.

No hay dudas de que “la coartada de la democracia” en el cosmos consumista es una lógica cultural demasiado manifiesta en una comunidad materialista, similar a los candidatos en oferta de “liquidación”, que hacen pasar el consumo de objetos innecesarios, por una ‘función social democrática’ indispensable para seguir viviendo en este mundo.

La formación de la opinión pública debe ser mejorada de inmediato, mi condición de ser que transita esta existencia lo exige… y utilizando esa misma tekné. Padres, centros de educación y periodismo valiente y capaz, hoy en fuga, deben rediseñar su camino, en resistencia a la estupidez reinante y la impunidad instalada en lo referente a los ilícitos perpetrados por el poder y que llevan un estado de caos en el que el pueblo es víctima y cómplice pasivo de un tiempo en que la simulación y la mentira los llevaron por consiguiente a una moral de esclavos.

YEGUAS QUE SE ALZAN...

YEGUAS QUE SE ALZAN...

DUNIA SÁNCHEZ
Yeguas que alzan su vuelo, en vertical, por las sendas de los puentes colgantes que desenvainan un arco iris. Van hacia la promesa de sus deseos. Inquietas galopan bajo la sombra de un almendro a medida que todo se hace palpable, real. Ella las observa con la indecisión entre sus carnes. Permanece en una cueva donde los secretos misteriosos de su amanecer son inciertos. La duda la retrae pero en sus sueños a lomo de una de ellas con la celeridad del viento vio un halito de luz. Las persigue, en vertical, por ese sendero de los puentes colgantes. Ellas no se dejan atrapar y sigue y sigue hasta el final del puente. Ahí un túnel con la lumbre de antorchas penetra en sus ojos, ojos que ven el mañana, esas emociones que le esperan. Se introduce en el, en su largo caminar solo escucha el eco de sus pisadas, las sombras vacilantes de las llamas. Tiene que llegar a su salida. Cierra los ojos y deja que el calor de las antorchas la guíe. Llega al final. Ahí están las yeguas pastando. Ella no se aproxima sino se acerca al acantilado. Un día con un sol radiante la estaba esperando. Un día con el romper suave de las olas la mira. Levanta sus brazos y se arrodilla. Respira e inspira. Y en vertical alza su vuelo  por toda la costa de esa ínsula. Y la hermosura de su silueta y entrañas la llevan de vuelta. De vuelta a la vida, a la alegría.

lunes, 29 de junio de 2015

EL TRIPLEMENTE DOLOROSO PARTO ,PERDÓN, PACTO, DEL COLONIALISMO,

EL TRIPLEMENTE DOLOROSO PARTO ,PERDÓN, PACTO, DEL COLONIALISMO,

MOVIMIENTO UPC
“Colisión” Canaria y el Partido Socialista Obrero Español (y nada de Canarias), que ahora exhibe gigantescas banderas franquistas, han prorrogado el pacto que habían suscrito en el año 2011 cuyo único objetivo era y es seguir manteniéndonos cautivos del yugo colonial español y seguir, igualmente, llenándose sus amplias faltriqueras a costa de la sangre, el sudor y las lágrimas de nuestro damnificado e ignorantado pueblo, para el que el vergonzoso pacto supone el dolor más mayúsculo de los tres principales
dolores que el mismo ha generado.

El Partido Socialista etc. (PSOE), con el apoyo de un 8.5 por ciento de los habitantes censados en esta colonia, apoyos provenientes fundamentalmente de  la metrópoli, ha recurrido hasta a la aritmética romana, ya saben, la que realizaba las operaciones con letras (I, V, X, etc.), ante la posibilidad de sumar por lo menos treinta y un parlamentarios y vengarse de la, según ellos, puñalada por la espalda mediante la que la “Colisión” y su fundador, Manuel Hermoso, se hizo con el gobierno en detrimento de Jerónimo Sahavedra, pero sumando NC (5), Podemos (7), ASG (3) y PSOE (15) la “maldita” aritmética sólo da 30. Descartado, por ahora, el pacto PPSOE no quedó otro que el doloroso pacto con “la traidora Colisión”. Pero queda otra posibilidad, que no pasa por los tres parlamentarios de Curbelo con sus 5090 votos y 3 parlamentarios, sino por la Agrupación Herreña Independiente (AHI) y su inmenso poder con 2521 votos y dos parlamentarios y que vuelve a ser la llave de la gobernabilidad del pseudoparlamento canario y que por lo menos les servirá para que las navieras financiadas con el dinero de todos nosotros presten a los bimbaches el servicio que, en justicia, les correpsonde.

“Colisión” Canaria, con el apoyo de un 7.7 del censo de habitantes, a lo que hay que sumar el 0.1 por ciento correspondiente a la AHI, ya tenía pactado parlamento, gobierno, cabildos y ayuntamientos con el PP, pero sumando a la AHI la “maldita”
aritmética vuelve a dar 30 ¡No puede ser! “ Me tiro al suelo y digo que me dió el dolor”, gritaban los que detentan el poder desde que Manuel Hermoso, de las Agrupaciones Independientes de Canarias (AIC), fue investido el 31 de marzo de 1993 nuevo presidente del pseudogobierno autónomo al prosperar por una ajustada mayoría (31 votos a favor, 23 en contra del PSOE y 6 abstenciones del PP) la moción de censura contra el hasta ese momento titular del Ejecutivo canario, el socialista Jerónimo Saavedra.

