viernes, 7 de octubre de 2016

"VIVIR PARA VER"

"VIVIR PARA VER"
EDUARDO SANGUINETTI,
FILÓSOFO
Sin lugar a dudas algo no funciona y pareciera que no hay técnicos para solucionar el desperfecto, en principio, en este paseo informativo, con sonrisa dibujada que propongo en esta columna de opinión. La tensión de las relaciones entre gobernantes de naciones de la denominada "aldea global", es solo una simulación de un simulacro, instalado cual acto de liturgia de Bolsa de Valores deshechables.
Contados trabajadores de los medios de comunicación están luchando para poder seguir siendo eso, medios de comunicación... pero, pareciera y no hay duda, que la orden del día de los monolíticos medios es desviar la mirada hacia temas de inseguridad o simplemente de los dioses del Olimpo de la farándula, hoy elevada a cultura del Tercer Milenio.
Los semanarios argentinos Gente, Caras, Hola, Pronto, Papparazzi, entre otros, dieron un giro lingüístico a la historia de la ¿comunicación?, y la ficcionalizaron para beneficio de inventario, con una puesta en relato de lo banal: una forma de adoctrinamiento y lobotomía que el neoliberalismo reinante, utiliza, para lograr llegar a la destrucción de la “elección estética” al servicio de la libertad de expresión, hoy ausente. Las portadas vociferan para una comunidad en estado vegetativo, romances inexistentes, festejos de Don Nadie, Doña Ninguna, separaciones de seres que jamás han estado unidos, sin olvidar que esto viene sucediendo desde hace décadas, es decir las hijas/os de estos don nadie, don ninguno/a, cualquiera, continúan ad-infinitum, con el simulacro de este teleteatro tosco, con los mismos espantosos personajes, sus intercambios de ¿parejas? y ¿amores? a repetición. ¡Ah! y las infaltables fotos o filmes, tomadas al acaso a alguna prostituta de ocasión, celebridad del día, al servicio del poder, ¡que joder!
No olviden que los que mandan saben de estas cosas y no están dispuestos a modificar nada. ¡Ah! Y no olvidemos a los paquetes turísticos del Lejano Oriente, desde donde arribaron para cerrar el círculo Sri Sri Ravi Shankar, prohombre de la respiración, como fuente de apnea y ONG oxigenada, con huestes de autómatas fanáticos; fans sin rumbo que se autoestimulan nutriéndose de valores semejantes a los de fans de cantante funcional al lavado de activos incopóreos de gobiernos disfuncionales, en intensidad variable según los activos que se manejen. El “eterno retorno”, lo denominaba el gran Nietzsche.
La independencia de toda clase de convicciones y certezas, que llevan irremediablemente a fanatismos y a creencias de temporada, son un freno a nuestra libertad de acción y creación, de intentar nuevas formas de vida, en comunidades sin tradiciones-base, para fundar al hombre nuevo, que soñaba el Che, allá por los 60.
Ya no se esconden para mentirte, lo hacen de forma descarada. Saben que usted seguramente no hará nada por miedo, incapacidad o parálisis momentánea, por el estupor de la realidad, que no es provisoria.
Intentemos que la información vuelva a ser digna, un medio para mantenerse al día de lo que realmente ocurre. Puede ser una tentación manifestar la verdad ante tanta mentira, ¿no?
Ligeramente seguirá habiendo indefinidas elecciones pero la clase política del mundo debe ser suplantada por otra, con sabiduría, austeridad, humor, amor y solidaridad a todos los que en fin formamos la comunidad planetaria. Vivir para ver sin la ficción de valores que no dejarán resolver los ligeros problemas de Uruguay-Argentina, de monitoreos, dragados, dólares, turismo, en fin.
Algunos sabemos que lo trascendente no es prioridad en la agenda de los primeros mandatarios del mundo. No lo olvidemos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Seguidores