miércoles, 24 de febrero de 2016

POR QUÉ ACOSAN TANTO A LOS AYUNTAMIENTOS DEL CAMBIO

POR QUÉ ACOSAN TANTO A LOS AYUNTAMIENTOS 
DEL CAMBIO

JUAN TORTOSA
Kichi lo tienen frito en el Diario de Cádiz. A Santisteve le buscan las cosquillas hasta con los utensilios que usa en el baño de su despacho en la alcaldía de Zaragoza. A Joseba Asirón, el Diario de Navarra lo enfila día sí día no. Ahora la han tomado contra su intención de poner en marcha dos ikastolas más en Pamplona, polémica que acaba de saltar a la palestra nacional a través del diario El Mundo… Noriega en Compostela y Ferreiro en A Coruña sufren la tensión añadida de la cercanía de unas elecciones autonómicas donde el PP puede perder la Junta… A Colau le faltan horas en el día para despejar balones y Carmena… bueno, de Carmena no hace falta que os cuente, porque cada vez que se mueve una mosca en Cibeles ya están los lacayos peperos de Torrespaña abriendo los telediarios para todo el país con el asunto, por nimio que sea.

– No acaban de asumir que ya no tienen el poder, me decía el domingo Joseba Asirón en Madrid, en el acto de clausura del Plan B, donde Varoufakis y otros muchos promotores de la iniciativa, como contaba Marià de Delàs aquí en Público, recordaban la urgente necesidad que tiene la izquierda de ganar terreno electoral y aumentar cuotas de poder para plantar cara a esos burócratas europeos que gobiernan nuestras vidas a pesar de que nadie nunca los eligió.

Ahí está la clave de todo: los no elegidos por nadie se mueven estos días a la desesperada usando todos los instrumentos de presión de los que disponen para conseguir que en España gobierne la gente de orden, como está mandado, y los perroflautas dejen de incordiar y acaben mordiendo el polvo como les corresponde.

Desde su proverbial y cincelada caradura, a Rajoy se le escapó el pasado sábado esta frase: “Mucho bla, bla, bla, muchas ruedas de prensa larguísimas para explicar que no han llegado a ningún acuerdo y para acabar cansando a la gente. Antes me criticaban a mí por comparecer poco” -ponderó desde su infinito cinismo- Y remató: “Pronto me pondrán como ejemplo”.

Continúa expresándose Mariano con esa seguridad que sin duda debe proporcionar saber que cuenta con un nutrido manojo de incondicionales: el respaldo incondicional de los tiburones europeos responsables de nuestra ruina, la comprensión de esos buenos chicos de Ciudadanos, la tolerancia de una buena parte del psoe de toda la vida y la complicidad aritmética de unos endiablados números parlamentarios.

Por eso sus huestes mediáticas continúan acosando por tierra, mar y aire a los alcaldes del cambio: televisión, radio, periódicos nacionales, regionales y locales… Por eso el Diario de Navarra, o el de Cádiz, no levantan pedal en su acoso a Asirón o a Kichi. De ahí las extorsiones para continuar teniendo la mayor tajada del pastel publicitario institucional, por eso se fijan en la gomina del cuarto de baño del despacho de Santisteve…

No es solo, pues, a Colau o a Carmena. Se trata de un asedio coral en toda regla que forma parte de una estrategia a varias bandas, con Bruselas al frente, para hacer más imposible aún de lo que ya está, ese pacto de izquierdas con el que tanto ingenuo lleva soñando los últimos dos meses.

J.T.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Seguidores