viernes, 2 de septiembre de 2016

Divulgación | Melodía encadenada

Divulgación | Melodía encadenada

POR EDUARDO SANGUINETTI
Un orden monótono y totalizante se ha instalado en el planeta, que, junto a una lógica invertebrada de gobernantes ignorantes, ávidos y psicópatas, nivelan hacia abajo la construcción de la existencia de los pueblos. Los cuales, cada vez más sumisos y obedientes, consumen, cual “verdad revelada” la represión y la ausencia de libertades eliminadas.
La vida se asimila hoy, a medir al individuo con la vara del dinero, de lo vacuo y banal, de lo degradante y falaz. Se reprime, roba y miente a los pueblos, aniquilados en su “voluntad de ser”, por gurúes rentados, que se legitiman ante una comunidad anestesiada, eliminando la historia de lo que realmente en espacio y tiempo tuvo lugar. Así, y gracias a inútiles presidentes, empresarios, sindicalistas, faránduleros y demás sujetos, la ignorancia se hizo hegemónica. Deviene en una mayoría de seres “consumopáticos”, que han llegado a desear las cosas que le ofrecen y no obstante cree combatir, sin darse cuenta, de que la red de ese impiadoso sistema ha caído sobre todos.
Una humanidad que se moviliza afanosamente tras el espejismo de la fama y el éxito de un instante, dispuesta a probarlo todo, incluso llegando a hipotecar sus vidas en el intento de pertenecer a ese olimpo de los nuevos dioses que rigen el ser y estar en este presente, seres que a “sangre y fuego” siguen las tendencias necróticas, prostibularias y genocidas neoliberales, que devienen en histeria, fanatismo, psicopatías varias y, sobre todo, socavan la dignidad de vivir en armonía y paz, en pleno uso de nuestros placeres, dando vuelta las previsiones del sistema capitalista, disputando con él en el terreno de lo económico, de lo político y sobre todo en el de lo cultural.
Se ha abolido, en este régimen, la interpelación y la denuncia de la mentira sistemática y la simulación puesta en acto, por parte de gobiernos y corporaciones, en todo lo que hace a la fantástica aventura de vivir; incluso, la negación de todo lo que en otro tiempo se denominaba “voluntad de ser”.
Hoy se navega con soltura en una mentalidad epidérmica y frívola, no comprometida, devaluando lo real y el deber ser, indispensable norma de comportamiento dentro de un ecosistema que “soporta” a nuestra especie y sus prácticas depredadoras.
Se trata de un razonamiento a destiempo, pues está ya en acto la ejecución sumaria del ‘hombre natural’, llevada a cabo por la más mordaz e invisible de las academias, que deslegitima cualquier ensayo de entendimiento en nombre de la igualdad, sostiene sin razonamiento ni fundamento alguno, la acción de ‘asesinar’ el pensamiento y su devenir histórico, en el sentir del hombre acribillado por el recuerdo de mejores tiempos, que ‘medita con huellas’, silencio y temor. El pasado abolido, proyectado en noticias fabuladas de una realidad difusa, aboga por la consumopatía, la discriminación, la exclusión, la mentira, la homogeneidad, la alienación, la enajenación y la esclavitud.
Noticias lanzadas desde los otrora denominados medios de comunicación, devenidos en medios publicitarios de una realidad obtusa que, desde la ubicuidad de su ausencia, dibujan el paisaje ¿natural? donde transitan las muchedumbres afanosas en intentar justificar el absurdo de un sistema que lo ha tomado todo; he ahí el dilema cual pliegue de espectáculo que embauca, que anestesia, que es falaz, que miente… En fin, que degrada.
Noticias que conforman una desinformación desordenada al servicio de algunos intereses muy particulares; el que desee entender, que entienda y el que no, puede seguir intentando existir en un mundo donde no se ha dejado espacio para la vida natural, solo artificios y simulaciones de un simulacro.
Noticias en las que se hallan comprometidos desinformadores y manipuladores expertos y sutiles, de los más variados centros de inteligencia del mundo capitalista, desplegando toda una catarata de imágenes y notas que nivelan en importancia el genocidio de una etnia, con la última presentación porno de una cantante construida en el backstage de un film que nunca se ha filmado.
Noticias que construyen reputaciones inexistentes de recién llegados al nirvana del botox, en la aldea global, galardonados en wikipedia y destruyendo sin piedad trayectorias de hombres y mujeres notables.
Noticias que ejecutan sumariamente a quienes se atreven a disentir con el programa impuesto para los pueblos, esclavos del tercer milenio, con el capitalismo en su cenit.
Noticias que, cual teorías clandestinas, hacen que la incertidumbre crezca y la impostura se enriquezca.
Noticias que devienen en rumores mediático-políticos-farandulero-policiales que adquieren en el peor de los casos, tras haberse repetido un par de veces en medios de publicidad y en las redes sociales catárticas-caóticas el peso indiscutible de historias de la historia del mundo.
Noticias que despiertan en la legítima inteligencia un estado de repulsión y hartazgo muy difícil de disimular, pues la “voluntad de verdad”, tan subestimada y devaluada en el mercadeo de la libertad negociada a cualquier precio, se encuentra exiliada de este tiempo y espacio.
Noticias y fábulas que no precisan ocultar sus torpezas y miserias, tras un esplendor espectacular que, por otro lado, nos vienen suficientemente abastecidas por los brillos metálicos de máquinas y maquillajes.
Al igual que existen noticias ripiosas fabuladas, estas devienen de comportamientos ripiosos de publicistas, políticos y empresarios, que garantizarán una mayor sonoridad con efectos especiales para un fantástico final de fiesta de la libertad en nombre de cualquiera y ningún sentido.
Eduardo Sanguinetti nació en Buenos Aires. Doctorado en Filosofía en la Universidad de Cambridge. Filósofo, poeta y artista argentino ha incursionado en la filosofía, la poesía, las artes visuales, la performance, Land Art (https://mediosinformaticosalumnos.wordpress.com/escultores/andy-goldsworthy/tendencias/http://en.wikipedia.org/wiki/Land_art – http://mediosinformaticosalumnos.wordpress.com/escultores/andy-goldsworthy/tendencias/), la ecología cultural,la música minimalista, el periodismo, el cine y el teatro. Su participación en la pedagogía y la ecología, quedan de manifiesto en los ensayos “Pedagogía de Unidad en Síntesis” y “Ecología de la Mente”, puesto en acto en

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Seguidores