miércoles, 31 de agosto de 2011

Érase una vez….

Érase una vez….

Érase una vez…, en Tenerife, en una de las pequeñas islas que conforman las Canarias, conocidas como afortunadas por los dones naturales con los que les obsequió la madre naturaleza, pero venidas a muchísimo menos por la maldita especulación, no exenta tampoco de maldita corrupción, por obra y gracia de unos no menos malditos políticos. Érase una vez, cuando aún se anteponía el Interés General al particular, cuando, con muy escasos recursos, se afrontaban obras realmente necesarias, con la congruencia como bandera, pero…

Pero llegó lo que nunca debería haber llegado, la asquerosa política del “todo vale”, ignorando al Pueblo y desoyendo sus necesidades reales, mintiendo como bellacos tras campañas electorales preñadas de promesas interesadas para la captura del voto. Ha sucedido de nuevo, el Pueblo de San Andrés se ha visto azotado por otro durísimo temporal marítimo, que les ha ocasionado innumerables destrozos, fruto de otra promesa electoral que ha quedado en el olvido, como de costumbre, a pesar de su enorme necesidad y reducido coste.

Me estoy refiriendo a la escollera de protección del frente de San Andrés, una demanda vecinal que se viene repitiendo desde hace algunas decenas de años, por tratarse de una necesidad muy perentoria reconocida por todos, que vuelve a dejar gravísimas secuelas, con seguridad mucho más caras que el coste de su solución definitiva, una simple escollera. Muchas personas nos hemos sumado a esta demanda vecinal, la Plataforma de Defensa del Puerto de Santa Cruz lo ha hecho también de forma reiterada, pero la sordera se ha impuesto por encima de su necesidad y por otras razones que deberían ser investigadas y castigadas.

Y es que esa simple escollera, que hubiera frenado tantos daños año tras año, políticamente no se concibe sin el pelotazo de turno a su abrigo, en este caso una marina privada que tantos réditos pretendían algunos que les dejara, eso sí, haciéndole un huequito para acallar protestas, al también demandado desde siempre refugio pesquero. Y ello invadiendo de forma grave e irreversible la mayor parte del frente de San Andrés, cuando la mayoría estamos por tener abierto ese frente, sólo con su escollera y dándole cabida al refugio, cuyo coste no sería muy elevado, pues la escollera, si se hace en condiciones, podría servir también como su dique exterior de protección, con un considerable ahorro.

La violencia del mar que pudimos ver hoy en San Andrés es muy preocupante y podría conllevar, en cualquier ocasión, mayores desgracias, más allá de los daños materiales que generalmente ocasiona, y hay que ponerle freno ¡YA! Estamos echando en falta a políticos que separen el trigo de la paja, que entiendan, “de una vez”, que San Andrés necesita de forma muy perentoria su escollera y que ello no debe ir unido a pelotazo alguno, y la marina privada lo sería. Y cuando hablo de esto, también me acuerdo del dique de la Escuela de Náutica, dañado por el mar hace ya muchos años y que aún sigue igual, porque, tal y como sucede en San Andrés, no conciben su arreglo, también de bajo coste, sin el pretendido pelotazo de otra marina privada, de momento abortada por las protestas vecinales.

También me acuerdo del mamotreto, del “indecente mamotreto”, y de todas las mentiras que se han sacado de la manga para hacerlo realidad. Hoy también pude contrastar, “por enésima vez”, que esta horripilante edificación, cuyo derribo está tardando demasiado a pesar de que está espantando a demasiados visitantes, se encuentra “íntegramente” dentro del DOMINIO PÜBLICO marítimo-terrestre. La mar de hoy superaba por lo menos en un metro de altura su planta alta, no la cubierta, hice comprobaciones con una persona que estaba dentro posiblemente por el temporal. Si delante no hubiera estado la carretera elevada que hicieron, que se utilizó hasta hace poco tiempo, y algunos otros impedimentos existentes, el agua del mar lo hubiera anegado totalmente.

Las insaciables apetencias empresariales las conocemos, no se si en todos los lugares serán las mismas, pero no pueden traspasar el interés general, ni ir más allá de la seguridad o llevarnos a la degradación, y aquí está sucediendo y no podemos permitirlo. Lo grave que está pasando en San Andrés es claro ejemplo de ello, como también lo sería construir el puerto de Granadilla, porque conllevaría mucha degradación y porque es innecesario a todas luces, y alguien políticamente debe poner las cosas en su sitio, el sentido común así lo exige. Nosotros sólo podemos seguir luchando y reclamando lo que es justo, pero necesitamos de políticos honestos y congruentes con poder de decisión, para que nuestras luchas por el interés general fructifiquen, ¿hay alguien ahí?

© Cándido Quintana

Presidente de la Plataforma de Defensa del Puerto de Santa Cruz

martes, 30 de agosto de 2011

NICOLÁS MELINI EN DOS LIBROS FRANCESES

NICOLÁS MELINI EN DOS LIBROS FRANCESES SOBRE LITERATURA ESPAÑOLA

El hispanista Jacques Soubeyroux ha realizado un nuevo trabajo sobre la literatura de Nicolás Melini (Sata Cruz de La Palma, 1969), para el volumen La narrativa española de hoy (2000-2010), La imagen en el texto (I), publicación coordinada por la también hispanista Natalie Noyaret, Catedrática de la Universidad de Caen (Francia). El libro recoge trabajos que versan sobre la imagen en la obra de los principales autores españoles de la década del 2000, realizados por un buen número de estudiosos.

