lunes, 16 de abril de 2018

MUNDO M.


MUNDO M.
JM AIZPURUA
Yo, sinceramente; no veo la diferencia.
Particularmente a mí, me da igual que me maten con armas químicas o convencionales y cuando veo en la TV esos niños masacrados me dan la misma pena, indiferentemente de la forma en que los mataron. ¿Seré un raro?
Los señoritos del poder fáctico, y los señoritistas, parece que engolan su voz para decirnos “estos si que están bien muertos, como Dios manda, y no esos con químicas diabólicas”.
Sigo perplejo. ¿No será que defienden que las cosas de matar se las compren a ellos y no salga un friki de garaje haciendo mezcolanzas? El lobby de las armas es muy poderoso y quizás ellos anden detrás del tema.

Pero todo es extraño: ¿Qué puede haber más importante para un Parlamento que el decidir alianzas guerreras, organizar bombardeos, y matar a todo el que se ponga por delante? Pues nada de eso. Los jefazos del mundo hacen lo que les viene en gana y luego lo cuentan a la TV. Si los de la ONU no están viendo tele; ni se enteran.
Me cuentan mis enlaces en la Casa Blanca, que el gran jefe blanco, ha estado muy preocupado esperando la respuesta a sus bombardeos del líder de la Gran Nación de los 500 años, y se acostó tranquilizado por su comunicado de aprobación. ¡Tú sí que eres grande M Punto!
¿Qué será de la generación del botellón viendo este panorama?
Los señoritos grandes, Donald, Vladimir y Xi, que aspiran al liderazgo mundial, se han olvidado de que estamos en el siglo XXI, y del XX sacamos la conclusión que las guerras van mal a todos, menos a los fabricantes de armas. Por ello se hizo la ONU, para que grandes pensadores dieran con las fórmulas de negociación y armonía que permitieran al mundo utilizar sus recursos en favor de la Humanidad. Hoy; suena a telenovela.
Retrocedemos, volvemos a las cavernas, todos contra todos y la fuerza, (eso sí; bendecida por dios), es la norma de justificación moral y material. “Armas de destrucción masiva”, “armas químicas”, “terroristas”, todo vale para dar el estacazo mas fuerte y quedarse con la perra gorda, sin dar cuentas a Parlamentos ni ONU, y poniendo a los plumillas del Sistema a fabricar relatos que de tanto repetir, hasta parecen verdad.
¡Viva el vino! que dijo M Punto.
Parece que estamos gobernados por mutantes. Miles de trepas ambiciosos, pululan por las poltronas en busca de sus botines. Y los nuevos líderes del siglo XXI aún sin aparecer, la Democracia olvidada en los anales de los griegos, la Revolución francesa sin efecto, el fascismo unidimensional en su pensamiento único neoliberal campando a sus anchas por un mundo de m. que agobia a intelectuales y sumerge en la miseria a millones de seres humanos que no pueden disfrutar del acervo de progreso del siglo XXI.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Seguidores