martes, 15 de marzo de 2016

“FRANCO MACRI: CLAUSURA DE LO POLÍTICO”

“FRANCO MACRI: CLAUSURA DE LO POLÍTICO”
POR EDUARDO SANGUINETTI,
 FILÓSOFO
Franco Macri, padre del presidente ¿budista?neoliberal de Argentina: Mauricio, tras ser consultado días atrás, en el programa Odisea Argentina, por Carlos Pagni y Nicolás Dujovne (los conductores), sobre la diferencia entre administrar una empresa y gobernar un país, sin dudarlo afirmó, entre otras certezas subyacentes: ” Si no sabes conducir una empresa no sabes conducir un país”… vaya! con esta frase Franco Macri, clausura el sentido de la política como actividad total. Clausura de la política que se asimila y encuentra en todos los ámbitos de la vida humana… no resiste el más mínimo análisis, sabemos que la actividad empresarial se remite a espacios muy restringidos del quehacer de las comunidades y están habilitadas para tendencias de tinte mercantilista, y relaciones de explotación, ya sea de recursos humanos y naturales.
Se imponen, por lo tanto, dos posibles cualidades distintas para esa clausura del sentido de lo político, que Franco Macri manifiesta:

 1) La falta de necesidad de un sentido en la política.

2) La necesidad de un sentido que ya no existe.

No me asimilo a ninguna de las dos posibles cualidades, que podrían hacer efectiva la frase de Macri padre, dado que instala en la inteligibilidad de su decir, una transgresión, que puede operar en un futuro, de no ser respondida, un gérmen de origen caótico. Lo manifestado por el padre del presidente argentino, ingenuamente o simuladamente, da espacio a un radical cambio de paradigma en el ámbito del poder público, del estado de derecho y de la democracia, como portadora de valores que decía representar: igualdad de oportunidades, derechos humanos, libre expresión, igualdad ante la ley, políticas sociales y demás valores, inexistentes en una empresa.

Ante el estado de las cosas, en que se debate Argentina, con funcionarios, como Macri presidente, parias del sistema… sistema que se ha venido soldando hace tiempo, no es de extrañarse, que alguien, como este empresario, que ha negociado con gobiernos de la más diversa índole, tenga espacio en un medio corporativista empresarial, cuyo fin es vender y no informar: “Un país es una empresa”, una desmesura, en el estado de paroxismo que se debate Argentina hoy.

La plasmación de los valores que predicaba la democracia, solo son “sueños de libertad”, guardados en la memoria de la historias, que jamás se han cristalizado en acto.

Y estos valores han sido causa de grandes luchas políticas en busca de su implementación. Pues bien, asistimos a un cambio sustancial del concepto de democracia, ella dejó paulatinamente de lado ese núcleo vital de valores a preferir, para reducirse a una maquinaria de gobierno, a una democracia procedimental.

Ya no más predicación de valores, lo que supone preferir lo sustancial y posponer lo aleatorio. Para esta nueva democracia solo vale que el procedimiento sea coincidente con el sistema de normas. La corrupción que pulula por todas partes se produce cuando el sistema normativo cae en desuso. Nos hemos transformado en sociedades anónimas… nos gobiernan gerentes, que obedecen a directores de corporaciones fantasmas… ¿cabe alguna duda?

La acumulación capitalista se ha desbordado, el 1% de la población mundial manipula el 90% de la riqueza… 90 ricachones, según OxfamIntermón, tenían en 2015 el mismo dinero que 3,8 mil millones de pobres del planeta… la barbarie y la bestialidad hablan por si mismos… como lo hace Macri padre.

El denominado crecimiento provocó una crisis sistémica, que pondrá fin a la capacidad de reproducción del capitalismo, en su cenit… ya que degrada el estado de la Tierra, ante una amenazada degradación de los ecosistemas, de los seres en estado de indigencia extrema, erosión de la biodiversidad, el calentamiento global, la escasez de agua potable: la Tierra ya no tiene capacidad para satisfacer las demandas de las grandes empresas devastadoras de la vida en naturaleza… precisa un año y medio para reemplazar lo que se le roba por año.

El mundo está conformado por naciones, al borde de un colapso socio-ecológico-ambiental, que ninguna empresa de Macri y &, podrá reconstruir, ni rehacer… el quehacer de un político de fuste y en capacidad de conducir el destino de un estado nación, siempre con la mira puesta en el cuidado extremo del medio ambiente, del bien común, en distribución de riquezas, educación y salud, para su pueblo, dista mucho del perfil del empresario ávido y mezquino, sin escrúpulos en hambrear y explotar a su empleado, en beneficio propio y destruir el medio ambiente, pues democracia y ecología, se encuentran en antípodas.

De seguir siendo gobernados por gerentes-empresarios, se producirá el colapso del eco-sistema… la consecuencia sería que la Naturaleza, derrotaría con furia al capitalismo… tendencia prostibularia, incapaz de frenar sus hábitos de explotación y consumo desmedido, que hicieron de este mundo un sitio irrespirable, inhabitable y degradante.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Seguidores