Contenido del libro: Francisco Umbral (Jean-Pierre Castellani); Juan Marsé (Claire Vialet Martínez); Álvaro Pombo (Anne Lenquette); José María Merino (Natalie Noyaret); Julián Ríos (Stéphane Pagès); Luis Mateo Díez (Gregoria Palomar); Soledad Puértolas (Christine Di Benedetto); Enrique Vila-Matas (Amélie Florenchie); Rafael Chirbes (Nathalie Sagnes-Alem); Gonzalo Hidalgo Bayal (Felipe Aparicio Nevado); Rosa Montero (Nadia Mekouar-Hertzberg); Javier Marías (Murielle Borel-Codaccioni); Arturo Pérez-Reverte (Marie-Thérèse Garcia); Dulce Chacón (Elvire Diaz); Antonio Muñoz Molina (Isabelle Steffen-Prat); Alejandro López Andrada (Anne Paoli); Manuel Rivas (Jorge Vaz); Agustín Fernández Mallo (Benoît Mitaine); y Nicolás Melini (Jacques Soubeyroux); con un trabajo final de Philippe Merlo-Morat.

Por otro lado, la hispanista Christine Pérès, Catedrática de Literatura Española Contemporánea de la Universidad de Toulouse, participa en un libro sobre el cuento español contemporáneo con un trabajo que se titula “Temps et espace dans deux nouvelles espagnoles contemporaines: «Las otras vidas» (Antonio Muñoz Molina, 1988) et «Hijo» (Nicolas Melini, 2005)”.

Nicolás Melini es autor, entre otros, de las novelas “La sangre, la luz, el violoncelo” y “El futbolista asesino”, el poemario “Cuadros de Hopper” y el libro de cuentos “Pulsión del amigo”.

Próximamente verá la luz su nuevo libro de poemas: “Los chinos” (Vitruvio).

Libia: Bajo las bombas, Trípoli no claudica

Thierry Meyssan con misión de observación en Libia: Bajo las bombas, Trípoli no claudica

Un grupo internacional de investigadores de la Red Voltaire se encuentra actualmente en Libia. Sus miembros han visitado las zonas bombardeadas. A pesar de las condiciones de guerra existentes en el país, los investigadores de la Red Voltaire han tenido también la oportunidad de reunirse con dirigentes políticos y responsables de la seguridad de la nación. Sus impresiones son diametralmente opuestas a las imágenes que divulga la prensa occidental. Thierry Meyssan ofrece sus primeras observaciones desde Trípoli.

THIERRY MEYSSAN / VOLTAIRENET.ORG – En su centésimo día de bombardeos contra la Libia, la OTAN vuelve a anunciar su inminente éxito. Pero sigue sin definir claramente cuáles son los objetivos de esta guerra y se ignora, por lo tanto, en qué consistirá ese éxito. Simultáneamente, la Corte Penal Internacional anuncia que el Guía Muammar Gadafi, su hijo Saif al-Islam y el jefe de sus servicios de inteligencia interior, Abdallah al-Senussi han sido acusados de «crímenes contra la humanidad».

El dormitorio de Muammar Gadafi, bombardeado por la OTAN. FOTO VOLTAIRENET.ORG

Si nos atenemos a la resolución 1973 del Consejo de Seguridad, la llamada coalición de Estados voluntarios estaría tratando de instaurar una zona de exclusión aérea para impedir que las tropas del tirano asesinen a su propio pueblo. Sin embargo, los informes iniciales que afirmaban que la fuerza aérea libia estaba bombardeando ciudades que se habían sublevado contra el poder de Trípoli nunca han sido confirmados, a pesar de que la Corte Penal Internacional los considera dignos de crédito. Lo que sí es cierto es que las acciones de la OTAN han ido mucho más allá del establecimiento de una zona de exclusión aérea y se han convertido en una campaña de destrucción sistemática contra las fuerzas armadas nacionales y todas sus unidades aéreas, terrestres y marítimas.

Los objetivos de la OTAN son probablemente otros. Los líderes de la alianza atlántica han mencionado repetidamente el derrocamiento del «régimen» de Muammar Gadafi, o sea la eliminación física del «hermano Guía». Los medios occidentales hablan de «deserciones masivas» de los cuadros de Trípoli para unirse a la causa de los sublevados de Benghazi, pero no logran citar nombres, exceptuando los de personajes políticos conocidos desde hace mucho como favorables a un acercamiento a Washington, como el ex ministro de Relaciones Exteriores Mussa Kussa.

La opinión pública internacional está siendo objeto de una intensa campaña de desinformación. Washington ordenó la interrupción de las transmisiones de la televisión libia a través del satélite ArabSat, a pesar de que Libia es accionista de ese satélite. El Departamento de Estado no tardará en hacer lo mismo con el satélite NileSat.

En lo que constituye una flagrante violación de sus compromisos internacionales, Washington negó la solicitud de visa del nuevo representante de Libia ante la ONU. El nuevo representante de Trípoli se ve así privado de la posibilidad de ir a Nueva York para expresar el punto de vista del gobierno de Libia mientras que su predecesor, que decidió pasarse al Consejo Nacional de Transición creado en Benghazi, sigue ocupando el escaño de Yamahiria.

Estas maniobras que ahogan la voz de Trípoli facilitan a la vez la difusión de cualquier falacia sobre Libia sin que los interesados tengan la posibilidad de desmentirla.

