jueves, 31 de mayo de 2012

DISPARANDO AL CORAZON DE LA INCULTURA

Más lento que el caballo del malo,... las ideas que acuden a mi mente.

xxxx

El hombre siempre ha estado dominado por lo que no conoce.

xxxx

No camines nunca con la sabiduría de otro, adquiere tu propia sabiduría.

xxxx

Suelo hablar poco, porque de lo que yo hablo nunca aprendo nada.

xxxx

Las galerías de arte y los museos, son solamente cárceles donde se clasifica el espíritu humano.

xxxx

Quien para defender su postura parte del insulto y la descalificación, la mucha o poca razón que llevaba en el tema ya la ha perdido.

xxxx

Leer un libro consiste en mantener un dialogo con una persona ilustre.

xxxx

Quien huye de la cultura esta huyendo de la libertad.

xxxx

El principio de la sabiduría es la ignorancia.

xxxx

La mayoría de los libros, sino supiéramos quienes son sus autores no los compraría nadie.

xxxx

Mi poesía es solo el pensamiento que capto en el aire.

xxxx

Me dan asco los poetas que se olvidan que son hombres.

xxxx

Los libros tienen un valor infinito,... sus autores bastante finito.

xxxx

Un libro puede aburrirte,... una buena frase siempre te hará pensar.

xxxx

bienaventurados los pueblos que aman a los poetas, porque de ellos es el reino de la inmortalidad.

xxxx

Estoy tan acostumbrado a perder que cuando gano me enfado.

HOY EN LA CASETA DE IDEA-AGUERE FIRMARAN LOS SIGUIENTES ESCRIRORES


HOY JUEVES 31 MAYO EN LA CARPA
DE IDEA-AGUERE  FIRMAN LOS SIGUIENTES
ESCRITORES

11:00 - 14:00 horasFélix Díaz (Aislados, Bentorán, Trece gramo de gofio estelar)


17:00 - 21:00 horas: Antonio Cifo (Figura)
José Nicolás Boada Juárez (El cuadro del Cardenal)




Quien a Hierro mata a hierro muere


Quien a Hierro mata a hierro muere
Movimiento por Unidad del Pueblo Canario Movimiento UPC).

Canarias, 30 de Mayo de 2012 la . Movimiento por Unidad del Pueblo Canario (Movimiento UPC). Hero, la isla canaria del meridiano cero junto con Benawaré, se ha rebelado contra la marginación a la que está siendo sometida por el estado y el gobierno colonialista del reino de España y el gobierno pseudiautónomo de Canarias, pues sus habitantes, los bimbaches, no están dispuestos a seguir soportando la desidia y la humillación a la que están siendo sometidos, interesadamente, tanto por el gobierno metropolitano como por el gobierno títere de esta colonia.

Los hijos del Garoé, aquel árbol tan grueso que a duras penas lo podían abrazar cuatro hombres, lleno de intrincadas y espesas ramas, con el tronco completamente cubierto de hiedra, típica de  los árboles de nuestra laurisilva, el bosque de lauráceas que condensa la humedad traída por los vientos alisios, que alimentaba una fuente suficiente para mantener a la isla entera, los hijos del Garoé, decimos, reparten el agua que se produce con buena cuenta entre los isleños, según recoge el ingeniero italiano Torriani en su obra “Descripción de las Islas Canarias”.

Según Torriani el Garoé, celebrado por Pitafetta, por Münster y por otros naturalistas, merece considerarse como santo y maravilloso, pues con esta planta la divina providencia quiso asegurar la vida de aquellos que desde el principio vinieron a vivil aquí. Gracias a ella se conserva hasta el presente su descendencia; y por lo mismo colegimos de su inmutable naturaleza que deberá conservarse por toda la duración de los siglos futuros.

Los bimbaches ya habían tenido una amarga experiencia con los piratas de la navegación en el año 1419 cuando el mercenario Juan de Bethencourt se dirigió al Hierro, un aciago 30 de Noviembre, procedente de la Gomera, la isla rebelde (no hay un sólo documento de su sumisión) y al arribar a Heros fueron recibidos con alegría por los herreños, entre cantos y bailes, como siempre hacen con los que los visitan para regocijo de visitantes y visitados.

Cuando el corsario fondeó sus navíos los incautos bimbaches, que al verlos aproximarse los esperaban en la costa, llenaron las barcas, queriendo visitar las embarcaciones. Los denominados cristianos dejaron que se llenasen las barcas y los botes, hasta que los navíos se cargaron completamente. A todos los llevaron a Lanzarote, desde donde los enviaron a los mercados de esclavos y los vendieron (Torriani, op. cit.). El hecho viene corroborado por el texto de Le Canarien, el que sostiene que, a pesar de su acogida, los herreños fueron cautivados por Bethencourt y sus corsarios.
 Bethencourt pensó que podía repetir el engaño, por lo que volvió al año siguiente con la intención de proveerse de otra remesa de esclavos, pero al negarse a embarcar a los ancianos, pues los bimbaches intentaban reunirse con sus familiares embarcados el año anterior, sospecharon de la buena fe de los esclavistas así como de su divinidad. Uno de los ancianos sugirió a su hija que abandonase el barco, mientras un corsario encandilado con su hermosura intentó retenerla, por lo que el padre le rompió la cabeza con un palo. La abundante sangría producida convenció a los bimbaches de que eran humanos y no divinos, además descubrieron que no eran sus amigos, como transmitía la leyenda recogida por Torriani y que atribuye al desaparecido libro del Doctor Troya mediante la cual un bimbache llamado Jone antes de morir predijo que, después que él mismo se hubiese vuelto ceniza, vendría por mar, vestido de blanco, el verdadero Eraoranhan, a quien debían de creer y obedecer. Al cabo de cien años lo hallaron hecho cenizas en la fosa mortuoria y a los pocos meses aparecieron los piratas, que, desgraciadamente, confundió a los bimbaches. Los herreños descubrieron que no sólo no se trataba de sus amigos sino que eran enemigos convictos y confesos.

Pero los valientes y aguerridos bimbaches frenaron los desmanes de los mercenarios que en nombre del cristianismo invadieron la isla, pues según el historiador al servicio del colonialismo Abreu Galindo ajusticiaron al capitán Lázaro, encargado por Bethencourt de someter a los herreños, siendo necesario nuevas racias para controlar la insumisión.