La aritmética no es el fuerte del colonialismo y los esbirros a su servicio, al menos la aritmética que no sea estrictamente monetaria. Por lo menos esa es la experiencia electoral del Movimiento por la Unidad del Pueblo Canario. Según los datos del escrutinio a las 03:12 horas del 25 de mayo de 2015 nos habían contabilizado 1905 papeletas, de las que nos sentimos muy, pero que muy orgullosos, sin embargo, según los datos definitivos del escrutinio son 1777 las papeletas, una diferencia de casi un 7 por ciento, porcentaje que si lo aplicásemos a las 180.669 del PSOE significaría una pérdida de 12.648 papeletas, que sin embargo obtuvo casi dos mil más en el recuento definitivo (con 5.090 se adjudicó la ASG 3 parlamentarios y con 2521 la AHI dos parlamentarios). No estamos hablando de pequeños e insignificantes errores, sino de pucherazos en toda regla. Lo mismo ocurrió, y así lo hemos comunicado a la opinión

pública y los organismo itnernacionales, por lo menos en el 2011 y también en el 2007, convocatorias en las que hemos participado.

Según los datos de los que disponemos un cuarenta y cuatro (44) por ciento de la población residente en Canarias apoya la descolonización e independencia de nuestra patria, lo que supone la inmensa mayoría de nuestro pueblo, de nuestra gente, como no puede ser de otra manera en una colonia, dándose la circunstancia de que en la única oportunidad que nos ha dado el colonialismo de manifestar nuestra opinión al respecto, el glorioso Referéndum celebrado el 12 de marzo de 1986 sobre la OTAN, lo hemos hemos hecho mayoritariamente a favor de nuestra emancipación, cuyos resultados, una vez conocidos por los organismos internacionales, no han dudado ni un sólo segundo en considerar a Canarias sujeto de derecho internacional.

Derecho internacional que ampara el derecho a la Independencia, específicamente en la Resoluciones de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), suscritas por España, aunque, vergonzosamente, se abstuvo en su votación, 1514 (XV) de 14 de Diciembre de
1960 sobre la concesión de la Independencia a los países y pueblos colonizados y la
resolución 55/146 de 8 de Diciembre de 2000, mediante la cual se declara el periodo
2001–2010 la Segunda Década Internacional para la Erradicación del Colonialismo,
finalizada el 31 de diciembre de 2010, lo que llevó a nuestra organización a apoyar la declaración de Descolonización e Independencia del Archipiélago Canario,  de 1 de enero de 2011, así como por la resolución 65/119 que declara el periodo 2011-2020 el tercer decenio internacional para la erradicación del colonialismo.

Nuestra Descolonización e Independencia no será plena hasta que dispongamos de todas las instituciones correspondientes a una estructura estatal, o sea los poderes legislativo, ejecutivo y judicial de la República Democrática Federal Canaria y esta obtenga el reconocimiento internacional, transformándonos en un Estado Archipelágico acorde con la legistlación internacional que respetamos y acatamos.

El reto inmediato de los anticolonialistas en particular y de todos los demócratas en general debe centrarse específicamente en dinamizar ese proceso para lo que se propone una sencilla y eficiente fórmula, consistente en convocar lo que constituiría el I Congreso de la República Democrática Federal Canaria para el viernes 1 de enero de
2016, quinto aniversario de la proclamación de la declaración de Descolonización e
Independencia de Canarias, Congreso del que saldría un gobierno republicano provisional con la única función de convocar elecciones libres, aplicando para la elaboración del censo los principios internacionales del ius sanguinis e ius solis, elecciones que se pueden realizar a través de internet o cualquier otro medio que se considere oportuno y se consensúe. Se propone, por su significado para nuestro pueblo, el sábado 12 de marzo de 2016, 30 aniversario de nuestra victoria en el Referéndum de
1986, como emblemática fecha para celebrar la convocatoria electoral.

En esas elecciones se elegiría tanto al presidente o presidenta de la República como el Tagoror Nacional. Como se trata de un Estado Archipelágico Federal, en la que ninguna isla prevalezca sobre las demás, se elegirán también Presidentes de los Gobiernos con
los respectivos Tagorores en cada isla.

Movimiento por la Unidad del Pueblo Canario (Movimiento UPC)

