lunes, 12 de septiembre de 2016

LA REALIDAD Y LA DESINFORMACIÓN DE LOS MEDIOS

LA REALIDAD Y LA DESINFORMACIÓN DE LOS MEDIOS

POR FRUCTUOSO RODRÍGUEZ MORALES
Dicen los especialistas en economía de la prestigiosa revista francesa “Leap 2020”, que el año 2013 es el año uno de la nueva era. Esto viene a decir que la era del águila (EE UU), que comenzó en el año 1944 con el final de la II Guerra Mundial y con los acuerdos internacionales de Brettón Wood´s, finalizó en el año 2008, y que a partir del 2013 da comienzo a la era del Dragón: ¡China!.
La guerra de Siria es una jugada en el tablero de ajedrez internacional, que tiene como fin dar el jake-mate a las potencias “enemigas” (Rusia y China). (El entrecomillado es porque en realidad la enemistad se la crean las multinacionales).
Si nos olvidamos de la propaganda mediática, es decir, somos sordos y sólo tuviéramos ojos para ver, veríamos como se ha venido desarrollando meticulosamente un plan de acoso y derribo de todas aquellas partes del mundo que siendo ricas en energías fósiles no le son afines al bloque occidental: Afganistán, Irak, Libia, Siria…y a las puertas Irán, Magreb, África,etc. También llama la atención que el planteamiento sea casi el mismo: “armas de destrucción masiva, terrorismo gubernamental hacia la propia población, dictadura, etc. sin ponerse colorados llegado el momento de demostrarse la falsedad de muchos de sus argumentos.
Lo que no se dice:

La ciudadanía mayoritaria, cree equivocadamente que “está bien informada por los canales habituales”, sin embargo la prensa convencional no habla del “tercer elemento”, que consiste que no están en contienda dos frentes (ejército gubernamental y ejercito rebelde), sino que además juega un papel importante y desestabilizador una tercera fuerza que no están en defensa de los intereses del pueblo de Siria, sino que son mercenarios pagados por occidente y países del entorno y del Golfo Pérsico como son Arabia Saudita, Qatar, Emiratos Árabes, quienes destinan un promedio de unos 500.000 millones de dólares al año a grupos salafistas radicales provenientes de Irak, Líbano, Turquía, incluyendo a terroristas sunitas y de Al Qaeda.
Es este tercer elemento desestabilizador el que ha dinamitado el plan de paz de 6 puntos de Kofi Anna, quién presentó su plan a las Naciones Unidas, a Rusia y a las que creían las partes implicadas (al ejército rebelde y al gobierno sirio), pero que las fuerzas mercenarias coordinadas por la CIA, Mossad, Blackwater, Arabia Saudita y Qatar, lograron dinamitar.
Al sistema financiero internacional occidental, sólo le quedan dos opciones: o asumen la pérdida de la hegemonía global en beneficio de las nuevas potencias: Rusia y China principalmente, o provocan una III Guerra Mundial aprovechando aún su hegemonía militar.
Si esto se diera, a Rusia y a China sólo les quedaría la opción de dejarse llevar a esa destructiva guerra en la que nadie saldría ganando. Esperemos que esto no se de.
Y ateniéndome a este análisis, que muchos verán como poco probable, creo que no sólo la gente de izquierdas sino que las instituciones oficiales tendría que estar movilizando a la opinión pública (los canarios en Canarias pero cada pueblo en su lugar de existencia), para contrarrestar las desinformaciones manipuladas de los medios, y salir a la calle todos los días para evitar que el Imperialismo siga jugando con la vida de los seres humanos sin importar el inútil y atroz derramamiento de sangre.

https://www.facebook.com/Tuzdin/

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Seguidores