martes, 31 de mayo de 2016

FELIPE GONZALEZ AMIGO DE DICTADORES

FELIPE GONZALEZ AMIGO DE DICTADORES

ANGHEL MORALES
Manda carta a dictadores
a los que rinde respeto,
este es el resultado
de un demócrata mal hecho.

xxxxxx

Dijo Felipe González
a quien lo quiso escuchar,
que el era amigo del alma
del genocida de Sudán.

xxxxxx

Tanto al de Sudán del norte
como al de Sudán del sur,
a los dos pide favores
para un amigo común.

xxxxxx

Para un amigo iraní
a los dos pide favores
a cambio les prometía
un montón de petrodolares.

xxxxxx

El critica a Venezuela
por falta de libertad,
pero le pide favores
al dictador de Sudán.

xxxxxx

Carlos Andrés Pérez era
un buen amigo cordial,
que gobernó Venezuela
para el pueblo saquear.

xxxxxx

Se lleva con millonarios
se lleva con dictadores,
pero deja que se jodan
todos los trabajadores.

xxxxxx

Un vídeo pùblicitario
para su amigo iraní
pobre del pueblo que un día
se fió un poco de ti.

xxxxxx

Señor Felipe González
no venga usted a dar lecciones,
mientras siga su amistad
con todos los dictadores.

EL ALMENDRO DEL HIMNO DE CANARIAS (CARTA ABIERTA)

EL ALMENDRO DEL HIMNO 
DE CANARIAS

SAMIR DELGADO
En 1975 la aparición en el archivo de El Museo Canario de la correspondencia epistolar entre Patricio Estévanez y el periodista Luis Maffiote, comprendida durante más de veinte años en el período de estancia en la casona de la Curva de Gracia de La Laguna del que fuera hermano menor del poeta y político Nicolás Estévanez, supuso un hallazgo de vital interés documental que actualmente puede consultarse en una difícil edición descatalogada de la colección del Aula de Cultura de Tenerife a cargo de Marcos Guimerá Peraza.

En las cartas de Patricio Estévanez aparece una abundante relación de hechos que atesoran una fuente de conocimiento de primera mano sobre el acontecer cultural del panorama periodístico de las islas, semejante a la relación de correspondencia  privada que Nicolás mantuvo con el mismo personaje durante su exilio en París durante 40 años hasta su posterior fallecimiento en 1914. El autor del poema “Canarias”, editado por primera vez en 1878, inspirador de la Escuela Regionalista de La Laguna que aglutinó a buena parte de los poetas románticos del siglo XIX, había incorporado para la posteridad la referencia simbólica de la sombra del almendro de su infancia como un elemento identitario para la sociedad canaria, más aun cuando en nuestros días el timplista Benito Cabrera, integrante de Los Sabandeños, empleara el verso sobre el almendro en la composición del Himno oficial de Canarias.

Precisamente, el almendro del poema había permanecido durante décadas en el olvido, en el mismo lugar de la finca heredada por la familia del artista Borges Salas y los descendientes de los Estévanez, adquirida por el Cabildo de Tenerife en 2007 y declarada Bien de Interés Cultural en 2009. A pesar del estado de ruina denunciado en continuas reivindicaciones de asociaciones culturales, vecinales y juveniles, el famoso almendro sobrevivió a las obras de la Avenida de los Menceyes y del Tranvía, existiendo fotografías probatorias de su ubicación original que por testimonios orales del acervo familiar, hacían suponer que correspondía exactamente con el almendro del poema que daba sombra a la ventana particular de Nicolás Estévanez.
 La prueba concluyente de este episodio sobre la existencia real del almendro del poema se encuentra en  el testimonio por escrito de Patricio Estévanez que confiesa a su amigo en varias de sus cartas el hecho de la composición de una lámina de época a cargo de Diego Crosa, “Crosita”, que da cuenta del mismo almendro en el lugar exacto al que se refiere el eminente poeta Nicolás Estévanez en otro poema tardío titulado “Confidencial” y que sería, finalmente ratificado para los anales de la historia de la literatura de Canarias, con la inclusión del dibujo del almendro en la revista Gente Nueva de 1900 y la publicación en 1976 de las cartas que lo certifican sin lugar a dudas.