TRUMP, MÉXICO Y VENEZUELA: DIGNIDAD ANTE AGRAVIOS E INDOLENCIA

TRUMP, MÉXICO Y VENEZUELA: DIGNIDAD ANTE AGRAVIOS E INDOLENCIA

NYDIA EGREMY PINTO
Según el Diccionario de la Real Academia Española el vocablo “injuriar” proviene del latín injuriare que significa: agraviar, ultrajar con obras o palabras, dañar o menoscabar; todas esas acepciones constatan que los agravios verbales se manifiestan con la expresa intención de ofender al otro. Para contener la violencia del agravio está  la obligación  de defender (amparar, proteger, resguardar) ya sea por la vía pacífica y diplomática. Esta reflexión viene a cuenta tras los insultos que profirió el magnate estadunidense Donald John Trump contra el pueblo y gobierno de México. El hombre cuya riqueza suma 900 mil millones de dólares, aspira una vez más a lograr la candidatura presidencial del Partido Republicano; sabedor de que no llegará a Washington sustituye su debilidad para articular propuestas políticas con discursos que exacerbar la xenofobia racista. El miércoles pasado sostuvo: “México no es nuestro amigo” y dijo que, según información de la Patrulla Fronteriza, “ese país nos manda a su peor gente pues llevan drogas, crimen y son violadores”. Por ello, el poco imaginativo potentado reiteró su plan de levantar un gran muro entre ambos países, “que los vecinos del sur deberían de pagar”. En el trasfondo de esas expresiones está la defensa de su ámbito de negocios que oscilan, entre otros, de la adquisición y venta de inmuebles –donde laboran cientos de mexicanos- a su canal NBC Universal y la franquicia del concurso Miss Universo que en 2006 se realizó en Cancún, México, asociado con un empresario yucateco al que el multimillonario demandó ante la justicia mexicana, que falló a favor del estadunidense aunque el litigio continúa. Es paradójico quien aspira a presidir la superpotencia tecnológica, militar y económica del planeta emprenda una campaña de descrédito contra instituciones gubernamentales y ciudadanos mexicanos ¡en una red social para dirimir sus reclamos! Así, el poco inteligente aspirante incita y provoca como estrategia para expresar su resentimiento, como lo hizo en febrero, cuando la Academia de las Artes y Ciencias Cinematográficas estadunidense galardonó con cuatro estatuillas Oscar al cineasta mexicano. Entonces el belicoso Trump twitteó: “Los Oscar fueron una gran noche para México y por qué no, si están destruyendo a EU más que a cualquier otro país”. Añadió que México “es la nación que más estafa” a EU y que le indignaba el resultado de la premiación. Incapaz de contener sus emociones, el inversionista profirió más insultos a manera de excusa: “Quiero ofrecer una disculpa a González –imposible que el güero pronunciara Iñárritu-. Contrario a lo que muchos creen, no todos los mexicanos son ladrones, reconozco que es trabajador y aprovecho esta oportunidad para ofrecerle trabajo como jardinero en mi casa de Palm Beach”. Es más, agregó el potentado: “No existen resentimientos, estoy dispuesto a pagarle un salario justo por su trabajo y así podrá enviar giros a México y ayudar a su familia a salir adelante”. Con esa mezquindad se expresó el multimillonario de Iñárritu, quien al recibir el Oscar lo dedicó a los mexicanos y rogó para que los inmigrantes en aquel país sean tratados con la misma dignidad y respeto que los otros que construyeron esa nación de inmigrantes. Dignidad y respeto también esperaban los mexicanos ofendidos por Trump en un reclamo de su Gobierno. Si bien Donald John lo hizo en disfrute de su libertad de expresión, también es claro que sobre el Estado mexicano recae la responsabilidad de defender los intereses de la nación, en ese caso injuriada por el empresario. Pero no hubo un comunicado oficial que, acorde con la mejor tradición diplomática, deplorara que el pueblo – entre ellos los valientes migrantes - y Gobierno mexicanos fueran objeto del oscuro odio del aspirante a vivir en la Casa Blanca.  Todo lo contrario, se apostó a minimizar el agravio y descalificar al emisor. Hasta que la prensa los interrogó, los titulares de Gobernación (Segob) y Relaciones Exteriores esbozaron tibias y titubeantes respuestas. Parecían urgidos a olvidar el asunto, tal como ocurrió en 2013 cuando se reveló que la Agencia de Seguridad Nacional estadunidense había espiado las comunicaciones del ahora presidente de la República.  Pero a los ciudadanos no les urge cerrar este capítulo y preguntan ¿Para qué mantener a la élite política que no repudia el insulto y sedes diplomáticas sin embajador, como la nuestra en Washington que hace más de cuatro meses no tiene un representante que defienda nuestros intereses? Y ¿Qué visión de futuro tiene la política exterior mexicana con el vecino del norte ahora que Washington designó a Roberta Jacobson como sucesora de Anthony Wayne? Esa aparente indolencia de los conductores de la diplomacia mexicana también se expresa en su permisividad ante la injerencista actitud del expresidente Felipe Calderón en los asuntos internos de la República Boliviariana de Venezuela. Calderón, que se da el lujo –tal como el multimillonario Trump-, de insultar al pueblo y autoridades del país hermano sin que la “élite” política llame a la mesura al exmandatario. Ávido de protagonismo, en enero se sumó a la fallida intención de los también expresidentes de Chile, Sebastián Piñera y de Colombia Andrés Pastrana, de visitar en prisión a uno de los dirigentes de la oposición violenta venezolana, Leopoldo López. En los últimos tiempos sus provocadores mensajes por Twitter insultaron al presidente constitucional del hermano país venezolano y al equipo de futbol.  Los cándidos receptores de esos mensajes, no deben olvidar que a lo largo del sexenio de Calderón (2006-2012) se registró un saldo preliminar de 70 mil muertos, hubo al menos 26 mil 121 personas desaparecidas, según estadísticas de la Segob ¡Un promedio de 12 personas al día! como informó el titular de Gobernación el 15 febrero de 2013.  Y sería precisamente el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro quien 24 horas después de los insultos y agravios de Donald Trump, quien pidiera que América Latina y la Comunidad de Estados de América Latina y del Caribe (Celac), alcen su voz por los migrantes mexicanos amenazados por Trump y sentenciara que “Quien se mete con México se mete con Venezuela”.  Es paradójico que la dignidad mexicana fuera reivindicada por el dirigente venezolano contra el vergonzante silencio de la élite política frente al visceral ataque de Trump. 37 2 Perfil del Bloguero Nydia Egremy Pinto Internacionalista con investigaciones en: Política Exterior, Seguridad Nacional, Inteligencia, Energía y Militarización. Articulista en diarios y revistas. Colaboradora en programas de radio y televisión. Más artículos de este bloguero Terroristas obligan a Obama a visitarlos EE.UU. agita la VII Cumbre de las Rumor: Arma de manipulación masiva El salto al vacío de Obama Chávez el estratega geopolítico Ustedes disculpen, dice Clinton a... Desabasto, condones e indignidad CELAC: inédita unidad regional ante un... La buena, espléndida noticia Rusia y América Latina: protagonistas... Tiempo de barbarie: Ayotzinapa, bloqueo... Dignidad o mínima sanción: la esencia de... Lecciones de dos 11-S desde la memoria Guías para entender al mundo Nicaragua y América Latina: 35 años... Comentarios Populares No hay notas con comentarios populares

Este contenido ha sido publicado originalmente por teleSUR bajo la siguiente dirección:
http://www.telesurtv.net/bloggers/Trump-Mexico-y-Venezuela-dignidad-ante-agravios-e-indolencia-20150622-0003.html. Si piensa hacer uso del mismo, por favor, cite la fuente y coloque un enlace hacia la nota original de donde usted ha tomado este contenido. www.teleSURtv.net

¡TODOS SOMOS GRECIA!

