lunes, 15 de mayo de 2017

FEMINISMO SUSANISTA EN ‘EL PAÍS’



FEMINISMO SUSANISTA
 EN ‘EL PAÍS’
ANÍBAL MALVAR 
“Bruselas asegura que España será la potencia europea que más crecerá”. Este titular del viernes en ABC me alegró el día. Yo ni siquiera sabía que éramos una potencia, ni sé exactamente qué es una potencia, pero me puse más ufano que una erección adolescente. En portada, un sonriente Rodrigo Rato hacía sonar la alegre campanilla de la salida a Bolsa de Bankia, y en páginas interiores se nos informaba de que “El Gobierno no exhumará a Franco pese a la petición del Congreso”. Todo esto te da igual cuando eres una potencia. Y no te digo nada si además te anuncian que “la que más crecerá”.

En un panorama de tan brillante optimismo es normal que nuestros periódicos deriven hacia temas menores. Con algo hay que preocupar el Edén para que Adán y Eva se distraigan. Por eso El País de este sábado dedica en exclusiva uno de sus sesudos editoriales a Carles Mulet (senador de Compromís) y a su gesto de romper una foto de Susana Díaz desde la tribuna de oradores. “Ni Compromís ni Podemos han condenado los insultos, que justifican como respuesta a la descalificación que la propia Díaz hizo de estos partidos como ‘izquierda inútil’. El PP sí ha condenado la expresión utilizada por Mulet, y lo ha hecho introduciendo un argumento igualmente necesario al calificarla de machista. El Tribunal Constitucional respaldó en 2008 la mayor severidad en las penas contra los hombres que agreden a sus mujeres recogida en la ley contra la violencia de género, al ver ‘razonable por parte del legislador tratar de compensar la lesividad más frecuente’ que sufren las mujeres”.

Ítem más: “La agresión verbal a Díaz exige una reflexión sobre lo que supone una incitación al odio hacia una mujer elegida democráticamente al frente de un Gobierno. Y, como cualquier insulto o gesto de odio, merece la condena firme de todos los que queremos convivir en paz y respeto”.

Quien lea esto sin saber que somos una potencia quizá se llame a engaño y colija que Mulet utilizó expresiones del tipo “zorra de mierda”, “vete a planchar condones a tu casa” o “te mereces que tu marido te calle con un par de sopapos”. Pero es que las potencias nos la cogemos con papel de fumar. Se le escapó a Mulet un simple “qué asco de señora”, cuando precisamente respondía al calificativo de “izquierda inútil” usado por Susana Díaz para referirse a todos esos grupos de izquierda que no son útiles para la derecha. Los del no es no.

Banalizar la violencia machista es terrible. Pero lo que hacen el PP y El País, manipularla con fines políticos, tiene delito. Prácticamente, están pidiendo cárcel para el desafortunado Mulet. Calificar de “incitación al odio” la destrucción de la fotografía de un personaje público es una ridiculez que ofende nuestra inteligencia y ofende a la mujer verdaderamente maltratada.

Las feministas son “mujeres frustradas, mujeres amargadas, mujeres rabiosas y mujeres fracasadas como personas y que vienen a dar lecciones a las demás de cómo hay que vivir y de cómo hay que pensar”, dijo en público David Pérez, alcalde popular en Alcorcón, sin que hubiera siquiera deposición de responsabilidades políticas. Tampoco cuando León de la Riva, siendo alcalde de Valladolid, se permitió hacer sugerencias sobre cómo emplearía los carnosos labios de la socialista Leire Pajín. El periódico de Prisa, por cierto, concedió incluso una tribuna en sus páginas al primero para que dulcificara su homofobia (este chico le pega a todo).

Pero este azote de feminismo susanista que ha atacado a El País lo supera todo. Vivimos en un reino donde la Justicia acepta la doctrina de la tonta para exonerar de sus delitos a una infanta. Eso, mi caro Antonio Caño, sí es machismo.




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Seguidores