jueves, 13 de octubre de 2016

LA ESPERANZA

LA ESPERANZA

DUNIA SÁNCHEZ


Aparcamos bajo las sombras de la esperanza. La paz viene con un listón que hemos de pasar a través del trepar en nuestro yo. Silencio, todo es silencio, todo se vuelve colina que ascendemos para contemplar la belleza de la madre tierra, de los corazones que se revuelven en sus andanzas cotidianas, simples. Una luz de otoño se empeña en desterrar toda duda, toda vivencia ensangrentada en los comienzos de la jornada. Ahora el equilibrio que ahuyenta los escalones inalcanzables de aquellos sueños que tanto deseamos. Agua que corre. Agua antojadiza resbalando por nuestros rostros, por nuestras manos. Agua de eternos suspiros ampliándonos en el consumo de verdes tonadas al son de una paz. La paz viene, ahí está, en los impecables ojos de nuestra alma. Círculos de corazones unidos en la cima de la reconditez de nuestro yo.  Aquí estamos, tendiendo sábanas blancas cuando el viento norte sopla y nos dice del tecleo incesante del sosiego, de la abolición de las cadenas que nos ata, que nos arroja a incesantes acantilados tenebrosos.  
















s

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Seguidores