martes, 17 de abril de 2018

EL RIDÍCULO ESPAÑOL


EL RIDÍCULO ESPAÑOL
ANGHEL MORALES
La verdad que España no hace sino hacer el ridículo se mire por donde se mire y cada día se convierte en la burla del mundo mundial. Pasa que sea un país sin personalidad, que viva plegada a las ordenes del imperio, que aplauda a un depravado como Trump con sus golpes de efecto, lanzando misiles a izquierda y derecha, sin que a los unos y los otros les preocupe para nada que haya venda de esclavos en Libia, que mueran miles de personas en el Mediterraneo, mientras se detienen o se echa a los barcos de las ONGs para que no sean testigos de la tragedia. Tampoco se preocupan del genocidio planificado contra el pueblo palestino, ni la hambruna del Yemen que además es atacado diariamente por Arabia Saudi con bombas que norteamericanos y españoles les venden, tampoco se preocupan del exiliado pueblo saharaui que vive abandonado en medio del desierto. ¿Para qué coño sirve la ONU? Si Estados Unidos y los suyos se pasan sus decisiones por el forro los cataplines y atacan Irak, Libia, Afganistán, Siria y a quien les de la gana, violando el derecho internacional.
España hace el ridículo, el gobierno corrupto de Mariano Rajoy, que llevó al Tribunal Constitucional el Estatuto de Cataluña e imponiendo la razón de la fuerza se ha dedicado a crear causas políticas contra los dirigentes catalanes, que son puestas en evidencia por otros países, cuando Bélgica no ve delito en los exiliados catalanes, ni Suiza, ni Escocia y por último la todopoderosa Alemania que ha puesto en evidencia a la justicia española y que dejó las causas contra el expresidente de Cataluña en mera malversación de caudales públicos, que encima el propio ministro de Hacienda, el señor y  Montoro termina de rizar el rizo, cuando dice que el 1 O no fue financiado con fondos públicos, lo que dejaría sin cargos que aplicar a este señor, que podría regresar a su Cataluña y ser presidente, la verdad que lo de la justicia española y el Gobierno de Rajoy son surrealismo puro y duro, lo que hace que el mundo mundial se ría de ellos.

Otra manía y forma de aplicar la justicia es la declaración de terrorista a todo lo que se menea, que unos titiriteros representan una parodia que no les gusta, pues nada se les aplica el delito de terrorismo y que se jodan estos cabrones, que unos raperos les da por hacer unas canciones donde se nombra al Grapo o a ETA, cabrones terroristas de mierda hay que empapelarlos, que alguien escribe un chiste en las redes sobre Carrero Blanco seguro que ese cabrón o cabrona tiene un arsenal en su casa y no lo pensamos mucho. Terrorista también. Por este camino usted que va a misa los domingos como Junquera, pues terrorista también y hasta mi vecino que vive en la última colonia y no ha colgado en su balcón la bandera española, pues seguro que este es el heredero de Cubillo y terrorista también. La verdad que están llevando las cosas a un punto, que ya la prensa de todo el mundo ha puesto sus ojos en España, sorprendidos de que cualquier cosa que no guste al régimen se le cataloga de terrorismo. Entre tanto, el mundo se sorprende de como España tiene unos 130.000 cadáveres en las cunetas y el Gobierno no se preocupa de ellos, se creo una Ley de Memoria Histórica, pero Rajoy la boicotea no dotándola de presupuesto y encima se jata de ello. Yo creía que las leyes estaban para cumplirlas. La de Memoria Histórica también. Lo último es sentar en el banquillo a unos señores por delito de terrorismo, por lo que a simple vista resulta un pelea de bares, la desgracia es que en un lado habían guardia civiles, aunque de paisano, dos lesiones de nada y se piden para algunos mas de 60 años de cárcel, lo que no se le pide a nadie por matar a una o varias personas, aun que fuera delito de terrorismo, la petición ya parece un abuso de poder y yo soy la ley y tu eres un pringado. Los jueces y fiscales no pueden negar que están al servicio del gobierno, nadie cree en su independencia -yo por lo menos no-. Además, ocurre simplemente que esta pelea de bares ocurre en un pueblo del país vasco, donde la guardia civil no es bien vista y por el otro lado su población no es bien vista por el Gobierno de Madrid. Si estos hechos hubieran ocurrido en Galicia o Extremaduras todo el mundo sabe que estos hechos serían juzgados de otra manera. Llenar las cárceles parece ser uno de los objetivos del Gobierno de Rajoy, pero no de corruptos, de evasores, de falsificadores, de estafadores, no de esos no, hay que llenarla de tuiteros, raperos, titiriteros y de jóvenes con unas copas de mas. Lastima del ridículo español.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Seguidores