martes, 17 de julio de 2018

UNA MÁQUINA SALVADORA


UNA MÁQUINA SALVADORA
Rafael ZAMORA MÉNDEZ
"NO SOÑEMOS: LOS ÁNGELES OFRECIERON LA PAZ SÓLO A LOS HOMBRES DE BUENA VOLUNTAD"
Hace ya unos años, bastante, cuando mi buen Amigo, ANGHEL MORALES GARCÍA, todavía realizaba sus primeros pinitos periodísticos y radiales, andando afanoso por las frondosas higueras de Guarazoca, recolectando  sabrosos higos y jugosas brevas que, a través de la pequeña pantalla, pude contemplar algunos interesantes episodios de una muy intrigante serie fantástica,  con el apasionante título de "DIMENSIÓN DESCONOCIDA".
Uno de ellos, por su sorprendente contenido, me llamó poderosamente la atención.
Argumentaba un singular tema especial que... trataba sobre el terrible cumplimiento de una misteriosa profecía en la que se vaticinaba el fin del mundo, el catastrófico total de su definitiva y demoledora destrucción.
Para poder salvarle, en toda la inmensa redondez de la tierra, se andaba rebuscando un nuevo super-héroe, un Superman, un Sansón o, a algún que otro barbudo antediluviano Noé.
Asegurando que había descubierto una prodigiosa máquina moderna, un fantástico ordenador, apareció un desconocido inventor, indicando que, "para su buen funcionamiento, era indispensable el concurso general de todos los grandes Magos, Hechiceros, Matemáticos, Médicos y Físicos", existentes en el planeta.
Cada uno de ellos tenía que introducir en el estrambótico aparato una tarjeta en la que se reflejaran sus mejores ideas, la estricta esencia de sus salvadores pensamientos  para que, al final, diese por respuesta una, capaz de salvar a la atemorizada Humanidad.
El tan serio asunto la arriesgada cosa, se llevó a cabo: Se logró conjuntar a todos los más reputados científicos terráqueos iniciándose entonces la dura tareade ir introduciendo en aquel enigmático aparato todas aquellas fórmulas, especialmente creadas para realizar, la esperanzadora salvación.
Frente a un insólito seguimiento general, el fabuloso artilugio comenzó a emitir los resultados de aquel imponente trabajo.
Ante un insuperable asombro general, el más sabiondo de los eminentes genios,  comenzó  a dar lectura de cada una de las soluciones y que...fueron estas:
AMAR A DIOS SOBRE TODAS LAS COSAS * NO JURAR SU SANTO NOMBRE EN VANO * SANTIFICAR LAS FIESTAS * HONRAR PADRE Y MADRE*
NO MATAR * NO FORNICAR * NO LEVANTAR FALSOS TESTIMONIOS NI MENTIR * NO DESEAR LA MUJER DE TU PRÓJIMO * NO CODICIAR LOS
BIENES AJENOS *
¡QUÉ SORPRESA: ¡¡¡LOS MANDAMIENTOS DE LA LEY DE DIOS!!!
¿Verdad amigos lectores, que hacía muchísimo tiempo que...ni siquiera los oíamos o recordábamos?
Si todos fuésemos capaces, de tan siquiera, desear cumplir con ellos, poniendo buena voluntad y denodado empeño, seguro, segurísimo, que otro gallo cantaría y no precisamente el tan célebre y renombrado de Morón.
Nuestro mundo sería bien diferente, mucho mejor, más pacífico y placentero y...¡que conste! que, esto, ni mucho menos, ha querido ser una atrevida lección de Religión.
¡SIMPLEMENTE, una seria reflexión evocadora que, sin pretenderlo, nos ha transportado hasta nuestros infantiles años, cuando, por abusada obligación escolar, a la fuerza, teníamos que estudiar el reglamentario CATECISMO!
¡ALGO TENDREMOS QUE HACER PORQUE, EN GENERAL Y CADA UNO EN PARTICULAR, A TODAS LUCES, NOS INTERESA Y CONVIENE!
¿IMPOSIBLE? AMIGOS: ¡TODO, TODO, ES POSIBLE EN LA DIMENSIÓN DESCONOCIDA!
¡CUANDO UN HOMBRE, SABE DÓNDE VA, EL MUNDO ENTERO SE APARTARÁ, PARA DARLE PASO!
***********************************************************
AUNQUE NO SEAMOS FIELES DEVOTOS,
NI TAL VEZ, CREYENTES EN LA FE,
ACOPLEMOS NUESTROS MUCHOS ROTOS,
A VER SI LOS LOGRAMOS COSER.
**********************************************************

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Seguidores