¡TODOS SOMOS GRECIA!

EDUARDO SANGUINETTI
¡TODOS SOMOS GRECIA!!!!... LA UE, INSTALÓ A LA "MADRE PATRIA" DE OCCIDENTE, EN UN PASO DE LAS TERMÓPILAS... UN NUEVO LEÓNIDAS SE LEVANTA CONTRA LA OPRESIÓN Y LA ESCLAVITUD, CON CADENAS Y GRILLETES QUE PRETENDE LA UNIÓN EUROPEA COLOCAR A GRECIA, CUNA DEL PENSAMIENTO Y CULTURA OCCIDENTAL, AÚN EN VIGENCIA... ASISTAMOS A GRECIA EN ESTE MOMENTO, ES UN DEBER PARA TODO HOMBRE Y MUJER BIEN PARIDO, LIBRE Y VERDADERO. SALUD GRECIA!
Eduardo Sanguinetti, Filósofo Rioplatense

domingo, 28 de junio de 2015

LOS INMIGRANTES INDOCUMENTADOS VIVIENDO AL MARGEN DE LOS DERECHOS HUMANOS

LOS INMIGRANTES INDOCUMENTADOS VIVIENDO AL MARGEN DE LOS DERECHOS HUMANOS

POR ILKA OLIVA CORADO
No importa el país, ni el continente, los inmigrantes indocumentados vivimos al margen de los Derechos Humanos, aprendemos a sobrellevar el día a día con los insultos, con la discriminación, con la inexistencia de derechos laborales, porque nuestra migración es forzada.

En algún lugar leí la frase “cuando migra la familia, migra el tejido social.” Mis pensamientos volaron hacia los muros de la muerte, hacia esa abertura que se convierte en llaga. Que nadie ve, que a quienes migran los consume.

Los recientes comentarios racistas de Donald Trump al referirse a los mexicanos y por añadidura a los latinoamericanos, (porque aquí cualquier latinoamericano para los anglosajones es mexicano) como violadores y demás, llaman a la segregación y a la violencia. Donald Trump no representa a Estados Unidos pero también es cierto que las mayorías opinan como él, estos comentarios se escuchan todos los días en cada esquina del país y quien lo niegue es porque no tiene la bravura (ni el deseo) para ver las cosas tal cual son. Y aquí no entra aquello de “todo depende del color del cristal con que se vea,” o que cada quién habla de como le fue en la fiesta. Es una realidad cruda; racista en toda su dimensión.

No hay que olvidar que el 73% de los estadounidenses no desean una Reforma Migratoria y apoya las deportaciones masivas. Se confirma todos los días que el racismo está vigente porque lo respiramos, tanto los afro descendientes como los indocumentados. Pero el mismo odio racial que siente Trump y millones de anglosajones lo sienten europeos, hay que ver a los franceses y su crueldad para tratar a los indocumentados, ni qué decir de España, Italia y Turquía. Ahí está Marruecos que despelleja vivos a los migrantes africanos que pasan por su territorio, las redes de trata para fines de explotación sexual y los envíos de cientos de niñas, adolescentes y mujeres a Europa para esa finalidad.

Hablemos de Chile que se cree anglosajón y discrimina a los migrantes caribeños por su color y a los peruanos y bolivianos por su origen de pueblo milenarios. Ahí está República Dominicana y su odio eterno a los haitianos pero aquí en Estados Unidos sí quieren un trato justo como inmigrantes. Igual Centroamérica que despedaza a sus propios hermanos pero las paga y bien caro cuando sus hijos cruzan México. México las viene a pagar en Estados Unidos.

Brincaron los mexicanos y con todo el derecho pero utilizan las mismas palabras de Trump para referirse a los centroamericanos que cruzan su país, los culpan de la violencia. No estoy defendiendo a Trump pero nos dolieron sus palabras porque nos refleja como sociedad racista. Ahí están los puertorriqueños que discriminan a los haitianos y dominicanos que llegan en balsas a su isla buscando Estados Unidos. Lo caucásico de los anglosajones muchos latinos arrogantes lo quieren tener, no se han visto en un espejo, la herencia milenaria no se puede negar aunque quieran.

Hay que analizar las leyes migratorias de nuestros países y el trato que dan los agentes de migración a los indocumentados y veremos que no distan tanto de la Patrulla Fronteriza y de la xenofobia anglosajona. La misma crueldad gringa tenemos en nuestros países.

Ahí está Europa dejando que los migrantes mueran ahogados en el mar para que no se les “infeste” el continente de negros, porque ellos son la supremacía blanca. Las palabras de Trump también las utilizan los españoles contra los inmigrantes “de tercera clase” que llegan a su país. Todo aquel que llegue sin documentos es tercera clase. Hay que escuchar a los franceses altaneros que votan por una ley que no les niegue “ir de putas” pero sí aprueban leyes anti inmigrantes.

Las palabras de Trump se escuchan en todas esas “señoras de casa” que tienen empleadas domésticas latinas, africanas, europeas. Las dicen los europeos que también son migrantes en Estados Unidos, que son dueños de restaurantes, de empresas de construcción, de lavanderías. Su ventaja es que son blancos y pasan por gringos. A los inmigrantes indocumentados afro descendientes les cae el doble, por negros y por indocumentados, pero también discriminan a los latinos porque los latinos somos vistos como lo peor de las migraciones en Estados Unidos: nulo grado de escolaridad, sin modales, todos de pueblo o de arrabal, eso sí buenos para el trabajo de mano de obra, buenos para poner el lomo hombres y mujeres por igual. Los trabajos más pesados los hacemos los latinos, no los europeos ni los afros, en todo caso ellos son nuestros patrones, los segundos al mando después de los estadounidenses.