El verdadero almendro del poema, símbolo de canariedad junto a otros iconos culturales y paisajísticos del archipiélago, detonante de polémicas con figuras de la talla de Miguel de Unamuno y convertido en paradigma literario de una mirada hacia la vida que Domingo Pérez Minik calificó como de auténtica metafísica insular, se encuentra en paradero desconocido dentro del hermético proceso de restauración a cargo del Cabildo sobre la casona de 1733 que a duras penas resiste al paso del tiempo en la curva de Gracia del municipio lagunero, un hecho trágico casi vaticinado por el poeta antes de su muerte: “yo no sé lo que duran los almendros / en este mundo donde todo acaba / pero las musas de mi patria auguran /vivirá mientras haya trovadores / en la tierra sin par de mis amores.

 30 de mayo de 2016​

ALBERT RIVERA SE GANA LA PALMA DE ORO EN VENEZUELA

ALBERT RIVERA SE GANA LA PALMA 
DE ORO EN VENEZUELA

ROBERTO MALAVER
¡No se escondan que ya nos descubrieron! Ya todo el mundo sabe que perdimos la vergüenza, y por lo tanto somos unos verdaderos sinvergüenzas. Desde España – no vamos a tener nunca cómo pagarles- nuestros medios de comunicación se han portado del carajo, dejan de informar acerca de su país para informar acerca de Venezuela, y esa vaina se agradece. También el compañero Rajoy lo está haciendo corazón adentro, eso de darle la nacionalidad al compañero Leopoldo López Gil, y llevarlo todos los días a los programas de opinión de televisión para que despotrique del gobierno chavista-castro-ruso-madurista- Chino-iraní, eso no tiene precio, eso es digno de una orden del Rey en su primera clase, y se la daremos cuando salgamos del régimen. También el compañero Miguel Henrique Otero recibió de Rajoy su carta de residencia, para que la verdad que dice en Venezuela, la repita en España, y ojala que no se le ocurra anunciar que la batalla final será en El Palacio Real, porque la España cuando quiere es que quiere de verdad.

Desde España, aparta de mí este cáliz, hemos tenido visitantes ilustres, desde el compañero Felipe – Papeles de Panamá- González, hasta este hombre que nos enviaron, que todo el mundo sabe que es un franquista de siete suelas. Este Albert Rivera del Arauca vibrador que vino a darnos lecciones de democracia y libertad clac, clac, y en verdad todos sabemos que comenzó como nudista y tuvo que vestirse, porque desnudo no llegaba a ninguna parte. En venganza nosotros deberíamos enviar a España a Ismael – Talanquera- García, para que sepan lo que es un verdadero sudaca y cómo se bate el oro negro. Y en verdad que en la Asamblea Nacional, Espoleta Allup se superó así mismo, después que puso a Nacho a dar un discurso memorable allí, ahora con este Rivera superó su propio récord de propuestas inteligentes. Se nota que le está funcionando que jode el motor cerebral.

El domingo 26 de junio se celebran las elecciones en España, la madre patria, y es tanta la confusión con la cantidad de informaciones acerca de Venezuela, que muchos piensan que Maduro está participando en las elecciones. No se habla de más nada. Que si el dictador financió a Podemos, que si van a convertir a España en una Venezuela, que Maduro nos quiere gobernar, en fin, que España ha dado tanto por nosotros, que solo esperamos que vuelvan la Pinta, la Niña y la Santa María para hacerles un homenaje. Y El País, ABC, El Mundo, cuenten también con una invitación para que nos digan cómo se hace periodismo, porque la clase que han venido dando es tan fuerte que no la vamos a olvidar nunca. Qué manera de querernos, qué manera.

Cuando el papá de Margot puso la televisión española y vio allí a Leopoldo López Gil diciendo: "En la dictadura venezolana no hay libertad de expresión..." no aguantó y gritó: "Carajo, y la Ley Mordaza que tiene España, ¿de eso no dices nada, cariño?" Y se fue al cuarto y le metió un carajazo a la puerta tan duro que se prendió el radio solo y se escuchó una canción que decía:

- Si vas a Calatayud pregunta por la Dolores… Y Margot se reía.

