jueves, 12 de abril de 2018

EL CIRCO HISPÁNICO


EL CIRCO HISPÁNICO
POR NUBISMUSIC 

El problema no es el independentismo catalán, lo que el CDR haga o deje de hacer. Hay que ocultar o minimizar los actuales y futuros escándalos que salpican y salpicarán al régimen en las próximas semanas.

Hay una campaña contra el independentismo catalán porque el Tribunal Supremo de El Reino de España ultima la sentencia del caso de corrupción que implica al cuñado de El Rey de España.

Muchos son los que creen que Iñaki Urdangarin no va a pisar una cárcel española y dudan que los magistrados de El Tribunal Supremo dicten una condena que envíe a este VIP a prisión y si lo hacen, lo más probable que Iñaki Urdangarin la escuche desde su mansión en Suiza costeada por todos los contribuyentes sin que las autoridades españolas luchen para extraditarlo como ha hecho con Carles Puigdemont y otros miembros del Govern y del independentismo catalán. En el caso hipotético de que Urdangarin entrase en prisión, ahí tienen al gobierno del PP dispuesto a indultarlo. Parece que Gallardón cuando era ministro llegó a tranquilizar al rey depuesto: "Ya arrostraremos nosotros con las consecuencias que tendría ante la opinión pública". Está claro que el único master que serían capaces de sacar los peperos sin estudiar es un master de caraduras y no morir en el intento.

La monarquía se juega mucho. Si Iñaki Urdangarin no entra en prisión, la institución sale perdiendo pero me consta que La Familia Real no está dispuesta a que Urdangarin pase un día entre rejas. El estado español pretende caldear el ambiente y que los independentistas cometan el error de seguirles el juego para tener carnaza que ofrecen a esa boba mayoría silenciosa que quieren ver sus cabezas en unas picas para pasearlas por todos los pueblos de la España profunda cuyo lema es "Ni contigo ni sin ti".

Pero a esos que gritan "¡A por ellos, oeee! hay que darles algo de pan pero sobre todo mucho circo hispánico. Los opinadores del régimen necesitan carnaza separatista o boliviariana para soliviantar a la mayoría silenciosa; porque de no ser así tendrían que hacer malabarismos para convencer del manido mantra que en España "la justicia es igual para todos" y que Urdangarin se merece no entrar en la cárcel.

¿Qué mejor manera de hacerlo que solicitando extradiciones o practicando detenciones por delitos que en cualquier país del planeta considera inventados?

Da igual que el Ministerio de Hacienda de El Reino de España reconozca que la Generalitat no destinó a sufragar los costes del referéndum de 1 de Octubre, a Carles Puigdemont y algunos más se les acusa de malversación de fondos públicos y ya se encontrarán las pruebas, como esas cosas que uno se pierde por la casa. Da igual que Bélgica rechace extraditar a Carles Puigdemont y otros exconsellers bajo acusaciones pintorescas de rebelión violenta y, que incluso un juzgado de Alemania reconoce no existen aplicando su propia legislación y analizando los videos del reférendum del 1 de octubre, huelgas generales, además de otros actos reinvidicativos.

Ahora lo último es acusar a Tamara Carrasco, activista de CDR de un delito de "rebelión violenta" y "terrorismo" aunque no haya armas ni víctimas por el medio, y todo por culpa de una reciente reforma del código penal auspiciada por los partidos del régimen que intentaron sumar los apoyos de formaciones progresistas y nacionalistas vascas y catalanas, una "invitación" por la lucha contra el terrorismo" que estos últimos rechazaron porque se intuían lo que se avecinaba. No hace falta organizarse en torno al CDR para que te consideren terrorista, según el actual código penal, uno puede convertirse en terrorista por su cuenta, hay que no tenga armas y explosivos en su casa, aunque no se levante de la cama con la idea de atropellar al vecino con su coche. Basta flipar un poco por Twitter o mirar videos snuff en www.liveleak.com

Según la Guardia Civil, Tamara Carrasco hizo declaraciones como . “Si podemos parar el puerto sería brutal: dejamos sin avituallamiento a las islas Baleares, los chinos se cabrearían". Esas declaraciones son similares a las que han hecho cuñados unionistas en meneame.net proponiendo un boicot total a los productos catalanes para que los catalanes perdieran sus puestos de trabajo y pasasen hambre. ¿Cortar carreteras y levantar peajes es terrorismo? Sin ir mas lejos, hay videos de manifestantes unionistas parando el tráfico e intimidando a los conductores, hasta Pablo Casado (PP) participó en cortes de carretera.

Habría que encerrar a muchos por terrorismo y no solamente a Tamara Carrasco, una mujer que pasó por un "proceso de autorradicalización express" durante los últimos meses, según los medios de comunicación al servicio del estado, que no dudan en utilizar el mismo lenguaje que aplican a terroristas del DAESH.

Yo recomiendo a los independentistas catalanes que organicen manifestaciones y concentraciones contra las detenciones pero que no vayan más allá hasta ver lo que ocurre en mayo con Urdangarin y dejarlos en evidencia. Esta estrategia de no hacer nada más que una manifestación de protesta no se sostiene por mucho tiempo. Lo sé, las revoluciones no se hacen así pero en este caso particular, si merece la pena esperar un poco, y no entrar en el juego del estado español que tiene como objetivo tapar como sea lo que los españoles no quieren ver.

Todo este delirio no es tal; forma parte de un plan premeditado y tiene un solo fin: crear una cortina de humo que tape el caso judicial de Urdangarin, los masters peperos, la falta de acuerdo de los polémicos Presupuestos Generales del Estado que pretenden reducir el gasto social, el descontento de los pensionistas y que los mismos de siempre sigan jodiendonos a todos. Tenemos el país que solo se merece la mayoría silenciosa. Los independentistas catalanes quieren irse de España y soy consciente que una minoría de españoles le gustaría pirarse con ellos.
  

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Seguidores