Los inmigrantes mexicanos en Estados Unidos discriminan de peor forma que los gringos a los inmigrantes centroamericanos, somos los parias de los migrantes para ellos, con esas mismas palabras de Trump nos tratan. El inmigrante suramericano se cree superior y para ellos los centroamericanos y mexicanos somos vacas del mismo corral; sin maneras. La vergüenza de los inmigrantes latinos en Estados Unidos.

Las palabras de Trump causaron revuelo por ser él un personaje conocido a nivel mundial, pero las repiten los mismos hijos de emigrantes latinos que nacieron en este país, y cuando ellos por Estados Unidos no son vistos ni como ciudadanos completos, en la papelería de la escuela dice: de origen latinoamericano. Esto no sucede con los europeos ni los asiáticos ni los africanos. Pero los vieran aplaudiendo las deportaciones masivas y apoyando que no se dé una Reforma Migratoria, son más Ku klux klan que los mismos anglosajones. Si vamos a hablar de doble moral los latinos no nos quedamos atrás.

Esas palabras de Trump las escucha uno en un juego de baloncesto, en una juego de fútbol, en la librería, en la parada de autobús y las gritan bien alto los legisladores y esos candidatos presidenciales conservadores, y atrás de las puertas los que se dicen ser defensores de migrantes. O esos “gringos de buen corazón” que nos dan trabajo porque saben que nos pueden explotar porque no tenemos derechos laborales. Frente a nosotros son los personajes comprensibles de nuestra situación pero cuando salimos de sus casas dan gracias a su Dios porque no nos verán la cara por lo menos durante la noche. Claro que sí.

Las palabras de Trump las dice el policía de migración español que viola a la niña que acaba de saltar la muralla, el jefe de estación migratoria en Italia que viola al niño de ocho años al que su madre se le ahogó en el mar porque la guardia costera dejó que se volteara la patera con docenas de migrantes africanos. Lo viola antes de deportarlo. Las repite el jefe de personal en Chile que contrata a la mujer indocumentada que para darle el trabajo le pide que le haga sexo oral y penetrarla por el ano.

Las repite y las grita el empleado del Instituto de Migración en México, que junto a los guardaespaldas del gobernador hace orgía con los cuerpos de las mujeres centroamericanas que cruzaron la frontera. Y las viola el gobernador y sus amigos empresarios. Esos mismos que tienen tratos con empresarios anglos. Las repetimos todos los que fingimos no ver lo grotesco de lo inhumano.

Y las repite el capitalino cuando el campesino migra a la capital. Las repetimos en nuestros países con las migraciones internas. ¿Doble moral? La tenemos todos.

De doble moral están hechos aquellos artistas latinos que triunfan en Estados Unidos y que son bien recibidos en la Casa Blanca, que claman según ellos que se respeten los derechos humanos en Venezuela y que acabe esa feroz dictadura, pero que con lo de Ayotzinapa se quedaron callados y con los recientes comentarios de Trump también, porque no tienen arte alguno, no tienen vena, no tienen dignidad, son parásitos.

Las palabras de Trump nos reflejan por dentro y por fuera, como países, como continentes y como mundo.

No importa el país, ni el continente, los inmigrantes indocumentados vivimos al margen de los Derechos Humanos, aprendemos a sobrellevar el día a día con los insultos, con la discriminación, con la inexistencia de derechos laborales, porque nuestra migración es forzada. Nadie migra sin documentos por aventura, la migración trae consigo una profunda necesidad de sobrevivencia. La búsqueda de las oportunidades para suplir las necesidades básicas nuestras y de los nuestros.

Le diría a Trump que no somos violadores, ni asesinos, ni asaltantes. Pero también se lo digo a todo aquel que no ha migrado, que no ha salido de la zona de confort, que ve llegar migrantes a su país ya sea de tránsito, de retorno y de llegada, tenemos que aprender a no estereotipar a las personas, juzgándolas y discriminándolas por no tener documentos, al final de cuentas un documento es un trámite impuesto por estos vulgares que se creen dueños del mundo y nos imponen las fronteras. Trump nos refleja a la perfección, no hay cómo ocultarnos. ¿Qué haremos nosotros en nuestros países de origen para que se legislen leyes que protejan a los migrantes y les otorgue documentos y derechos laborales? Trump parece estar lejos de las puertas de nuestras casas, pero al contrario está dentro, lo tenemos ahí mismo en el reflejo del espejo.

¿Qué haremos en nuestros países para detener la migración forzada? ¿Para que quienes lleguen sean recibidos con los brazos abiertos? ¿Para que los inmigrantes indocumentados no sigamos viviendo al margen de los Derechos Humanos? No olvidemos que todos somos un poco de Ku klux klan, la arrogancia de no haber salido de nuestra zona de confort nos hace creer que somos superiores y que tenemos más derechos que los nómadas por circunstancias…

Ilka Oliva Corado. @ilkaolivacorado.

Junio 26 de 2015.

Estados Unidos.

Fuente de información: Crónicas de una Inquilina.

EL FICHAJE DE AMANCIO POR EL REAL MADRID

EL FICHAJE DE AMANCIO POR EL REAL MADRID

TEOBALDO PÉREZ ARNAY
Amancio Amaro Varela, bajo mi prisma personal y es una opinión subjetiva, se trata, conjuntamente con otro gallego ilustre de este deporte, Luis Suárez, los dos mejores futbolistas que ha tenido España a lo largo de su historia.

