martes, 21 de marzo de 2017

SI QUIERES LA PAZ PREPÁRATE PARA LA PAZ




SI QUIERES LA PAZ PREPÁRATE
 PARA LA PAZ 
MOVIMIENTO POR LA UNIDAD
DEL PUEBLO CANARIO

La paz es el principal impulsor del progreso de las civilizaciones, pues el inmenso despilfarro económico que supone el mantenimiento del complejo industrial-militar se puede invertir en el desarrollo científico-tecnológico y social, la educación y la sanidad. El Stockholm International Peace Research Institute ha publicado el gasto militar por países desde el año 1988 al 2015, accesible en este link, datos a partir de los cuales podemos hacernos una somera idea del citado despilfarro: el presupuesto, en dólares corrientes (2014) ocupa veintiuna (21) páginas en forma de supercondensadas tablas. Con ese presupuesto el Homo sapiens, del que existen al menos dos variedades como veremos a continuación, ya estaría en su destino natural, la inmensidad del resto del espacio sideral, del universo, el cosmos.

En ningún momento debemos perder la perspectiva de lo que somos. La especie humana, autodenominada Homo sapiens, es una de las 8,7 millones de especies en las que algunos cálculos cifran el número de especies de este planeta. Del Homo sapiens existen al menos dos variedades, el Homo sapiens sapiens y el Homo sapiens bellicosus (que se inclina hacia los conflictos armados, la agresividad y la violencia en lugar de recurrir al diálogo para resolver las discrepancias). No sólo están en este grupo los guerreros del Apocalipsis sino desde el colegial que se dedica a disparar garbanzos en clase a sus compañeros hasta el deportista que va despachando codazos, patadas e insultos a los rivales o los responsables de la violencia machista, directa o indirectamente, así como los que atentan contra la Naturaleza. Las características del Homo sapiens bellicosus  han sido magistralmente aprovechas por la industria armamentística para, armando todos los bandos posibles, cuantos más mejor desde su óptica y sus intereses, mantener un conflicto continuo en el planeta que retro-alimente al complejo industrial militar. Según algunos cálculos bastante conservadores la organización denominada en español con el acrónimo OTAN posee armamento suficiente para destruir este planeta hasta doce veces. La buena noticia es que ambos son Homo sapiens, quiere decir que, en teoría al menos, disponen de la capacidad suficiente para elegir a qué grupo quieren pertenecer.

La consigna “si quieres la paz prepárate par la guerra” ya no cuela. Si vis pacem, para bellum es la consigna favorita del Homo sapiens bellicosus y probablemente deriva de una sentencia que se atribuye al escritor romano sobre temas militares Vegecio y que dice: “Igitur qui desiderat pacem, praeparet bellum”. Sin embargo, Flavio Vegecio Renato no se define como un militar sino como “vis ilustris et comes” (hombre ilustre y afable). Quiere decir que eligió el grupo del Homo sapiens sapiens, como lo demuestra su obra “Digesta Artis Mulomedicinae”, un tratado veterinario sobre las enfermedades de mulos y caballos. Además escribió “Epitoma rei militaris”, libro de carácter eminentemente práctico y que constituyó un referente tanto para los militares occidentales desde la Edad Media, pasando por el Renacimiento, hasta la actualidad, como lo demuestra la inscripción en el denominado Centro Cultural de los Ejércitos de Madrid (España).

El demagógico proselitismo militarista. Con la amenaza de los terrorismos de todo color y pelaje, en la inmensa mayoría de los casos gestados por el complejo industrial militar, para justificar ante la opinión pública este deshonesto dispendio, la consigna tiene cada vez más adeptos y, afortunadamente, también más detractores, como los antimilitaristas que, coincidiendo con el 31 aniversario del glorioso referéndum del 12 de marzo de 1986 en contra de la OTAN, entre los que se encontraban dos heroicas compatriotas canarias, se encadenaron en la entrada del recinto ferial IFEMA para repudiar la celebración del Salón Internacional de Tecnologías de Seguridad y Defensa, demagógico nombre con el que España, sexto exportador mundial de armas, encubre este criminal negocio. Veinte antimilitaristas fueron detenidos y ya puestos en libertad, aunque con cargos, después de la gigantesca manifestación solidaria en la madrileña Puerta del Sol.

Para el Movimiento por la Unidad del Pueblo Canario, una organización pacífica y pacifista, la paz es un objetivo irrenunciable y, cuando obtenga el respaldo de nuestro pueblo, dedicará por lo menos un siete (7) por ciento de nuestro Producto Interior Bruto a Educación, hasta un doce (12) por ciento a Sanidad y un mínimo del cinco (5) por ciento a nuestro desarrollo Científico y Tecnológico.

Movimiento por la Unidad

del Pueblo Canario


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Seguidores