El 29 de Mayo de 2012, transcurridos 519 años desde la invasión bethencuriana, los bimbaches volvieron a navegar en otro barco anclado en la isla de Heros, que ahora no trafica con esclavos pero había asumido la responsabildad de mantener líneas regulares entre esta isla y otras del archipiélago canario asociadas al transporte tanto de pasajeros como de mercancías, incumpliendo sus obligaciones y desabasteciendo a la isla, olvidando que los actuales bimbaches son descendientes de aquellos aguerridos soldados que siempre la defendieron, los hijos del Garoé, conviviendo con unas decenas de extranjeros, entre ellos algunos españoles.

Estas cosas no le gustan nada al colonialismo y menos a sus lacayos en la colonia, sin cuya interesada colaboración sería imposible mantener la expoliación de nuestro pueblo.

Los bimbaches, damnificados por la agudización de la crisis crónica que afecta a todos los canarios desde la cruenta anexión española, agudización agravada por la erupción del volcán del Hulan, perfectos conocedores de la naturaleza de su isla, están descorcertados por el inepto y abusivo comportamiento del estado colonial: ahora les cierran las carreteras, luego los desalojan de Sabinosa, después de la Restinga, les desabasten de los alimentos de primera necesitad…¡Ni se les ocurra intentar evacuarlos de la isla!

Tengan en cuenta los herreños que no están solos, pues ahora más que nunca los canarios y canarias estamos unidos como una piña, los canarios que habitualmente viven en Canarias y los que, a causa del régimen monárquico colonial, han tenido que abandonar su patria y su familia para ganarse el sustento.

El 29 de Mayo ya se está celebrando y se conmemorará año tras año como aquel acto heroico, aquella gesta mediante la que los bimbaches se rebelaron contra los insoportables abusos a los que han sido injustamente sometidos, a los que apoyamos incondicionalmente y felicitamos por su contribución a ver realizado el sueño de todo canario, magistralmente recogido en el siguiente poema de Secundino Delgado:

¿Quién, que en las Afortunadas, por su fortuna naciera, viéndolas pobres, diezmadas, de otro pueblo esclavizadas, su libertad no quisiera?



LA REALIDAD EN CLAVE WIKIMATRIX, por Eduardo Sanguinetti


LA REALIDAD EN CLAVE WIKIMATRIX
Eduardo Sanguinetti, Filósofo y Poeta rioplatense
El denominado periodismo, nos impone una imagen de la realidad al margen del tiempo por el que transitamos, devenido de la orden de los dueños de las corporaciones de la que son esclavos y conforman en matrix el mundo que pretenden vivamos. La ausencia de escrúpulos y cobardía de la que están conformados “estos periodistas”, que intentan y lo logran, es mostrarnos una realidad que se cocina en estudio de TV o en las salas de redacción de medios gráficos, desde donde se escribe interlineados de las noticias del día entre las publicidades de productos a vender y opiniones de farándula conformada por una fauna de alcahuetes, putas y pedófilos que ponen en escena la cultura periodística de este tiempo, pobre tiempo: Por suerte vino al rescate Internet y toda la actividad de blogs o de Twitter que ameniza de manera brutal dando por tierra con la mentira oficial o la fábula del día repetida hasta el cansancio, por estos farsantes. Los mensajes de Twitter, dejan muy bien expuestos, los anacronismos entre una posición y una disposición a esconder lo evidente: la mentira de este sistema y sus consecuencias traducidas en juego de patriotas, para liberar a los rehenes conformados por toda una sociedad, que se debate entre ser esto o lo otro…la opinión pública manipulada entre la opinión subjetiva de un hacker y la versión oficial siempre paupérrima y mentirosa, en cuanto a manifestarse con espontaneidad y fuera de los lugares comunes que propone el poder. El día lunes pasado, me tomé la molestia, pues realmente fue un fastidio hacerlo, visualizar los distintos programas de televisión abierta y por cable, incluidos noticieros de 24 horas, en ese día infinidad de veces reiteraron hasta el cansancio el “alerta dólar blue en alza”, por la crisis que iba a dejar en crisis histéricaal país…bueno en antípodas como noticia internacional las matanzas en Siria, otra “catástrofe” en logística con la CIA… noticia que a lo largo de todo el día repitieron… luego Maradona y la internación de su madre “doña Tota”… el asesinato de una psicóloga por su amante, noticia sazonada con otra acerca de un virus en un hospital que mató a tres bebés nacidos prematuramente, sumado a la imagen de degardados hombres de las finanzas "movimiento liberal", gritando a viva voz, cual cerdo de sacrificio por la suba del dólar y…por supuesto los comentarios de las puta de turno, hablando de todo y para todos...la entrega de premios Martín Fierro a la televisión y radio argentina, es decir el hijo bastardo del Oscar, obsequiado año a año a los mismo de siempre, parásitos del simulacro…no puedo obviar el canal Gourmet, desde donde se ofrecen todo tipo de comidas ¿exóticas? cocinadas por¿chefs? construidos en improvisadas Escuelas de Gastronomía…no olvido los programas que hablan de los programas de la TV, es decir se autopublicitan en reiteración las 24 horas del día en diversos espacios, con la misma temática, mostrar lo que ya se mostró y así hasta el infinito, día a día… y me imagino un mundo sin estas grandes lacras, sería una salvación. He argumentado en otros posts sobre la peste de las profesiones inútiles, a la cabeza de las cuales están los banqueros y los políticos, un verdadero cáncer de nuestras sociedades. Eliminando a estos parásitos, nacería al instante un nuevo modelo anticapitalista, xsin que todos los ciudadanos vivan en una fábula, pagando a estos parásitos, que te prestan dinero que no existe o que te roban ese dinero luchando contra fantasmas en sus agendas políticas. Ya no existe periodismo. Los periodistas actuales son meros informantes de instancias domésticas y vanalidades. Son bazofia cotidiana que tenemos que soportar cada día. No merecen recibir un sueldo en un país con 15 millones de pobres, especialmente en los medios ya sean públicos o privados. Confunden y engañan al despistado corderomatrix y empantanan con sus materias fecales al pedestal de la verdad. He manifestado y demostrado en infinidad de notas que toda la realidad que crea matrixmedia es falsa. La verdad o el beneficio del ciudadano o algo que no dé dinero o no salga en la televisión no interesa. Nuevas alternativas o información novedosa y revolucionaria sería ante el estado de esta realidad simulada, en volver a una wiki-proto, término acuñado por mí y de real sentido, con música celestial para esta banda de atorrantes amancebados y bien pagados. Toda esta mafia está conformada por unos cuantos esclavos/as, amigos que rotan de medio en medio, muy encorbatados y escotadas, relatando todos, las mismas nimiedades y trabajando con becarios sin preparación en precario que han estudiado una vera merda de carrera que llaman Ciencias de la Información o de la Comunicación. Nunca darán noticias, sólo repetirán sin revisar los informes oficiales acerca de una libertad de expresión que no existe, una gripe A que no matará a la humanidad, la ausencia de una oposición frente al poder omnímodo del imperio, una defensa del medio ambiente falsa y otros ditritus que les vende la mafia del poder, a través de sus instituciones: ONU, gobiernos, agencias oficiales de noticias y la voz de Assange.