MARIANO LECTER

MARIANO LECTER

CRISTINA PARDO
El presidente del Gobierno, aficionado confeso del Real Madrid, fue preguntado este fin de semana por sus preferencias en la Champions. Rajoy dijo que creía que iba a ganar uno de los dos equipos. Y añadió, lógicamente sin poder contener la risa: "Tiene que ganar el mejor. Y todo el mundo sabe quién es el mejor. Aunque a lo mejor...no coincida todo el mundo". Es entrañable, si no fuera porque esa especialidad de hablar sin decir nada tan pronto la despliega con el fútbol como con el desafío catalán ("Un plato es un plato") o con la corrupción ("No es cierto, salvo alguna cosa"). Elaborar (o lo que sea eso) un discurso y no aclarar nada, salvo por error, también es un verdadero arte. No todo el mundo es capaz de construir frases imposibles, aunque seamos "muy españoles y mucho españoles". Al menos, cada vez nos resultan más fáciles de entender las movidas del alcalde y los vecinos que eligen al que quieren que sea alcalde, porque si algo estamos practicando últimamente en España es lo de votar y elegir al alcalde; al alcalde, a los vecinos, al presidente autonómico, a las confluencias, a las negociaciones de confluencias o al inquilino de La Moncloa.

Detrás de esa imagen del Rajoy que no sabe nada de corrupción, que da collejas al pequeño Mariano, que mira boquiabierto a los diputados con rastas o le dice a Évole "tengo SMS y tengo tuit", se esconde un hombre listo, calculador y con una capacidad ilimitada de triturar a sus rivales, sobre todo a los de casa. Rajoy no es de los que pasea por Génova hacha en mano, como Nicholson en 'El resplandor': "Cabritillos, dejadme entrar. ¡Aquí está Jaaaack!". Es de los que empiezan diciendo "yo te quiero, coño" y "siempre estaré detrás de ti, delante o al lado, me es igual", y de pronto empieza a callarse, se va callando cada vez más, se vuelve mudo del todo y el enemigo muere por hipotermia.

El líder del PP es casi el único de su generación que aún manda en el partido. Bueno, queda también Javier Arenas porque, además de que debe de contar unos chistes buenísimos, sabe mucho. Rajoy se ha rodeado de jóvenes y se ha ventilado a todos sus contemporáneos. Francisco Camps palmó de frío por salir a la intemperie en traje. Esperanza Aguirre, permanentemente achicharrada, ya no tiene despacho en Génova y vive en un iglú. Mayor Oreja murió de aburrimiento, mientras esperaba que le confirmaran que iba a ser candidato europeo. Rodrigo Rato, al calor del dinero, falleció el día que una mano gélida le introdujo en un coche posándose en su cogote. Y a Aznar le han metido el dedo divino por donde estáis pensando; primero, cuando dijeron que toda la corrupción era de su época y después, cuando le llamaron por teléfono y al otro lado solo se oía la inquietante respiración de Montoro. Y mientras tanto, Mariano Lecter susurra en su despacho de Génova que se ha comido los hígados acompañados de habas. Algún día se le indigestarán. Porque yo sí veo a Aznar capaz de plantarse en la sede, donde seguro que él ve armas de destrucción masiva, y canturrear "Cabritillos, dejadme entrar... Aquí está el presidente de honor...".

LLEGAMOS...

LLEGAMOS...

DUNIA SÁNCHEZ
Llegamos a esa casa donde los ecos de la oscuridad se cierran de golpe bajo nuestras miradas. Íbamos de la mano como renacidas de las aguas de sabiduría del amor. Un viejo árbol reposaba, tranquilo, en el jardín. Lo observábamos, lo examinábamos. Un viejo árbol ya sin hojas que insuflar a la calma de la noche. Tú y yo ensimismadas en su talante, en el precipicio de su caída.  Tu gracia me hacía danzar en el apogeo de la tibiez. Mi sonrisa elaboraba cierto aroma que te inducia al beso. El viejo árbol ahí, vigilante, eterno, magnetizante. Y lo observábamos, el, como vigía de todos nuestros movimientos. Encendimos unas velas pues los plomos habían saltado, inmediatamente después las apagamos era noche luna, de luna bella y perfecta. Se retorcía por medio de una brisa fuerte el viejo árbol. Y lo observábamos como parte nuestras singladuras bajo el atemperar del astro rey. Deseo siempre del nocturno, llamábamos. Sí, cuando los ojos rajados de la tormenta no nos pudieran mirar. A ráfagas de pasión nos amábamos, así, hasta que el alba encendía el nuevo día. Después nos despedíamos, corríamos en los huecos del alejamiento siempre con pensamiento en vertical. Qué difícil, nos decíamos, el amor oculto. Un amor que se agranda a medida que nuestros párpados se cierran y se consumen en el silencio del recuerdo.