Amancio nació en La Coruña el día 16 de octubre de 1939, fichando por el Real Madrid en el año 1962. Fue un fichaje personal de Don Santiago Bernabeu, el cúal, como en otras ocasiones, no le fallaría su visión a la hora de apostar por un determinado jugador. Lo vio jugar en el campo del Plus Ultra y se quedó prendado con el juego del gallego.

Siempre se comentó la anécdota que le ocurrió el día de su debut con el gran capitán, Don Alfredo Di Stéfano; dado que la camiseta que le había tocado a Amancio no tenía el escudo del equipo, y ante la pregunta de éste ante tal circunstancia, fue el mítico 9 el que le dio la respuesta que ha pasado a los anales históricos del club merengue: " Este escudo hay que ganárselo sudando primero chico".

Amancio en el Coruña había tenido como compañeros una hornada de excelentes futbolistas como era el caso de los Loureda, Jaime Blanco, Veloso, Aurre, etc.
Cuando se produjo su fichaje por el Real Madrid el equipo blanco a cambio del mismo, cedió al equipo gallego a los jugadores Miche, Antonio Ruiz, Betancor y Cebrián y los diez millones de pesetas que fue la cantidad del traspaso.

Su gran triunfo formando parte del Real Madrid fue cuando ganaron la Copa de Europa en la final del Práter de Viena con los Ye-Yes, Pirri, Zozo, Gento, etc. Y con la selección española cuando se ganó la Copa de Europa de selecciones nacionales ante la Rusia de los Yashin, Voronin, Chislenko, etc.

Fdo. Teobaldo Pérez Arnay

A LO MEJOR...

A LO MEJOR...

DUNIA SÁNCHEZ
A lo mejor no me has visto. Nubes plomizas azotan tus ojos. Alejando en embarcaciones sin paradero cada una de tus sensaciones. Aquí estoy, aquí estamos. Brotando bajo la luz de un verano que parece dormir. Te apegas a sueños infranqueables, con esas barreras que una mano atroz interpone en tu camino. Pero, ven. Sí, ven aquí. Vendrán otros deseos que a lo mejor saborearas de manera hermosa. Me buscas y no me encuentras. Estoy aquí, estás aquí. Con la lumbre de un piano que recorre la existencia de nuestro ser. Somos. Sí, somos albatros que se vuelcan en torno a las mareas cuando se violenta. No hay temor. No hay prisas. Solo la sonoridad irreductible de nuestros latidos. A lo mejor no me has visto, digo. Yo, aquí. Esperando, esperando….Esperando el ocaso de las jornadas con el mecer de las olas. Y tú, en medio de ese océano, seas astro del firmamento que pace sobre mi pecho. Caballitos de mar misteriosos, mágicos nos observan. Caracolas lanzan al vacío una tonada. Sí, recuerdas. Esa de aquella estación sonaba a lo lejos.  Qué más da. Aquí estoy, aquí estamos. Con el velo en nuestra mirada, en nuestros labios. Ven, acércate. No habrá más daño por tanta desdicha. A lo mejor no me has vistos…

sábado, 27 de junio de 2015

DE CÓMO UNAS MUJERES HICIERON UN DÍA UN LIBRO

DE CÓMO UNAS MUJERES HICIERON UN DÍA UN LIBRO

POR MABEL BELLUCCI
Los años setenta en la Argentina eran momentos de notables producciones intelectuales. Nadie dudaba del cuño cosmopolita de Buenos Aires, entre 1960 y 1970. A lo largo y ancho del camino, se encontraban la Editorial Universitaria de Buenos Aires (EUDEBA) que había incorporado a un público masivo a través de la venta de libros baratos en kioscos callejeros. Otro caso era Sudamericana que consolidaba el “boom” de la literatura Latinoamericana; mientras Emecé publicaba a los escritores nacionales más selectos.

Al mismo tiempo, convivían otros emprendimientos editoriales con un perfil autogestivo por fuera del mercado comercial. Tales como Tiempo Contemporáneo, La Rosa Blindada, Ediciones De la Flor, Insurrexit, Galerna, Rodolfo Alonso, Pasado y Presente; sin olvidar al Centro Editor de América Latina.

Por lo tanto, se podría decir sin caer en presuntas vanidades que editoriales sobraban y mecenas también. En líneas generales, eran grupos e individualidades animadas por las inquietudes por parte del movimiento estudiantil universitario, intelectuales independientes, sindicalistas revolucionarios como también incipientes colectivas feministas. Una estela de membrecías con o sin afiliaciones pero con un alto grado de politización o laxamente encuadrados en los partidos comunista, socialista y trotskista.

A la vez, a ello se sumaba la tradición del arrojo y la vitalidad de las corrientes anarquistas que con sus flujos y reflujos supieron engendrar una prolífica traza cultural de la que aún quedan retazos. A esta invasión de editoriales acompañaba el proceso de modernización del periodismo argentino que se presentó de manera elocuente en el universo de la gráfica, siguiendo las tendencias de los Estados Unidos y de las principales capitales del viejo continente.

Durante la década del 60, se registró el punto más alto en la curva de crecimiento de la industria editorial comercial, sumado a los cambios en las estrategias periodísticas con la aparición de revistas cada vez más competitivas y especializadas y, al mismo tiempo, se incorporaron nuevos productos como fue el lanzamiento de libros.

