lunes, 20 de febrero de 2017

G–21: 30 NOVELAS. OBJETIVO CUMPLIDO




G21: 30 NOVELAS. OBJETIVO 
CUMPLIDO
SINESIO DOMÍNGUEZ SURIA
El pasado 11 de enero se presentó en la Sala MAC la última novela de la colección G–21. Con ello, Ánghel Morales, director–propietario de Ediciones Aguere, ha cumplido el objetivo de publicar 30 novelas que responden a lo que él ha bautizado con el numerónimo antedicho.

En 2011 aparece el libro Generación 21: Nuevos novelistas canarios (Selección, introducción y antología de Ánghel Morales García) y ya en la Introducción se adivinaba la intención del editor, que decía: “En 2010 se cumplieron cuarenta años desde que la historia de la literatura canaria registrara el último hito de nuestra narrativa, la llamada Generación del 70 o boom de la narrativa canaria. Aquel importante fenómeno significó indudablemente un despertar de la narrativa de Canarias, una especie de gran patada a ese tópico que todavía se escucha a veces y que refiere que Canarias es tierra casi exclusivamente de poetas (…). Cumplida la primera década del siglo XXI, podemos decir sin temor a equivocarnos que nuestra literatura ha consolidado una novísima (y potente) generación de novelistas que, solo para ubicarnos, llamaré Generación 21, precisamente por situar su brillante eclosión en la primera década del siglo XXI”. (pp. 7-8).
Soslayando la vehemencia que siempre ha demostrado Ánghel Morales, lo cual no es malo sobre todo si se expresa con la creencia de que es así, como él defiende, el intento de mostrar a los nuevos narradores es muy satisfactorio. En la antología que incluye en ese libro anunciador están Víctor Álamo de la Rosa (1969), Víctor Conde (1973), José Luis Correa (1962), David Galloway (1960), Santiago Gil (1967), Cristo Hernández Morales (1968), Javier Hernández Velázquez (1968), Álvaro Marcos Arvelo (1965), Pablo Martín Carvajal (1969), Nicolás Melini (1969), Alexis Ravelo (1971) y Anelio Rodríguez Concepción (1963). Son todos los que están, pero no están todos los que son.
Por otra parte, es imposible cortar como si fuera un queso lo que es nuevo y lo que es anterior a lo nuevo en nuestra (y en toda) narrativa. Decía Luis Alemany (y no sé si la acotación es enteramente suya) que “nadie se acuesta medieval y se levanta renacentista”. Hay escritores en esa lista confeccionada por Ánghel Morales, que ya eran notoriamente conocidos en los años 90 del pasado siglo. Los escritos de Víctor Álamo de la Rosa, David Galloway y Anelio Rodríguez Concepción ya habían destacado mucho antes de la primera década del siglo XXI.  No obstante,  y no por esa circunstancia y más por las fechas de nacimiento, merecen con creces estar en esa antología.
Otra cuestión que algunos hemos apuntado a Ánghel Morales (y casi echado en cara), es la ausencia de mujeres en ese libro inaugural de intenciones en el que figuran doce hombres solamente. Luego, con la inclusión en la colección de los 30 títulos de Cristi Cruz, María Teresa de Vega, Cecilia Domínguez Luis, Pilar Escalona, Ana Joyanes, Maca Martinón y Candelaria Pérez, esa circunstancia adversa se ha corregido parcialmente porque de los 30 autores de la colección, 7 son mujeres y el resto hombres. Quizá el desequilibrio venga dado porque hay más narradores que narradoras en el ámbito de la narrativa de Canarias.
Como apunte curioso, hemos de señalar también que, de los antologados, repiten novela solo Víctor Conde (Malpaís), José Luis Correa (Murmullo de hojarasca), Cristo Hernández Morales (Biografía reciclada de Manolito El Camborio), Javier Hernández Velázquez (El sueño de Goslar) y Santiago Gil (Yo debería estar muerto). El resto de autores que figuran en la antología no publican libro en la colección.
Ánghel Morales ha cumplido su objetivo con G–21. Él quería publicar 30 novelas y lo ha hecho. Y lo ha hecho bien, con la ilusión, el trabajo, el esfuerzo que eso significa. Ediciones Aguere ha editado la colección junto con Ediciones Idea en una simbiosis que ha favorecido la calidad de la producción y la difusión de los libros. Ha sido un acierto. No cabe más que felicitarlo y felicitarnos porque la nueva narrativa canaria  ha tenido y tiene un gran valedor.


La colección:
GENERACIÓN 21: Nuevos novelistas canarios, Edición de Ánghel Morales García.
Biografía reciclada de Manolito El Camborio, de Cristo Hernández Morales.
Murmullo de hojarasca, de José Luis Correa.
Malpaís, de Víctor Conde.
Cucarachas con Chanel. Realismo.0, de J. Ramallo.
No es la noche, de Carlos Cruz.
Merodeadores de orilla, de María Teresa de Vega.
El sueño de Goslar, de Javier Hernández.
Yo debería estar muerto, de Santiago Gil.
Noa y los dioses del tiempo, de Ana Joyanes.
Julia y la guillotina, de Jonathan Allen.
El centro del gran desconocido, de Eduardo Montelongo.
9 horas para morir, de Ángel Vallecillo,
Cinco mujeres que no subirán al cielo, de José Herrera.
Si hubieras estado aquí, de Cecilia Domínguez Luis.
Salacot, de Jonás Hernández.
El peso del tiempo, de Gerardo Pérez.
Mujeres en la encrucijada, de Javier Marrero.
Ucanca, de Gustavo Reneses.
Un crimen lejos de París, de Daniel María.
El secreto de Taganana, de Pilar Escalona.
La Laguna es ella, de Maca Martinón.
La leyenda del oro de Acentejo, de Carlos Santamaría.
Mejor cuando improvisas, de Juan Ignacio Royo.
Quién como yo, de Damián Hernández.
El Santiago, de Antonio Sánchez
Ecos, de Tomás Felipe.
En el centro del viento, de Cristi Cruz Reyes.
El cazador de la inocencia, de Candelaria Pérez Galván.
Los cimientos de Gomorra, de Agustín Gajate.



 

3 comentarios:

  1. No puedo sino felicitarte por el esfuerzo, Anghel, y agradecerte el trato que siempre me has dispensado. Una colección como esta precisa de determinación y amor a la cultura como tú tienes. Enhorabuena, y es un honor formar parte de esta excelsa lista de autores. Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Enhorabuena a los autores y gracias a Ánghel por intentar mejorar el panorama cultural de Canarias con tanto trabajo.

    ResponderEliminar
  3. Gracias Anghel Felicidades !! ha valido la pena tu esfuerzo por el gran aporte a la literatura canaria

    ResponderEliminar

Seguidores