miércoles, 24 de febrero de 2016

“FRANCISCO I Y LOS ROLLING STONES”

“FRANCISCO I Y LOS ROLLING STONES”

POR EDUARDO SANGUINETTI, FILÓSOFO
El papa Francisco, en intento noble de instalar un destino en el devenir de la humanidad toda, hoy en estado de letargo y complicidad, ante la mentira, cual práctica de gobernantes títeres de corporaciones genocidas y farándula cómplice. Farándula que en acto de distraer desde medios monopólicos de publicidad, en manos de prostitutas “todo terreno” degradan la figura de este papa, que toma la palabra y la lanza, sin temor… su palabra, que actúa cual bálsamo, ante quienes bregamos en ir por un mundo por y para todos… “pasar de la lógica del dominio, del aplastar y manipular, a la lógica del acoger, recibir y cuidar al prójimo”, asimilo estas palabras de Francisco, plenas de sentido, al margen de creencias y descreencias, a mi agnosticismo vocacional.

La mentira instalada en boca de fans del gobierno de Macri, “los grasitas” trepadores, que creen pertenecer a un espacio vacío, intentan desacreditar el accionar de Francisco, de modo cobarde, falaz y humillante, desdibujando con torpeza y de manera grosera, las palabras nobles del papa Francisco… estos esclavos del consumo chatarra y basura infecta promueven tendencias prostibularias, asimiladas a modas ideológicas, recién horneadas en las usinas de asesores pret a porter. Blanquean el frente y se olvidan del fondo… el simulacro, devenido en mentira, cual paleo-mito escindido, ocasiona perjuicios en la comunidad toda.

No deseo dejar de comentar acerca de los Rolling Stones, íconos innegables de un tiempo de revoluciones rezagadas, con sus temas plenos de sentido y destino, a favor de la posibilidad desmesurada de vivir en libertad, son Rock and Roll, sin dudarlo, el más importante referente cultural popular del siglo XX… condimentaron la región del cono sur, estas semanas, con sus presentaciones, inigualables… autores de innumerables himnos de rock, baladas sinceras, poesía de la resistencia, protestas, y canciones de amor, compartiendo el sentimiento de propósito y la esperanza contenida en el mismo, testigos de la frustración, la hipocresía y la desesperación que tan regularmente dominan los titulares de los monopólicos medios que siempre remitieron al rock ‘n’ roll, a miles de kilómetros de distancia, de estas tristes realidades…

Me pregunto ¿qué tiene que ver Mauricio Macri, con los Rolling Stones?… Macri, un devenido budista new age, ex-empresario difuso y hoy presidente por milagro, de la República Argentina, se ha reunido en su quintita, con estos referentes del máximo recontrapoder, contra las burguesías infectas y oligarquías del planeta… ¿tiene idea este presidente que a decretazo limpio, representa todo lo que tiene de totalitaria la política, en acto pleno de confrontar y discriminar?… o solo era para la foto, comiendo los engendros gastronómicos de un devenido cocinero, publicitado y funcional… creo Francisco I hoy, se asimila al legado de los Rolling Stones, que aglutinan multitudes, sin importar el color, las banderas y fuera de toda discriminación…

La palabra del papa, actúa como relativizadora del accionar criminal del poder, en justa irrupción de la verdad: “debe decir lo que se cree que no debe decirse”.

Tiempo de cambio, ha anunciado Francisco, sin dudas acertada su visión, ante las ansias de toda una humanidad, que aguarda ese cambio, donde los actos sobrevuelan las palabras, el instinto no se equivoca, la razón se convierte en sombra y la vigilia acecha al sueño.

El capitalismo, en antípodas a una democracia auténtica, muestra su brutalidad, su potencial destructivo con estratégicas alianzas con el narcotráfico, el mercadeo de personas, las guerras a repetición, que aniquilan el porvenir… se torna imperativo resistir, a pesar de las desigualdades crecientes, la necesidad de la invención de un socialismo realmente emancipador, por y para el cambio anunciado por el papa Francisco y todos/as los que sabemos que es posible llevar a cabo el prodigio de dar un giro de 180º, al estado de las cosas.

Deseo manifestar, que lo único que me anima a resistir al poder de los asesinos de la vida, en austeridad sumas y libertad en acto, es la verdad, no milito por ideología alguna, solo estoy imbuido de ideas e ideales, que legitimo en cada acto de vida, desde siempre.

Un instante de verdad equivale a la eternidad es la eternidad en un instante, enfrentada al instante mercantil descartable, desechable y perentorio.

Posiblemente, es la última oportunidad de nuestra especie, que tiene la posibilidad de modificar su destino, viviendo de manera coherente con la civilización que se está gestando, de oligarquías conservadoras, mezquinas, pacatas, ávidas y resentidas… pero existen comunidades, con hábitos de vida ecológicos, equitativos y solidarios, en “resistencia activa al sistema idolátrico, que excluye, degrada y mata” (Francisco I dixit).

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Seguidores