domingo, 30 de julio de 2017

“SUCESOS ARGENTINOS”

“SUCESOS ARGENTINOS”
EDUARDO SANGUINETTI, FILÓSOFO,
POETA Y ARTISTA ARGENTINO

El destino de una humanidad esclava, temerosa y sojuzgada, anestesiada y paralizada, fue anunciada hace décadas por visionarios como: Orwell, Huxley, Nietzsche, Benjamin, Antonioni, Bioy Casares, Welles, Scott, entre otros, que desde la literatura, la filosofía y el cine, han anticipado este tiempo de realidades obstinadas.

He aquí, el instante culminante, en el que debo advertir “la sumisión de lo evidente”, con una sonrisa dibujada. Sumisión, que deviene en un “pensamiento libre”, al que no le interesa mucho influir en las masas cobardes, hipnotizadas y prostituidas. Sumisión en estado de rebeldía, ante toda la basura no biodegradable, (incluidas campañas electorales de candidatos psicópatas), que accionan en las redes sociales y medios de publicidad corporacionistas, que hacen nido en el inconsciente colectivo, que se disparó en un instante y por siempre, hacia un porvenir difuso, ahistórico, como el poder político fascistoide neoliberal, lo imaginó e hizo efectivo… una realidad anunciada, cual relato alucinógeno, hace unos años… una lástima, no hayan caído en la cuenta que los neoinvasores estaban llegando a nuestro nuevo-viejo mundo, para instalar la matrix tan mentada.

El autoritarismo y fundamentalismo se han instalado en nuestra democracia fingida de mercado, que en este impertinente presente perduran en nuestras relaciones económicas y socio-culturales degradadas, con funcionales miembros de la comunidad, que con prácticas fascistas, accionan a plena luz, en Argentina, los “hijos de Videla y sus secuaces genocidas”, han florecido nuevamente… sojuzgando en tendencias violentas de represión, censura y persecución en acto, convirtiendo la vida de un pueblo, el argentino, en objeto de un destino procaz, a cualquier costo… ¿no es hora de decretar la muerte del dinero? (Alter Ego, pág. 89 Ed. Corregidor)

Distorsiones, mentiras, difamaciones y tergiversaciones aparecen recurrentemente en la circense campaña electoral legislativa de Argentina, que se lleva a cabo este año; en boca de ridículos candidatos, tóxicos, psicópatas e imbéciles en acto de eliminar lo bello, lo poético y la armonía que debe estar asimilada al fantástico oficio de vivir… ridículos candidatos, que silencian por cualquier medio, a quienes representan la “inteligentzia”, la aristocracia del pensamiento y todos aquellos que puedan llevar a cabo la épica de construir un mundo por venir, en paz y libertad, en igualdad y solidaridad. Una utopía, a veces una desesperación pasajera.

No seamos ingenuos, el futuro de Argentina ya está trazado de manera concreta, aburrida y real, por el gobierno autoritario del mercader del invierno polar Mauricio Macri, apuntalado por una infernal caterva de asesores ‘absurdos’ y las siempre presentes multinacionales, que aprovechando la tan mentada e infecta corrupción de gobiernos populares, supo hacerse de un caudal de votos sin pertenencia a ideología alguna, de la infecta y tilinga burguesía fascista a la carte argentina, muy similar a lo que ha llevado a cabo Trump, un año después, en su triunfo electoral, que deviene en coronarlo como presidente de EE.UU.

Los votantes han caído: ¡ayyy!, en la cuenta, que todo fue una mentira fraudulenta y grosera, pues nada de los prometido en campaña electoral de offshore ha sido cumplido, ¡qué jugada de cine bizarro!… ahora, el conflicto de la ‘grieta’ concreta que separa y enfrenta al pueblo todo, como hace dos siglos unitarios vs. federales, sumado a la total ausencia de transparencia entre los intereses privados de Macri y del Estado, que no tienen precedentes en la Casa Rosada, ese edificio que atrae a todo tipo de ciudadanos para vitorear a quién se instale en su balcón sin flores.

La vida se ha asimilado a una proyección de secuencias en eterno retorno, pareciera nada se modificará en el derrotero de rutina espectral de la existencia del pueblo argentino… incluso se profundizará el modelo de explotación, que deviene en hambre, indigencia, represión, censura y eliminación de las libertades individuales de quienes pueden ser referentes de libertad y verdad, de conocimiento y pluralismo, hoy dados a la fuga en este país… cultura fugitiva en clave metafísica, eliminada de academias y centros de estudio… metafísica la primera filosofía, se pregunta, ¿Qué es ser?, ¿Qué es lo que hay?, ¿Por qué hay algo, y no más bien nada?, les parece que algún político, empresariucho, farandulero, hoy se plantea estos interrogantes, que transitan más allá de las prácticas bidimensionales de estos simios involucionados… recuerden siempre, que la metafísica trata nociones esenciales de nuestro ser y estar en este mundo: ser, entidad, objeto, relación, causalidad, tiempo y espacio, los interrogantes.

