miércoles, 9 de noviembre de 2016

¿DE VERAS SORPRENDE QUE TRUMP HAYA GANADO?

¿DE VERAS SORPRENDE QUE TRUMP HAYA GANADO?
DAVID BOLLERO
Trump ha ganado. No son pocos los que ahora se llevan las manos a la cabeza sorprendidos, sin poder dar crédito a unos resultados que barruntan cambios drásticos en todo el mundo, con el epicentro en EEUU. Sin embargo, ¿de veras es tan inesperado el resultado o esperábamos lo que revelan las urnas como quien aguarda la nota de un examen para el que no ha estudiado? Ya saben, aquello de “a ver si suena la flauta”…

En España, por esa actitud bobalicona que atribuimos a la globalización en lugar de a nuestra ‘tendencia borreguil’, somos unos grandes imitadores de los estadounidenses… o del “american lifestyle”, que prefieren algunos porque, según dicen, es muy “cool”. Ya saben, nos empeñamos en beber auténtica aguachirle en vasos de plástico mientras vamos con prisas por el metro, en lugar de tomarnos un buen café sentados en el bar… preferimos construir grandes centros comerciales en el quinto pino en los que poder pasar todo el día, en lugar de disfrutar de una paseo por la calle entre tiendas de barrio y cines de toda la vida….

Pues bien, en esta ocasión, han sido ellos los que nos han copiado a nosotros, así que es mejor no mostrar demasiada sorpresa. A Trump se le ha reprochado -y en ello se apoya esa sorpresa impostada por el resultado- que sea machista, que haya confesado abiertamente que elude el pago de impuestos, que arremete contra los inmigrantes, que más que plantear propuestas su campaña se ha centrado en la confrontación, en el odio… … Y, con todo, más de 57 millones de votantes han confiado en él.

Si miramos en España, casi ocho millones de ciudadanos dio su voto al Partido Popular (PP)… al mismo PP absolutamente acorralado por los casos de corrupción que dejan entrever un problema estructural en el partido. Un PP en el que personajes como León de la Riva o Arias Cañete soltaron perlas como “cada vez que la veo la cara y esos morritos [a Leire Pajín] pienso lo mismo, pero no lo voy a contar aquí”, “a las seis de la mañana una mujer joven tiene que cuidar por dónde va”, “el debate con una mujer es difícil, si demuestras superioridad intelectual, es machista” o “el regadío hay que utilizarlo como a las mujeres, con mucho cuidado, que le pueden perder a uno”.

Sí, señor, el mismo PP que aprobó una amnistía fiscal en plena crisis con la que los grandes criminales, corruptos y defraudadores del país pudieron blanquear su dinero negro con grandes ganancias. El mismo PP que ha disparado la miseria y pobreza en España, que ha precarizado el empleo, que quitó la tarjeta sanitaria a los inmigrantes, que con personajes como Albiol en Badalona se tiñe de xenofobia, que legalizó las devoluciones en caliente en las fronteras de Ceuta y Melilla y que corre tupidos velos sobre asesinatos de migrantes a pelotazo limpio en El Tarajal y sobre torturas y maltrato en los CIE…

Un partido, el PP, que a diferencia de Trump, ya ha estado en el poder con un presidente que ha demostrado que mintió en campaña electoral asegurando que España cumplía con el objetivo de déficit mientras con Europa y a nuestras espaldas ya negociaba el próximo recorte de 10.000 millones de euros y cruzaba los dedos para que nos nos cayera, además, una sanción… El mismo PP cuya campaña se centró en el miedo, en el “nosotros o el caos” más que en propuestas…

Y casi ocho millones de votantes (y el posterior y decisivo apoyo de Ciudadanos y PSOE) mantuvieron a Rajoy en La Moncloa. Así que… ¿de verdad es tan sorprendente que Trump haya ganado o, simplemente, nos fastidia porque, aún a sabiendas de que Clinton no es trigo limpio apunta mejores maneras que Trump?

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Seguidores