miércoles, 7 de diciembre de 2016

LIBRO TRIBUTO A MILLARES. ENTREVISTAS CADENA SER Y LAS NOTICIAS DE CUENCA LIBRO MILLARES




LIBRO TRIBUTO A MILLARES. ENTREVISTAS CADENA SER Y LAS NOTICIAS DE CUENCA LIBRO MILLARES
SAMIR DELGADO


Entrevistas en Cadena Ser y Las Noticias de Cuenca

(Sobre el libro "Las geografías circundantes. Tributo a Millares")


Las arpilleras de Millares revelan el drama de la vida humana


Gorka Díez/Las Noticias de Cuenca

-El libro está inspirado en las arpilleras de Millares. ¿En qué sentido, de qué manera, pueden unas obras de arte inspirar un libro de poemas?

La relación entre la pintura y la poesía proviene de los griegos, a pesar del olvido generalizado de la creatividad que está provocando el exceso de imágenes en la sociedad de hoy, todavía la visita a un museo puede significar la inspiración para un libro de poemas. La ciudad de Cuenca atesora un potencial enorme de microclimas, de escenarios artísticos, de pantallas de acceso al arte contemporáneo. De ahí que las arpilleras de Millares provoquen en sí mismas un asombro peculiar, nunca pasan desapercibidas para los nuevos visitantes, y escribir un poemario entero a la sala Millares me pareció una despedida necesaria de la ciudad tras varios años de residencia.

-Porque en principio el arte y la poesía son artes cada uno de los cuales tiene sus peculiaridades, lenguajes diferentes...

El lenguaje humano posee una riqueza maravillosa para la expresión de los universos interiores, un cuadro y un poema se parecen en la finalidad última de fijar en el tiempo un estado de conciencia, un registro original del creador en su lugar determinado de la historia. Por ejemplo el poeta norteamericano William Carlos Williams dedicó un libro de poesía a los cuadros de Brueghel, también Alberti detuvo su mirada en Miró, la interconexión entre poesía y pintura forma parte del diálogo creativo, y no pocos artistas abstractos desarrollaron sus poéticas en esa dialéctica universal entre el poema y el lienzo.

-¿Es una poesía digamos de divulgación artística de su obra, o más de sensaciones que su obra despierta en ti?

El poemario de tributo a Millares fue escrito durante un mes de febrero conquense, con nieve en los alrededores del casco histórico de la ciudad, visité cada día durante un mes cada una de las arpilleras de la sala de la Fundación Antonio Pérez. Los poemas dialogan con el devenir vital del pintor, establecen una interlocución imaginaria, divulgan su obra a la vez que profundizan en su recepción individual. La obra de Millares es absolutamente conmovedora, revela el drama existencial de la vida humana en todas sus esferas, y es capaz de conservar la plena actualidad  de su mensaje para la toma de conciencia crítica en un proceso irreversible de globalización y deterioro planetarios que él intuyó a través de los recosidos, los homúnculos, las arpilleras.  


- ¿Qué esperas que le haga sentir o conocer al lector?

Millares representa al artista canario universal, sus obras permanecen en el tiempo como una expresión auténtica del arrojo, de la honestidad y del desafío a las leyes del mercado, por eso los poemas pretenden acceder a la temporalidad urgente de sus negros, el lector podrá comprender mejor el proceso de las arpilleras teniendo en cuenta la propia ascendencia de la técnica de la momificación guanche que el artista hizo suya desde los años de estancia en las islas.

-¿Qué representa para ti la figura de Manuel Millares en el panorama artístico nacional e internacional?

Justamente este año se cumple el noventa aniversario de su nacimiento, el medio siglo del museo abstracto y el quince aniversario de la apertura de la sala Millares en Cuenca. Su vigencia es absoluta y cada uno de sus cuadros ejemplifica a los nuevos creadores que las barreras no existen a la hora de comenzar una obra creativa, que la vida y el arte están completamente entrelazadas, la irrupción final de los blancos de Millares reflejan el grito de esperanza por un mundo mejor. Y muchos de los artistas canarios de su época como Martín Chirino, César Manrique  y el escultor Tony Gallardo llevaron a los cuatro puntos cardinales el espíritu cosmopolita de la insularidad.


-Sabrás que este año el Museo de Arte Abstracto celebra su 50 aniversario. ¿Se entendería hoy Cuenca sin ese museo?

La ciudad de Cuenca es una isla también, por eso su historia reciente está configurada por la navegación de ideas, por el transcurso de las relaciones entre sus visitantes y quienes residen en ella de forma permanente. Zóbel fue quien donó a la ciudad el patrimonio de un museo que hizo historia y con el paso de las décadas tiene que volver a reinventarse, dialogando con las nuevas tendencias artísticas, con las nuevas tecnologías, con el acerco creativo de un panorama cultural que está interconectado a nivel planetario. El futuro sigue siendo la abstracción con nuevas miradas hacia el hecho artístico, y en cualquier lugar hay otras Cuencas que volverán a ser protagonistas gracias al arte.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Seguidores