Ese panorama movilizaba la búsqueda de complicidades, o bien, de convencimientos del lector con una retórica directa y con una capacidad de articular el dictado modernizador con las aceleradas transformaciones de las ideas. De igual forma, asomaba un público ávido, dispuesto a acompañar el proceso de cambiarlo todo y en el menor tiempo posible ya no sólo con palabras sino con hechos. De este modo, materiales culturales de los más variados géneros y estilos retroalimentaron las innovaciones que se produjeron en el interior de la vida cotidiana, la familia nuclear, la pareja monogámica, la escuela y demás instituciones tradicionales y reguladoras de la norma, huella distintiva de la época. Por ejemplo, la expansión de la industria editorial provocó una mayor apertura y actualización de temáticas con nuevos perfiles y con la dimensión contracultural desde el prisma de las rebeliones. De ahí, la presentación de publicaciones de mujeres como también la incorporación masiva de periodistas femeninas en las redacciones de los diarios y revistas de información general. De alguna manera, este fenómeno inaugural rompía con los perfiles y esquemas anteriores a esta década. A esta altura del análisis no es necesario rehacer aquí las apuestas y los proyectos que pulularon y armaron base en el terreno de la lucha política y cultural no sólo en nuestra región sino en las principales urbes de Occidente.

Tomar la palabra

El 4 de agosto de 1972 apareció en las librerías de Buenos Aires Las mujeres dicen basta; a cargo de las feministas Mirta Henault y Regina Rosen. Fue el primer libro publicado por Ediciones Nueva Mujer, bajo la responsabilidad económica de Pedro Sirera, editor de la obra completa del historiador Milcíades Peña. Cuando él se suicidó, su oficina quedó vacía. Su viuda, Regina Rosen, decidió ocuparla y la invitó a Henault que la acompañase. Allí, juntas empezaron a leer la correspondencia que Peña recibía. Llegaban revistas, libros y publicaciones de todas partes del mundo y muchas de ellas reproducían textos de teóricas feministas. Históricamente, el trotskismo internacional, en especial, el estadounidense y el francés, dudaba que su ejercicio intelectual y de lucha fuera concebible si no se ampliaban las fronteras de sus debates. En ese contexto, se pensó la cuestión del compromiso revolucionario combinada con una articulación progresiva de temáticas, lecturas y referentes sea del movimiento feminista como del de las minorías sexuales. Razón por la cual, estas dos mujeres, ligadas también al trotskismo, descubrieron el Arca de Noé al alcance de sus manos. Tanto una como otra tenían afinados sus oídos para escuchar el llamado de sus pares feministas a intervenir en el combate.

Las mujeres dicen basta contiene tres capítulos: el primero “La Mujer y los Cambios Sociales. La Mujer como producto de la historia”, escrito por Mirta Henault; el segundo “El trabajo de la mujer nunca se termina”, de la canadiense Peggy Morton; por último, el tercero “La Mujer”, de la argentina-cubana Isabel Larguía.

Para Henault el libro empezó a rodar y sin más se desligaron de todo compromiso, es decir, no lo presentaron en las librerías ni tampoco lo hicieron circular por las redacciones de los medios gráficos para que fuese reseñado. En realidad, al ser entrevistada ella acota que “las únicas personas que lo difundieron fueron nuestras amigas que trabajaban en el diario La Opinión”. Así fue que frente a este canon feminista hubo una apuesta jugosa por parte de las escritoras que integraban el staff de ese elocuente medio gráfico (la escritora Tununa Mercado y la diseñadora Felisa Pintos), a diferencia del resto de los periódicos y de las revistas literarias que cerraron bien el pico. Sin embargo, la posibilidad de una revolución a la vuelta de la esquina bastó para el arrojo. Por lo que testimonia Henault, no resultó tan peliagudo editar: “Las razones que me llevaron a hacer ese libro, lo diseñé por impulso, de pura lanzada nomás. A mí siempre me gustó escribir. A Sirera, su impresor, no hubo necesidad de persuadirlo, fue Regina Peña, quien le acercó los trabajos y le propuso sacar el libro. Se lo entregamos así como lo habíamos organizado y aceptó gustoso. Así, fue que nosotras nos desentendimos y él se encargó de su distribución”. De esta manera, se publicó Las mujeres dicen basta de forma tan natural como la vida misma. Evidentemente, la ilusión de protagonizar acontecimientos con una alta probabilidad de ser consumados, otorgaba la ilusión de enfrentarse a una serie de oportunidades sin dar nada a cambio.

El diario La Opinión en su artículo “Tres ensayos de interpretación crítica sobre las luchas de la liberación femenina”, del 18 de enero de 1973, tomaba posición con el siguiente comentario: “Ella lleva a cabo una revisión de la realidad de las mujeres a través de los grandes movimientos sociales de la historia: la revolución industrial, la creación de las democracias populares de la Unión Soviética, China y Cuba. De su largo y prolijo análisis surge que, a pesar de los avances obtenidos en estos países, la liberación de las mujeres y el desarrollo total de sus potencialidades es aún una tarea a realizar las mismas. Las mujeres deben luchar por su propia liberación.”

El dúo de dos: Isabel Larguía- John Dumoulin

Entre tanto, Mirta y Regina proseguían con la idea del armado del libro, entonces se comunicaron por carta con Larguía, instalada en Cuba. Conocían a su prima Susana que junto con Victoria Ocampo y María Rosa Oliver habían fundado la “Unión de Mujeres Argentinas”, en 1936. Isabel, una rosarina de pura cepa, emigró en la década del 50 a Francia y luego, tras el triunfo de la revolución caribeña, se trasladó a ese país, de ron y revoltijos, para ponerse al servicio de la causa insurreccional. De inmediato, conoció a John Dumoulin, un norteamericano doctorado en Harvard, que también se radicó allí. Sin demasiadas vueltas, entre ellos venció el amor tanto como la revuelta en la isla. Con el tiempo, la pareja Larguía-Dumoulin, en 1969, publicó en Partisants una versión de su ensayo con el título “Contra el trabajo invisible”. A partir de ese momento aparecieron nuevos trabajos que les permitió más tarde ampliarlo y circuló con otro nombre Hacia una ciencia de la liberación de la mujer, editado en la revista Casa de las Américas. Con esta primera producción del feminismo marxista en América Latina, ambos acuñaron la noción de trabajo invisible. Tal concepto explicaba la invisibilidad de la actividad socioeconómica de las mujeres y su raíz en las labores domésticas como así también su reproducción en la fuerza de trabajo. Ellos sospechaban que esa idea novedosa y significativa que permitía explicar lo que aún era inexplicable, rodaría por el mundo apenas fuese conocida.

