miércoles, 25 de abril de 2018

CON LA AMENA CARCAJADA


CON LA AMENA CARCAJADA
Rafael ZAMORA MÉNDEZ

Dicen que la risa es buena salud,
evitando muchos desengaños.
¡Una premisa de juventud,
que atesora sabia virtud,
dispensando prodigiosos años!

Por estar bastante obesa,
enflaquece a la persona.
¡Logra aliviar la cabeza,
con especial ligereza,
al tolerar cualquier broma!

Las gotas de buen humor,
traspasan los anchos mares.
¡Medicina superior,
que nos concede el favor,
de apaciguar los pesares!

Cuatrocientos músculos se mueven,
frente a cuantiosos relatos preciosos.
¡Las cosas que son muy tristes conmueven
y, desde la encantada Gloria, nos llueven,
los tan elogiados chistes graciosos.

Lo que en NACIÓN CANARIA, les comento,
goza de una inclemente picardía,
de un bienquisto y delicado argumento
que no deja de ser un puro cuento,
pensado para animarles el día.
En la misa del domingo,
con el templo bien repleto,
(me comentaba un amigo),
de lo que fuera testigo,
sin provocar al respeto.

Porque, el cura, en el altar,
rapapolvo profería.
¡No se cansaba de hablar,
ni dejar de sentenciar,
lo que, irritado, decía:

-.-“MIS AMADOS PARROQUIANOS:
NUESTRA CASA DEL SEÑOR,
TIENE AMARRADA LAS MANOS,
POR RONDAR UNOS PECADOS,
QUE NECESITAN PERDÓN!

SE ENCUENTRAN BIEN ESCONDIDAS,
(SEMBRADORAS DE MALDAD),
UNAS MORALES PERDIDAS,
QUE NOS DEJAN SUS HERIDAS,
SIN REMEDIO NI PIEDAD.

¿EN DÓNDE SE OCULTA LA “FE”,
LA BENDITA “CARIDAD”,
LA ATESORADA “HONRADEZ”,
LA “PUREZA” EN EL QUERER
Y... LOS LAZOS DE HERMANDAD?

En un rincón escuchaba,
un jocoso borrachito:
-.- ¡DIOS NOS VALGA! DIOS NOS VALGA!
Y, lanzando un fuerte grito, a todos, les ordenaba:
 
-.- ¡DE ESTE TEMPLO, NADIE ME SALGA,
PORQUE LOS DEJO VIRUTAS!
¡AQUÍ, TODOS NOS QUEDAMOS,
HASTA QUE DESCUBRAMOS,
A ESAS CUATRO PROSTITUTAS!

*********************************************************







 


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Seguidores