domingo, 21 de mayo de 2017

“MACRI: ECO DEL PASADO”

“MACRI: ECO DEL PASADO”

POR: EDUARDO SANGUINETTI,
 FILÓSOFO
Confrontando la imposición del olvido y la reconciliación amnésica del relato del poder, muchos de los mejores escritos de los últimos años en Argentina, ejercieron una obstinada interrogación sobre la historia nacional y una polémica, en ciernes, cuando se silenciaba la voz de quienes clamaban con el relato histórico, no ficcionalizado: los memoriosos.

Relataré según me vaya acordando acerca de dichos de los “buenos muchachos”, amigos de Mauricio Macri, que conformarán un panorama muy claro y concreto, de cómo la acumulación capitalista se ha desbordado, el 1% de la población mundial manipula el 90% de la riqueza… 90 ricachones, según Oxfam Intermón, tenían en 2015 el mismo dinero que 3,8 mil millones de pobres del planeta… la barbarie y la bestialidad hablan por sí mismos.

“Aquí no hay ideologías, aquí hay capitalismo” una potente frase, que no deja espacio a dudas acerca de Carlos Melconian y su pensamiento color dinero. Este personaje, ex-presidente del Banco Nación de la Nación Argentina designado por el presidente cacofónico Mauricio Macri en su actual gestión. Melconian, quien según consta en los documentos oficiales, accionó como jefe del Departamento de Deuda Externa del Banco Central, archivó las investigaciones sobre fraudes cometidos por multinacionales y grupos económicos locales con los seguros de cambio a principios de los ochenta.

Sumemos la estatización de la deuda externa “privada”, lo que significó una defraudación a estado argentino en más de 6000 millones de dólares… entre las empresas beneficiadas por esta medida se encuentra Sideco S.A. de la familia Macri… termino con otra frase célebre de Melconian: “En lo único que creemos es en el comercio”.

Espert, otro amigo de Macri, dice: “debemos ser libres para importar lo que se nos antoja”… si tenemos memoria, las fórmulas mágicas del Libre Comercio y la apertura de importaciones trajeron consecuencias nefastas a la República Argentina, en los gobiernos de la Dictadura, en era menemista y en el gobierno del budista-offshore Macri… se destruyó la industria nacional, cerraron miles de fábricas y se dispararon desempleo y pobreza: hambre e indigencia, al por mayor.

Otro fiel amigo de Macri Aranguren, Ministro de energía, dijo: “Tampoco es tan relevante recuperar el autoabastecimiento y la soberanía en hidrocarburos”… asimilado al pensamiento privatizador de Macri, todo cierra en la política de entrega y megacanje.

Cambiaron “pasado por futuro”, sin dudas, como dijo la gobernadora de la provincia de Buenos Aires María Eugenia Vidal… qué más da, el argentino soporta lo insoportable, empeorar también es cambiar… ¿o no?… decía Macri. “yo estoy acá para ayudar”, en campaña electoral, a veces, mejor evitar ciertas ayudas…. imperdibles las palabras de Mauricio dedicadas a las mujeres: “a todas las mujeres les gusta que les digan un piropo… por más que este acompañada de una grosería, como que te digan qué lindo culo tenés”, ¿qué tal? Muy espontáneo offshore.

“Su relación con la juventud PRO: “Vamos los jóvenes, vamos el PRO, vamos la Argentina” y así hasta quedarse afónico, repitiendo estas frases plenas de ¿contenido?… no se lo recordará por la riqueza dialéctica… sintético Mauricio… “bajar los costos y los salarios son un gasto más”, vamos trabajadores!… no se olviden que también manifestó : “voy a ayudarlos a crecer” todo un mesías modelo tercer milenio.