No es por lo tanto sorprendente que, vistos desde Trípoli, desde donde escribo este artículo, los comunicados de la OTAN y las disposiciones de la Corte Penal Internacional parezcan irreales. La calma reina en el oeste de Libia. En cualquier momento, las sirenas anuncian la llegada de los bombarderos o de los misiles. Es inútil correr hacia los refugios, por un lado porque hay muy poco tiempo para ello, y por otro lado simplemente porque no hay refugios.

Red Voltaire

Los bombardeos son de una extrema precisión. Las municiones teledirigidas alcanzan los edificios designados como blanco e incluso las habitaciones ya designadas como blanco dentro de esos edificios. Sin embargo, durante la etapa de vuelo la OTAN pierde el control de alrededor de uno de cada 10 misiles. Esos artefactos caen entonces en cualquier lugar de la ciudad, sembrando la muerte al azar.

Si bien una parte de los blancos de la OTAN son de carácter «militar», como cuarteles y bases, la mayor parte son en realidad «estratégicos», o sea de importancia económica. La OTAN ha bombardeado, por ejemplo, la imprenta encargada de emitir la moneda libia, una instalación civil encargada de fabricar los dinares. Comandos de la OTAN han saboteado también fábricas que hacían la competencia a las industrias de los miembros de la coalición. Otros blancos son llamados «sicológicos».

El objetivo es herir en carne propia a los dirigentes políticos y los responsables de la seguridad masacrando a sus familias. En esos casos, los misiles se dirigen a las habitaciones privadas, específicamente a las que sirven de dormitorio a los hijos de los dirigentes.

En la capital y en la costa, el ambiente se siente cargado.

Pero la población se mantiene unida. Los libios subrayan que ninguno de sus problemas internos justifica que se recurra a la guerra. Hablan de reclamos sociales y de problemas regionales, como los que existen en los países europeos, nada que conlleve al desgarramiento de las familias que se ha producido como resultado de la división territorial que se está imponiendo a su país.

Ante los ataques de la OTAN, decenas de miles de burgueses acomodados han buscado refugio en los países limítrofes, sobre todo en Túnez, dejando a los pobres a cargo de la defensa de la patria en la que amasaron sus riquezas. Numerosos establecimientos comerciales permanecen cerrados, sin que se sepa si el cierre se debe a problemas de aprovisionamiento o a la huida de sus propietarios.

Al igual que en Siria, la mayoría de los opositores políticos han cerrado filas junto al gobierno en aras de garantizar la integridad del país frente a la agresión extranjera. Anónimos e invisibles, algunos libios informan sin embargo a la OTAN sobre la localización de los blancos. En el pasado, sus antecesores recibían con los brazos abiertos a las tropas colonialistas de Italia. Hoy corean, junto a sus homólogos de Benghazi: «1, 2, 3, ¡viene Sarkozy!» Cada pueblo tiene sus traidores.

Las atrocidades cometidas en Cirenaica por los mercenarios del príncipe Bandar [de Arabia Saudita] acabaron convenciendo a muchos indecisos. La televisión muestra constantemente imágenes de los crímenes perpetrados en Libia por los líderes de Al-Qaeda, algunos de ellos liberados directamente de Guantánamo para luchar del lado de Estados Unidos. Son espantosas imágenes de mutilaciones y linchamientos perpetrados en ciudades convertidas en emiratos islamistas, como en Afganistán e Irak, por individuos deshumanizados por las torturas a las que ellos mismos fueron sometidos y excitados por los efectos de poderosas drogas. No es necesario ser un viejo partidario de la revolución de Gadafi para apoyarla hoy ante los horrores que están cometiendo los yihadistas en las «zonas liberadas» por la alianza atlántica [1].

Nada de lo que hemos podido ver en el oeste [de Libia] demuestra la existencia de una revuelta o de una guerra civil. En todas las carreteras, las autoridades han instalado puntos de control cada 2 kilómetros. Los automovilistas se someten pacientemente a los controles e incluso se mantienen atentos para descubrir ellos mismos posibles elementos infiltrados por la OTAN.

El coronel Gadafi está entregando armas a la población. Los civiles ya han recibido casi 2 millones de fusiles automáticos de asalto. El objetivo es que cada adulto, hombres y mujeres, pueda defender su casa. Los libios han entendido la lección iraquí. Sadam Husein basaba su autoridad en el partido Baas y el ejército, excluyendo a su pueblo de la vida política.

Al ser decapitado el partido y ante la deserción de unos cuantos generales, 111111111111111111111111111111111el Estado iraquí se derrumbó súbitamente, el país quedó sin capacidad de resistencia y se hundió en el caos. Libia, por su parte, está organizada según un original sistema de democracia participativa, comparable a las asambleas de Vermont [Estados Unidos]. Los libios son gente acostumbrada a que se les consulte y a asumir sus responsabilidades, lo cual implica que es perfectamente posible movilizarlos en masa.

Es sorprendente comprobar que las mujeres libias demuestran más determinación que los hombres en lo tocante a portar armas. Esto refleja el incremento, durante los últimos años, de la participación femenina en las asambleas populares, lo cual quizás refleja al mismo tiempo la indolencia que se había apoderado de los cuadros de este Estado socialista con un alto nivel de vida.

