miércoles, 7 de septiembre de 2016

TIC-TAC

TIC-TAC

DUNIA SÁNCHEZ 
Tic-tac, tic-tac.  Volvemos  atrás. Sí, retrocedemos donde los ecos de un submundo evoluciona en el aliento de la vejez. Tic- tac, tic-tac un cielo despejado menciona los ruegos subordinados de peces aladas al atardecer. El ronroneo de las olas, no lejanas viene con su cuerpo nutrido de desnudez. Tic-tac, tic-tac. Comencemos otra vez. Sí, dame la mano nuevamente que en la usencia austera de las noches sin lunas pueda caminar, andar a través yeguas cuyos ojos sobresalientes vigilan las pisadas. Hechizo de estrellas que vienen y vienen para abrazar el desamparo de los desaparecidos en los infernales mares de la huída. Tic-tac, tic-tac . Fragilidad. Decadencia. Agonía se unen en los brazos de las arboledas que dicen adiós a la vida. Tic-tac, tic-tac. Ya oscurece, dejemos de meditar para trepar por los muros harapientos que nos llevarán al ascenso de la existencia. Abajo los párpados. No…no me despiertes, déjame con mis sueños y andaduras en los paraísos de los sueños. Tic-tac, tic-tac. Como se va el tiempo ¡agárralo antes de la medianoche¡ cuando las aves nocturnos van a por su presa. Estático, así. Tic-tac,tic-tac. Mis manos sobre puentes colgantes de donde fluye la calma regida de una sonrisa a no sé quién. Tic-tac, tic-tac. Se acabó, despedida de azules bóvedas que pisan el agotamiento. Mis alas caen, mi cuerpo se recoge y no hay nada más. Tic-tac

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Seguidores