lunes, 30 de mayo de 2016

FELIPE GONZALEZ AMIGO DE DICTADORES

Manda carta a dictadores
a los que rinde respeto,
este es el resultado
de un demócrata mal hecho.

xxxxxx

Dijo Felipe González
a quien lo quiso escuchar,
que el era amigo del alma
del genocida de Sudán.

xxxxxx

Tanto al de Sudán del norte
como al de Sudán del sur,
a los dos pide favores
para un amigo común.

xxxxxx

Para un amigo iraní
a los dos pide favores
a cambio les prometía
un montón de petrodolares.

xxxxxx

El critica a Venezuela
por falta de libertad,
pero le pide favores
al dictador de Sudán.

xxxxxx

Carlos Andrés Pérez era
un buen amigo cordial,
que gobernó Venezuela
para el pueblo saquear.

xxxxxx

Se lleva con millonarios
se lleva con dictadores,
pero deja que se jodan
todos los trabajadores.

xxxxxx

Un vídeo pùblicitario
para su amigo iraní
pobre del pueblo que un día
se fió un poco de ti.

xxxxxx

Señor Felipe González
no venga usted a dar lecciones,
mientras siga su amistad
con todos los dictadores.

DIEGO ALVES ES UN LENGUA TRAPA

DIEGO ALVES ES UN 
LENGUA TRAPA

ANGHEL MORALES
Alves se le va la olla
para ofender a Pele,
es un simple monigote
que quiere ofender al Rey.

xxxxxx

Ganar tres copas del mundo
merece mayor respeto,
tu nunca las ganarás
eres un simple cateto.

xxxxxx

Llamar cabrón al Madrid
es de mala educación,
el respetar los rivales
son cosas de gran señor.

xxxxxx

Madrid otra copa de Europa
y son diez y una más,
por mas que ladren los perros
eso es digno de envidiar.

xxxxxx

El Atlético Madrid
ha sido un digno rival,
pero sigue con el gafe
que le impide triunfar.

xxxxxx

Ahora la Copa América
también la Copa de Europa,
aquí no acaba la fiesta
y la afición no se agota.

xxxxxx

Y mientras mi Tenerife
anda en la mediocridad
no levantamos cabeza
la afición se aburrirá.

xxxxxx

Muy pesado fue el discurso
de Cristinita Cifuentes,
la cosa se iba alargando
y hasta pitaba la gente.

xxxxxx

Entre fútbol y política
anda el pueblo debatiendo,
disfrutan los que ganaron
los otros siguen sufriendo.

EL MUNDO

EL MUNDO

GUMERSINDO LAFUENTE
Ver cómo cae un periódico que fue grande no es agradable. Si, además, en algún momento formó parte de tu vida, como es mi caso, es mucho más duro. Pero apartando nostalgias que no conducen a nada, la realidad es que El Mundo ha llegado a la situación límite en la que se encuentra empujado con ahínco por sus propios fundadores y su actual Presidente.

Se conocen pocos casos en la historia del periodismo español reciente (sólo el de El País) de un éxito tan fulgurante como el de El Mundo. Pedro J. Ramírez lo lanzó con la furia y el talento de un periodista enrabietado después de su oscura salida del Diario 16 por presiones del gobierno de Felipe González. Y triunfó.

Pero se conocen menos casos aún de periodistas y fundadores de periódicos que se hayan enriquecido tanto en el ejercicio de su profesión. A lo largo de la historia de El Mundo, las sucesivas operaciones cruzadas de inversión y desinversión fueron engordando el bolsillo de unos pocos mientras menguaban el capital de la empresa, llegando a la situación agónica que se vive hoy.

Es una peripecia que conviene recordar: en 1998 el Grupo Recoletos, gestionado por Jaime Castellanos, compra el 30% de Unidad Editorial, editora de El Mundo, justo el paquete de acciones que controlaban principalmente los cinco fundadores del periódico, con Pedro J. y Alfonso de Salas a la cabeza. Se habló de 63 millones de euros (en aquél momento eran pesetas, pero lo traduzco para entendernos). Cinco años después (en 2003) el grupo Rizzoli, ya accionista mayoritario del periódico, compró a Castellanos y sus socios ese paquete, con unas plusvalías estimadas en los medios especializados en 50 millones de euros. Ese momento también fue aprovechado por Pedro J, de Salas y algún accionista más, para desprenderse de un 5% que aún controlaban, por el que recibieron otros 13,3 millones de euros.

