domingo, 20 de mayo de 2018

SUPREMACISTAS


SUPREMACISTAS
JM AIZPURUA
Tocó el godo farsante su trompeta y sonó su nueva afrenta: Torra supremacista.
¿Supremacista? ¿Quién es el supremacista?
Yo creo que los son aquellos que con el españolismo por bandera arrasaron con los pueblos diferentes, quitándoles su esencia, su lengua y su vida como hicieron con los wanches y los taínos. Sojuzgaron a los pueblos peninsulares que bautizaron de provincias para anularlos y someterlos. Los que inventaron una “raza española” que no era más que la suya propia castellana y sobre la que el dictador hizo una aberrante película, y aún hoy se fomentan fastos de celebración de supremacía racista en ese 12 de octubre, desprecio y humillación institucional a los pueblos diferentes que cayeron en las garras del Imperio y del Estado. Nos llenaron de cruces y cadenas y aún debemos celebrarlo. Los judíos no celebran el Holocausto, pero a nosotros sí se nos exige.

¿Qué decir de las españolísimas provincias de Venezuela, Sahara, Cuba o Filipinas?
Los siux eran “los indios”, no los auténticos habitantes americanos.
¿Supremacistas?
Lo sois vosotros, los que no aceptáis las naciones del Estado español en igualdad a la vuestra y seguís manteniendo a las Canarias alejadas de su origen wanche, engañadas, “crucificadas” y en la miseria impropia de Europa.
Vuestra supremacía, es ya inaceptable en el s. XXI donde muchos pensamos, leemos, nos comunicamos en la Red y la realidad de los hechos se impone. Muchos ya sabemos de vuestra farsa hispana que encubre la dilapidación de un Imperio, el fascismo, y la endémica corrupción que os ha llevado a ser un Estado de segunda y alejado de la potencia que por las armas un día fuisteis. Y es vuestra gestión la única culpable.
Pero tercos, seguís insistiendo; me lo robé y es mío.
155, a mí la Legión, a por ellos, viva Piolín, aunque yo creo que era más Silvestre que el inocente pajarito. Estas son vuestras razones y una Ley que como la hicisteis vosotros, nombrasteis vosotros, interpretáis vosotros, siempre os beneficia: a vosotros.
Olarte, Ibarretxe, Puigdemont, Torra, son convertidos por vuestras huestes mediáticas mercenarias, en monstruos antisociales evitando que el pueblo llano entienda que son simples nacionalistas, lo mismo que vosotros, pero con visiones distintas de la realidad, de la nación y la patria. Pero vosotros no aceptáis su dignidad, su valentía, su coherencia, su sacrificio enorme de renunciar a poltronas y mamandurrias cipayas para mantenerse firmes en la defensa de sus naciones. Caéis en la incongruencia españolista de no considerarlos compatriotas. Puede ser que consigáis silenciarlos, pero ya son millones los que, aún silentes, comprenden la dignidad de sus causas y se aprestan a dar un vuelco a ese Estado represor, cruel inhumano y supremacista que habéis construido para poder mantener vuestros negocios y cargos sin riesgo a ser controlados, vosotros los que el beneficio es vuestra patria y el dividendo la bandera.
¿Supremacista? ¿Y tú me lo preguntas? Supremacista eres tú.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Seguidores