La cobardía, la pacatería, la ignorancia y la mezquindad de los candidatos los hacen referentes de un pasado siempre presente, sin dejar un espacio al porvenir en este milenio donde el paradigma de vida, sobrevida, se ha modificado de manera sustancial… espacio solo para traiciones y negocietes, pactos y trampas, poesía de la podredumbre totalitaria de ignorantes funcionarios y sus cómplices, ciudadanos fétidos.

Estos promocionados y publicitados ridículos candidatos, de izquierda, derecha, peronistas y demás fauna, ignoran que “vivir bien” significa, para los éticos, estar asimilado a la tierra y no depender de la explotación, de la dominación ni de la especulación. La historia del presente registra cómo cientos de miles de pueblos han sobrevivido y se auto-replican, se autodeterminan, sin necesidad de democracias procedimentales.

Es una elección, que marca un punto de inflexión en una Argentina fracturada, donde la incertidumbre creció y la impostura se ha enriquecido… una situación de bajas defensas, perfecta, para que termine de instalarse el autoritarismo, la obsesión de diferencia… la puerta abierta a fundamentalismos, racismos y mesianismos, camuflados de color amarillo, cual rutina en una existencia degradada de un ejército de sonámbulos… aprovechando esta instancia, donde el rencor y resentimiento hacia ideas e ideales, poesía y arte, hoy exiliados de Argentina… instancia explotada por un astuto especulador el marketinero Durán Barba, el ‘gurú’ del presidente Macri, que con globitos de colores, embaucó a millones de enajenados útiles, invitándolos a soñar un sueño pesadillesco, en su primer acto para llegar a dominar… el segundo acto del drama argentino, se cristalizará en una confrontación sin precedentes, con los disidentes, los libres , los verdaderos que abogan por una tierra para todos, los que no adhieren a la estafa y la mentira… el choque entre argentinos, se avecina, a no dudarlo, nada se hizo a destiempo… Macri la precisa con urgencia, para sellar pactos efectivizados en las sombras con sus socios espectrales… y dejar bien sentado en la pobre historia de este tiempo “el canto de cisne” de la libertad en tiempo de brutalidad y de ignorancia: “La mediocridad no tiene secretos” diría Jorge Luis Borges.

En el escenario de la sociedad del espectáculo de la Argentina, en que se debaten las diferentes representaciones de la “realidad”, ya es poco probable reconocerse en la misma como actor pues uno se convirtió en espectador del drama de esta tierra, que presenta la apertura de un abismo entre quienes piensan que viven, sobreviviendo y quienes dictan sobre el mundo, o piensan actuar sobre él. Todo lo que deba ser hecho será efectivizado, sin espacio para la comprobación cierta de nada… a menos que esperemos cinco siglos.

Abismo donde se precipitan, con el éxito que es conocido, todos los funcionarios políticos corporacionistas, que manipulan sobre la geografía argentina, destilando en sus discursos reciclados, un tufillo de intolerancia, odio y resentimiento hacia quienes intentan poner en juego valores fuera de los que ellos protegen en nombre ¿de las buenas costumbres fascistas burguesas?, ante la mirada mansa de una comunidad, que asiste mansamente a su exterminio, como seres en acto de elegir y expresarse en libertad… una modestia que llama a la carcajada, la vida es breve.

El pueblo, convocado desde los medios todopoderosos, los inimputables medios de desinformación del sistema, acude sintomáticamente por miles a la cita a ciegas de cualquier cosa que les ofrecen esta chatarra psicobiodegradable, consumiendo los discursos xenófobos y discriminatorios de peligrosas señoras nonagenarias con pasado confuso, conductores mercenarios elevados a símbolo de vacuidad y de bestialidad, como jamás se ha visto, excluyentes y asesinos del “deber ser”, con espacio de ‘honor’ en la basura mediática, “voz” del Gran Hermano… difamar, mentir, insultar es la consigna de este tiempo, en un mundo violentamente lobotomizado, en el que me niego a permanecer, salvo resistiendo en dignidad y libertad, muy inspirado y con ánimo de modificar las reglas de este vetusto sistema.

Insisto, no sean ingenuos, el gobierno del PRO conoce muy bien su hacer y deshacer, apuntalado por el G20 y potencias exteriores, no pierdan su tiempo apelando a una sensibilidad inexistente, asistimos al fin de las libertades individuales, al final de la libertad de expresión, al inicio de una era donde la dictadura de los bajos instintos y el autoritarismo fundamentalista xenófobo marcarán el derrotero de una nación, la República Argentina… pero a no desesperar, hay una salida, incómoda, pero existe.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Seguidores