Todos están concientes de que el momento decisivo se producirá con el desembarco de las fuerzas terrestres de la OTAN, si se atreven a desembarcar. La estrategia de defensa está por lo tanto enteramente concebida en función de disuadir al enemigo mediante la movilización masiva de la población. Los soldados franceses, británicos y estadounidenses no serán recibidos aquí como liberadores sino como invasores colonialistas.

Tendrán que enfrentar una serie interminable de combates urbanos.

Los libios se preguntan cuáles son exactamente los móviles de la OTAN.

Me sorprende comprobar que es a menudo a través de la lectura de los artículos de la Red Voltaire, traducidos y publicados en numerosos sitios de Internet y en varios diarios impresos, que han tenido conocimiento de los verdaderos motivos [de la agresión]. Existe aquí, como en todas partes, un déficit de información sobre las relaciones internacionales. La gente está al corriente, y se enorgullece, de las iniciativas y realizaciones del gobierno a favor de la unidad africana y del desarrollo del Tercer Mundo. Pero ignora muchos aspectos de la política internacional y subestima la capacidad de destrucción del Imperio. La guerra siempre parece lejana, hasta que nos convertimos en blanco del agresor.

¿En qué consiste entonces el éxito que la OTAN anuncia como inminente?

Por el momento, Libia está divida en dos. En la región de Cirenaica se ha proclamado una República independiente –aunque lo que allí se prepara es la restauración de monarquía– que ya ha recibido el reconocimiento de varios Estados, comenzando por Francia. Aunque la nueva entidad está siendo gobernada de facto por la OTAN, oficialmente existe un misterioso Consejo Nacional de Transición, que no ha sido electo y cuya composición –si realmente existen sus miembros– se mantiene en secreto para que dichos miembros no tengan que responder por sus actos. Parte de los bienes libios en el exterior han sido congelados, pero están siendo administrados por los gobiernos occidentales, que están utilizándolos en su propio provecho.

Parte de la producción de petróleo está siendo comercializada en condiciones particularmente ventajosas para las compañías occidentales, que se están dando así un verdadero banquete. Quizás sea ese el famoso éxito: el pillaje colonial.

Con sus órdenes internacionales de arresto contra Muammar Gadafi, su hijo y el jefe de los servicios de inteligencia internos, la Corte Penal Internacional trata de presionar a los diplomáticos libios para obligarlos a dimitir. Todos y cada uno de ellos se ven así en peligro de verse acusados de «complicidad con crímenes contra la humanidad», si finalmente cayera la Yamahiria, y los que decidan dimitir dejarán una plaza vacante que Trípoli no podrá llenar. Las mencionadas órdenes de arresto son parte, por lo tanto, de una política de aislamiento contra Libia.

La Corte se está dedicando también a la propaganda de guerra. Calificó a Saif al-Islam de «primer ministro de facto», lo cual no es cierto pero da la impresión de [que existe en Libia] un régimen familiar. Una vez más aparece aquí el principio de inversión de valores típico de la propaganda estadounidense. Los sublevados de Benghazi agitan la bandera de la monarquía Sanusi y el aspirante al trono está a la espera de su momento en Londres, pero nos presentan a la democracia participativa como un régimen dinástico.

Al llegar a los primeros 100 días, los comunicados de la OTAN no logran ocultar la decepción. Con excepción la región de Cirenaica, los libios no se han sublevado contra el «régimen». No se vislumbra una solución militar.

La única posibilidad que tiene la OTAN de salir de este asunto con la frente alta y sin muchas pérdidas sería conformarse con la división del país.

Benghazi se convertiría entonces en una especie de Camp Bondsteel, la megabase militar estadounidense en Europa que ha logrado obtener la categoría de Estado independiente bajo el nombre de Kosovo. La región de Cirenaica sería la base militar que el AfriCom necesita para controlar el continente africano

lunes, 29 de agosto de 2011

NO A LA REFORMA DE LA CONSTITUCION

NO A LA REFORMA DE LA CONSTITUCION SIN CONSULTA A LOS CIUDADANOS

Carta urgente que le manda José Luis Sampedro a Zapatero con respecto a la reforma express de la constitución

Carta a Don José Luís Rodríguez Zapatero.

Presidente del estado Español.

Y al resto de las señorías que portan la representatividad parlamentaria.

Señor presidente, permitánme dirigirme a usted para comentarle mis más profundas inquietudes que, por mi honor y conciencia, me impiden quedarme al margen de los hechos relativos a nuestra Constitución amenazada por una vergonzosa e imborrable mancha.

Habéis realizado un gobierno durante sus dos legislaturas en las que, muchos podemos estar en contra o a favor de su gestión frente del ejecutivo que preside. Habéis cometido aciertos y errores, éstos últimos desgraciadamente más numerosos en su último periplo presidencial. Sus gestiones pueden ser criticadas o avaladas desde todos los frentes que los ciudadanos deseen pronunciarse.

¡Pero que mancha de cieno sobre vuestro nombre -iba a decir sobre vuestro reino- puede imprimir esta abominable reforma constitucional! Por lo pronto usted decide reformarla mediante una llamada telefónica al señor Mariano Rajoy, presidente del principal partido de la oposición, tomando ambos la representatividad parlamentaria como un absolutismo de dos dirigentes, dando bofetada suprema a toda justicia. Y no hay remedio, España conservará esa mancha sobre su carta magna y la historia consignará que semejante crimen social se cometió al amparo de vuestra presidencia.

Puesto que ha obrado tan sin razón, hablaré. Prometo decir toda la verdad y la diré si antes no lo hace el tribunal con toda claridad.