El texto de Larguía-Dumoulin por más que circuló con anterioridad, al ser publicado en Las mujeres dicen basta obtuvo una repercusión insospechada y quedó sellada una amistad a la distancia. En simultáneo, Mirta y Regina proseguían sus lecturas con la misma tenacidad que las hormiguitas obreras y de tanto revolver encontraron en la revista estadounidense Leviathan un artículo de Peggy Morton, “El trabajo de la mujer nunca se termina”. Les gustó y  mucho, pero como la autora vivía en San Francisco, no hubo oportunidad de consultarle si aceptaba aparecer en un libro compilado por dos argentinas aún no conocidas más allá de las fronteras. Entonces, lo editaron en forma de extracto. Recuerda Henault que “fue Regina quien tradujo a Morton al castellano”. Mientras que en el artículo mencionado más arriba del diario La Opinión consideraba lo siguiente: “La autora estadounidense hace un análisis de la familia en el capitalismo avanzado y señala que es en ella donde, en realidad, se determinan los roles e imponen el autoritarismo patriarcal. El capitalismo genera una explotación de las mujeres como mano de obra asalariada y como ejército industrial de reserva para mantener los bajos salarios. Plantea la organización en sus lugares de trabajo y fuera de ellos”.

Al final de cuentas, Las mujeres dicen basta centró su estudio y discusión sobre cuestiones relacionadas con el mundo de las mujeres en la vida cotidiana y familiar como su inserción en la producción industrial. No cabe duda que ambas recopiladoras lograron articular, como si fuese una pareja indisoluble, la teoría feminista junto con el marxismo. Así, con tal fórmula transitaban en la dirección que las europeas y estadounidenses estaban presentando batalla. Es posible que representase el primer libro de esas características ideológicas no sólo en la Argentina sino también en América Latina, hasta iniciados los años ochenta. Lo cierto fue que apuntaban a un mismo público con un sesgo feminista, intelectual y profesional. No eran precisamente de fácil lectura como podrían resultar en el presente. En ese pasado la teoría feminista se hallaba en paños menores y su divulgación no traspasaba los grupos de lectura o de reflexión dentro de las colectivas feministas. Entre tanto, los textos que inauguraron nuestra senda alrededor de la temática de género, eran pocos y no todos recién salidos del horno. Hablamos de La mujer en la vida nacional de Fryda Schultz de Mantovani (Edición Nueva Visión, 1960); La Mujer en el mundo del trabajo de Elena Gil (Ediciones Libera, 1970). Luego de un tiempo apareció Para la liberación del Segundo Sexo, prologado por Otilia Vainstok (Ediciones de La Flor, noviembre de 1972).

Fueron las primeras obras en trasladar los colosales argumentos que asomaban en los feminismos centrales, por caso la disputa por el aborto legal llevado a cabo por el MLM en Estados Unidos e Inglaterra. En esa dirección, el advenimiento de estos textos, sobre temáticas de mujeres escritos y prologados por mujeres, se presumía sentar una posición relacionada a las polémicas medulares, a la par de las corrientes internacionales. Incluso, impulsó una fugaz intervención pública que, aunque efímera, a la larga se integró más al accionar político que al académico.

Se podría inferir que se pensaron como herramientas ideológicas para aquellas feministas que se proponían enfrentar políticamente a la opresión de las mujeres sin excepción, a la explotación económica, a las guerras y al colonialismo. Hubo notables coincidencias de sus mentoras por más que no se hayan propuesto acordar en un proyecto motivado bajo un mismo espacio y tiempo. Pese al empeño titánico que implicaba cimentar esa gesta inaugural, estas escribas trabajaron por separado. No sabemos si se conocían o si se reconocían entre sí como figuras quijotescas plantadas para un naciente activismo dentro del abanico ideológico de los años setenta en nuestro país. Hasta el momento no hay verdades reveladas. Lo real fue que los medios de comunicación de antaño, si bien difundían y propagaban la inventiva del movimiento feminista no operaban de la misma manera con la aparición de publicaciones locales tales como las que estamos analizando. Todavía no había nacido la crítica literaria como un género tan desarrollado como en la actualidad. Antes, la difusión se hacía de boca en boca, sin el apoyo de revistas y de suplementos especializados que orientaran certeramente a los lectores.

De todos modos, Las mujeres dicen basta no deja de ser una beneficiosa intención a partir del momento en que representó la primer tentativa teórica feminista desde estas lejanas tierras. Se constituyó en un punto de partida que más adelante sostendría el itinerario de la producción feminista a futuro. De ahí que es imprescindible considerar el proceso de modernización de la industria cultural en nuestro país para entretejer sucesos que se presentaban aislados pero que por sus perfiles ameritaban coincidencias. Además, para reflejar el escenario en el cual activaban y se movían nuestras paladinas con un espíritu de afinidad que sellaron a lo largo de su camino tanto político- intelectual como ensayístico.

* Activista feminista queer. Autora Historia de una desobediencia. Aborto y Feminismo. Editorial Capital Intelectual, Buenos Aires 2014.

http://revistafurias.com/de-como-unas-mujeres-hicieron-un-dia-un-libro/

Seguidores