miércoles, 22 de febrero de 2017

LOS HOMBRES QUE GOBERNARON COLÓN



LOS HOMBRES QUE 
GOBERNARON COLÓN

Apolinario Escolástico Sanguinetti, mi bisabuelo. En 1883, fundó “El Entre Ríos” primer periódico de la Mesopotamia, que dirigió desde sus inicios hasta su muerte, acontecida en 1930. Un hombre de principios, libre, ético y autodeterminante. Ha dado una impronta a su vida, devenida en sentido y con destino de grandeza para su tiempo, hoy absolutamente desvirtuada por mercachifles y mentirosos.

EDUARDO SANGUINETTI





Presidente Municipal: 1894-1914

(Período 21-07-1894 hasta 01-01-1895. Período 01-01-1895 hasta 01-01-1897. Período 01-01-1897 hasta 01-01-1899. Período 01-01-1901hasta 31-12-1902. Período 31-12-1902 hasta 01-01-1904. Período 01-01-1904 hasta 01-01-1906. Período 01-01-1906 hasta 01-01-1908. Período 01-01-1908 hasta 01-01-1910. Período 01-01-1910 hasta 01-01-1912. Período 01-01-1912 hasta 01-01-1914)

POR LORENA MUÑOZ 


En 1882 y según los registros del primer censo municipal de Colón, Apolinario Sanguinetti contaba con 23 años, era argentino y se desempeñaba como empleado. Había nacido en Capilla del Señor, provincia de Buenos Aires. Era hijo de José Sanguinetti, de origen italiano y Enriqueta Sáenz, nacida en Argentina. 

De muy joven se trasladó a la ciudad de Buenos Aires, allí en “La Prensa” tuvo ocasión de aprender el oficio de periodista. Una vez llegado a nuestra zona se casó con Juana Ribero Argentó, joven de la sociedad sanducera, con la que formó una numerosa familia. En 1883, fundó “El Entre Ríos” periódico que dirigió desde sus inicios hasta 1930. Escribía todo el diario él mismo, contando solamente en los últimos años de su vida con la colaboración de su hijo Carlos y de Luis Olivera.

Las noticias locales y las opiniones de fondo reflejaban, en cierto modo, las conversaciones del grupo de amigos de Sanguinetti que se daban cita todas las tardecitas en lo que es hoy 12 de Abril 220, domicilio de José Maxit, donde funcionaba la dirección de El Entre Ríos. Participaban de estas reuniones Diego Sanguinetti Sáenz, Cándido Brunel, Miguel Esteva Berga, José Maxit y Francisco Batmalle, entre otros. Del intercambio de acontecimientos diarios, rumores, comentarios, viajes y lecturas iban aflorando los problemas del pueblo y las colonias, así como las posibles soluciones.

Además de dedicarse al periodismo, colocando al “Entre Ríos” como referente indiscutido en la provincia, Sanguinetti tuvo un importante accionar en la arena política: militó en el PAN (Partido Autonomista Nacional) dando su apoyo al Gobernador Eduardo Racedo.

En 1886 fue designado Juez de Paz. La elección del Juez de Paz de cada departamento, dependía del nombramiento del gobernador, previa propuesta de terna de las respectivas municipalidades, el período en funciones era de dos años y podía ser reelecto. Sanguinetti se desempeñó en dicho puesto hasta 1889. 

En 1887 por decreto del presidente municipal Policarpo de Elía, es designado para integrar una de las comisiones de higiene de la ciudad.

El 1 de mayo de 1888, el presidente municipal Jaime Corbella, nombra por decreto a Sanguinetti, hasta ese momento escribiente del Departamento Ejecutivo, como escribiente de la Oficina del Registro Civil, ante la renuncia al cargo de Pedro Santa Cruz. En ese mismo año Sanguinetti se desempeña como Presidente de la Biblioteca Fiat Lux.

El 26 de enero de 1891, el HCD nombró a Apolinario Sanguinetti, como uno de los integrantes que formarían el Consejo Escolar del Distrito. 

En las elecciones municipales del 4 de diciembre de 1892 es designado como concejal. Al año siguiente, en 1893, ocupa la presidencia del HCD. En julio de 1894, ante la renuncia al cargo de Presidente Municipal que ejercía el Doctor Arines, Sanguinetti asume en su reemplazo e impulsa aquel pedido que hiciera su predecesor: introducir en el nuevo presupuesto la donación de una fuerte suma de dinero a la Sociedad de Beneficencia para ayudar a la construcción del Hospital. 

En 1895 fue elegido junto a otros vecinos para componer el Consejo Escolar. En 1899 es elegido concejal. En diciembre del 1900 fue nuevamente elegido como Presidente Municipal. Su labor ha sido amplia y fecunda, se convirtió en el intendente que más años ha estado frente al gobierno de Colón, llegando a las dos décadas de trabajo y dedicación.

Entre los hechos destacados y curiosidades que atravesaron tan amplio período de gobierno de Sanguinetti se cuentan: en 1894 el HCD lo autoriza a construir un molino de viento para administrar agua a la población. En 1906, un pedido muy particular de Sanguinetti a Francisco Batmalle, en ese entonces Jefe de Policía del Departamento, ilustra escenas de la vida cotidiana, el presidente municipal le pide que haga cumplir la ordenanza que prohíbe galopar por las calles. En 1907 se logra un importantísimo avance en educación, la fundación de la Escuela Nacional Nº 10 “Capital Federal”. Al año siguiente, en 1908 se insta a los vecinos con carácter de obligatorio que procedan al blanqueo y revoque de las casas ubicadas alrededor de la plaza 25 de Mayo (hoy Plaza San Martín). En 1909 queda resuelta la construcción de la casa municipal entre calles Urquiza, General Paz y América (hoy 12 de Abril). Un año más tarde el HCD autoriza a Sanguinetti, en su carácter de intendente, a invertir la suma de $ 65.000 en moneda nacional para la construcción de la municipalidad.

Grande fue el legado de Don Apolinario Sanguinetti, su trayectoria un ejemplo a seguir, por su trabajo, su perseverancia, sus ansias de periodista de comunicar, dialogar y mediar, de ofrecer un lugar a las diferentes voces de esa época. Por su decidida actuación en la política provincial y municipal, fiel a sus propios ideales y creencias. Por el engrandecimiento de las diferentes instituciones en las que participó. Por el ejemplo del esfuerzo y la convicción, valores que portan algunos hombres y que enaltecen a una sociedad.

Sanguinetti falleció en nuestra ciudad el 1º de febrero de 1933, según el médico Miguel Esteva Berga como consecuencia de un síncope cardíaco, a la edad de 72 años. Sus restos descansan en el cementerio de nuestra ciudad. 

Un importante Boulevard lleva su nombre, otorgándole a quien fuera tantas veces intendente, un espacio de público reconocimiento. Para el pueblo de Colón este sencillo acto fue y será una oportunidad para forjar su propia identidad.




 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Seguidores