domingo, 13 de marzo de 2016

FACIL MUY FACIL.

FACIL MUY FACIL.
L SORIANO


 Al hilo del magnífico artículo del liberal Ghersi, me viene a la pluma una reflexión que necesito compartir. La derecha esta desplazada hacia una "social -derecha, social-demócrata, social-cristiana", que apenas recuerda sus principios liberales que han llevado a los países occidentales a las más altas cotas de la prosperidad. Incluso en las más profundas crisis, las políticas liberales no abandonan al individuo.  La propuesta de Draghi de "regalar" dinero a las entidades financieras es del todo absurda y no tendrá ningún efecto, casi ni siquiera a muy corto plazo. Nadie va a prestar dinero sin garantías, por muy blanquito que lo albeen. Pero, si hay tanto dinero en las arcas europeas, porque no declaran "paraíso fiscal a Europa", y reparten entre sus habitantes el dinero que les sobra a raudales para que lo gasten, consuman y disfruten. Les garantizo que con una andanada de un billón de euros repartida entre 1/3 de europeos de mas necesidad, con el compromiso de pagar deudas y saciar las necesidades más urgentes en equipamiento y consumo,  moverían la economía con un impulso de cohete espacial. Sería mucho más eficaz, dejar el dinero en manos de los ciudadanos y cubrir las necesidades sociales con los impuestos indirectos y beneficios de exportación, así como un impuesto mínimo de sociedades, suprimiendo hasta las cuotas de la ss. . Dejando el tema de las pensiones de libre elección de los ciudadanos, en fondos garantizados y cerrados. Claro que para eso habría que suprimir alrededor de  10  millones de puestos improductivos, que pasarían a producir e incrementar el valor añadido de los países. Y claro que dejarían de tener los gobernantes el poder de dar o quitar ayudas, subvenciones , dadivas o canonjías.

Fácil, muy fácil, si tanto dinero hay, si tanto se recauda y esto no se endereza, solo es  porque  se gasta mal , se derrocha sin el menor escrúpulo, se sustrae de la manera más grosera y despilfarradora. Y además en desincentivar el esfuerzo, el merito , la productividad y  la inventiva. Para mantener  a los ciudadanos en la molicie del ocio y la incultura. El resultado también se traduce en esas "mareas" de jóvenes insatisfechos, atraídos por las subculturas y por las tesis más abyectas demostradas de la historia. Rechazando por activa y pasiva todo lo que les huele a esfuerzo,  valores,  lealtad, patriotismo, cultura , historia, unidad y cohesión. Apoyando a dictaduras desde el pulpito del "progreso", a teocracias desde el altar de la "democracia", defendiendo a asesinos y a antisociales por el simple rechazo a lo que hacen  y han hecho los que hasta ahora ocuparon el poder indignamente.

Fácil, muy fácil lo tienen. Deshagan las elefantiásicas estructuras estatales que llevan a detraer más del 70% de lo que producimos para gastarlos  en sus gastos "corrientes". En gastos públicos, que no sociales.  En dadivas compra-voluntades narcotizantes  de actividad, Innovación, desarrollo de proyectos y de vidas activas a portantes. Todo mal se está haciendo, por acción y por omisión, y los resultados serán imposibles de cambiar porque nadie quiere renunciar a nada y los que vienen tienen "hambre" de todo , pero no están dispuestos a pagar los banquetes.  A reflexionar.
Reflexiones L. Soriano

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Seguidores