jueves, 24 de mayo de 2018

EN LA BAJADITA


EN LA BAJADITA
JM AIZPURUA
Algunos convecinos me esperaban en la bajadita; ¡” a ver que dice ahora el vasco”!
Pues sí, amigos, digo, y digo que me parece indigna la postura mercantilista y desideologizada del PNV(d) apoyando a M Punto y su corte corrupta.
¡Vivan las caenas!
¡Ni un mísero eurito para sacar a los demócratas republicanos de sus cunetas!
Cuando la guerra, en catalán, llegaban al frente vasco unas bolsas de sangre, supongo catalana, que decían: “nuestra sangre os de la victoria”. Si queda algún donante de aquella época se estará cagando en la madre de todos los vascos. Pero como en botica hay vascos y vascos, e incluso vasco-palmeros como el jefe del PP canario.
Yo sigo siendo vasco, simplemente vasco como me enseñaron mis mayores. Solidario con catalanes, gallegos y canarios, y precavido con los mesetarios que aquí les llaman godos y que a la menor oportunidad te abrasan con su patria.
Por ello ni entiendo ni quiero entender esas patrañas de apoyo a M Punto, pues todos sabemos lo que significa el apoyo: consolidar el Régimen 78, con su monarca, sus recortes, su autonosuya, el precariado laboral, y la ausencia de futuro juvenil.
Era la oportunidad de dejar solo a M Punto y su muleta, para entre todos los demás cambiar el rumbo estatal hacia la democracia europea. Pero PNV(d) y CC, que sacan tajadita, ni siquiera es tajada, con su venta de voto no lo han querido así.
El mensaje de unidad popular estatal podría haber sido un aviso a los neoconservadores europeos y a los Poderes fácticos hispanos, pero con la actitud falso nacionalista de algunos vascos y canarios, el mensaje está lanzado: con buen dinero no caben ideologías. El muerto siga en el hoyo y nosotros vamos al bollo.
¡Que triste! Pero da ánimos para seguir bregando, para gritar a los jóvenes que peor lo tuvimos con la Dictadura y luchando conseguimos salir de ella, que muchos abuelos pensionistas pensamos seguir contando la verdad y desenmascarando a los trepas que se montaron en siglas que no les correspondían. Los actuales mandamases son flor de un día que será cortada por la acción democrática de los que siguen en la brecha en Cataluña y en todos los rincones del Estado donde aman la democracia y valoran el legado de los antifascistas que nunca se rindieron. Aunque hoy se vean poderosos, la mentira tiene las patas cortas, como el caudillo.
Desde Las Antillas, el canario que es vasco; no se calla.



 


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Seguidores