jueves, 8 de septiembre de 2016

MÁS MENTIRAS DE SORIA

MÁS MENTIRAS DE SORIA

DAVID BOLLERO
José Manuel Soria renuncia a su cargo en el Banco Mundial. No hagamos de lo normal hago extraordinario. ¡Qué menos! ¿Cómo iba a presidir el Banco Mundial un tipo que siendo ministro ha tenido cuentas opacas en paraísos fiscales y, aún peor, ha mentido a toda la ciudadanía durante semanas al respecto hasta que las pruebas publicadas por prensa hicieron la situación insostenible? Soria es, sencillamente, un impresentable, como su amigo Mariano Rajoy, que debería comenzar a revisar su círculo de amistades o habrá que dejar de decir que es un buen tipo como algunos aún mantienen. Quién se rodea de tanta mala gente, no puede ser tan bueno.

Ayer la mayoría de los dirigentes del PP veían algo normal que Soria fuera el candidato a dedo para el Banco Mundial. Defendieron públicamente el dedazo con sucias mentiras de concursos públicos e ilegalidades… Hoy, la versión ha cambiado y creen que es muy oportuno que Soria se haya retirado de su carrera al Banco Mundial y sus más de 200.000 dólares anuales de sueldo. Han llegado a decir que “la decisión le honra”, como si a Soria aún le quedara de eso…


¿Cómo le va a honrar la decisión si él mismo ha indicado que renuncia por presiones del Gobierno y no porque él así lo desee? Rajoy ha sacrificado a su amiguito del alma; se ha dado cuenta de que en esta ocasión, con las elecciones vascas y gallegas a la vuelta de la esquina y unas terceras Generales en el aire, esta cacicada podría pasarle factura. Aunque se haya cuidado de enviar un nuevo SMS, seguramente el presidente en funciones habrá calmado a Soria asegurándole que “ya te colocaremos en otro sitio, aguanta un poquito más que para eso, sin mover un dedo, estás cobrando más de 4.600 euros al mes de indemnización por haber dimitido tras mentir a toda España”. Eso sí que es despropocionado, y no la reacción que hubo por su nombramiento, como lamenta Soria en su cartita.

Y ahora van, esos ocho millones de españoles y vuelven a votar al PP… ¡Qué país, oiga!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Seguidores