miércoles, 30 de mayo de 2012

DIA 30 DE MAYO... LA ESCLAVITUD NO SE CELEBRA


DIA 30 DE MAYO... LA ESCLAVITUD NO SE CELEBRA

Por Anghel Morales

Los pueblos libres celebran el día de su independencia, solamente los pueblos colonizados celebran el dia de su conquista.

xxxx

En los pueblos colonizados siempre nacerán revolucionario.

xxxx

Canario,... no tengo discursos bonitos que decirte, pero tengo una lucha que me llena todo el pecho


 ¡Canario! Si te sabes gobernar... ¿por qué dejas que te gobiernen los españoles?

xxxx

Dios va al psiquiatra tienen complejos de superioridad... se cree Paulino Rivero.

xxxx

La prensa en el mundo es el Cuarto Poder... en Canarias... el último.

xxxx

El Gobierno Canario ya puede ser peor, ha pasado con éxito su periodo de entrenamiento.

xxxx

Los trabajadores canarios son tratados mal en el extranjeros, lo que no tiene nada de extraño... en Canarias también.

xxxx

El Gobierno Canario es poco brillante sencillamente porque los satélites no tienen luz propia.

Objetos perdidos: la dignidad de nuestros políticos.

xxxx

Hablando de talento en el Gobierno Canario, podría decirse que hay exceso de escasez.

xxxx

Todo canario que viva con el sueldo base verá a Dios... ya además muy pronto.

xxxx

A los políticos canarios hay que quitarles todo lo que no les pertenece.

xxxx

Pienso y creo en la política... luego soy idiota.

xxxx

Las ideas del Gobierno de Paulino se compran en los chinos.

xxxx

Bienaventurados los pueblos que aman a los poetas, porque de ellos es el reino de la inmortalidad.

xxxx

¡Hay de los que venden a Canarias! porque están vendiendo a su propia madre.

xxxx

El gran problema de los políticos canarios es que sobran cuerpos y faltan mentes.

xxxx

Quien ama a la madrastra -España- desprecia a su madre -Canarias-.


FIRMA DE LIBROS EN LA CASETA DE IDEA-AGUERE HOY MIERCOLES 30 DE MAYO


HOY MIERCOLES 30 MAYO EN LA CARPA
DE IDEA-AGUERE  FIRMAN LOS SIGUIENTES
ESCRITORES

11:00 - 14:00 horas: Ánghel Morales (Adivinanzas eróticas, Relatos para quemar el odio, Filosofía del disparate, Nación Canaria. Antología poética [1971-2007], El credo guanche, Nino Morales. El corazón de la lucha canaria, Generación 21: nuevos novelistas canarios)



17:00 - 21:00 horas: Ánghel Morales y varios autores de la Generación 21, entre ellos, Víctor Conde (Malpaís), Cristo Hernández (Biografía reciclada de Manolito el Camborio) y Dr R (J Ramallo) (Cucarachas con Chanel. Realismo.0)





DÍA DE CANALLAS, por Miguel A.Diaz Palarea


DÍA DE CANALLAS 2010

Por Miguel A.DiazPalarea





En el cantar del Mío Cid se alzó la leyenda de Rodrigo Díaz de Vivar que apoyara a Sancho II en contra de Alfonso VI de León; su mito se sustenta en su lucha con los reyes moros. En este humilde relato quiero homenajear al que fuera Mencey de Anaga que prefirió suicidarse antes de someterse al invasor español y entró en la leyenda del pueblo canaria como “El Mencey Loco”.







LEYENDAS CANARIAS: BENEHARO EL MENCEY DE ANAGA:
EL MENCEY LOCO



El de Lugo, con dedos pegajosos de oscuras unas negras, hurgó en el bolsillo de su jubón, extrajo un pergamino nacarado, lo desenredó con ansiedad y volvió a releerlo mientras se le encendían de codicia sus ojos fatuos:

“Nos, Don Fernando y Doña Isabel, por la Gracia de Dios Rey y Reina de Castilla y León, Toledo, Sicilia, Portugal, Galicia, Sevilla, Córdoba, Murcia, Jaén, Algeciras, Gibraltar, Príncipes de Aragón, Vizcaya y Molina:
Ordenamos a
Vos Alonso Fernández de Lugo, conquistar las Islas de la Palma y Tenerife que se encuentran en manos de paganos canarios, y someterlas a Nos en nombre de Dios para honra nuestra.
Por eso es nuestro deseo y voluntar apoyar a Vos, por lo que de las arcas reales os concedemos setecientos mil maravedíes. Igualmente nombramos a Vos
Nuestro Capitán General
Y os damos en propiedad todo el ganado, tierra y agua, que conforme a su buen parecer pudiese repartir, así como todos los tribunos que con ello consiga”.