Por favor, no se mareen aún con las cifras, hay más. En 2007, pese a las advertencias de algunos (en una cena en la que yo estaba presente el por entonces consejero delegado italiano ante la insistencia de Pedro J. en comprar Recoletos le cortó de plano con la siguiente frase: "No te empeñes, Pedro, la unión de dos debilidades nunca hará una fortaleza") Unidad Editorial, rendida ante la férrea voluntad de Pedro J.  y con el respaldo económico de su máximo accionista, el grupo Rizzoli, decide por fin comprar Recoletos (sí, el grupo controlado por Jaime Castellanos que antes con su inversión había llenado los bolsillos de los accionistas fundadores de El Mundo). En esta ocasión, la cifra que pagó Unidad Editorial por el diario Marca, el económico Expansión y las revistas Telva y Actualidad Económica fue de 1.100 millones de euros. Y aunque estábamos en la cima de la burbuja, esa cantidad, que hoy parece una mala broma, ya resultaba a todas luces excesiva.

El estrambote de esta operación no lo sufrió El Mundo, cayó en las redes de Vocento, que en otra adquisición inexplicable, compró el gratuito Qué! por nada más y nada menos que 132 millones de euros. El vendedor: Jaime Castellanos. El resultado: pérdidas constantes hasta su cierre unos años después.

Pero volvamos a El Mundo. No solo los dineros son los responsables de la actual situación. Pedro J., que jamás logró liderar el mercado con ninguno de los proyectos que dirigió, sí consiguió que elmundo.es fuese líder en información en español en el mundo (aunque con el significativo detalle de que cuando esto ocurrió él no lo dirigía). Pues bien, su incomprensible empeño en sostener unas descabelladas teorías sobre la autoría del 11M terminó también por descabezar ese proyecto, que con los años poco a poco quedó huérfano de pulso y perdió también el liderazgo, tanto en lectores, como en innovación tecnológica.

Entre medias pasaron por supuesto muchas cosas, de las que fueron testigos un gran plantel de periodistas que allí trabajaban, pero el inicio del final ya lo conocemos. Hace dos años Antonio Fernández-Galiano decide prescindir de Pedro J, que después de unos meses de jugar al gato y al ratón, se lanza a la aventura de El Español. Pero no nos engañemos. El periódico estaba ya al borde del abismo. Las decisiones estratégicas impulsadas por su director habían ido fracasando una tras otra. Se invertía todo el rato en el pasado (Orbyt) y se abandonaba el futuro. Los cambios de piel anunciados eran meros maquillajes que iban vaciando la caja sin ofrecer resultados. Y la caída de facturación publicitaria y ventas era ya imparable. Unidad Editorial, con una deuda imposible de afrontar dada su situación y su tamaño, empezaba a tambalearse.

Los sucesivos eres no eran la solución, los cambios de director, tampoco. Antes de despedir y de cambiar de líder, hay que tener un plan, ideas claras de lo que se quiere hacer y el camino que se va a tomar para lograrlo. Y a la vista de lo sucedido estos días, no parece que ese sea el caso. Quizá en Unidad Editorial esté pasando lo que es habitual en los clubes de fútbol: la culpa la tiene siempre el entrenador y los presidentes nunca dimiten.

Pero en el caso de Unidad Editorial la realidad está clara. En las compras, ventas, equivocaciones estratégicas, contrataciones y despidos que han llevado a la empresa a donde está, siempre hubo por acción u omisión un protagonista: el actual presidente de la compañía, Antonio Fernández-Galiano. No da la sensación de ser el hombre del presente. Ni que su visión alcance a ver la aceleración permanente de cambio a la que está sometida su industria en el futuro. Más parece destinado a envolverse en el refugio menguante del papel y dilapidar los restos digitales de lo que un día fue uno de los productos más vivos e innovadores de la internet en el mundo.

