domingo, 29 de enero de 2017

MANTEROS. EL MORBO DE LA CLASE MEDIA, ARGENTINA



MANTEROS. EL MORBO DE LA CLASE MEDIA, ARGENTINA
POR PABLO NAVARRETE GURGONE

Te molesta qué los negros, marginales y pobres se pongan a vender mercadería en la calle o te da morbo burlarte del acento de lxs peruanxs, paraguayxs o bolivianxs?. Te gusta sentir cómo se derriten bajo el sol a 40° de temperatura?.

Disfrutas reírte de la situación de esos hombres y mujeres que no tienen la posibilidad de tener un plan de pago mensual que regularice su situación laboral?.

Sabes por qué están en la calle? porque al argentino promedio le da morbo la situación extrema por la que diariamente tienen que pasar lxs manterxs, los vendedores ambulantes. Sí, se regocijan en la miseria ajena, se divierten con el dolor de ellxs, los miran por encima del hombro y se creen criaturas superiores.



Tan sólo porque tienen mejor condición de vida, un aire acondicionado, una casa o un auto cero kilómetro.
Pero en todos estos años ninguno de ustedes se puso a pensar qué gracias al trabajo de un gobierno definitivamente nacional y popular, la brecha de la desigualdad se achicó notoriamente, y es por eso que se pueden dar el "lujo" de reírse de los negros, pobres y marginales manterxs?.



No. Nunca pensaron ni van a pensar en eso. El egoísmo ante todo. Es fácil descalificar, discriminar y juzgar a unos sucios hombres y sucias mujeres que no tienen otra posibilidad más que tirar una manta en el suelo para llevarles a sus familias dinero, para que puedan comer y, darles una educación más o menos digna.


El argentino de clase media goza de la diferencia social que a él lo pone en un nivel superior que al que está en el suelo, siempre fue así. Por naturaleza el hombre necesita sentirse un ser superior que otros, de su misma raza. Es y será así.



Antes que pensar cómo ayudar, cómo se puede mejorar la situación de hombres y mujeres en situación de calle o qué venden para poder subsistir, es mejor juzgar y recriminar la falta de un Estado presente?. O es qué cómo seres humanos somos egoístas y siquiera tomamos la iniciativa de ayudar a quienes más lo necesitan?.



La respuesta para mi, es rotundamente, no. Porque al argentino le morbosea el sufrimiento ajeno, le morbosea verlxs tiradxs en la vereda con una manta bajo altas temperaturas de calor, les morbosea escucharlos hablar con acento "raro", les da morbo la pobreza, la miseria, la marginalidad, el hambre y la indignidad.


Disfrutan de la superioridad qué durante 12 años y medios alcanzaron porque hubo un gobierno presente que dio derechos y garantías.

Pero de lo que no se dan cuenta es que, éste gobierno corrupto, lo que hace es alimentar el ego y la ambición de la clase media para seguir generando ese odio que los aleja cada vez más del sentimiento de amor y bondad, de ayuda y resguardo para quienes más lo necesitan.



El gobierno respira gracias al odio, al morbo y a la brecha de desigualdad, es el motor que seguirá impulsando a los procesos neoliberales y anti democráticos en el mundo entero.

Los poderosos subsisten gracias a que existen las diferencias sociales, la desigualdad, la pobreza extrema, la indiferencia del hombre por el hombre, la falta de educación y el morbo de algunos hacia otros que están necesitando una urgente ayuda.


Es así como actúan desde los medios de comunicación, retroalimentando la sed de venganza, adoptando un lenguaje que incita al resentimiento, a la bronca, para poner distancia entre lxs manterxs y el "hombre meritócrata".



Pero la realidad es que esos hombres y mujeres que ponen distancia inconscientemente de las demás personas, que necesitan ayuda y, que son dejados de lado por los gobiernos anti populares, es porque son manipulados y llevados a un estado de total discriminación racial en donde son parte de un siniestro plan para seguir dividiendo y reinando; bajo la total y pura ignorancia de las mentes humanas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Seguidores