jueves, 30 de marzo de 2017

PODEMOS PROPONE UN CONSEJO INSULAR Y UN REGLAMENTO PARA REDUCIR EL RÉCORD DE AHOGAMIENTOS



PODEMOS PROPONE UN CONSEJO INSULAR Y UN REGLAMENTO PARA REDUCIR EL RÉCORD DE AHOGAMIENTOS
·        Roberto Gil-Hernández estima que es necesario que el Cabildo y el Gobierno de Canarias se involucren en la búsqueda efectiva de soluciones.

El grupo de Podemos en el Cabildo de Tenerife propondrá este viernes al pleno insular  la creación de un Consejo Insular de Prevención, Vigilancia y Actuación en Emergencias que tenga entre sus objetivos prioritarios la reducción del elevado número de ahogamientos en nuestra Isla. Tenerife es el territorio con más fallecidos por ahogamiento de todo el estado español: un total de 72 personas perdieron la vida en el medio acuático durante el pasado año, la mayoría bañistas extranjeros. “Esto lleva a pensar que, a pesar de los medios humanos y materiales de los que se dispone –explica el consejero Roberto Gil-Hernández–, existen fallos en la gestión de las medidas de prevención en nuestro litoral”.

Ante este preocupante panorama, agrega, “es necesario tomar decisiones políticas concretas que den respuesta a un debate ya instalado a nivel social y que deben pasar por la creación de un Reglamento Sanitario de Uso en Espacios Naturales Acuáticos de las Islas que establezca la manera de obrar en materia de Salvamento en nuestras costas”. Minimizar estos riesgos en territorios insulares altamente terciarizados como el nuestro “resulta una tarea complicada”, admite, “pero ello no debe eximir a las administraciones públicas de cumplir con su cometido”, señala Gil-Hernández.

Gil-Hernández remarca que la especialización productiva en el ámbito de los servicios, que no en vano supone ya más de 70 por ciento de nuestro PIB, lleva asociadas al sector terciario en las zonas de costa de Tenerife en particular y del Archipiélago en general, actividades que van desde el uso ocioso de emplazamientos e instalaciones de carácter genuinamente acuático (como playas, charcos, riscos, piscinas o muelles deportivos), hasta vincularse con actividades complementarias como el transporte de pasajeros y mercancías a través los puertos comerciales de las Islas.

Y aunque hay abundante normativa que encomienda a las distintas administraciones de las Islas competencias de prevención, protección y salvamento acuático, “la realidad, sin embargo, desdice a la norma, pues ni el Gobierno de Canarias ni los Cabildos han puesto en funcionamiento ningún tipo de entidad ni reglamento dedicado, en el marco de sus competencias, a la salvaguarda de las personas que por motivos profesionales o de ocio practican actividades acuáticas”, complementando así las labores de asistencia que hasta ahora realiza el Centro Coordinador de Emergencias y Seguridad (CECOES 1-1-2), la Guardia Civil, Salvamento Marítimo, el Grupo de Emergencias y Salvamento (GES), la Cruz Roja, el Consorcio de Bomberos de Tenerife o el Servicio de Búsqueda y Salvamento del ejército (SAR).

Para superar ese déficit, la propuesta del grupo insular de Podemos es crear un órgano insular conformado por expertos de contrastada valía en ámbitos como la prevención y extinción de incendios, salvamento terrestre, rescate en entornos urbanos y naturales, socorrismo acuático o atención sanitaria, además de representantes de las administraciones locales y del propio Cabildo tinerfeño. Además,  la formación también plantea instar al Gobierno de Canarias a crear una Comisión de Estudio (conformada por expertos y colectivos profesionales de socorristas y de otros ámbitos relacionados con la gestión de la prevención, vigilancia y actuación en emergencias),  para la elaboración de un Reglamento Sanitario de uso en los espacios naturales acuáticos de las Islas y, al mismo tiempo, para la revisión de los contenidos del Reglamento Sanitario de piscinas de uso colectivo.

Gil Hernández explica que, en el ámbito de las competencias de la administración autonómica, el nuevo reglamento sanitario resultante de ese estudio debe establecer la correspondencia, el control y la inspección de las condiciones higiénico sanitarias de funcionamiento y desarrollo de actividades, locales de recreo y asistencia pública en los espacios acuáticos. Además, concluye, debe asegurar que se cumplan un mínimo de requisitos para la formación no reglada con el objetivo de elevar los criterios formativos y el número de horas que la Escuela de Servicios Sanitarios y Sociales de Canarias (ESSSCAN). El objetivo de esta propuesta, aclara, es certificar que todas aquellas personas que se quieran dedicar de manera profesional al socorrismo cuenten con la oferta formativa adecuada.





Saludos, Blanca Salazar (629.14.60.34)
Comunicación Podemos Cabildo Tenerife







No hay comentarios:

Publicar un comentario

Seguidores