miércoles, 21 de septiembre de 2016

NO WORK.-

NO WORK.-

LORENZO SORIANO
Dejémonos de gaitas escocesas y convengamos en que el sistema envuelto en el modelo que nos hemos dado en España no funciona y nunca funcionará. Aceptémoslo. El bipartidismo trata de protegerlo porque en él va su supervivencia y su hegemonía. Pero cuanto antes emprendamos el camino de las mil millas con el primer paso, antes vadearemos el valle de lagrimas que inevitablemente tendremos que pasar. Los políticos actuales no lo harán nunca. Al menos los que ha habido hasta ahora gobernando. Se alternaran, pactaran más o menos y seguiremos un tiempo así hasta que ellos se hayan blindado, y que esto de verdad estalle.     No hay hombres de Estado en la política, y los objetivos son electorales y cortoplacistas.        No van a cambiar nada porque esto les conviene, les protege y los privilegia. El "logro" de Rajoy de "salvarnos" del rescate, es pura, falacia, fantasía y arte del disimulo. Si nos hubiesen rescatado, los de fuera, estaríamos protegidos, con los privilegios de muchos desaparecidos, y el valle de lagrimas, que sin duda nadie podrá ni soñando evitar por los excesos cometidos, hubiese sido menor del que tendremos sin remedio que pasar solos y a la fuerza. Eso sí, estarían en la cárcel la mayoría de los dirigentes de los partidos principales, sindicatos, patronales , presidentes de Cajas,  los nacionalistas y Autonómicos. Incluso Los Pujol. Y eso no se podía consentir por el corporativismo canalla de la clase política.  Si de verdad nos fijamos en los pocos datos fiables que se nos ofrece, ya que ellos se buscan "índices" que les impele a sugerirnos optimismo, y rebuscando en las publicaciones de aquí y de allá, observamos con terror, de que la "burbuja electoral" esta aun entera por las insuflaciones diarias de falso optimismo que le hace la banda política del establishment. Que no se nutre solo del partido gobernante sino de los palmeros o los que miran para otro lado por conveniencia y por connivencia. Amigos/as, esto no funciona. Con estos impuestos y la recaudación bajando, con estas leyes laborales imposibles de cumplir por la imposición confiscatoria, con 17 autonomías succionadoras de presupuesto, con cierta Cataluña en quiebra y en rebelión, con los vascos acechando desde su atalaya de privilegio, con Andalucía sin ponerse al tajo, con Canarias 30 años secuestrada por una tiranía político económica, con Valencia en ruina y con Galicia dormida, no va a funcionar. Eso sí, todos regulando, para que el asunto se complique mas. Añadido a esto, la deuda elefantiásica que habrá que pagar o rendirnos, las 5 administraciones que tenemos que soportar sobre nuestras escuálidas espaldas, con un turismo realmente empobrecedor y de Ilusión de rentabilidad. Además con la Caja de las pensiones tendiendo a cero, y con la capacidad de  solicitar más prestamos agotada, llegaremos a una situación limite de incumplimiento y de inviabilidad. Y es que nadie quiere que le toque a él La Calabaza Ruperta. Todos quieren el cajón del premio y los argumentos son estremecedores. Los funcionarios tienen más privilegios que los trabajadores normales porque cobran menos que los asalariados, se atreven a decir. La leyenda urbana que pude ser verdad en Suecia pero no aquí, ni ahora, ciertamente. Que si se eliminan los dos millones de improductivos, habrá mas paro, esgrimen. Por lo que la conclusión es que sigamos manteniendo zánganos y canonjías sin cuento, para que esto siga y aguante algo mas mientras me senilizo o me muero. Pero ¿y qué vamos a dejar de herencia estas generaciones disparatadas, desnortadas, derrochadoras y egoístas? Recibimos una legado rico y extraordinario, por el esfuerzo y dolor de muchos padres y abuelos, y ¿que país dejamos a nuestros descendientes? Que desastre. Y seguimos resistiéndonos a no pagar nuestras facturas, a no perder los privilegios, a no perder nuestra escueta seguridad, a pesar de que seamos ya a estas alturas todos conscientes de que esto "NO FUNCIONA" así,  por mucha pintura rosa y celeste que pinten el escenario. Por mucho de que a algunos les vaya bien, o un poco mejor a veces y así nos acomodamos. Somos casi 50 millones de habitantes y ni el 10%, puede alegrarse de algo. Desde luego, si seguimos empecinados en que este tren siga funcionando de esta manera, no les quepa duda de que los Populismo y las obsoletas  teorías demostradas  terroríficas, nos serán implantadas y con toda razón. Hemos sido incapaces de administrar el bienestar. Así pues, o reaccionamos y le damos la vuelta a esto con rigor y valentía, sabiendo que vamos a sufrir, o  preparémonos para lo peor y a nuestros hijos y nietos, para la oscuridad y el drama.  A reflexionar.
Reflexiones L. Soriano

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Seguidores