Por fin seria suya, la mayor y más poblada de las islas canarias, la triangular de profundos barrancos, pedregosos senderos, espesos bosques, escarpados murallones rocosos y donde destaca el Echeyde desde el que soplan vapores venenosos por su ancha boca; algunos monjes había regresado de Güímar y proporcionado valiosa información al de Lugo para conquistar la última isla del archipiélago; contaba con aliados descontentos con el predominio de Taoro y su Mencey Bencomo sobre el resto de Tehinerfe, “divide y vencerás”. Brincaban su ojitos diminutos con solo rememorar como les engañó con promesas que, desde luego, no pensaba cumplir; con el infiel es legítimo mentir en beneficio de la sagrada cruz para someter a los adoradores del dios bárbaro Achamán. Había tratado secretamente con Añaterve, Mencey de Güímar, y creía poner a su lado a los MenceyesAjoña de Abona, PerinorAdeje y Rosmén de Daute; el MenceyPelicar no contaba en el proyecto del español en la conquista de Tenerife, ya era viejo y temía a los llegado de allende los mares. Una sonrisa torcida iluminaba su rostro con sólo pensar en el regocijo de sus Reyes Católicos tras el aumento de sus tierras bañadas por la sangre de su espada y las avemarías de su cruz roja bajo fondo gualda. Llegaba a la isla acompañado de un converso, el que en su libertad llamaban TenesorSemidan y, después de abrazar el cristianismo, recibió en el bautismo el nombre de Fernando Guanarteme.
Pensó el de Lugo, antes de atacar, que Duriman Bencomo, el gran Mencey de Taoro, tendría a su lado, a BeneharoMencey de Anaga, a Pelicar de Icod, a Zebenzui de Tegueste, Acaymo el de Tacoronte y, sin duda, a su tío el valeroso guerrero Tinguaro el de Aguere. Al invasor español acompañará durante la conquista Gonzalo de Castillo que conocía a través de los monjes de Güímar la lengua de los paganos, así podría engañarlos en su propia lengua.

---------------------

“¡GuañohtAchamán¡”
Así gritaba Beneharo de Anaga, el Mencey que no pudo soportar la humillación de la derrota, la amenaza del cautiverio. De gruta en gruta, de colina en colina, huyendo de la melancolía y del dolor que le asediaba, lanzaba lastimosos ayes, con la mirada turbia y ausente, Beneharo invocaba la protección de Achamán. Sólo el cielo podía darle amparo. Su locura es irremediable. Apenas pueden ya los guanches oponer resistencia a los españoles que poco a poco han ido dominando la isla. Beneharo supo que el fin estaba próximo y aquella certeza acabó con nublar su entendimiento. Errante por el desfiladero clamaba a las alturas.

De nada había servido la victoria en Acentejo y aún retumba en los oídos de Beneharo, el Mencey de Anaga, los silbidos y el estrépito de la granizada de piedras y troncos de árbol que hicieran besar el polvo a muchos castellanos; de nada, las rocas teñidas de rojo del desfiladero tras la batalla de Acentejo; de nada, tantos muertos que quedaron despanzurrados en el barranco entre macerados charcos de sangre; de nada valió que más de seiscientos españoles y trescientos canarios conversos mordieran el polvo de la derrota cuando la primera victoria; de nada, el contemplar, tras aquel combate, de apenas tres horas, los cadáveres de los invasores: yacían inertes, desparramos, en su mayoría desfigurados, con los cráneos machados por las certeras pedradas y asaeteados por las lanzas de los intrépidos guanches. Ya no le podrían hacer daño los muertos, pero de poco sirvió tanta sangre; de nada, ver en los setos de zarzamoras los cadáveres de caballos con sus tripas al aire, sus vientres abiertos por afilados cuchillos de obsidiana; de poco, el botín de guerra esparcido en el barrando: alabardas chorreando sangre, lanzas de fresno con puntas brillantes de acero, flexibles espadas toledanas, corazas, celadas, escudos azules con una inmensa cruz blanca abandonados tras la pelea; de nada valieron a los guanches los arcabuces, mosquetes, cañones de ancha boca y falconetes que no sabían utilizar; de nada sirvió al canario abatir a cientos de enemigo, dejarlos batidos implorando la piedad que el invadido nunca negó; de nada valía, ahora que le venía a la mente, el recuerdo de la rendición de Martín Ceballos y sus hombres suplicando clemencia tras la derrota de Acentejo; de nada que le entregaran al Mencey Bencomo, en señal de paz, una flexible espada toledana; de nada que su valiente guerrero Payneto de Anaga, con sus propias manos, hubiera matado a nueve castellanos en aquella épica batalla; de nada servía ya que le tumbaran abajo media dentadura al de Lugo y le llamaran después con sorna “quijada rota”.
 


“¡GuañohtAchamán¡”
Pero nadie le respondía. Sólo el eco de su gritos rebotando de roca en roca y de barranco en barranco, sólo el sonido de su voz desahiéndonse en el aire.