Es mi deber: no quiero ser cómplice. Todas las noches me desvelaría el espectro de la ciudadanía que expía a lo lejos cruelmente ultrajada, una reforma que no ha decidido.

Por eso me dirijo a vos gritando la verdad con toda la fuerza de mi rebelión de hombre honrado. Estoy convencido de que la ciudadanía no ignora lo que ocurre, entonces ¿a quién denunciar este afrenta malhechora de verdaderos culpables sino al primer soberano de la carta magna, al Pueblo?

Ante todo la verdad acerca de nuestra carta magna y su proceso de reformarla.

Nuestra Constitución, nacida en 1978, promulga en sus artículo primero del título preliminar

“España se constituye en un Estado social y democrático de Derecho, que propugna como valores superiores de su ordenamiento jurídico la libertad, la justicia, la igualdad y el pluralismo político”.

Agentes externos a nuestro ámbito constitucional, la señora Merkel y el señor Sarkozy han dictado los cambios que usted promulga, auspiciados aún si cabe por entidades externas y opacas a la ciudadanía, no sólo de nuestro estado, sino del resto de los ciudadanos miembros de la Unión Europea.

Señor presidente del gobierno y señor presidente del principal partido de la oposición:

No recuerdo que en ninguna de las legislaturas, en las que ustedes han sido elegidos como representantes de los ciudadanos (ni anteriormente tampoco), hubiese en algún proceso electoral papeletas para proceder a legitimar a estas personas (la señora Merkel y el señor Sarkozy) sobre nuestro ordenamiento legal, jurídico y constitucional.

Igualmente me consta, en ninguno de sus respectivos programas electorales, ninguna intención de reformar la constitución.

Ante este hecho y sus intenciones, ustedes han puesto la forma política dictada por la Constitución (representación parlamentaria) muy por encima de la soberanía establecida en la carta magna (el pueblo) documento que regula las normas y convivencia en nuestra nación.

Al ejercer su disciplina partidista, sr. Zapatero y sr. Rajoy, en la que los señores y señoras parlamentarias únicamente promulgan el deseo de sus líderes (en el presente caso ustedes), vuestras señorías son responsables y ejecutores del crimen que les expongo.

De forma sorpresiva, en periodo estival, con un parlamento en funciones, donde las señorías preparan las maletas fuera del hemiciclo ante la próxima cita electoral, ustedes pretenden modificar la Constitución sin consultar a sus soberanos.

Ustedes sobrepasan con sus intenciones el artículo primero del título preliminar de nuestra constitución. Su reforma no es para un “Estado social” y sus formas no son, ni mucho menos, “democráticas de Derecho”.

Tal es la verdad, señores parlamentarios, verdad tan espantosa, que no dudo quede como una mancha en vuestra representatividad. Supongo que no tengáis ningún poder en este asunto, que seáis prisioneros de los mercados y de los poderes que os rodean; pero tenéis un deber de ciudadano en el cual meditaréis cumpliéndolo, aunque dudo que honorablemente. No creáis que desespero del triunfo; lo repito con una certeza que no permite la menor vacilación; la verdad avanza y nadie podrá contenerla.

Hasta hoy no perpetrabais el proceso, pues hasta hoy no han quedado deslindadas las posiciones de cada uno; a un lado los culpables, que no quieren la luz; al otro los justicieros que darán la vida porque la luz se haga. Cuanto más duramente se oprime la verdad, más fuerza toma, y la explosión será terrible. Veremos como se prepara el más ruidoso de los desastres.

Señor Presidente, concluyamos, que ya es tiempo.

Yo acuso al Banco Mundial, FMI, OCDE y demás organizaciones supranacionales y externas al gobierno europeo de ser los organizadores de este crimen. Ninguna de ellas elegidas en representatividad por el Pueblo de un estado, el nuestro, sobre el que quieren reformar la Constitución.

Acuso a la UE y al BCE de ser garantes dentro del territorio europeo este complot.

Acuso a Standard & Poor’s y a Moody’s como cómplices y beneficiarios de este acto.

Acuso al conjunto de la banca europea y nacional como lobby cómplice y beneficiarlo de esta infamia.

Acuso a la señora Merkel y al señor Sharkosy por inducir a perpetrar este vil atentado a nuestra soberanía.

Acuso a aquellas empresas, que junto a la banca, presionan a sus señorías para dejar de ejercer la representatividad de sus soberanos, ejerciéndola sobre sus intereses económicos.

Acuso a aquellos políticos cuyo máximo interés es mantenerse en el cargo que ejercen a cualquier precio, tan indignantes como el del crimen que nos ocupa.

Y por último: les acuso a ustedes por proponer esta modificación de espaldas a la ciudadanía. Ciudadanía que avala, es garante y soberana tanto del estado Español como de su carta magna. Ustedes que, mediante una simple llamada telefónica, ultrajan la inviolabilidad de una Constitución, inviolabilidad que defendieron cuando no se han atrevido a mantener su vigencia, adecuándola a las realidades sociales. Ustedes que juraron o prometieron sobre ella.

Se atreven a modificar el máximo documento del Estado en aras del “Mercado”. Mercado al que pretenden calmar mientras las voces del pueblo son ignoradas o silenciadas.