LA FERIA DE LOS LIBROS, LOS LIBROS EN LA FERIA Y UN ECUENTRO IMPRESCINDIBLE

LA FERIA DE LOS LIBROS, LOS LIBROS EN LA FERIA Y
 UN ECUENTRO IMPRESCINDIBLE
IZASKUN LEGARZA NEGRÍN
Día 30 de mayo de 2016. Día de esta autonomía incierta. Último día de la  Feria del Libro de Santa Cruz de Tenerife (capital de esta isla que nos acoge). Un día más de cansancio, de ordenador extraño, de sonrisas sinceras, de ajetreo y de, sí, satisfacción.

Estamos de feria amigas queridas, queridos amigos. Y estamos contentas porque la caseta nos ha quedado preciosa (ya saben, las feministas tenemos mucha creatividad porque falta nos hace, y si no juzguen ustedes, que tienen en el correíto una foto), y porque hemos sacado a la calle, al Parque García Sanabria (ese precioso parque que yo sigo sintiendo esquilmado por la añoranza del que fue), los mejores libros escritos por autoras que hay en estos momentos en el mercado español. Los mejores, sí, y sin pudor lo decimos, porque estamos especializadas, porque nos pasamos horas revisando catálogos, porque cada vez son más los editores y editoras (sinceras gracias) que nos envían galeradas y muestras para leer despacio, porque hemos visto lo que hay y, aunque nos faltan cosas (ya saben, una hora menos en Canarias), tenemos las novedades más interesantes y, como siempre, a nuestras grandes clásicas (Virginia, Austen, las Brönte, Cholmondeley y tantas y tantas y más). Y para dar argumentos de autoridad y que no parezca que a la librera le ha crecido repentinamente el ombligo, aquí van algunos ejemplos de las novelas que tenemos en la caseta (la 21, por cierto, ya llegando al Mencey) y que esperan ser degustadas por ustedes:

Las efímeras, de Pilar Adón, editada por Galaxia Gutenberg​ (mañana tendremos a la autora en nuestra librería).





Por supuesto hay más, muchísimas más novelas, más poesía y una sección infantil que quita el hipo. Pero también hay prisa (siempre corriendo contra el tiempo) y por ahora aquí lo dejo.(Por cierto, debajo de cada título hay una reseña, dedeen y la descubrirán).

El encuentro imprescindible será mañana, a las siete, en la Librería. Porque allí tendremos a Pilar Adón, que charlará con Daniel Bernal y con quienes estemos, y nos descubrirá el trasfondo de muchas, muchas cosas.

Tengan ustedes buen día. Estamos de Feria.
Librería de Mujeres de Canarias
Izaskun Legarza Negrín
CIF: 31837423
C/ Sabino Berthelot, 42
Tfno: 922270362/682 126 769
www.libreriademujeres.com


HORARIO:
de martes a sábado de 10 a 20
cerrada domingos y lunes

ENCORE Y SIN DESCARGO…CACHILOS .”SANGUI DANCE IN THE STORM"

ENCORE Y SIN DESCARGO…CACHILOS .”SANGUI 
DANCE IN THE STORM"
EDUARDO SANGUINETTI,
FIÓSOFO Y POETA ARGENTINO

RECORDÉ TANTO QUE YA ESTÁ OLVIDADO,
TODO OLVIDADO AMNESIA DE LA ANAMNESIA.
UNA VEZ QUE NACIÓ LA IDEA
DE LA PUREZA…TODO SE PERDIÓ
IRREVOCABLEMENTE, INEXORABLEMENTE.
CACHILOS: SON EL CAMINO, SON EL CENTRO DE LA CAMA DONDE EL RÍO ES PROFUNDO,
SON MI ANTIGUO HOGAR MARGINAL SEGÚN LA TRADICIÓN ZEN DE CHINA, EL PRIMER CICLO DEL FINAL DE VIDA,
CAYENDO EN SU MUNDO MOJADO…SON LA SOMBRA DE PENSAMIENTOS A DESTIEMPO Y FUERA DE TEMPORADA.
SON LOS QUE VENDRÁN Y VERÁN CON UNA MIRADA SIN EXPRESIÓN…Y LLAMARÁN A LAS COSAS
POR SU VERDADERO NOMBRE.
PD.:AH! SI EL SISTEMA NOS TRATA DE MANERA ATROZ, REACCIONEMOS DE MANERA ATROZ. MOSTREMOS, CON UNA RÉPLICA UNIVERSAL NUESTRA REBELIÓN A TODO LO QUE NO ES…EN LA MEDIDA QUE AL ACELERARSE SU MOVIMIENTO, SOPORTEMOS CADA VEZ MENOS LÍMITES…NO ES TIEMPO DE FILÁNTROPOS, COMO TAMPOCO CREER QUE LA JUSTICIA TIENE EXISTENCIA REAL, ES UN ESTADO DE SUEÑO, UN SOLUTERIONTE. ES LA DIVINIDAD DE TODAS LAS PASIONES.

