jueves, 2 de febrero de 2017

LA BRIGADA DE OCUPACIÓN DE CANARIAS




LA BRIGADA DE OCUPACIÓN 
DE CANARIAS
MOVIMIENTO POR LA UNIDAD
DEL PUEBLO CANARIO
Sr. Antonio Guterres, Secretario General de las Naciones Unidas:
 
La brigada española de ocupación de Canarias, torticeramente denominada “Brigada Canarias XVI”, se desplazará a la denominada “Blue Line”, frontera entre Líbano e Israel para, según ha comunicado a la prensa un portavoz del ejército de ocupación español en Canarias,  “verificar el cumplimiento de la Resolución 1701 del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas”.

La Resolución 1701 fue aprobada el 11 de agosto de 2006 a raíz de las hostilidades entre Israel y Líbano y no pretendemos entrar en una valoración de la misma sino en la utilización que, en función de sus intereses, realiza el gobierno y el Estado españoles de Canarias, una posesión colonial de España en África.

La brigada de ocupación de Canarias se articula en cinco suborganismos: 1) El cuartel general. 2) El regimiento de infantería “Soria “ nº 9. 3) El regimiento de infantería “Tenerife” nº 49. 4) El regimiento de infantería “Canarias” nº 50. 5) El regimiento de artillería de campaña nº 93.

Esta brigada, a su vez, está integrada en lo que el colonialismo español denomina “El mando de Canarias” que consta, por lo tanto, de “El cuartel general”, “La brigada ‘Canarias XVI y “el regimiento de artillería antiaérea nº 94”.

En el cuartel general del mando de Canarias están encuadradas las siguientes unidades: “El estado mayor”, “la unidad de cuartel general” y “la jefatura de asuntos económicos”.

El estado mayor del mando de Canarias, a su vez, se compone de las siguientes unidades: “la secretaría técnica”, “el área de preparación, que es responsable del asesoramiento en materias de preparación, correspondiéndole el desarrollo de la normativa relativa a esta sector, así como la gestión de los créditos para operaciones que se asignen al mando de Canarias para la preparación de contingentes” y “el área de logística, que es responsable del asesoramiento en materias de logística, correspondiéndole el desarrollo de la normativa relativa a este sector”.

A este ingente y desproporcionado despliegue militar de ocupación hay que añadir la guardia civil, la policía armada, la policía portuaria y, como no, el CNI o servicios secretos. Todo ello para un territorio de apenas ocho mil kilómetros cuadrados y dos millones de habitantes contando más de medio millón de extranjeros, entre ellos unos cuatrocientos mil españoles, de tal manera que es imposible para la colonizada población no ver a algún representante de estas fuerzas de ocupación, como máximo, cada cinco minutos.

No es la primera vez que nos vemos en la obligación de dirigirnos a las Naciones Unidas por la utilización internacional que España hace de Canarias: ocurrió con la denominada por España “Fragata Canarias” a raíz de una acción militar española de amedrentamiento en Somalia con un navío que nada tiene que ver con Canarias sino con la armada española que, lamentablemente, pone a Canarias como objetivo militar de los enemigos que el colonialismo español ha cosechado a través de su negra historia, que ha llevado a afirmar a algunos compatriotas que “España no tiene historia sino antecedentes penales”, como usted debe conocer bien por los años de ocupación española de su país, Portugal.

Exactamente lo mismo está ocurriendo ahora con la brigada de ocupación de Canarias, a cuya misión nada objetaremos, al contrario, aplaudimos su partida, sino exclusivamente al uso indebido, por decirlo en lenguaje diplomático, que España está haciendo del nombre de nuestra patria, Canarias que, sin escrúpulos, mansilla sistemáticamente.

Se da la circunstancia, como le hemos comunicado previamente, que el 12 de marzo de 1986 (cuyo trigésimoprimer aniversario conmemoraremos próximamente) Canarias, mediante Referéndum, rechazó, por absolutísima mayoría, integrarse en la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), a la que pertenece el Estado español que nos somete, decisión aún pendiente de ejecutar, lo que debe llevarse a cabo urgente e inmediatamente en aplicación de la Resolución 1514(XV) de 1960 sobre la concesión de la independencia a los países y pueblos colonizados, de la Asamblea General en cuya votación España, vergonzosamente se abstuvo, aunque tiene la obligación de cumplir al haber firmado la Carta Magna por la que se rigen las Naciones Unidas o, de lo contrario, ser expulsada de la organización. Asimismo le instamos para que, tras los trámites oportunos, se incluya a Canarias como miembro de la Asamblea General de las Naciones Unidas con todos los deberes pero también con todos los derechos que le asisten a las naciones libres, cuyo sexto aniversario de nuestra declaración de independencia tuvo lugar el pasado 1 de enero de 2017.

Movimiento por la Unidad

 del Pueblo Canario

 

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Seguidores