domingo, 18 de septiembre de 2016

NACIONES Y ESTADOS

NACIONES Y ESTADOS

DE KOLDO LOREA

Vascos y canarios, que tenemos un claro concepto de lo que es nuestra nación y nuestro estado, somos constantemente apabullados, reprimidos, represaliados, por parte de los eternos poderes fácticos hispanistas, que se niegan a entrar en la senda de la razón y la realidad.
Para nosotros, es claro que nuestro sentido de pertenencia nacional, es distinto al hispano-castellano, que confunde su nación con su ilusión, su imperio con su patria, sus deseos con la realidad.
Nadie nos pregunta, nadie nos escucha, nadie nos comprende, ¿para qué?, si con represión pueden evitarlo. La Unidad, se impone, no se cuestiona; es el destino universal de todo buen español. Así, por esa senda, el Imperio donde no se ponía el sol, ha entrado en una de las mayores sombras de su historia, lejos de sus ancestrales competidores, Gran Bretaña, Francia y Alemania, para caer en la categoría de los rescatables, lejos de la cabeza de león y muy cerca de la cola de ratón.
Fracasaron con su Imperio y quisieron hacer un Estado-Nación y les ha salido un Estado fallido.
Las tensiones territoriales, cuyo único remedio es el Ejército como garante de la unidad nacional, no responden al tratamiento “constitucional” y dan la impresión que solamente en la independencia nacional, provincianos e insulares encuentran remedio a sus desdichas y acomodo a sus necesidades. ¡Qué gran fracaso tras supuestos siglos de “unidad nacional”!
Cuando en el s.XIX, hartos de ser siervos, los ciudadanos emprenden su camino a la libertad, constitucional, equivocan el método, de arriba abajo y sin pedir permiso a sus “Españas”, sus Pueblos y Naciones, que: haberlas haylas.  Dos siglos de tropezar en la misma piedra, tozudez mesetaria, nos entran en el s.XXI, de la Europa Unida, sin haber hecho los deberes fundamentales: la construcción de un Estado.
Pero hacer un Estado moderno, competitivo y solidario en el concierto mundial, no puede ser enraizado en concepto tribal ni Regio, forzosamente deberá ser republicano, sinérgico, mirando al futuro y no al pasado.
Nacionales castellanos, sepan que con los mismos derechos nacionales que ustedes, con los mismos sentimientos de pertenencia, vascos, canarios, catalanes, gallegos e incluso andaluces, y ¿por qué no Cartagena?, han de ser oídos y acomodados para formar un Estado y adoptar como propia una Constitución s.XXI. Sin trágala, sin magos notables elucubrando, con los pueblos y los ciudadanos conscientes y agentes de su propio destino, con algo nuevo sobre la Piel de Toro: con Democracia.
17 septiembre 2016
S.C. de Tenerife



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Seguidores