domingo, 29 de mayo de 2016

NO ES PAÍS PARA DIOSES

NO ES PAÍS PARA DIOSES

MIGUEL ROIG
Esta semana Pablo Iglesias se reunió con la plana mayor del empresariado catalán. Algunas preguntas que le han hecho durante el encuentro puede que no se las hagan a otros candidatos. Esta, por ejemplo: «¿Cree en la propiedad privada?». La pregunta encierra una preocupación previsible y es mejor dejar constancia desde el principio de la razón que inquieta. Otra, en cambio, es impropia de quien la hace: «¿Cree en el esfuerzo y el talento?». Era una reunión simétrica en la que un candidato cambia puntos de vistas con un núcleo de poder y no un test psicotécnico. Pero hubo una cuestión fuera de toda previsibilidad: « ¿Cree en Dios?». Iglesias respondió primero con ironía «Dios es un significado en disputa» y acotó, acto seguido, con sentido común: «creo en la “sensatez” del papa Francisco».

Si bien la pregunta fue inesperada no por ello deja de ser pertinente. La religión es un marco de referencia que en España ha servido para la construcción del franquismo sociológico que aún hoy es influyente y que se expresa, entre otros relatos, a través del miedo. No hace falta irse hasta los días de Georges W. Busch que se movía en territorio bélico delimitando el mundo entre el bien o el mal o cuando esbozó una escena apocalíptica para transferir del Estado a la banca una línea de crédito de 700 mil millones de dólares: “Todo está en riesgo si no se actúa; el fin toca a nuestra puerta si no socorremos a la banca”. ¿Acaso el entonces presidente Mariano Rajoy no esbozó el mismo argumento para transferir recursos a las entidades financieras y ejecutar su programa de recortes? Ahora usa un discurso religioso similar: o nosotros o los extremistas. Y señala un marco de referencia para corporizar el temor: Venezuela. He allí el infierno, señala. Albert Rivera, incluso, vacío de relatos propios, se aventuró a cruzar el Aquerón en busca de la palabra revelada para mover las encuestas.

Zigmunt Bauman valora a Dios como un hecho social que no se puede negar por la sencilla razón que surge sin que haya sido convocado, dado que nace de la incertidumbre humana, y eso implica que existirá siempre o al menos hasta que se extinga la especie, ni un segundo antes. A los dioses se les escucha porque se está obligado a escucharlos sin tener el derecho recíproco de que nos escuchen. Ser Dios significa tener un derecho inalienable e indivisible al monologo. En este sentido, la política pugna por conquistar el espacio de la religión, ya que ambas compiten por un mismo público: «personas agobiadas por el peso de una incerteza que trasciende su capacidad individual o colectiva de comprensión y de acción para ponerle remedio».

ESPAÑEZUELA Y VENEZPAÑA

ESPAÑEZUELA Y VENEZPAÑA

ANÍBAL MALVAR
Queridos habitantes de Españezuela: os envío la presente para haceros una pregunta: ¿dónde estaría hoy en nuestro país un señor que osó secuestrar a un ministro de Interior y Justicia, sacándolo de su casa a golpes ante la mirada de sus hijos de seis y nueve años y su esposa? ¿Qué condena recaería sobre alguien que osara aquí hacer lo mismo, secuestrando a Jorge Fernández Díaz ante los bellos e inocentes ojos de su ángel de la guarda Marcelo? ¿Le llamaríamos preso de conciencia?

Leopoldo López así lo hizo en 2002, siendo alcalde de Chacao e instigador del intento de golpe de Estado que intentó acabar con el régimen de Hugo Chávez durante aquellas calendas. De aquella alcaldía salió inhabilitado por malversación, en una sentencia que, es verdad, fue cuestionada por organismos tan irreprochables como Amnistía Internacional. Más tarde, en 2014, fue instigador de una revuelta en Caracas que se saldó con 43 muertes. Para hacernos entender, Leopoldo López es el Arnaldo Otegi de la oposición venezolana. Con una diferencia: López fue amnistiado por Hugo Chávez en 2007 por el secuestro del ministro, y pudo proseguir su carrera política. Y además es multimillonario.