Beneharo, hombre temeroso de su dios y de sus antepasados, se opuso, con toda su alma, a la derrota de su adorado Acorán por un nuevo y sanguinario Dios. Luchó con denuedo para que Acorán no fuera sustituido por otro traído por el invasor; aquel que bajo una cruz protege a los extranjeros que matan y expolian sus tierras y ganados. El Mencey, con sus guerreros de Anaga se había enfrentado a los que una traicionera noche llegaron a la isla envueltos en grandes y fatídicas sombras; espíritus malignos sobre gigantes pájaros negros y silenciosos que, al tocar la playa, clavaron sus zarpas en un amanecer que barruntaba pesares para los pobladores de la isla. Beneharo mientras huye sabe que cuando el español desembarcó el Guayote en el Echeyde sonrió con maldad.
Ni siquiera ahora que corre derrotado se arrepiente el Mencey de Anaga de su proceder en defensa de su tierra. Debió matar a Guanarteme “el converso” cuando llegó a sus dominios con un mensaje del invasor. Se limitó a preguntar ante las amenazas del de Tamarant: “…que los castellanos poseían armas misteriosas que vomitaban fuego y mataban a gran distancia”, ¿Pero podrían los castellanos con aquellas armas volar las montañas que el propio Acoran había colocado en la isla? A la amenaza de que el español había sometido grandes animales de cuatro patas, que les llevaban sobre sus espaldas a la velocidad del viento; preguntó al converso ¿Cómo conseguiría con aquellos monstruos atravesar los impenetrables bosques de la isla, cómo podrían cruzar las paredes de los barrancos cortados a pico, cómo recorrer los estrechos senderos de cabras, que discurrían a lo largo de incontables precipicios? Uno de sus hombres, para demostrar que no temía al desconocido caballo, lo levantó a pecho con sus propias manos ante el asombro de los recién llegado.
Beneharo, zambullido en la demencia, mientras huye desesperado, recuerda a hija Guacimara “Flor de Anaga”, a sus hombres, pacíficos pastores y pescadores, oye los balidos angustiados de sus rebaños cuando no robados dispersos vagando por los riscos. Comprende que su altivo orgullo se enfanga en la derrota; que su ímpetu y valentía de nada han valido para expulsar al invasor. Se contempla cansado, con sus pies descarnados, sucio y a punto de caer en las garras del español. Vaga como un poseso por las peñas, preso de la locura.
Ahora al MenceyBeneharo de nada le servía que Ruyman, hijo del Mencey Bencomo y prometido de su hija Guacimara, peleara como un valiente defendiendo su patria. Fue herido, su pecho roto por una jabalina allí donde Fayneto perdió la vida al atacar, sin su consentimiento, el campamento de los castellanos en Santa Cruz. Sabe que ya nunca más se honrará al intrépido Ruyman con el saludo real: “¡ZahamatGuayohec!”. Presiente que Guacimara marchará de su cueva con el derrotado hijo del Mencey de Taoro a un lugar apartado donde lamer las heridas; el joven partió con apenas un puño de gofio en su bolsa su zurrón de piel de cabra. Como dijo a sus próximos: “…me marchó a donde sólo haya sol, mar y soledad; ningún hombre, ninguna lucha, ningún amigo, ningún enemigo, ninguna mala mirada y tampoco buena”. Presiente que jamás volverá a ver a su querida hija y, presiente, que cuando la busquen sólo hallaran sobre su yacija una cadena de conchas como pequeñas estrellas: el collar que llevó la esposa del gran Tehinerfe, su antepasado, el Mencey de menceyes; aquella prenda sólo debía ceñir el cuello de una Reina de Taoro. Lo que su Guacimara no pudo ser tras la dolorosa derrota bajo la espada del español llegado a la isla con promesas falsas.
Tuvieron razón las magades, las sacerdotisas, que al levantar el velo del futuro, no pudieron contener las lágrimas y vaticinaron que Guacimara debía morir con Ruymán, conforme al designio de Acorán.
Comprende Beneharo, preso de la pena, mientras corre de risco en risco, que se equivocaron. No supieron leer los presagios que sobrevolaron el Tagoror, cuando esperaban a los príncipes de las tribus isleñas para organizar la defensa: Anaterve no apareció a la reunión y tampoco se supo olfatear el cargado ambiente reinante. En un extremo alejado permanecía sentado Pelicar que, acariciando su larga y blanca barba, reflexivo miraba a lo lejos; tampoco se supo entender a tiempo que los meceyes de AdejePelinor, Romén de Daute, y Ajoña de Abona, hablaban entre sí, distantes, en voz baja, como la conquista de la isla no fuera con ellos; solo miró el quehebí Bencomo la disciplina expectante, con que ZebenzuíMencey de Tegeste, AcaymoMencey de Tacoronte y el mismo, Mencey de Anaga, junto al erguido y vigoroso Tinguaro aguardando órdenes. No se supo leer como en TamarantTenesorSemidán, había abrazado el cristianismo, se había sometido a la Corona de España y llegó, en sus naves, junto al invasor.
No se arrepiente el Mencey de Anaga de su proceder; juró, por Echeyde y por los huesos de sus antepasados, morir por el amor de su pueblo en el corazón y mantuvo su promesa de no traicionar a los suyos y luchar hasta morir contra todo aquel que quisiera subyugarlo.
De nada había valido que el valiente Tinguaro perdiera la vida, después de que el viejo jefe luchase como un bravo guerrero contra el castellano; de poco que se defendiera su tierra sin temer a la muerte; de nada que combatiera, a un tiempo, contra siete jinetes con una alabarda, que había arrebatado en la batalla de Acentejo. Quebró algo de si mismo en su interior cuando, de un golpe de lanza, alcanzaron a Tinguaro en el hombro izquierdo. Fue en la desdichada batalla de La Laguna Aguere; cayó de su mano el escudo de corteza de drago; de nada le valió que derribara del caballo a dos enemigos; todo para quien admiraba terminó cuando Pedro Martín Buendía, a galope, avanzó hacia Tinguaro y clavó una jabalina en su muslo; de nada sirvió luchar sin cuartel contra el invasor castellano. Terminó su existencia, cuando una jabalina atravesó su fornido y canoso pecho; allí en el suelo quedó inerte uno de los más grandes jefes guanches. Sentía como la desesperación se apoderaba de sus entendederas cuando recordaba que el cadáver de Tinguaro, aún chorreando sangre, fue llevado por cuatro arcabuceros a presencia del de Lugo. Disfrutó el español contemplando la fatídica muerte del egregio guerrero guanche; Beneharo sintió que sus esencias volaban cuando el castellano, sin piedad y como escarmiento, ordenó cortar la cabeza del caído, clavarla en una lanza y conducirla como trofeo de caza a la vega. Aún le retumbaban en la cabeza el Tedeum, entonado por el canónico Sacarinas, mientras a lo largo de la vara de la lanza hundida en el punto más alto de la colina, goteaba la sangre de su compatriota.

Entre delirios pudo distinguir Beneharo la gritería de un piquete de españoles que le perseguían para hacerlo prisionero. Se enfrentó con ellos el Mencey de Anaga, causándoles gran daño, pero sus perseguidores eran muchos y, malherido, hubo de seguir escalando para defenderse e intentar recobrarse.

Ahora que cree llegar su final, rememora, entre lamentos, como la victoria de Acentejo hizo olvidar el fatídico oráculo de las sagradas sacerdotisas del Tamo Gantem Acoran, la Casa del Dios Todopoderoso.

El de Lugo salió, el 8 de junio de 1494, huyendo de la isla, con el rabo entre patas, pero cumplió con creces el grito desafiante que lanzó al cielo antes de partir:
“¡Volveré!”
Volvió con más sangre, más penurias para su pueblo. Ahora el valiente Beneharo al grito de ¡Guañoht! ¡Achaman! prefiere morir como antes lo hiciera en Tamaránt el valiente Benthejui lanzándose al vacío antes que rendirse o dejarse apresar por las ensangrentadas manos de los castellanos.

¡Guañont! ¡Achamán¡
Así gritaba Beneharo el de Anaga, ahora apenas un reflejo de lo que fue. Se quebró la cordura que quedaba en sus ojos. Ya con Sendeto su padre, había combatido a los españoles. Grande fue su ira cuando cinco anagenses quedaron ahorcados en el torreón de Añaza pese a los acuerdos de paz que se habían establecido con los jefes cristianos. Sendeto y Beneharo demolieron entonces la fortaleza y arrojaron a los invasores de la isla. Y luego, cuando ocupó el trono de Anaga, continuó resistiendo a la conquista. Había participado en la liga de Taoro propuesta por Bencomo y, así, tomó parte en la victoria de Acentejo y siguió después hostigando constantemente al enemigo. Más en Aguere, tras la derrota, comenzó a hacerse imparable su extravio. Sin que nada pudiera evitarlo, la isla acabaría siendo sometida. Beneharo lo sabía.
Eso acrecentaba su locura.

