martes, 12 de junio de 2018

HAY QUE TIRAR EL AGUILUCHO


HAY QUE TIRAR EL AGUILUCHO
ANGHEL MORALES
Dejense ya de marear la perdiz, dejense de darle vueltas a la Ley de Memoria Histórica y saquen las picaretas a la calle y demuelan de una puta vez al Aguilucho. La verdad que mantener una ciudad con símbolos fascistas es bastante denigrante, na democrático y proyectamos una imagen tercermundista, que indigna a muchisima gente. Las Leyes se hacen para cumplirse, por lo tanto esta también hay que cumplirla, no solo la Ley Mordaza metiendo a raperos, tuiteros o titiriteros a la cárcel, también se cumple la Ley eliminando todos estos recuerdos de una pasado, que no merece para nada recordar. Resulta que el monumento a Franco -Monumendo al Dictador- no intenten darle la vuelta a la tortilla buscándole valores artísticos que no tiene, porque nos están tomando a todos por tontos. Este monumento nunca fue declarado BIC, será porque es una auténtica mierda y no merecía tal calificación, entonces no entendemos porque ahora a toda prisa lo quieren proteger intentando declararlo BIC y pasándose la pelota entre Cabildo y Ayuntamiento, con la única intención de demorar su demolición. Este monumento ha estado abandonado, su fuente hace años que no funciona, creo que dado el caso que le han hecho, ellos mismo lo han clasificado como una puta mierda. La Academia de Bellas Artes está muy cerca de la ultra derecha, por lo tanto no puede ser neutral, aunque la preside un prestigioso jurista, que si sabrá y no hace falta que yo se lo recuerde, que la leyes están para cumplirse, por lo tanto esta también. Encargan un informe a un organismo internacional, que durante toda su vida se había olvidado de este monumento facha y emite un informe pidiendo que se declare Museo Sitio, otra artimaña mas para que el movimiento fascista siga en pie, pero hemos leído todo su informe y vemos que ignora en todo momento y con toda la intención del mundo argumentar que es un monumento que se hizo al Dictador y por lo tanto es un monumento fascista. Pregunten a los alemanes e italianos como lo hicieron para eliminar cualquier rescoldo del fascismo, pero la realidad es que en ninguno de estos países tienen calles o plazas dedicadas al fascismo, ni monumentos dedicados a sus dictadores.

De calles y plazas tenemos un montón en esta ciudad, cambiaron tres calles en el mandato de Zerolo, una miseria para todas las que tenemos, se tiro el monolito de Las Raíces, pero el resto ni se han tocado. Tenemos un colegio en la Calle La Rosa que lleva el nombre del criminal Onesimo Redondo, responsable de la muerte de mucha gente, en especial maestros, alguien recientemente apuntaba este detalle en una carta al periódico El Día y sentía la misma vergüenza que yo de que aún mantuviera su nombre. No entiendo como los maestros y maestras de este colegio explican a sus alumnos el origen del nombre, si le ocultan la verdad a los alumnos, pero esto si que es adoctrinamiento y no lo de Cataluña.

Hay por ahí un abogado que ha presentado denuncias contra el Ayuntamiento de Santa Cruz exigiendole que cumpla con la Ley de Memoria Histórica, pero intentan frenar este cumplimiento encargando informes a asociaciones de dudosa reputación, que durante décadas no se habían preocupado de esto, intenta acogerse a triquiñuelas para no cumplir, pero yo creo que ya va siendo hora de que cumplan. Los asesinos y los dictadores no tienen que tener calles, plazas o monumentos que los recuerden, por lo tanto hay que meter la picareta en El Aguilucho y ocupar el espacio con algo mas democrático, ya no entro si ponen un guanche, un monumento de Pepe Damaso o de Chirino, hasta de Chillida me parecería bien, aunque me cae muy mal el vasco, pero lo que si debemos es de cumplir con una Ley que se hizo y se aprobó para desaparecer todo símbolo del franquismo y recuperar la dignidad de las víctimas.
 


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Seguidores