martes, 26 de junio de 2018

UN PECADO CAPITAL


UN PECADO CAPITAL
Rafael ZAMORA MÉNDEZ
Dicen que la vida nunca es demasiado  extensa  para aquel  que tenga  la pura conciencia tranquila.
Corta, muy corta, se me asemeja a mí cuando, transcurriendo  los meses, años y décadas, a la actual fecha todavía, no han sido reconocidos como es debido y se merecen por sus propios y desatentos coterráneos, los latentes  valores literarios de un iluminado ser altamente sobresliente en el  valioso campo de las propulsoras Letras.
Toda su laboriosa existencia la ha consagrado por entero, ejerciendo sus conocidos múltiples actos, en el ejemplar modelo dativo más concluyente y eficaz.
Él,  sabe usar una correcta y atractiva cortesía, dominándose a sí mismo, para servir con atenta esplendidez y abierta generosidad,  a los demás.
Tiene al valioso  alcance de sus manos, el  fructifero acierto  de procurar no dar nunca ninguna clase de inútil  golpe en balde.
Posee el  recio carácter de una voluntad firme, derrochando para ello una patente honradez, a prueba de cualquier atrayente tentación pertinente que, de ocasión,  se le pueda presentar.
Es humanamente ecuánime porque sabe compartir el agudo  dolor y la jocosa alegría  de los demás... con los demás.
Su revelante fe es la perenne humildad del encendido entedimieto.
Fuertemente le guía el poderoso imán de la ardua dedicación, al que suele estar sujeto con aguda mirada de liberada águila y rápido  caza- piezas de aguzado halcón.
Un empedernido luchador empleando todo su ser en defensa de la real verdad  y de la ansiada relevante justicia.
Una retratada  personalidad  en la recta línea  de la fija  constancia, forjada entre los más sabios acertados excelentes criterios  de los mejores aceptados buenos gustos.
Tengo por seguro de que... lo que a veces, en él, a bastantes, les  impiden ver  la verdad, es casi siempre la negra sombra de la odiosa envidia.


Toda esta filosófica y enredada introducción viene a cuento, sabiendo a fondo muchas interesantes cosas sobre el personaje de quien  les ando esbozando, al que por una milagrosa cuestión del Destino, he tenido la soberana suerte de haber podido conocer, y el que, ENTRE SUS MÚLTIPLES PAISANOS, ALGO MUY SERIAMENTE LAMENTABLE, ESTÁ PASANDO POR COMPLETO IGNORADAMENTE DESAPERCIBIDO.
Una delatora injusticia, cuando, a otros, con menos conquistados méritos propio se les ha ensalzado sobremanera, sosteniendo a cal y a canto sus legales valores dignos de respetar pero, sin recapacitar en absoluto en otros muchos que para nada, han tenido  la obligada prioridad  de ser  recordados y, sin más,  llevados a la notable cuenta de la perpetua memoria
El sostener con dinámico acierto un diario BLOG, con cerca de DOS MILLONES y MEDIO ya de atentos Lectores; haber publicado la sorprendente cantidad  de 28 libros, algunos de ellos, en su 6ª edición;  ducho Periodista, Fundador y Director de difundidas Revistas; solicitado con asiduidad en los propagados medios de Prensa, Radio y  Televisión; avezado Locutor, padre del Proyecto,"GENERACIÓN 21", dándole extendidas  alas a los nuevos novelistas canarios; Director de la renombrada EDICIONES  "AGUERO", amante del Cine, de la Música, Lectura, Cultura general y un juicioso comentarista en sus  acertadas opiniones de la trafagada Política, es un digno merecedor de que, de una vez por todas, SEA, POR FIN,  CONSIDERADO COMO UN APRECIADO  VALOR DE CONQUISTADO PRESTIGIO PROFESIONAL, CON IMPERECEDERAS RAICES   NATALES, DICHOSAMENTE  ADQUIRIDAS  EN EL MÁS AMADO RINCONCITO DE  SU INOLVIDABLE ISLA. 
Si no ando equivocado o estoy mal informado, hace ya 22 años que, después del llorado fallecimiento de mi otro gran amigo, JOSÉ PADRÓN MACHÍN, un 30 de octubre de 1.996, EL HIERRO, se encuentra falto de un hábil  e indispensable CRONISTA OFICIAL
UNA VALORADA PLAZA, A TODAS LUCES, DIGNA DE SER OCUPADA POR ESTA MERECEDORA PERLA HUMANA, PARA MUCHOS, TOTALMENTE OCULTA ENTRE LAS NACARADAS CONCHAS DEL MÁS PROFUNDO DESCONOCIMIENTO VOLUNTARIO GUBERNAMENTAL  E INGRATO OLVIDO ISLEÑO IMPERDONABLE.


Ya, por los datos, sabrán,
de quién hablo en este día.
¡Temo que por su humildad,
lo  deje de publicar,
ANGHEL MORALES GARCÍA!

UN PECADO CAPITAL,
DE FÁCIL ABSOLUCIÓN:
¡SE PUEDE TODO ENMENDAR,
PORQUE  SABE PERDONAR,
ESTE HERREÑO CORAZÓN!

**********************************************

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Seguidores