Beneharo, el Mencey de Anaga, se aproxima al risco y pierde la vista en las crestas azuladas. Sus ojos enrojecidos, sitiados por la locura de la desesperación, por última vez vivo contemplará sus dominios. Antes fueron de sus padres y tiempo atrás de sus antepasados; aquellos que le esperan en la otra orilla. No llora, no dará a los castellanos el gusto de verle gimotear, a quienes como perros hambrientos corren tras él sorteando las pedregosas veredas del macizo. Etéreo se lanzará al grito de ¡Guañont! ¡Achamán¡ Volará liviano, frágil, acariciado, balanceado por la tenue brisa de su Anaga del alma en el descenso. Era tan sencillo dejarse caer, librarse aéreo de los españoles que se aprestan a detenerlo, humillarlo, burlarse en su cara de la derrota de su orgulloso pueblo.
Nunca, por ¡Acorán! No le prenderán jamás vivo, de ningún modo hallaran sus despojos, no llevaran cautivo su cuerpo para escarnio y escarmiento de los suyos. Ni siquiera muerto le disfrutarán. Recuerda con rabia como decapitaron a su respetado Tinguaro y lanza al cielo atronadores gritos contra el castellano que no honra a los muertos en combate; el español no es un pueblo con el que quiera compartir sus últimos días. Prefiere la muerte, desea desaparecer lejos de las garras del invasor, desbaratarse como la brisa de los alisios se confunde entre los pinos. Disgregarse de la espada que llegó tras una cruz, de los voceros de paz y concordia que sólo regalaron calamidades y la infesta modorra que hizo estragos entre sus compatriotas, de los castellanos que anegaron de sangre, castigos, infortunios y desventuras a los guanches que sometieron.

¡Guañoht! ¡Achamán¡
Entre los cerros de Anambre, de Chinobre, de Taganana, resonaba la súplica, los gritos alucinados y patéticos. A punto de darle alcance, los españoles le invitaron a rendirse. Beneharo desde lo alto de la cima, contempló sus dominios de Anaga. Miró la tierra como si quisiera aprenderla con la mirada o como si se despidiese. Estaba decidido a no caer en manos de sus enemigos. Le horrorizaba la vida de esclavo

Al grito de ¡Guañoht! ¡Achamán! abrazará con sus manos abiertas el vacío contemplando el mar que, con espumarajos, baña aquellas abruptas costas de acantilados cortados a pico; descenderá aplacando sus congojas el recordar los buenos tiempos de paz y ventura, a su hija Guacimara “Flor de Anaga” que vio crecer libre, a sus valientes guerreros muertos por su patria, a sus ganados, a sus perros. Volar con las alas libres del canario, desprendiéndose de su consternación, hasta encontrarse, de nuevo, con la perdida libertad, con la ansia emancipación. Ansia ahora Beneharo saltar hacia el horizonte e integrarse de una vez por todas en el vacío que se abre a sus pies. Nunca pensó que cientos de metros abajo las retamas, los hierbajos y las piedras del barranco, con sus correntias cristalinas hasta besar el mar, le recibirían sin piedad y que el fatídico suelo le acogerá violento.
¡Guañoht¡ ¡Achamán¡ grita y vocifera desafiante a los españoles que le persigue en tropel convencidos que antes o después sucumbirá por el cansancio y las heridas; da lástima observar al Mencey de Anaga, sucio y enterregado, con su Tamarco desmadejado, empapado en sangre y con sus extremidades a punto de fallecer por el tremendo esfuerzo de la huida y los continuas enfrentamiento con sus perseguidores. El de Lugo ha puesto precio a su cabeza, aunque lo prefiere vivo, al menos, por ahora. Servirá para que los otros guanches alzados aprendan en cabeza ajena o para ser vendido en algún mercado de esclavos de Sevilla por cuarenta doblones en oro.
No le cogerán vivo. Por fin acabarían sus penas, desea la partida y, cree que en el recuerdo, su alma recobrará la serenidad y tranquilidad perdida tras la derrota ante los españoles. Se encomienda a Acorán con devoción. Jamás pensó Beneharo, el Mencey de Anaga, que sus huesos se romperían al caer pesadamente de tanta altura, en que sus vísceras reventarían con un ruido seco y sus líquidos correrían barranquillo abajo confundiéndose con el agua de los barranquillos, empaparía sus limos y quizás sirvieran de alimento a los sapos que regentaban sus recovecos. Jamás creyó el otrora altivo Mencey que los guirres de la zona, que planean livianos entre brisas, por fin conocerían el sabor de su carne y que los cuervos conducirían parte de sus entrañas a sus crías en el escarpado risco. Que los polluelos, en sus nidos, recibían a sus progenitores con alboroto placentero al olfatear la llegada de alimento.

Volvió a mirar con los ojos presos de la locura; allá en el horizonte las montañas azules se confundían con el plomizo cielo, un poco más acá, recortando los lilas, un añil que resurgía tras el polvo atmosférico traído desde el Sahara. En lo alto del risco, casi tocándole, mirándole con lástima su perro, que siempre le acompañaba al combate, luchando sin miedo a su lado, no se separa de su lado. Presiente el animal el final que se avecina en aquel que tiene la sesera perdida. Cuando Beneharo lo mira, es ahora su última compañía, menea su rabo y respira fuerte, sacando su lengua reconfortándole con el cariño que le profesa incluso en su patético estado. Pero Beneharo, el Mencey de Anaga, vuelve a sus negros recuerdos.
Luego, recomponiendo su melena alborotada por el viento que pelaba aquella meseta que se alzaba hasta caer perpendicular a una barranquera profunda, miró, de nuevo a su querido perro, se deshizo de las hojas que se pegaban a su tamarco y se aprestó a poner fin a su existencia.