Puede que éste crimen ejerzan el efecto que ustedes esperan, pero no ignoren las victimas consecuentes. Habrán convertido la Constitución en un simple panfleto al que poner a cotizar en los mercados de valores, habrán convertido el espíritu de la transición española no en un garante de paz y democracia social como fue en su día, sino en un mero informe de resultados macro-económicos. Y habrán convertido a la ciudadanía española en un pueblo sin su máximo referente de legalidad moral y convivencia al subvertir los valores representados en ella por cifras monetarias inducidas fuera del espíritu en el que se redactó.

Distinguidas señorías, en nuestro Estado, no sólo hay que ser demócrata, también hay que parecerlo y sus formas distan mucho de ello. Desde hace mucho tiempo no resuelven entre ustedes la composición del Tribunal Constitucional y resulta que si resuelven en minutos modificar el texto sobre el que basar sus juicios. Lo dicho señorías, también hay que parecerlo.

Sólo la ciudadanía tiene el derecho, tiene el deber, de mantener vigente este documento, ustedes han de darles los medios. Ustedes, la clase política, que no sólo por activa ahora perpetran este crimen que nos ocupa, sino que por pasiva en las últimas décadas no han dado un paso para mantener su vigencia, y mucho menos aún, consultar al Pueblo al respecto.

No ignoro que, al formular estas acusaciones, arrojo sobre mí el peso y decisión del máximo soberano del estado del cual ustedes se supone que representan. Y voluntariamente me pongo a disposición del Pueblo.

En cuanto a las personas a quienes acuso, debo decir que ni las conozco ni las he visto nunca, ni siento particularmente por ellas rencor ni odio. Las considero como entidades, como espíritus de maleficencia social. Y el acto que realizo aquí, no es más que un medio revolucionario de activar la explosión de la verdad y de la justicia.

Sólo un sentimiento me mueve, sólo deseo que la luz se haga, y lo imploro en nombre de la ciudadanía, que ha sufrido tanto y que tiene derecho a ser feliz. Mi ardiente protesta no es más que un grito de mi alma. Que se atrevan a llevarme a los ciudadanos y que me juzguen públicamente.

Así lo espero.

Giro………. Constitucional.

Giro………. Constitucional.

L. Soriano

Sinceramente cuando se anuncia un cambio con un giro de….360º, o se despeja la estulticia del anunciante o se advierte que nada va a ser cambiado. Partimos del punto al que nos dirigimos. Como Marino, el rumbo a 360 es una tomadura de pelo, el 359 o incluso el 1, serian algo, lo demás es reírse del personal.

Que podíamos esperar pues, si el que estaba ahora no quiere que en el futuro se gaste, ya no es de izquierdas endeudarse, dice, con toda la cara. Y el que cree que llega ve que lo que le dejan de margen es nada y menos. Y se resiste.

Ya que abren el melón de la Constitución, ¿porque no arreglan cosas como la Republica, el fin de las Autonomías, o al menos su capacidad de recaudación, el límite de funcionarios, el límite de Ayuntamientos con techo de 10.000 habitantes mínimo, la reforma fiscal con los derechos de los contribuyentes bien reflejados, y con la bajada generalizada de impuestos al nivel del país real que somos?. En fin, habría que retocarla casi entera.

Este país es especial, es un país donde se sigue adorando a la izquierda mas retrograda o jurasica del mundo. Donde aún queda un partido comunista que quiere una dictadura del proletariado, donde aún quedan terroristas y asesinos a los que se les dan cargos políticos o se les facilita su apacible vida sin renunciar a sus actuaciones delictivas. Donde los Sindicatos, la peor Peste que actúa como el ancla y lastre de la economía, esta gordo elefante a subvenciones y prebendas, mientras cinco millones de familias pasan hasta hambre. Donde se ridiculiza al contrario, se anatemiza al que cree en algo, donde los experimentadores sociales campan a sus anchas como Mengueles del XXI, creando monstruos igualitarios pero distintos y sin posibilidades de llegar a ser de la Nomenclatura tipo soviet que promueven. Jamás y nunca han puesto tanto en entredicho los anti demócratas camuflados a la democracia. Si es que esto es la democracia, leyes a miles, sin derechos, sin salida, sin trabajo, sin posibilidad de vivir ni de protestar ni de realizar actividad alguna. En manos de sicarios y esbirros del poder, sin que los jueces nos defiendan y sin que la hacienda nos proteja. Así no se puede vivir. Aquí no se puede vivir. Habrá que actuar y pronto. Girar 180ª, cambiarlo todo, en serio y a la prisa.

A reflexionar.