Sin el pueblo, que le ha concedido el voto, no sería nada más que un “vago” recuerdo… La voz de un pueblo, como el argentino, debería ser escuchada, por Macri y sus “amigos”, no como algo lejano e intangible, sino como la voz que clama… pero imposible, si el 2X1 ha vuelto al ruedo de lo que puede ser, “volver al pasado”, pero por vez primera el pueblo marchó de a cientos de miles para exigir su eliminación, en contra de la decisión de la Corte Suprema de la Nación Argentina… bien a marchar por más logros, o se plantan ahí nomás. Vamos que los Macri-Macron seguirán sin frenos, rápidos y furiosos eliminando libertades individuales.

Hoy el pueblo no es oído ni tenido en cuenta, como queda demostrado en el día a día, por el penoso transitar de millones de ciudadanos, hambreados y reprimidos, en su voluntad de hacer valer sus derechos constitucionales, hoy en jaque… solo el imaginario popular, un relato casi imaginario, para este presidente, tan limitado en su hacer y tan funcional a los intereses, de vaya a saber quién… conforma el guión de un filme que se está escribiendo, del cual somos actores y espectadores… todos filmados y en el sistema de un mundo donde nadie ya sabe quién mira a quién.

“Argentina hoy llora”, por una historia perdida, en su carácter de ciencia objetiva, comprobable, para adquirir el carácter de discurso: un nuevo tipo de relato cercano a la escritura de ficciones, aplicable a las oportunistas informaciones del aparato de medios, que opera dibujando una realidad inversa, en la voz de rentados informantes de realidades obtusas, fabulando lo que jamás ha tenido sitio ni espacio y blindando, silenciando, los desaciertos cotidianos de Mauricio Macri y su corte de los “milagros”.

Juicios y parcialidades, víctima a cada instante de sus repugnancias y fantasmas, a los que convoca, este presidente, arriesga a torcer la proa de una historia, la argentina, ya de por sí degradada, en su ficcionalización, en “la sombra de una grotesca representación”, con la aprobación de funcionarios de toda especie, traidores y cobardes, que han pactado y pautado, a espaldas de un pueblo, el devenir de un tiempo de “entrega y sumisión”.

Tendrá alguna idea este presidente, que el núcleo sustancial y esencial del “drama argentino”, es construir desde la educación una cultura de excelencia, desde la universidad, los colegios públicos y centros culturales, reflejados en un profesorado que garantice idoneidad, capacidad y rigurosidad, ante la emergencia del instante, a un estudiantado dinámico y con ánimos de sentar las bases de una política de autodeterminación y emancipación cultural.

¿Con qué finalidad e impericia evidente, intentan gobernar, estos funcionarios-funcionales, enviados del olimpo financiero? Deviene lo anterior en una cobarde y oportunista intolerancia frente a cualquier manifestación original, en todas las expresiones que conforman la cultura o del disentimiento crítico sustentable, con apoyo teórico idóneo que representa el “peligro” de una discusión seria al volver a poner en juego algunos valores, revolucionando, en giro de 180º, al estado de las cosas.

La plasmación de los valores que predicaba la democracia, solo son “sueños de libertad”, guardados en la memoria de la historias, que jamás se han cristalizado en acto.

Ya no más predicación de valores, lo que supone preferir lo sustancial y posponer lo aleatorio. Para esta nueva democracia solo vale que el procedimiento sea coincidente con el sistema de normas. La corrupción que pulula por todas partes se produce cuando el sistema normativo cae en desuso. Nos hemos transformado en sociedades anónimas… nos gobiernan gerentes, que obedecen a directores de corporaciones fantasmas… ¿cabe alguna duda?

Y estos valores han sido causa de grandes luchas políticas en busca de su implementación. Pues bien, asistimos a un cambio sustancial del concepto de democracia, ella dejó paulatinamente de lado ese núcleo vital de valores a preferir, para reducirse a una maquinaria de gobierno, a una democracia procedimental, donde los presidentes, ministros y gobernantes del mundo, ya no importa sean políticos, clowns o taxi boys, son sujetos-objetos del sistema… las decisiones las propone un Gran Hermano, que dicta y rige, el resto: mera humanidad, sedimento de una memoria ausente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Seguidores