lunes, 27 de marzo de 2017

CONSPIRACIONES EN LA SOMBRA: EL NUEVO ORDEN MUNDIAL



CONSPIRACIONES  EN LA SOMBRA: 
EL NUEVO ORDEN MUNDIAL
EVA NAVARRO SAN LUIS
Cuando Huxley escribió Un mundo feliz no podía imaginar cuál sería el destino de la Humanidad para las décadas siguientes ni cómo el mundo caería bajo el peso de los tecnócratas y de las élites.
Siempre han existido poderes en la sombra, sociedades secretas que toman decisiones a puerta cerrada, de moso que el curso de los acontecimientos obedece a un plan urdido de antemano por estas esferas. Esa manipulación me lleva a pensar en el fascismo, la masonería, y otro tipo de corrientes donde se confirma la frase de que el poder corrompe y se percibe el lado más oscuro de la mente humana.
En el terreno de las finanzas, la economía,… estas élites tienen la última palabra, de modo que se nos hace creer en la solución de nuestros problemas e interrogantes, condenando la libertad del individuo y su capacidad para decidir. No nos cuestionamos el modo de hacer las cosas ni el por qué, aceptamos sin más el molde que se nos impone desde fuera.
Es más fácil controlar a las masas con una educación deficiente que no permita desarrollar el potencial y la inteligencia de la persona. Sistemas conectados a microchips y satélites rastreadores van desde el nivel más bajo hasta el más general, de modo que hacemos cosas condicionados por un plan diseñado de antemano.
Ese lado secreto y oscuro de las élites han diseñado lo que ya se denomina el Nuevo Orden Mundial, una conspiración a gran escala para manipular nuestras vidas, premiando o censurando a conveniencia el comportamiento que se ajusta a sus planes, ya que está comprobado que los incentivos y los premios dan mejor resultado que los sistemas de castigo.
Nunca sabemos qué planes se urden detrás de la cortina, pero sabemos que afectará a las naciones en los años venideros. Las necesidades del individuo, la “oportunidad” de las guerras y los conflictos se van modelando en el seno de estas reuniones y conformarán el marco para las generaciones venideras.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Seguidores