domingo, 26 de junio de 2016

BREXIT - PERDEMOS UNA BATALLA, PERO NO LA GUERRA

BREXIT - PERDEMOS UNA BATALLA,
 PERO NO LA GUERRA

RICKEN PATEL - AVAAZ
Queridos miembros de Avaaz:

Hoy es un día doloroso y sobrecogedor para el Reino Unido, para Europa y para nuestro mundo.

Aunque, de alguna forma, puede que esto fuera lo que necesitábamos.

El progreso que hemos construido hacia un mundo de apertura, tolerancia e interconexión no es algo que podamos dar por sentado: debemos alimentarlo continuamente y estar siempre atentos. Las instituciones que hemos creado para estar más conectados deben tener un hogar en nuestros corazones y en nuestras mentes, y no solo existir como instrumentos burocráticos que cumplen una función. Necesitamos una ética, un espíritu y una cultura de unidad y conexión para mantener a raya las oscuras fuerzas de nuestro pasado, tales como el nacionalismo y el racismo.

Buena parte de la campaña por la permanencia del Reino Unido en la UE apelaba al miedo y a meros intereses egoístas, como cuánto dinero se exponía cada uno a ganar o perder. Nuestra comunidad, en cambio, tiró de amor y unidad sumándolos a la ecuación pero, esta vez, eso no fue suficiente para ganar. Algunos editores de periódicos y políticos oportunistas se dedicaron a incitar al miedo y contribuyeron a convencer al 51,9% del público de que la UE es la culpable de lo que les pasa.

Pero ahora no podemos vacilar - esta batalla ha tenido lugar en un tablero mayor y las fuerzas del miedo y la división están ganando terreno - desde los nacionalismos que amenazan con destruir Europa, pasando por el riesgo que supone Donald Trump para los avances que se han hecho en EE.UU. contra el racismo y por la unidad tras varias generaciones, y mucho más. Debemos convertir el ‘brexit’ en una llamada a la acción para nuestro movimiento, en una chispa que reavive nuestra pasión por la defensa y la renovación del proyecto de paz y unidad que nuestros padres y abuelos erigieron sabiamente a partir de sus dolorosas experiencias.

Los jóvenes del Reino Unido han respaldado el proyecto europeo por un margen enorme, y también se oponen a Trump y a otros de su índole. El futuro nos pertenece, si logramos empuñar este estandarte el tiempo suficiente como para entregárselo a las siguientes generaciones. Vamos a reunir todo nuestro valor y nuestro compromiso de luchar por el mundo con el que soñamos. Haz clic aquí para compartir un mensaje de inspiración, solidaridad y esperanza con el que recorrer el camino que nos queda por delante:

https://secure.avaaz.org/es/love_will_win/?bcrKKbb&v=78443&cl=10290881034&_checksum=5a2444add148a16bb22fdc99b5c668880526b75ab2f527266f5a9e56d758445f

Durante las últimas semanas, nuestra comunidad se alzó para brillar con una luz maravillosa -- fuimos cientos de miles los que combatimos las políticas del miedo y la división con amor y unidad. Contribuimos a financiar la publicación de anuncios y otras acciones que ocuparon las portadas de los medios, salimos a la calle para manifestar nuestro amor, exigimos que echaran al director de un periódico que estaba sembrando el miedo e hicimos miles de llamadas telefónicas a ciudadanos británicos para que votaran por la permanencia en la UE.



Muchos votantes - especialmente la gente mayor de las zonas rurales de Inglaterra - acabaron influenciados por argumentos que repetían que sus comunidades, y que su libertad y prosperidad, estaban amenazadas por la UE y por la inmigración que vino asociada a ella. Algunas personas solo querían cambiar el status quo. Buena parte de esto ha tenido que ver con la falta de escrúpulos de un sector de los medios británicos, convertidos en pregoneros sin tapujos del ‘brexit’. Pero es cierto que en nuestro movimiento también tenemos que hacerlo mejor en materia de inmigración - y lograr que las decisiones sobre las políticas en este tema se tomen tanto con la cabeza como con el corazón. En muchos países, esta es una debilidad que los movimientos generadores de miedo y división están deseosos de aprovechar.

Se aproximan rápidamente nuevas y serias batallas -- Trump en EE.UU., Le Pen en Francia y Nigel Farage en el Reino Unido.

Pero estamos ganando cada vez más fuerza como movimiento. Y usaremos nuestro amor y determinación para enfrentarnos a cada uno de estos defensores del odio que intentan separarnos. Aunque para ganar tendremos que crecer aún más y mejor, y así atajar el contagio de este cóctel viral de miedo, nacionalismo y racismo.

Recordemos que de estos oscuros momentos pueden nacer nuevos amaneceres. La diputada británica Jo Cox, que fue asesinada la semana pasada, dijo: "estamos mucho más conectados y tenemos muchas más cosas en común que aquellas que nos dividen". Ahora debemos escucharnos los unos a los otros y no dejar que las fuerzas incitadoras del miedo que terminaron con su vida salgan triunfantes. En honor a ella, comprometámonos a trabajar juntos para llevar por todo lo alto su mensaje conciliador y lleno de amor.

Haz clic para compartir tu mensaje de unidad y de fuerza con los demás. Vamos a recargarnos de amor y solidaridad ante las batallas que se avecinan y a demostrar que nada nos va a detener.

https://secure.avaaz.org/es/love_will_win/?bcrKKbb&v=78443&cl=10290881034&_checksum=5a2444add148a16bb22fdc99b5c668880526b75ab2f527266f5a9e56d758445f

Con esperanza y gratitud,

Ricken, Alice, Emma, Christoph, Luis, Iain, Mia, Mélanie, Fatima, Ben, Allison, Rewan, Adam, Dan y todo el equipo de Avaaz

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Seguidores