miércoles, 22 de marzo de 2017

BABEL



BABEL
L SORIANO
Técnicamente, de suyo y de hecho ningún partido político de este país actúa y mucho menos gobierna, donde ocupa espacio de poder, para satisfacer las esperanzas ni aspiraciones  de sus votantes. Ni siguiendo el programa, ni oyendo a quienes les colocaron allí.
Nada más ganan las elecciones, el escenario se transforma en tramoya pura, y como en la bíblica torre, los lenguajes, antes fluidos, convincentes y congruentes, se tornan ininteligibles, las más veces, e  incluso disparatados. Y esto ocurre porque como en la "seducción", se promete y compromete hasta que se... consigue el escaño o la canonjía. Ni un minuto mas allá. Y esto ocurre porque el ejercicio del cargo pasa a tener como objetivo primordial o único, su permanencia en el mismo lo  más tiempo posible, y de este, lo más confortable o provechoso para el ejerciente.
Que se puede pues hacer es casi nada. Las listas cerradas, los votos corporativos y las decisiones en disciplina acaban con los escasos  atisbos de compromiso cuando rara vez se dan, y la voluntad cambiante del político, los cambalaches para tener apoyos y los intercambios de "favores" y/o secretos son determinantes en el quehacer político. Y ellos a eso no le llaman otra cosa que "hacer política". El arte de lo posible. A mí me parece, francamente, nefasto, la verdad. El posibilismo, el miedo a perder poder, votos o influencia, prostituyen las "ideologías", sentimientos, tendencias o pensamientos. Lo que antes era inamovible e innegociable, se convierte por arte de lo "bizcochable" en algo tangible y beneficioso. Por poner un ejemplo, entre un millón pero fuerte, lo de la OTAN y Gonzalez, fue un Babel. Y en esto no hay distinción de ni entre partidos. Los del PSOE, renuncian a Marx, y abrazan la "odiada Socialdemocracia", degluten a IU y se convierten en guardianes de esencia del libre mercado. Y mientras sus bases muy radicalizadas van perdiendo contacto con el Partido. 
Lo del PP es muchísimo peor, después de aglutinar a derechas de todo pelaje y condición, se presentan como la derecha democrática y liberal. Sueltan a los Liberales, se deshacen de los ciudadanos de tendencia a la derecha, y se dedican a gobernar para quienes no solo no les votan, sino que no les votaran jamás.
Así se rodean de estúpidos, acomplejados e impertinentes odiado res de derecha que copian a la izquierda e incluso "presumen" de pasar a la Izquierda por la Izquierda y así sorprenderles. Mamarrachos auténticos.
 Los de Ciudadanos, muy socialistas al llegar, e inundadas sus filas de proto "progresismo", con la connotación reversible de esta acepción en nuestro país, donde los mas retrógrados se autodenominan "progresistas", se tornan en Liberales de Cádiz lo cual no deja de sorprender. Acosado por la izquierda y rebasado por la derecha asustada, solo le quedaba ese cobijo donde hacer pie en pared. Pero que está bien claro que no escucha a sus votantes ni le interesa el murmullo.
 Los de Podemos -Unidos van aun mas lejos. Ya se vio en su congreso. A los disidentes, no solo los ignoran y ningunean sino que simplemente los laminan, de momento. Cuando Monedero monte la Guardia Roja, ya volverán a las andadas históricas, porque creen que merecemos que nos reeduquen. Sobre todo los suyos, que son los más necesitados de garrote.
Visto lo visto, al parecer, somos complacientes y algo pendejos. Hacen de nosotros lo que quieren y así , muchos se aprestan a intentar aprender el imposible Babelonio.        A reflexionar.
L Soriano

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Seguidores