Los vínculos de Españezuela con Venezpaña parecen evidentes. Tanto que empiezan a apestar a colonización. No me extrañaría que, en breve, Nicolás Maduro pusiera en marcha un procés independentista con sus plazos, sus esteladas y sus pitadas al himno.

La Razón dedicaba este viernes toda su página editorial a nuestro país vecino, pero con parada en Granada. No la caribeña, sino la andaluza, que con lo fina que se nos ha quedado la frontera atlántica se pueden confundir. La capacidad de Paco Marhuenda para converger disyuntivas intelectuales no deja de asombrarme. Aplaude el director planetario el viaje a Venezpaña de Albert Rivera, pero añade que “su censura a Podemos debe ser refrendada con hechos. Basta con que rectifique y ayude a cambiar el gobierno de ayuntamientos en los que ganó el PP, pero que están gobernados por el PSOE con apoyo de la formación de Iglesias gracias a Ciudadanos. Y hay unos cuantos, para comenzar Granada”. O sea, la ciudad en la que se descabalgó al PP porque su alcalde y su concejala de urbanismo fueron detenidos por corrupción. Detallitos banales que no deben enturbiar nuestra percepción de los insignes sujetos que nos gobiernan como dios manda, ¿verdad, Paco?
LAS GUERRAS DE NUESTROS CEBRIANES

Asombroso alumbra esta mañana El País. Se conoce que la final de esta noche los ha puesto tan conciliadores que hasta suenan franquistas. En su segundo editorial, Ganemos se encona, analiza las iniciativas del ayuntamiento de Madrid sobre el asuntejo ese de la memoria histórica con vozarrón de memez histérica. “Algunas iniciativas vinculadas a la memoria histórica se utilizan para aprovechar sus contenidos emocionales y avivar así las fronteras ideológicas entre unos y otros”, nos ilustran.

O sea, que los 40 años de dictadura, abusos, corrupción y asesinatos han de ser tratados sin contenido emocional. Como los papeles de Panamá, por ejemplo. Quizá se olvida el diario de Cebrián de que lo emocional, a veces, es lo que da contenido a la Historia. De hecho, los 140.000 desaparecidos del franquismo no han vuelto a tener jamás emociones, que se sepa. Aunque a mí me gustaría pensar que sí.

Prosigue el editorial: “Lo que Ganemos explota así es una guerra cultural que busca alimentarse de los viejos rencores del pasado”. Vale. Reduzcamos nuestra guerra civil a “guerra cultural”, como dice el diario. Al fin y al cabo, parte de razón lleva el argumento, pues una de las cosas en las que madrugó más el franquismo fue en quemar libros y matar intelectuales: más cultural no pudo ser esa guerra. Reclama El País consenso, y no reconstruir “las trincheras reales”. ¿Consenso en qué? ¿En intelectualizar un genocidio a golpes de olvido y de corrección política? Intentémoslo con los nazis y avisemos a la Merkel y al apolíneo Netanyahu, solo para ensayar. Existe una ignorancia llamada consenso y una ciencia denominada Historia. Ponga el lector la equis donde más le plazca.

Adiós, soberanía

Ataca feroz estos días la oposición de Venezpaña a la oposición en Españezuela. Nuestros vecinos de frontera (obviando esa excrecencia llamada océano Atlántico), anuncian estos días la creación de una comisión mixta parlamentaria, integrada por la Comisión de Política Exterior y la de Contraloría o Tribunal de Cuentas, que va a analizar la horripilante financiación venezolana de Podemos por parte del pajarito de Maduro. Y todos nuestros periódicos de papel aplauden la iniciativa. O sea, los de Leopoldo López y Capriles ponen en cuestión la independencia y capacidad de nuestros jueces, que ya casi en media docena de ocasiones han archivado el caso por delirante. El corta y pega youtube de Eduardo Inda está en sede judicial por mentiroso, incluso. Y aquí nadie dice nada. Los millonarios venezolanos van a juzgar a nuestros representantes electos y a nuestros jueces, y el patriotismo español se regodea tan tranquilo. ¿Qué fue de aquello llamado soberanía nacional? Quizá sea otra guerra cultural, esta con Venezpaña. Como aquella otra de los muertos en las cunetas y tal. Alucino.

Seguidores