Un canario saltarín se posó en una retama que se agarraba al precipicio y pió con fuerza, parecía cantar a las excelencias de la vida en libertad. Beneharo le mira con adoración y piensa que el también volará hacia sus antepasados. Una sonrisa alocada cubre ahora su rostro, le llega la paz, ya no le escuecen sus heridas y sus músculos rejuvenecen con la caricia del viento que ahora parece cantar en su querida Anaga. La tranquilidad del final próximo, el sosiego de alcanzar la cima de aquel macizo le calma, la serenidad anega todo su cuerpo. El odiado español no dispondrá del placer de separar su cabeza del tronco para clavarla en una lanza y mostrarla entre Tedeum, ni llenará su bolsa vendiéndole como esclavo en la lejana España, ese pueblo que llegó como una maldición de allende el mar; esos seres que carece de honor, incumple su palabra y ha hecho del robo su forma de servir a su dios. El viento arreció en lo alto de la loma y sus cabellos desparramados cubrieron su enrojecido rostro, aromas a retamas y ajenjo le recordaron la primavera.

Volvió a mirar atrás se acercaban los castellanos, sus piernas colgaban al precipicio, una racha de viento beso su cuerpo y Beneharo tragó y expiro el soplo que traía olor a libertad, le reconfortó, miró de nuevo al infinito. Su tiempo en aquella erguida atalaya de Anaga acaba; observó, de nuevo, al profundo barranco, boca sin dientes que le esperaba, que aguardaba su final. El perro gimió con tristeza, auguraba la despida de su amigo que pegó en él sus ojos ahora libres de la locura.

Al contemplar el infinito observó como en un instante ante si se representaba su vida, ahora los momentos felices. Tras tocarse el pecho grito: ¡Acoran jamás llevaré bajo mi tamarco una pequeña cruz brillante como lo hiciera el traidor Guanarteme! Batió sus piernas que colgaban en el precipicio y se aproximó al horizonte donde sus antiguos le esperaban, creyó ver al Gran Tehinerfe, a Tinguaro y tantos otros guanches que le precedieron; luego voló, liviano planeó en brisas cálidas, se sumergió dentro de una luz deslumbradora que le atrajo y le arrebató todo el pesar que inundaba su dolorido cuerpo.
Enormes cuervos negros revolotean con graznidos siniestros y amenazantes sobrevuelas a los perseguidores del valeroso Mencey de Anaga; luego se lanzan en vuelo en picado contra los españoles, les conminan a dejar el lugar que eligió el Gran Mencey para poner fin a sus días. Corren ladera abajo como si el mismo d

martes, 29 de mayo de 2012

FIRMA DE ESCRITORES EN LA CARPA DE IDEA-AGUERE HOY MARTES


HOY MARTES 29 DE MAYO EN LA CARPA
DE IDEA-AGUERE  FIRMAN LOS SIGUIENTES
ESCRITORES

11:00 -14:00 horas: Víctor Ramírez (Patria, raíz y destinoPatria desmigajadaPatria prostituida)
12:00 - 14:00 horas: José Luis Correa (Murmullo de hojarasca)




17:00 - 21:00 horas: María Pino Brumberg (Con alas en los pies




lunes, 28 de mayo de 2012

LA RESISTENCIA CULTURAL EN LA FERIA DEL LIBRO DE SANTA CRUZ DE TENERIFE


LA RESISTENCIA CULTURAL EN LA FERIA DEL LIBRO DE SANTA CRUZ DE TENERIFE

POR ANGHEL MORALES


Pese a que el Gobierno de Canarias, el de la metrópolis y todas las instituciones atacan continuamente a la cultura, esta se resiste a morir, se engancha a la vida aferrándose a la última sangre que corre por sus venas. Las  instituciones se esfuerzan en lograr el máximo del fracaso escolar, pese a ello la juventud se sigue formando, titulándose, pero las instituciones les dicen claramente: o se van los echamos.

Con el mundo literario pasa exactamente igual, nunca como ahora el gremio de los escritores había sido tan mal tratado, solamente unos pocos toca pelotas o mama huevos sacan tajada de sus relaciones con el poder, son los estómagos  agradecidos que venden su dignidad por una charla de mierda o por un premio "canalla", que les permite una cuota mediatica, solo el gremio tiene la culpa de su fracaso.
Nunca como ahora había existido en Canarias una legión de escritores y escritoras que, son capaces de crear en todas las ramas de la literatura, algunos de ellos son bien considerados fuera de las islas, aquí se les sigue ignorando, pero la gente de las letras sigue resistiendo y presentando cada vez mejores obras en el mercado, como esta sucediendo en la Feria del Libro de Santa Cruz, pero seguimos gobernados por seudo analfabetos, que apenas saben leer de corrido y que están llevando la literatura canaria a las profundidades del infierno. Pero los escritores y escritoras no pierden la ilusión y ahí los tenemos a todos llenando de oxigeno los pulmones del futuro.
La Feria del Libro esta pesimamente organizada, nadie se ocupa de ella, se sigue utilizando el mismo patrón para organizar la feria que hace décadas cuando comentó, aquí la innovación brilla por su ausencia, la Asociación de Libreros que lo capitaliza todo no sirve, ni ha servido nunca para nada, no tienen sentido de la colectividad, del grupo, existe mucha rivalidad entre ellos y esto no ayuda, se olvidan de que si esto marchara bien lo sería para todos o por lo menos para la gran mayoría, pero ahí siguen con sus luchas intestinales, solo les queda la escusa de echarle la culpa a las instituciones -que también-, pero la auto crítica brilla por su ausencia y esto va en picado y cuesta abajo.


La Feria ha ido dejando mucho cadáveres por el camino, muchos libreros humildes que han sido devorados por los que lo controlan todo, pero uno echa de menos a esas editoriales como Globo, Benchomo o Baile del Sol que han animado la cosa durante años. La resistencia son ahora los escritores que, se empeñan en seguir creando o esos lectores que como héroes quieren seguir defendiendo su derecho a leer y acuden a la feria en mayor o menor medida, pero está, ahí, no se rinden: esta es la resistencia cultural de las islas la que forman escritores y lectores, el resto son intermediarios que pueden ser sustituidos en breve, lo saben pero no hacen nada para evitarlo.






