jueves, 23 de marzo de 2017

EL BOICOT A REPSOL, DOLOR DE MUELAS DE BRUFAU




EL BOICOT A REPSOL, DOLOR DE 
MUELAS DE BRUFAU
Movimiento por la Unidad
del Pueblo Canario

El martes 18 de noviembre de 2014 la Petrolera Repsol iniciaba prospecciones en aguas canarias, concretamente en el banco pesquero canario-sahariano, una de las cinco zonas mundiales de afloramiento de nutrientes (dos en el Pacífico americano, el afloramiento del California al norte y el de Perú al sur; dos en el Atlántico oriental, el afloramiento de Canarias y el de Benguela, frente a las costas de Namibia y Sudáfrica; y el afloramiento del índico, Arabia y Somalia, ese que tanto les gusta a los pesqueros del régimen monárquico y colonial español, a los que protege la armada de los que han venido a denominar piratas, pescadores autóctonos dueños verdaderos de esos recursos), siendo la de Canarias probablemente la más productiva, lo que dio lugar a que el pueblo canario saliera a las calles de nuestros pueblos, ciudades y costas exigiendo la paralización de las mismas en defensa de nuestros recursos naturales así como por la implantación y el desarrollo de energías limpias.

Corriente de afloramiento del noroeste africano. La recirculación de este agua, producida por los vientos alisios, denominada corriente de afloramiento de Canarias (Canary Upwelling Current), demuestra que tiene una inercia mucho mayor de lo que en principio se preveía y constituye, probablemente, el principal mecanismo de intercambio entre el océano profundo y las regiones costeras del Atlántico nororiental que, llevando nutrientes desde los fondos marinos a la superficie, mantiene el banco pesquero canario-sahariano.

Las acciones de Repsol. A mediados del 2014 el valor bursátil de las acciones de Repsol estaban por encima de los veinte euros (20 €) momento en el que empezaron a caer hasta menos de los 5 € en enero de 2016, como se documenta en el gráfico adjunto, debido al boicot con el que los consumidores concienciados con la degradación de los recursos naturales, alarmados por la desfachatez y el atrevimiento con el que la petrolera despreciaba la protección de la Naturaleza, castigaron y siguen castigando el negro negocio de Repsol.

Repsol se retira de Canarias. El 16 de enero de 2015 la petrolera comunicaba que renunciaba a las prospecciones en aguas Canarias con el argumento de que las mismas no eran rentables, ocultando una vez más ante la opinión pública y los mercados que renunció a las prospecciones ante la demanda que el Movimiento por la Unidad del Pueblo Canario presentó ante el Tribunal Internacional del Mar haciéndose eco de los anhelos de nuestro pueblo, verdadero artífice de esta exitosa batalla contra el colonialismo y su petrolera, recurso que además obligó también a la petrolera Kosmos Energy a renunciar a las prospecciones en aguas saharianas autorizadas por el gobierno marroquí en marzo de ese año.

El petróleo de Alaska. El 9 de marzo de este 2017, en una nota a la Comisión Nacional del Mercado de Valores, el presidente de Repsol, el siniestro personaje Brufau, anuncia a los mercados un hallazgo de petróleo en Alaska, ansioso por el descalabro que aún mantiene en bolsa la petrolera, conocedor de que son muchos los que jamás volveremos a repostar su combustible, boicot que hay que extender al resto de los negocios con combustibles fósiles, gas y petróleo, así como energía nuclear para frenar, si ello aún fuera o fuese posible, el calentamiento global debido a la emisión de gases de efecto invernadero, principalmente dióxido y monóxido de carbono. 


Brufau falta el respeto al pueblo canario. El patético Brufau intenta ofender al pueblo canario. Apenas una semana después del “descubrimiento”, en declaraciones a la cadena COPE recogidas por Europa Press, Brufau dijo que “A mi esto me parece retrógrado...lo que pasó en Canarias me pareció una pena, tercermundista”, poniendo, demagógicamente y falsariamente otra vez, como ejemplo de modernidad el contaminante negocio del petróleo. Si los yacimientos canarios no son rentables, como sostuvo cuando desistió de las prospecciones ¿A qué viene tanto resentimiento con Canarias? Contrariamente a las declaraciones del resentido Brufau los canarios y canarias estamos orgullosos de haber echado de nuestro territorio a Repsol y no cejaremos hasta acabar con los restos del colonialismo que aún se mantienen en nuestra patria.

Hacemos un llamamiento a las organizaciones internacionales así como a todas las naciones libres para que, dejando de reconocer a España jurisdicción alguna sobre las Canarias (que sólo le interesan por los cuantiosos beneficios que genera nuestro producto interior bruto, cuarenta y tres mil millones de € en el 2016, el quinto en el concierto africano, después de Argelia, Sudáfrica, Marruecos y Nigeria) reconozcan nuestro dominio sobre nuestro territorio, nuestros espacios marítimos y aéreos, procediendo a la inmediata descolonización e independencia de Canarias acorde con la Resolución 1514(XV) de las Naciones Unidas sobre la concesión de la Independencia a los países y pueblo colonizados.

Movimiento por la Unidad

 del Pueblo Canario


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Seguidores