domingo, 8 de enero de 2017

LOS CÓMPLICES DE TRILLO EN LA PASCUA MILITAR




LOS CÓMPLICES DE TRILLO EN LA PASCUA MILITAR
POR FERNANDO LÓPEZ AGUDÍN
Suma y sigue. El nuevo escándalo, protagonizado por esa sustitución que no destitución de Trillo como embajador de España ante Gran Bretaña, es el penúltimo ejemplo sobre las prácticas indignas del Gobierno Rajoy. Si su anterior equipo gubernamental era manifiestamente mejorable ¿qué se puede decir del nuevo constituido hace apenas un par de meses? La primera en la frente. Hacer mutis por el foro tras el severo dictamen del Consejo de Estado, que da la razón a los familiares de la víctimas militares del Yakolev 42, es una muestra más de la indecencia de quienes hoy se sientan en la Moncloa. Como si no hubiese ocurrido nada en el escenario político español, el Partido Popular vuelve a actuar con el mayor desparpajo para poder blindar a un incompetente e indecente como es el responsable por negligencia de la muerte de los 62 uniformados de las Fuerzas Armadas.

La coincidencia de la publicación del dictamen del Consejo del Estado con la Pascua Militar, que se celebra hoy, añade un plus de agravio a los profesionales de la milicia. Si el avión Yakolev 42 pudo volar fue porque Trillo tiró a la papelera los informes del CNI e inteligencia militar que le alertaron,  bastante antes del ” accidente”, sobre el grave peligro que corrían nuestros militares con esos aviones. La fecha elegida, probablemente acordada con la vicepresidenta del Gobierno, es todo un regalo político para la actual ministra Cospedal. Así en la recepción oficial que se celebra en el Palacio Real, ante el Jefe del Estado que también lo es de las Fuerzas Armadas según nuestra muy peculiar Constitución, se encontrarán los cómplices de Trillo con todos los compañeros de las 62 víctimas que lo fueron por la desidia del ministerio de Defensa.

Hay que empezar por señalar que Trillo se considera un ciudadano por encima de toda sospecha. Bien porque encarne el poder judicial del PP, bien porque forme parte de una poderosa institución religiosa muy extendida a lo largo y ancho del mundo de los poderosos o porque sea el héroe de Perejil, es como un intocable para no pocos ministros, altos cargos, dirigentes o diputados del Partido Popular. En un año tan judicial como el 2017, con los de la Gürtel y las Blacks a punto de sentarse en el banquillo de los acusados, goza de una práctica inmunidad política, judicial y moral. Así que lo del Yakolev 42 no es más que un pequeño incidente de recorrido con la complicidad, eso sí, de alguna institución estatal, partidos y políticos que no son precisamente del Partido Popular. Sin estos cómplices, Trillo estaría hoy, de un modo u otro, emperejilado.

El cruel escarnio a las familias, la burla a los ciudadanos, se eleva a la enésima potencia cuando el propio encausado por el Consejo de Estado anuncia hoy con el mayor descaro que vuelve a ocupar su plaza como letrado de la misma institución que acaba de denunciarle, por no haber evitado ayer que todos estos militares españoles fuesen víctimas de su irresponsabilidad como titular del ministerio de Defensa por aquel entonces. Si bien es cierto que como todo funcionario, cuando termina su excedencia, tiene derecho a incorporarse a su puesto en el Consejo de Estado, no lo es menos que es una paradoja irritante que quien ha causado un daño letal al Estado se incorpore a asesorar al Estado. ¿Qué hacen dos socialistas como Fernando Ledesma y Teresa Fernández de la Vega, antiguos ministros con González y Zapatero, para denunciarlo ? Al fin y al cabo, como cargos vitalicios, no corren peligro alguno de verse en la calle, donde hace mucho frío, si hablan alto y claro contra este desaprensivo.

No digamos del presidente del Gobierno, de la vicepresidenta y del Consejo de Ministros. Bastante desprestigio rodea a todas las instituciones del Estado como para limpiarse las manos ante quien como Trillo no les muestra el más mínimo respeto. Ya no es sólo un escándalo más protagonizado por uno de los ministros de los gobiernos de Aznar, con Rajoy como vicepresidente, sino una muy grave decisión que provocó la muerte de 62 militares españoles en acto de servicio en los Balcanes. De una sola tacada, se cargan el escaso prestigio de la Moncloa, Defensa, Justicia y Consejo de Estado. No cesan a este culpable, lo relevan, no impiden su vuelta al Consejo de Estado, la favorecen y no ofrecen una explicación sobre la negligencia de Trillo sino que continúan calificando todo lo sucedido como un” accidente.”

Todavía va más lejos el Partido Popular cuando mantiene a Trillo en su Comité Ejecutivo y la Junta Directiva. Es todo un avance de lo que será el Congreso del PP que se celebrará en el mes de febrero. Por lo visto, sus jóvenes cachorros han perdido los dientes para morder a un depredador como el hasta ahora embajador  de España en Gran Bretaña. El cinismo de Pablo Casado es una seña de identidad de estas juventudes de arribistas que esperan a que Rajoy se fije en ellos para empezar una carrera política en el gobierno. Aunque, visto lo visto lo ocurrido con Rita Barberá, donde algunos tuvieron que tragarse lo que habían dicho sobre la senadora, se comprende que ahora no abran la boca. En cuanto a ese  Frente de Juventudes del PP, que es hoy Ciudadanos, si te he visto no me acuerdo.

Pero si no cabe pedir decencia a los indecentes, sí cabe exigírsela al PSOE. Si fue y es grave que apoye al Gobierno Rajoy, es bastante impresentable que continúe apoyándole tras el caso Trillo. Porque pedir sólo la comparecencia de la ministra Cospedal o del ministro Dastis en el Congreso de los Diputados, por no hablar de la petición de perdón planteada por la señora Chacón, es sencillamente ridículo. 62 militares españoles víctimas de Trillo demandan, al menos en este escándalo, que se arremanguen como oposición al gobierno del Partido Popular tanto en el Congreso de los Diputados como en el Consejo de Estado. Abstenerse ante estas muertes, como se abstuvieron a la hora de entregar las llaves de la Moncloa a la derecha, equivaldría a volver a rubricar con sangre la Gran Coalición vergonzante PP-PSOE.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Seguidores