PRESENTACIONES DE HOY LUNES EN LA CARPA DE IDEA -AGUERE


HOY LUNES 28 DE MAYO EN LA CARPA
DE IDEA-AGUERE  FIRMAN LOS SIGUIENTES
ESCRITORES


11:00 - 14:00 horas: César Fernández-Trujillo Castro (Amigos oyentes)
Francisco Amoraga (A child was born)
17:00 - 21:00 horas: Javier García Miranda (Los litófonos de Tenerife)
Roberto Cabrera (Apuntes para una reflexión etnomusicológica)

“Que España retome el camino del imperio donde no se pone el sol” (García Vaquero)


“Que España retome el camino del imperio donde no se pone el sol” (García Vaquero)
Special Committe on Decolonization: Mr. Diego Morejón Pazmino, Chairperson, Mr. Pedro Núñez Mosquera, Mr. Bashar Ja'afari  and Mr. Shekou M. Touray, Vice-Chairpersons
Canarias, 27 de Mayo de 2012. Movimiento por la Unidad del Pueblo Canario (Movimiento UPC). Apreciados señores, nos dirigimos nuevamente a ustedes por los siguientes motivos:
En un patético y trasnochado acto de enaltecimiento del más rancio colonialismo español, en torno a un centenar de españoles y canariñoles, de entre los más de dos millones que habitan este territorio, juraron lealtad a la bandera de Franco en la plaza de Santa Ana, en Las Palmas de Gran Canaria, en un desesperado intento del ejército colonial de ocupación de apelar al patriotismo españolero de esta colonia, obviamente sin conseguirlo a pesar de la parafernalia desplegada en recursos y publicidad. La franquista bandera del Regimiento de Infantería Canarias 50, el del Batán, fue donada por el gobierno pseudoautónomo de Canarias en 1983, siendo madrina de ella (nos referimos a la bandera) la Sra. Isabel Saavedra Acevedo, hermana del entonces presidente del pseudogobierno canario y hoy diputado del Común Jerónimo Saavedra. La cantante Mary Suárez fue la madrina de la bandera del Regimiento de Artillería 94, la otra bandera franquista utilizada en el acto.
Entre los asistentes al servicio del colonialismo se encontraban la delegada del gobierno colonialista del reino de España en Canarias, María del Carmen Hernández Bento, y los senadores en las Cortes Generales de España por Gran Canaria Borja Benítez de Lugo (PP) y el otrora abanderado del nacionalismo canario Arcadio Díaz Tejera (PSOE). También hizo ostentación de su patriotismo español el alcalde de Ingenio, Juan José Gil (PP), el exconcejal Mario Romero Mur y el exconsejero también popular Joaquín Jorge Blanco. Acudió también al acto el alcalde de Las Palmas de Gran Canaria, Juan José Cardona, que prometió jurar la citada bandera el próximo año, y la senadora del PP y exalcaldesa, Pepa Luzardo, que ya juró la susodicha bandera años atrás y se quedó entre el público.
Tampoco faltaron a este evento de enaltecimiento españolista destacados representantes empresariales, como el presidente de la Cámara de Comercio de Las Palmas, José Sánchez Tinoco, y el expresidente del Círculo de Empresarios, Agustín Manrique de Lara, además del nombrado cronista oficial de Gran Canaria, Juan José Laforet. El jefe superior del Cuerpo Nacional de Policía en Las Palmas, Valentín Solano, y numerosos uniformados más ocupaban la tribuna de invitados.
Una compañía con tres secciones del Ejército de Tierra de España se desplegó en formación sobre la plaza de Santa Ana para recibir al general jefe de la Brigada de Infantería Ligera Canarias 50 y comandante militar de la provincia de Las Palmas, Alfonso García-Vaquero Pradal, precedido por las citadas banderas. Algunos niños portaban también la enseña diseñada por Franco repartidas por los propios militares antes del acto, motivo por el cual haremos llegar también este descrito a la organización Save the Children.
El general García-Vaquero hizo acto de presencia, pasó revista a las tropas formadas y dio paso a la jura de bandera. "Españoles ¿Juráis o prometéis guardar y hacer guardar la Constitución, defender con lealtad al Rey y, si es preciso, derramar vuestra sangre por España?", arengó el general a los civiles. "Sí, juramos",  respondieron.
Tras la jura, el general García-Vaquero arengó nuevamente a los asistentes, rememorando el aciego genocidio de 1478. También intentó justificar la presencia de la bandera franquista en la calle como "símbolo de la patria y patrimonio de todos los españoles". El militar acabó su discurso apelando a la España colonial:
"Os habéis comprometido a mejorar la herencia recibida para transmitirla a vuestros hijos y que ellos, la sociedad del futuro, reciban un patrimonio que contribuya a que España retome el camino del imperio donde no se pone el sol", dijo.
Canarias formó parte de ese imperio colonial al ser sometida por los invasores españoles mediante un genocidio que comenzó en el año 1402 y finalizó, por lo menos la parte más agresiva, en el año 1495, después de casi un siglo de resistencia y rebeldía, que todavía persiste. La permanencia de España en Canarias también fue rechazada en la primera y única ocasión en la que el pueblo canario tuvo la oportunidad de expresarse al respecto, mediante el Referéndum convocado el 12 de Marzo de 1986, convocatoria en la que nuestro pueblo rechazó pertenecer a la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) votando NO, organización militar en la que está integrada España y cuyo resultado está aún pendiente de ejecutar.
No somos nosotros quienes debemos pedir la dimisión del Sr. García Vaquero, pues no nos inmiscuimos en los asuntos internos de otros estados, por inducir a España a retomar “el camino del imperio donde no se pone el Sol”, así como su negra historia colonial, pues es de sobra conocido que el “imperio donde no se pone el Sol” era el caduco imperio colonial español del hijo de Juana “la loca” y nieto de los Reyes Católicos, Carlos I de España y V de Alemania, cuyo imperio monárquico incluía España, Alemania, los Países Bajos, Italia, las colonias sudamericanas, etc., motivo por el cual se habló del imperio en el que no se ponía el sol.

El colonialismo ha sido juzgado como crimen de lesa humanidad, por lo que solicitamos traslade este escrito a la Corte Penal Internacional para que, una vez estudiado, tome las medidas pertinentes e instamos al Comité de Descolonización de las Naciones Unidas, cuya Carta suscribió España, para que exija al estado y al gobierno de España que proceda a descolonizar este territorio sometido por la fuerza de las armas, respetando la jurisdicción intenacional, específicamente las Resoluciones de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), suscritas por España, 1514 (XV) de 14 de Diciembre de 1960 sobre la concesión de la Independencia a los países y pueblos colonizados y la resolución 55/146 de 8 de Diciembre de 2000, mediante la cual se declara el periodo 2001–2010 la Segunda Década Internacional para la Erradicación del Colonialismo, finalizada el 31 de diciembre de 2010

Seguidores