sábado, 27 de agosto de 2011

LA RAPIÑA INTERNACIONAL YA TIENE EL PETROLEO DE LIBIA

LA RAPIÑA INTERNACIONAL YA TIENE EL PETROLEO DE LIBIA

Una vez más, las naciones poderosas se creen con el derecho de ir a quitarle a otros países las riquezas que estos tienen. En este caso, el imperialismo internacional bendecido por la ONU, esa que cuyo Secretario General el señor Moon no es más que un títere de los americanos, que se esconde y que es incapaz de hacer que se cumplan resoluciones como la del Sahara, las de Palestina, decidieron un día, aprovechando una serie de conflictos en el Norte de África, que era la ocasión de invadir Libia echar a Gadafi y quedarse con el petróleo de este país. Cuando empezaron los líos de Túnez, Egipto,... dijimos en este blog y ahí queda escrito para aquellos que quieran buscar por esas fechas que, el verdadero objetivo de estos conflictos eran Libia, Siria e Irán, algunos me tacharon de alarmista, pero los resultados están claros. Se contrataron mercenarios internacionales, se financiaron a algunos jefes de tribus para que se sublevaran contra Gadafi, que lo único que hizo es lo que cualquier gobernante en estos casos: usar los medios que cada gobierno tiene para estos casos. Era curioso, que mientras en Túnez y Egipto la gente salía a la calle con lo puesto, en Libia la gente estaba armada hasta los dientes y empezaron a usarlas en muchas ocasiones no contra las fuerzas de Gadafi, sino contra la población civil. En pocos días Gadafi los hubiera controlado, pero Inglaterra, Usa, Francia y otros no quisieron dejar pasar la ocasión y acordaron en ese chiriguito que es la ONU mandar fuerzas de la OTAN para proteger a los rebeldes -mercenarios internacionales- antes que Gadafi acabará con ellos. Pero ya dijimos aquí, que eso era solo una escusa para invadir el país y acabar con el líder libio y quedarse con el petróleo de este país.

Durante meses, la coalición de rapiña internacional de la que forma parte España, se ha dedicado a lanzar misiles sobre el suelo libio y no para proteger a los rebeldes, sino para aniquilar al régimen de Gadafi, aunque esto supusiera -como así ha sido- la muerte de miles y miles de civiles, que han caído bajo bombas de tonelada y media, lanzadas desde miles de kilómetros e imposible de controlar su objetivo. Meses y meses han ido minando la resistencia Libia, un país de poco mas de cuatro millones de habitantes, siendo atacado por el ejercito mas poderoso del planeta. Miles de crímenes cometidos por el imperialismo internacional, aunque ellos ahora lo justifican con el derrocamiento de Gadafi, algo que negaron desde un principio. Los europeos, una vez y apoyados por los americanos recurren al poder de la fuerza para apoderarse de la riqueza de otros países. Hasta Ángela Merkel se negó a apoyar esta invasión a todas luces ilegal, por mas que la bendigan los amos del mundo. En Libia durante estos últimos meses se están cometiendo muchos crímenes y no los comete precisamente Gadafi, sino la coalición internacional que allana el camino a los mercenarios que se encargan de ejecutar, asesinar y masacrar a cualquier civil, se comportan como verdadera carroña arrasándolo todo y asesinando impunemente. Libia esta llena de cadáveres, miles de civiles han muerto y siguen muriendo y no los esta matando Gadafi o su gente, los esta asesinado la coalición internacional. Hace tiempo que Estados Unidos y sus aliados han descubierto una original forma de democratizar los países: para proteger a los civiles los matamos. Un millón de muertos en Irak no se justifican con nada. Allí el objetivo también fue el petróleo, hasta personas que no estaban bajo ninguna sospecha como Juan Pablo II condenaron aquella invasión ilegal, que ha dejado un millón de muertos y que no ha servido sino para que la rapiña internacional saquee el petrolero de Irak, como ahora están saqueando el petróleo de Libia.

Las cadenas de televisión europeas, entre ellas las españolas echan imágenes de los palacios de Gadafi, como justificación de la invasión de Libia, cuando todos sabemos que el mejor de los palacios de Gadafi era un simple cuarto de aperos si lo comparamos con los palacios de la monarquía inglesa o española, por citar solamente a dos de los países que están colaborando en los crímenes que se están cometiendo en Libia.

Cara le esta saliendo a España la guerra de Libia y encima cuando llegue el reparto del botín, se quedará con las migajas. Un a España en la peor crisis de su historia por culpa de las ideas belicosas de sus últimos gobernantes -Aznar y Zapatero-, que se han plegado al imperialismo internacional y que se ha decidido acompañarlo en invasiones como la de Irak, Afganistán, Los Balcanes, Libano,... y ahora Libia. Con lo caras que están saliendo estas aventuras bélicas España podría arreglar muchos problemas internos. Una España que no se ha preocupado de que arregle el problema de su colonia del Sahara y donde por miedo a Marruecos salieron con el rabo entre piernas dejando a su población en manos de la corrupta monarquía alauita, a la que nadie es capaz de meter mano y cuyos monarcas tienen carta blanca para cometer todo tipo de fechorías. Si España quiere arreglar problemas y echar dictadores mucho peores que Gadafi, que se vaya a Guinea Ecuatorial, donde dejaron al criminal Masías y ahora su sobrino Teodoro, al que España sigue ayudando y que sin lugar a dudas es uno de los peores regímenes del mundo.

Libia tiene mucho petróleo, Gadafi su líder ha sido siempre un personaje peculiar y no bien visto, por lo tanto era fácil que la rapiña internacional se pusiera de acuerdo para derrocarlo y quitarle el petróleo. Esto no hubiera pasado en época de la Unión Soviética, pero hoy el mundo solo tiene un color: el capitalismo. Un sistema que da mal olor, los países están arruinados, piden agua por señas y vuelven a la época del colonialismo, de rapiñar la riqueza de los demás, les es fácil conseguir aliados como los miembros de la CNT, ninguno a disparado un tiro en su puta vida, ninguno ha sido perseguido jamás, son títeres al servicio del imperialismo internacional. Los medios de comunicación se dedican a satanizar a Gadafi a buscar mierda que echarle encima, todo por el bien de los intereses de sus países. Mienten una y otra vez, ocultan información, los rebeldes-mercenarios llevan cometiendo crímenes desde hace meses, la prensa domesticada se calla. En Libia quien lleva matando los últimos meses son las bombas de la coalición rapiñera y de los mercenarios al servicio de las petroleras, nadie pone orden, parece que no interesa, ¿quien eligió a los miembros de la CNT? ¿quién les dio representatividad? ¿quién son ellos para representar al pueblo libio?

No sabemos lo que le puede quedar a Gadafi, suponemos que poco tiempo, los rapiñeros hace meses que están sacando diariamente miles de barriles de petróleo del que no se beneficia para nada el pueblo libio, este dinero sirven, en tal caso, para financiar los misiles que caen sobre la población civil o para financiar los mercenarios internacionales. Claro que hay gente que se pasa a los invasores ¿les queda otra salida?

Supongo que el señor Moon y todos sus títeres de la ONU estarán felices, sus tropas -las de la OTAN- están masacrando a un pueblo, que desde luego no tiene ninguna culpa, a quién le gustaría que las fuerzas de la OTAN en época de Franco lanzaran misiles sobre Madrid, Sevilla o Barcelona para librarnos del dictador. ¿Por qué no son tan valientes los chicos de la OTAN y van a poner orden en Chechenia o el Tibet? Son cobardes, ahí se encontrarían con rusos o chinos que no les iban a dar facilidades. La OTAN está al servicio de los americanos y sus aliados, la están utilizando para invadir países y saquearlos. ¿Qué sentido tiene la OTAN hoy día? ¿Cuál es el enemigo del que se protege? ¿Quién va a proteger a los países de las invasiones de la OTAN? ¿Por qué Rusia y China han echo la vista gorda en la invasión de Libia? ¿Cuál es la contrapartida? Supongo que al final dirán que han echado a un dictador y que todo esta justificado, supongo que taparán y justificarán los crímenes de sus mercenarios, para estos no existe el tribunal de La Haya. Libia vivió los crímenes del colonialismo, después de una monarquía corrupta y ahora les vienen los saqueadores internacionales para llevarse sus riquezas

Gadafi morirá de una o de otra manera, pero la rapiña que ha entrado en Libia no ofrece ninguna garantía, mucho nos tememos que esperan días negros, ya cuanto menos sabemos que su oro negro será de las petroleras internacionales.

Ya tenemos Irak, Libia,... ahora queda Siria, Irán,... Venezuela, quien haga falta, las normas del juego las imponen los americanos y sus aliados europeos, ellos seguirán LIBERANDO PUEBLOS A BASE DE ANIQUILAR SU POBLACIÓN CIVIL.

jueves, 25 de agosto de 2011

MIENTRAS NOS SIGAN JODIENDO...

MIENTRAS NOS SIGAN JODIENDO... VOY A SEGUIR ESCRIBIENDO

Menos mal que se fue el Papa

cuanta alegría me da,

aunque muchos lo veneren

a mi penita me da.

xxxx

Si Jesucristo volviera

tendría que echar al papado,

el mensaje de esta iglesia

no es un mensaje cristiano.

xxxx

Han extendido el mensaje

con la espada y con la cruz,

lo de apoyar la violencia

no es mensaje de Jesús.

xxxx

Abusadores de niños

corruptores de menores,

bajo el signo de la cruz

se cometen sinsabores.

xxxx

Con todas las dictaduras

la iglesia estuvo de acuerdo,

bendiciendo pelotones

que dirigían estos cerdos.

xxxx

No le oí pedir perdón

por su camino de males,

ellos condenan y salvan

en lo alto de sus altares.

xxxx

La mujer es un objeto

en esta iglesia brutal,

ni el papado le permite

llegar a sacerdotal.

xxxx

Ya se que existe otra iglesia

que ayuda a niños y viejos,

a esta iglesia la respeto

y si me piden la quiero.

xxxx

Esa gente misionera

que viaja a cualquier lugar

para ayudar a los pobres

y que puedan prosperar.

xxxx

La que esta en las guarderías

y en los centros de mayores,

la que cura a los enfermos

y alivia sus sinsabores.

xxxx

Como ven hay dos iglesias

para ricos, para pobres,

la segunda es la cristiana

la otra es cosa de hombres.

xxxx

Ayer me pediste un voto

y yo tonto te lo di,

en cuanto llegaste al cargo

ya te olvidaste de mi.

xxxx

Pa levantarme temprano

no tengo despertador,

pues tengo a los basureros

con su horroroso camión.

xxxx

Tanto concurso en la tele

a mi ya me dan de cara,

para no ver tanta mierda

siempre la tengo apagada.

xxxx

Al cura que esta en mi pueblo

se le ha ocurrido una cosa,

es la de instalar un Bingo

para llenar la parroquia.

xxxx

Con un cielo de papel

y un mar de tinta añil,

no daría para escribir

de aquel que entrena al Madrid.

xxxx

Con tanto juego de azar

nos gastamos nuestro sueldo,

"este es el mayor impuesto

que el pueblo paga al gobierno".

xxxx

Al presidente Paulino

yo lo veo despistado,

sera porque los sociatas

este cargo le han prestado.

xxxx

Esa legión extranjera

ya me toca las narices,

aunque ahora se disfraza

como nuestro Tenerife.

xxxx

Mercenarios de la prensa,

hijos de la maldición,

que pesa en nuestro fútbol

traída por Concepción.

xxxx

La historia del Tenerife

tiene su mayor borrón,

con los mayores desastres

que nos trajo Concepción.

Seguidores